16.1.08

Claridad

Estaba últimamente leyendo a Gamoneda:

“Pasan los cuerpos hacia la tortura y otros son ágiles en las posturas del amor, pero la sabiduría aumenta en cálices más profundos”

Comparaba con los primeros versos que me atrajeron de él:

“Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí
como si hubiera un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo”

Y me pregunto qué hace que unos versos se te escapen incomprensibles y otros te emocionen.

Me lo he vuelto a preguntar al hilo de la claridad de poemas de Ángel González que he leído de nuevo tras bastante tiempo.

Lo bueno que tiene el escribir en un blog es que –al menos para los clandestinos desconocidos como yo- no hay ningún impedimento en reconocer la propia ignorancia ni ninguna imagen que dibujar o mantener. Así que lo diré claramente: me encanta la poesía pero no entiendo la mitad de lo que leo.

Lo mismo podría decir de otras manifestaciones artísticas como la pintura y la escultura. Hay veces en que me siento estúpido viendo obras que no me dicen nada y pensando en qué es lo que se me escapa de lo que el autor quería expresar cuando hizo su obra.

Hay cosas que sí entiendo y me gustan.
Otras no las entiendo y también me gustan.
Algunas las entiendo y no me gustan.
Y muchísimas ni las entiendo ni me gustan.

Me encanta leer en Góngora la oscuridad y ritmo del verso “infame turba de nocturnas aves” o el tartamudeo de la experiencia mística de Juan de la Cruz: “un no sé qué que quedan balbuciendo” aún cuando no crea ni en los amores de Polifemo y Galatea ni en la religiosidad de Juan de Yepes.

Yo llegué muy tarde a la poesía de mano de ciertas experiencias que me la desbordaron. Cuando, además de intentar escribirla torpemente, intenté también leerla con profundidad a veces me debatía en reflexiones como esta:

“POÉTICA

Se fue quien yo quería.
Me quedo triste y solo.
¿Cómo hacer poesía?
¿Con qué hago rimar "solo"?

Entonces dejaré la rima consonante:
"Perdí mi fiel amigo. Tristeza ya es mi vida"
Empleo otras palabras para decir lo de antes.
Otro verso, otra rima: la misma poesía

Sigo en alejandrino a golpe de metáfora:
"Se fue mi luz del día, quedó mi flor marchita"
O el amigo es la luz y es una flor mi alma
o dejo en otra parte al menos una pista.

Pero si dejo pistas, por ejemplo en el título,
lo haremos más difícil: ¡Fuera luces y flores!
"Mariposa de ausencia contra mi triste círculo".
Quizás de esa manera parezca menos pobre.

Pero también se puede retirar casi todo
haciendo versos blancos e incluso sin medida.
Mas para que no piensen que escribo en plan beodo,
habré de rebuscar en las brumas oníricas:

Silencio de negra:
Asoman su estridor las cucarachas por la tinta de las esquelas
mientras los submarinos hienden el aliento
del contrapunto infinito con que el corazón emborrona el aura de la tarde.
Bajo la losa de mi estertor se me pudre el aire.”

Sé que uno es injusto seguramente con muchos oscurísimos poemas de grandes poetas. A alguno se puede llegar a pesar de la incomprensión tras conocer el porqué de su expresión.
Pero yo, a pesar de intentarlo incesantemente, tendré que reconocer humildemente que hay un montón de poesía que me resbala porque no entiendo nada en absoluto, y otra porque el tema me repatea.

Seguramente en muchos aspectos sigo siendo un ignorante.
Pero a veces me consuela saber que no caeré en la estupidez de darle –como ya pasó hace bastante tiempo- el premio de un concurso de pintura a una obra dibujada por un chimpancé. Me sentí entonces reconfortado en mi ignorancia y le dediqué esta tontería:

“¿Sabes? Le han dado el premio a un chimpancé.
Les llamó la atención su colorido,
pero no se acordaron
de preguntar por qué pintaba.
Y así ocurre acaso tantas veces.
Yo dibujo o escribo.
Si me sale con barbas San José
y si sale lampiño la Purísima.”

Quizás sea que prefiera que me llamen ignorante a que me llamen tonto.

Quizás sea porque en el fondo esté más que de acuerdo con mi querido Erasmo de Rotterdam en su “Elogio de la locura” (perdonad la asquerosa erudición, pero es que adoro el latín)

“Non mihi si linguae centum sint, oraque centum,
Ferrea vox, omnis fatuorum evolvere formas,
Omnes stultitiae percurrere nomina possim.”

“Por más que poseyera cien lenguas o cien bocas
o una voz férrea,
jamás podría desvelar las formas todas de los fatuos
o mencionar todos los nombres
de la estupidez”

31 Comments:

Anonymous María Manuela said...

Querido Ybris, tu post de hoy ya tiene catgoría de "ensayo".

Me parece acertado y sincero lo que dices, y estoy de acuerdo.

Para simplificar diría que yo me quedo sólo con lo que me gusta, ya me llamen ignorante o analfabeta, mejor eso que sumisa a las modas, estilos o tendencias dictadas por el dinero y los clubs de amiguitos del arte, el cine y la música (véase el Miguelito Bosé con su ñ).

He recordado mi última visita al IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno), y la verdad es que me reí mucho sin miedo a hacer el ridículo, ya imaginas iba por las salas y sólo decía : pordío, pordió, pordió...

He recordado

16/1/08 7:43 a. m.  
Blogger Fernando S. said...

cada vez más es imposible llegar a todo, sea la parte de la cultura que sea, primero porque hay mucho y aunque haya tendencias para todo..somos carne de cultivo de nuestro tiempo..hay infinidad de individualidades, desde luego yendo a lo clásico es más fácil acertar...pero la poesía debe resguardar el sentimiento, la emoción, algo que haga que las palabras te acaricien o golpeen dentro...también pueden buscar el pláceme académico y ser desnuda de todo...pero esa deja poca huella en quien la lee...bueno y de todas maneras siempre que coges un libro hay una aventura...abrazos.

16/1/08 7:50 a. m.  
Blogger Margot said...

Ummm interesante tema. Como muchas otras veces estoy contigo a pesar de que sobre mí pese el sambenito de críptica y oscura al escribir y palabrita que no es por gusto, es que me sale así!! ays.

La emoción no siempre va de la mano del entendimiento ni la humildad debe ser confundida con la ignorancia. Sólo los arrogantes y vacuos pueden presumir de saber qué es arte y delimitar sentidos. Y para eso existe el sencillo y sincero: me gusta - no me gusta, y no siempre sobre una explicación racional ni sobre el conocimiento.

Lo que sucede es que el mundo está lleno de tontos que no quieren aparecer como tal... jeje.

Y tú sigue practicando tu sano criterio, señor de los latinajos... jeje.

Un besote!!

16/1/08 7:58 a. m.  
Blogger thirthe said...

pues para decir que no entendéis...tremenda maestría os gastáis!!!

16/1/08 9:49 a. m.  
Blogger mia said...

ha de ser por ello,por todo

lo que tú sientes y muchos

compartimos,que en arte como

en medicina,es todo relativo

he llegado a mi propia conclusión

lo que gobierna en estas

circunstancias,es simplemente

la sensibilidad asociativa,

mi sobrina llora

escuchando a "Miguelito Bosé"

pues es lo que escuchaba

cuando su novio

le expresó su amor....asociación

de sentimientos,frente a una

canción,cuadro o poema que

indiferentemente a ese instante

no nos diría nada?

Tal vez por ello Freud adoraba

los artistas,explicándose

por medio del arte,

los"absurdos" del alma?

besos

16/1/08 9:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo no estoy de acuerdo. El chimpancé no está sometido a un proceso de socialización. Estupidez no es sinónimo de incultura. Un bebé o un chimpancé es capaz de recoger y transmitir sus instintos primarios, mejor que un individuo socializado. En ocasiones sobra técnica y falta sentimiento en el arte. Conste que no quiero hacer una apología de la incultura, tómalo como lo que es.
Besos

16/1/08 10:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Se preguntó en un poema
el poeta: ¿qué es poesía?.
Taimado en mi pillería
respondo al sesudo tema
escribiendo esta pamema.
Es el canto de la musa
enrevesada y confusa
un puzzle de cirrosnimbos
en inexistentes limbos.
Desabotonar su blusa.


Un fuerte abrazo.

Emrique Sabaté.

16/1/08 10:37 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Está claro que para comprender algunas obras, hace falta saber su contexto (social, temporal, etc), pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que hoy en dia hay mucho "de boca para fuera", cuando el sentimiento y la fundamentación son esenciales en todo tipo de arte.
Respecto a lo del chimpancé...no coment! un mono haciendo arte!! el arte consta de una técnica sumada a un sentimiento y a una comunicación impensables en un animal sin evolucionar como este...vaya con aquellos que se les ocurrió darle un premio...
Besos

16/1/08 10:44 a. m.  
Blogger filoabpuerto said...

Ybris, logras emocionar, conmover el ánimo, ya sea para enaltecerlo, ya sea para impregnarlo de melancólicas notas.... ¿es eso "arte" ? yo opino que sí. Para mí, fuera de todas las definiciones que puedan dar "entendidos" o "no entendidos" en la materia , el artista es aquel que logra con su expresión, del tipo que sea, llegar a otros, conmover, emocionar, introducirse en su ánimo, penetrar en él, entrar en su intimidad.

Hay además un proceso personal que describes, el del acercamiento a la poesía, que quizá describa un proceso de despliegue y autodesarrollo; las palabras llegaron a su límite y es cuando aparece la poética, creo, cuando se nos quedan "cortas" las palabras para expresar, cuando hay que "rizarlas", musicalizarlas, esculpirlas, ampliarlas... y si además de emocionarte a tí mismo, como parece, pues transmites ese entusiamo por el verbo, llegan tus palabras a otros.... es motivo doble de satisfacción.

Un abrazo

Merce

16/1/08 1:47 p. m.  
Blogger Lau said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

16/1/08 2:20 p. m.  
Blogger Lau said...

muy interesante reflexión, claridad y sinceridad por todos lados. Yo considero que existen obras malas y buenas independientemente de la subjetividad del que las lee/ve/oye, es decir, hay cosas que están bien hechas y cosas que no. Fuera de eso, unas llegan a conmover mucho y otras nada, de ahí que nos gusten o que no. Incluso, como dices, pueden no conmovernos pero sí gustarnos, parecernos buenas, ya subjetivamente hablando, claro. No sé. Pero sí pienso que hay mucha poesía escrita tildada de poesía bajo el sempiterno título de CONTEMPORÁNEA que no es más que un montón de palabras sinsentido que uno que se dice llamar poeta, vomita. Hay mucho por ahí que de poesía no tiene nada.
Pero sí, hay poemas totalmente incomprensibles yo creo que incluso para el que los escribe. Y no sé... está genial escribir ese tipo de cosas para sacarlas de dentro, pero sirven igual para entrgarlas a los demás si éstos no van a saber qué hacer con ellas? no sé si me explico. Pero vamos, desde mi ignorancia,digo que no sólo se trata de que nuestra ignorancia sea mayor o menor, sino de que también es que hay malos poetas, y de que no a todo se le debería llamar poesía.
Un abrazo, ybris, perdona la berborrea incontenida

16/1/08 2:22 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Me encantan tus reflexiones,lo que dices y cómo lo dices.Besos***

16/1/08 2:32 p. m.  
Blogger Eva said...

Yo creo que a no ser los expertos en una disciplina concreta como filólogos que conocen por sus estudios el intertexto, profesionales de las bellas artes que pueden explicar la intención del autor al acometer su obra, los demás podemos ir aprendiendo con el tiempo, pero sobre todo, saboreando y sintiendo. Creo que el arte está fundamentalmente para eso.

Un beso.

16/1/08 2:40 p. m.  
Blogger Diego said...

Poesía o la palabra herida...un abrazo.

Diego

16/1/08 2:54 p. m.  
Blogger animalpolítico said...

La poesía es sobre todo forma. Un mensaje que se mira a sí mismo. Un proceso que puede ser tan alambicado que, ocasionalmente, se puede perder el contenido. La forma lo fagocita.

Lo ortodoxo sería decir que la relevancia del mensaje aumenta de modo directamente proporcional al trabajo que tiene que hacer el lector para desentrañarlo.

Pero dicho esto, a veces me da pereza ese trabajo. Algo me dice que el premio al final puede no merecer la pena. Y otras veces una fuerza incontenible me lleva hasta el final.

Por ello entiendo muy bien tu post.

16/1/08 6:07 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Yo no sé Ybris, yo te leo como quien lee a un maestro que se admira.

A partir de ahí, todo lo demás.

A mi me emociona tu forma de escribir, ya sea en poesía o en prosa, me enseña, me hace crecer, me siento identificada, me siento menos sola, siento que lo escribís con le fuego en las venas.

Un abrazo, excelente post!

16/1/08 7:39 p. m.  
Blogger MBI said...

Hay una estupidez para cada uno de nosotros. Frente a un cuadro, una poesía, una música todos nos hemos sentido, alguna vez, estúpidos y torpes.
Así que tiene nuestro nombre, y el del otro,a quien reconocemos como tal.
Pero a veces, a mí me ha pasado, que un contexto, una explicación o simplemente el paso del tiempo, cierta madurez, me han hecho amar obras, libros, música, que había despreciado; no sé ni por qué, tal vez, porque no conectaban con mi presente.
A veces, hay que equilibrar la estupidez con ingenio, porque se nos escapa y a veces con información, y a veces nada.

16/1/08 8:07 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

También me preocupa el tema, no creas.
Disculpa la okupación.

17/1/08 2:58 a. m.  
Blogger Carz said...

La mitad que entiendes es la superflua. La otra mitad, la innecesaria.

Todo lo demás es lo importante.

Mi abrazo, amigo mío.

17/1/08 5:53 a. m.  
Blogger sintulatido said...

Acabo de escribir en el blog de fernandosarria que me gustaba este poema

“Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí
como si hubiera un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo”

A mi no me gusta leer libros de poemas , no he leído ningún libro de poetas.Solo algunos poemas que me gustan.Sueltos por ahí..Prefiero siempre la poesía simple y amateur, de esas tengo leídas creo que si los encuadernara, más de cien libros de sabrá Dios quien, hablándole a algún amor.Y me resbala por la espalda y finalmente cae, no tener la pálida idea de quienes son esos nombres mitológicos que aparecen en algunos bloggers, inclusive en este...Cuando hay algo que no lo entiendo, dejo de leerlo...
Para ser más explícita de lo que no me gusta, leí hace un instante..CUCARACHAS y creo que bajé 10 renglones más abajo...
Cada loco con su tema viste?
Vos enroscándote en si entendiste o no...y yo directamente sin querer perder el tiempo en intentar entender...
JAJAJAJA ...Pero acá convivimos YBRIS Querido...Todos...

Besote!

17/1/08 8:04 a. m.  
Blogger manolotel said...

Supongo que sabrás que Hybris es la enfermedad de los dioses y los héroes. Yo creo que la exaltación provocada por esa enfermedad es la que hace leer y escribir poesía. O al menos eso parece en tu caso :-)

Hay distintos grados de conocimiento de las cosas. Desde el puramente intuitivo hasta el extensamente documentado. Pero el hecho de que una obra de Arte guste o no, es independiente de la cultura del espectador. De lamisma manera que a un crítico de Arte puede no gustarle una pintura de Velazques, a un analfabeto puede emocionarle contemplar El peine de los vientos.

Luego está el valor de mercado de una determinada Obra de arte o la cotización de un determinado escritor. El Ulyses de Joice casi ininteligible, obsceno y localista, está valorado como uno de los pilares de la novela moderna a los ojos de los críticos pero pocos lo han leido. En cambio el Codigo da Vinci es millonario en ventas y todos dicen que es una mala novela.

En general en la Obra de Arte está la expresión de una manera de ver el mundo que hay que relacionar con una época y una cultura e incluso a veces con la propia experiencia vital del autor si se quiere profundizar en el significado de la misma.

Pero para que una Obra te pellizque, por ejemplo, "El beso" de Klimt, no hace falta saber la lucha del autor por el Art Nouveau contra la pintura de su tiempo apoyada por los estamentos culturales austríacos de su tiempo. Ni compararlo con pinturas similares de Schiele o Munch. Pero conocer estos detalles podría aportar valor añadido a los ojos del que lo mira.

Yo creo que es posible admirar "Poeta en Nueva York" aunque no lo entienda demasiado y al mismo tiempo gustarle también "El romancero gitano" en impecables octosílabos rimados.

El tema daría de sí para un libro y no es el tema, pero creo que tal como tu lo expones, con los matices añadidos de los que te hemos comentado es la manera en que hay que verlo. Sin más erudición que la que admita nuestra curiosidad.

Un abrazo.

17/1/08 12:33 p. m.  
Blogger Churra said...

Ufff, sabes? a mi con la poesia me pasa lo mismo, es una relación extraña fruto de mi mas absoluta ignorancia sosbre ella.Hasta hay pomeas que me emocionan aun sin entenderlos tal es la contradición .
Me pasa como con la pintura , me gusta o no , no aprecio la tecnica..
Me gusta como escribes tu .
Besos

17/1/08 2:59 p. m.  
Anonymous Sorrow said...

Paso a leerte, como tantos días, pero hoy me animo de nuevo a dejarte un abrazo.

Esta mañana precisamente pensaba que hay veces que la poesía me da respuestas a preguntas que no le he formulado. A veces la poesía es oscura, pero suelo encontrarme casi siempre en ella sin necesidad de encender la luz. Un ritmo, un orden, una palabra o un silencio al final de verso bastan.

17/1/08 5:55 p. m.  
Blogger Leuma said...

El arte, como la belleza, depende mucho de quién lo admira, y esa valoración tiene tantos factores profundos que varía tanto como personas. Supongo que lo que queda es sencillamente lo que tú dices, me gusta o no me gusta, lo entienda o no, y eso es lo esencial. Un post "culto" diría yo, con claridad de quién está detrás de lo escrito, un besazo

17/1/08 7:48 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Tu remate final con la frase de Erasmo es, sencillamente genial. Tambi�n a m� me ocurre a veces lo mismo que a t� que tengo la sensaci�n de ser muy ignorante y desconf�o de m� misma. Otras, me perdono esa ignorancia y me consuelo pensando que no ser� muy f�cil enga�arme vendi�ndome un cuadro pintado por un gorila. Aunque, oye, yo v� el cuadro y de color no estaba mal... En cualquier caso, un viejo profesor m�o dec�a: "La obra de arte tiene que producirnos una emoci�n est�tica". De modo que si no la sientes/no la sentimos, tampoco nos vamos a disgustar, �no? Saludos cordiales.

17/1/08 8:46 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Una vez te leí que la belleza puede estar detrás de la caída de una hoja o el instante en que ésta misma pierde la vida....no entiendo muchas cosas que leo....y lo mismo podrían decir de mi cuando algo escribo....me da lo mismo ser ignorante de muchas palabras o autores....huyo de falsos o verdaderos eruditos- los que así se tildan- lo que tengo claro es que no pasaré por lo que no soy, y sólo sé si me emociona o no algo.
Decir que siempre lo consigues es tan típico como cierto. Decir que lo que escribes es bello, también es reincidente....y no por ello he de compartir lo que piensas en muchas cosas...de ahí el respeto.

Deseando volver a conmoverme con tus palabras.

Olimpia.

Olimpia.

17/1/08 8:47 p. m.  
Blogger sergisonic said...

De poco o nada sirve escribir algo que no exprese nada. Pero es éste una prueba que habrá de acometer el autor, en todo caso. Reflexionar sobre si realmente en su obra existe la búsqueda del comunicar, sugerir, expresar ideas, sentimientos, o sensaciones, o si tan sólo acaba en una mera sucesión de palabras bonitas, originales.
A veces tanto que, es cierto, nos perdemos muchos en el intento. Yo también. Y me incluyo en ambos bandos (escribiendo vs leyendo) ya que es una de las inseguridades que, invariablemente, me persiguen cuando escribo algo.

El cineasta David Lynch es un maestro (en todos los sentidos, para muchos seguramente no sólo en los buenos...) a la hora de conjugar creación y difícil o imposible comprensión. Hablando sobre su última película, INLAND EMPIRE, decía en una entrevista:

Me niego a dar una explicación de lo que hago. El cine tiene un lenguaje
complejo, es mágico, bello y puede ser abstracto. La abstracción existe en
la vida cotidiana. La gente tiene que fiarse más de su propia intuición,
dejarse llevar por la imaginación, dejar de ser tan analíticos y querer
entender todo desde el punto de vista intelectual. De esa forma nunca podrán
tener una experiencia agradable con este tipo de películas. Otros, sin
embargo, optan por dar rienda suelta a la imaginación y a los sentidos, para
entrar en esos mundos fantásticos y experimentar.


También recuerdo que, hablando sobre una película algo menos abierta (pero igualmente abierta, es cierto) pero también críptica, como Carretera Perdida, sobre la que a muchas pesonas les asaltaban un sinfin de dudas y preguntas y contradicciones al finalizar su visionado, él se sonreía y decía algo así como:

La historia está toda muy clara; Yo la tengo clara. Pero dejemos que cada uno tenga la suya propia. ¿Son acaso menos buenas que la mía? (no entrecomillo, porque hablo de memoria...).

Lynch busca sugerir, remover. Y claro, no siempre consigue los mejores resultados (aún estoy medicándome con biodramina para los mareos, desde INLAND EMPIRE), pero creo entenderle, aunque a veces parezca que busque expresamente que no se le comprenda.

No entender algo puede ser una putada, porque puede provocar que la película, la poesía, el texto, no te sugiera cosas. Pero también puede ocurrir que sí te sugiera. Y que entonces te guste. Te emocione. Te exprese algo. A mí, entonces, esa poesía (también) me gustará. Igual que entenderla no asegura que me guste. Es como aquello de... ¿Y si un día un mono hiciera una peli como Mulholland Drive? ¿Y si me gustara? Pues no debiera importarme. ¿O sí? ¿Qué dirá la sociedad de mí? ;-)

Es cierto que al no entender se te queda cara de tonto, pero si encuentras algo que, en ello, te agrade, seguro que la expresión de mi rostro cambia...

Por otro lado, lo del debate sobre qué es poesía y qué no, ya es más peliagudo. ¿No será mejor no encorsetarla más de lo que ya está, y dejar que llegue? De todas formas, creo que eso sería objeto de otro debate ya que, en los mismos términos absurdos de todo éste mi rollo, si un mono hace un día un poema... Me guste o no, ¿no es poesía?

Un abrazo y ¡perdón por extenderme tanto!

sergi

17/1/08 9:35 p. m.  
Blogger Amélie Poulain said...

Yo no me entiendo a mí misma, cada día menos, pero a veces, leyendo a personas como Ángel González todo tiene un poco más de sentido, o al menos te sientes un poco más comprendido.

17/1/08 9:59 p. m.  
Blogger ybris said...

Antes de pasar a otra publicación me resulta obligado agradeceros a todos vuestras valiosas y cariñosas aportaciones. Tanto más valiosas y cariñosas aquí cuanto que no buscan más que aportar claridad y cercanía en una esquina sin buscar otra cosa sino el diálogo y el acercamiento.
Tendré que reconocer que, en medio de la brevedad a que estas líneas nos obligan, es bien cierto que lo principal es la emoción que una obra suscita. Esa emoción puede venir incluso aunque esté pintada por un chimpancé tanto como podría ser el resultado de una ciega erosión en el paisaje.
Lo que a mí me pasa es que esa emoción me llega más intensamente cuando la entiendo desbordada y pretendida por una mirada limpia y sencilla de personas que me llegaron antes por lo que fueron que por lo que escribieron.

Gracias a todos.

18/1/08 6:32 a. m.  
Blogger Mamen. said...

Me encantó leerte, Ybris, y es que comparto mucho de lo que dices en este post.
Y te diré algo en confianza, yo me considero una auténtica ignorante en materia poética, a lo único que le hago caso al leerla o escribirla es al gusto por hacerlo, nada más.

Un besazo.

19/1/08 5:12 p. m.  
Anonymous koffee said...

Solo la sabiduría puede dar traslado de esa forma de cuantas deducciones y conclusiones obtienes de lo leído... tus escritos me reducen a la mínima expresión y en ocasiones no me creo con derecho a pisar tu casa; el caso es que, aún con retraso, no se me escapan tus letras.
Un beso.

21/1/08 9:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home