4.12.10

Recordando olvidos

Si hablamos de olvidar no ha de olvidarse
el tenebroso olvido de nosotros
con que responden a nuestros recuerdos
todos aquellos que nos precedieron
en la ausencia de todas las presencias.
Dibujo lentamente las figuras de antaño
que hogaño se debaten tras mis ojos
supliendo con silencio aquellos gritos
de tibia compañía en frías soledades.
No es justo ese estruendo con que callan
en medio del sonido que me gritan
tantas voces ingratas y molestas
como tampoco es justo
el tiempo inacabable de la muerte
o el vasto espacio que el olvido ocupa
cuando los comparamos
con la avara estrechez de toda vida
o la escueta amplitud de los recuerdos.

38 Comments:

Blogger gaia07 said...

Si ya grande es el dolor del recuerdo del que se va para no volver, cómo dolerá al que se va sin querer.
No es justo, no, ni ser recuerdo ni ser olvido.

Un beso

4/12/10 8:10 a. m.  
Blogger Rodrigo D. Granados said...

Cada paso que damos, lo hacemos por senderos hollados por quienes construyeron todos los caminos. Nuestro recuerdo, debiera ser un homenaje a tantas manos encallecidas por el esfuerzo que nos legaran. Hay por supuesto figuras olvidables, y otras que debieran ser siempre recordadas, para conocer los caminos errados. La muerte no entiende de injusticias, sólo hace su trabajo milenario, y debiera culparse a los verdugos que le obligan a tomar cualquier atajo. Verdugos son también los que perdonan, o comprenden por una enferma ideología, a quienes torcieran los caminos del respeto, en aras de intereses partidarios.
Me sé depositario de unos bienes por los que no he derramado, ni una gota de sangre ni una de sudor siquiera; la única forma que creo tener para agradecer tanta dáviva, es hacer lo que pueda para honrar la titánica labor de tanto anónimo, dejando mi metro cuadrado, mejor que lo he encontrado.

4/12/10 9:07 a. m.  
Blogger mangeles said...

El tiempo inacabable de la muerte...

Gran poema de nostalgia y clamor de memoria...

Yo creo que tenemos un tiempo limitado de vida. Un tiempo eterno de nada.

Hay que aprovechar el tiempo limitado que tenemos para intentar participar activamente en esta vida regalada.

Un besazo

4/12/10 10:18 a. m.  
Blogger thirthe said...

por eso nos recreamos tanto en algunos recuerdos, que abarcan dentro otros tantos olvidos.

4/12/10 10:18 a. m.  
Blogger Abraham said...

No olvides que ya cedimos al chantaje ese trozo de justicia cuando nos empeñamos en nacer en esta vida de tiempo.

Sólo que entonces no lo sabíamos.

4/12/10 10:38 a. m.  
Blogger Elena Lechuga said...

tempo, olvido, recuerdo, presencia y ausencia de vida muerta en duermevela

4/12/10 11:51 a. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Somos seres para el olvido.

Salud.

4/12/10 12:00 p. m.  
Blogger mateosantamarta said...

Inquietante y hermoso poema, que duele en lo más profundo.
La muerte, enigma injusto, que nos libera de la vida -difícil Odisea-.
El tiempo, la obra o camino personal...el legado del ayer, que no nos conoce pero a veces nos intuye...
Soy de los que aún quiere creer que somos rios y que fluimos hacia un mar inmenso o infinito.
Gracias por tu visita. Un honor.
Un abrazo.

4/12/10 12:05 p. m.  
Blogger mateosantamarta said...

Perdió su tilde el río. pero espero que siga su curso. En un sitio tan cuidado como éste desentona.

4/12/10 12:10 p. m.  
Blogger virgi said...

Se nos olvida en vida, ¿qué será de nuestros recuerdos en la muerte?
Que la vida nos enseñe el resplandor de su ligereza.
Ya la muerte la llevamos a cuestas.

Un abrazo

4/12/10 1:26 p. m.  
Blogger Pato said...

"la escueta amplitud de los recuerdos"

¿será por eso que los estiramos a los recuerdos? que los convertimos en ovillos interminables y que les vamos agregando colores con el tiempo, pequeños detallitos que no sabemos si los hemos fantaseado o si fueron así con precisa exactitud?
No mientas me dicen cuando yo agrego algo a un recuerdo, cuando no soy fiel a la verdad como un historiador y juro que no miento, a medida que estiro el recuerdo para no olvidarlo van apareciendo detalles ínfimos que antes no eran necesarios para mantenerlo vivo, uff no sé cómo explicarlo, pero es mi forma de no olvidar por efemplo el olor a tilos en las mañanas de examenes de piano, cuando se acercaba el verano, cruzar la plaza en diagonal, rezando para que me vaya bien, respirando profundo ese techo perfumado y entramado de los tilos.
Cada vez el recuerdo se va volviendo mas intenso, casi puedo tocarlo.

Besos (y nada mas me detuve en ese último verso, sos un genio)

4/12/10 1:52 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef said...

En primer lugar encantado de retomarte.
En segundo, es realmente triste vivir par ano ser recordado ni siquiera un solo instante. yo al menos espero que cundo me vaya me recuerden por lo menpos tres personas; mis dos hermsanos y un primo...
abrazos!

4/12/10 2:01 p. m.  
Blogger Fernando said...

vivimos en los recuerdos...vivimos para recordar.

abrazos-

4/12/10 2:31 p. m.  
Blogger Larisa said...

La memoria duele. No duele el corazón, ni la pérdida, ni la sangre ajena. Duele la memoria. Y así nos va, tremendamente humanos, revolcándonos de vez en cuando en la baba de querer soñar con lo que duele sólo por el afán de volver a tocarlo. Cuando se nos olvida que los Sueños no tienen tacto, y que no hay verso en el mundo que incluya una pócima contra la memoria que araña.

Besos sin aviones

4/12/10 9:04 p. m.  
Blogger yraya said...

Me ha dejado los pelos de punta, PRECIOSA!!!
Salud y un abrazo.

4/12/10 10:27 p. m.  
Blogger Marisa Peña said...

GRACIAS...por estos versos llenos de verdad y de belleza.Un abrazo enorme desde la memoria.

5/12/10 1:56 p. m.  
Blogger Noray said...

Nadie muere en la memoria,
sólo en el olvido.


Un fuerte abrazo.

5/12/10 8:57 p. m.  
Blogger irene said...

Hay recuerdos de ausencias a las que el tiempo suaviza el dolor y logra hacerlas dulces y serenas. Con el paso de los años he aprendido, a veces lo logro, a olvidar los recuerdos ingratos y dolorosos.
Un fuerte abrazo, Ybris.

5/12/10 10:06 p. m.  
Blogger Amparo said...

incluso para lo triste vale la pena tener recuerdos...sin recuerdos estaríamos olvidados.

Un abrazo, grande

6/12/10 11:29 a. m.  
Blogger koffee said...

Es un poema maravilloso, Ybris. Me dejas pensando: todas y cada una de sus palabras tienen un sentido... No, no es justo ese estruendo.
Un abrazo.

6/12/10 1:35 p. m.  
Anonymous FERNANDO SANCHO said...

Nuestra vida está llena de recuerdos. Ellos son, entre otras cosas, los que nos hacen sentir vivos y que hemos vivido. Pero como nosotros, también son perecederos en el tiempo, en el olvido, quedándonos vacíos.
Muchas gracias por tus versos.
Saludos.

7/12/10 10:22 a. m.  
Blogger iliamehoy said...

Puede que el olvido sea la estrategia del recuerdo mal vivido, aunque a veces tambien la muerte prematura de lo que ocupa el vano intento por mantener presente lo que ya ha sido.
Una sonrisa

7/12/10 12:57 p. m.  
Blogger Arya said...

Siempre queda algo mas que la memoria y el recuerdo... Prefiero pensar que hay ese algo que se queda en nosotros para completar la figura que ha de, quien sabe, un final... saber presentarse.

Sin nostalgias porque aquellas si son verdugos..

Un abrazo fuerte, fuerte Ybris :)

7/12/10 5:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Debería ser la memoria un ejercicio de simpleza matemática. El cálculo exacto con que ejercitamos operaciones i-lógicas.
POder alcanzar un resultado concreto al que llegar con sólo formularlo.
Pero no lo es.
Frío en la tibieza, silencio en el estruendo, espacio en el vacío.
AL igual que a los números que a todos nos impusieron, no cabe la justicia, como tampoco cabe el recuerdo cuando el olvido hace sus cábalas.

A qué recordar? quizá será mejor creer que no se pudo.

MIs besos sin memoria, pero justos.

Olimpia.

7/12/10 5:09 p. m.  
Blogger libertad said...

"avara estrechez de toda vida". Yo me detengo en esta frase, que me parece tan tremendamente cierta.
Gracias por dejarnos este recuerdo.
Un abrazo

7/12/10 10:29 p. m.  
Blogger kynikos said...

y para colmo tendemos a olvidar siempre y antes que nada -por cosas de la naturaleza y su supervivencia- lo molesto, la realidad incómoda, la que, de recordarla con todo lo que lleva, nos haría cambiar de dirección.
Un saludo!

9/12/10 11:19 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Prefiero el olvido que el recuerdo triste. :( He estado escribiendo mucho sobre el olvido, asi que me ha gustado mucho.
un abrazo siempre

Petra

9/12/10 8:59 p. m.  
Blogger kynikos said...

perdona la intromisión unmasked; preferir olvidar es un modo de ceguera auto-infligida, que deriva engaño o mentira. Yo no he escrito sobre esto hasta hoy; si bien creo que resulta cuanto menos inquietante que sólo así podamos dar un paso más. repitiéndome: "cosas de la naturaleza"... que lo llevamos en los genes vaya, que no hay cuidado. pero que no por eso deja de ser una excusa muy útil cuando afecta a más de uno.
un saludo enmascarado (mi seudónimo no deja de ser una careta más)

9/12/10 10:58 p. m.  
Blogger kynikos said...

Esto... perdonad la tozudez; pero si eran otros los aires del comentario, unmasked, personalmente me quedo con eso de "en el corazòn tenía la espina de una pasión; logré arrancármela un día...

9/12/10 11:07 p. m.  
Blogger Dani Clemente said...

Hacia mucho tiempo que no pasaba por tu espacio pero veo que persisten tus poemas intensos y tus complicadas cadencias,
saludos

10/12/10 12:08 a. m.  
Blogger Cecy said...

Sera el misterio de la muerte que se nos debate dentro entre el olvido y los recuerdos, en las soledades de los presentes.

Un beso querido Ybris!

10/12/10 3:17 a. m.  
Blogger Allek said...

Pasaba a desearte felices fiestas!!
te dejo un fuerte abrazo!

10/12/10 10:32 p. m.  
OpenID versionscelestes said...

Hermosa metáfora, Ybris, que siempre volvemos a hacer.

Un enorme saludo.

Versions Célestes

11/12/10 8:35 p. m.  
Blogger impersonem said...

Recordar: "volver a pasar por el corazón"... es sentir las emociones del ayer, el pesar por las ausencias y sopesar muchos porqués... a veces duele recordar, pero aún así es mejor que olvidar... hay referentes que explican lo que somos y por qué hemos llegado a donde estamos, y aunque ante lo que se llevó la muerte, llenando de ausencias nuestro espacio, nos resignamos pordemos hacer el milagro de revirlo en nuestra memoria llenando el espacio que para ello reservamos en nuestro corazón.

Me alegro de tu vuelta, siempre es grato leerte.

Abrazos.

13/12/10 9:20 a. m.  
Blogger Beauséant said...

recordar es mentirse un poquito, verse con esa indulgencia que nos van dado los años..

nadie quiere enfrentarse al tipo del otro lado del espejo..

14/12/10 8:37 p. m.  
Blogger EDPS said...

Bello poema...

16/12/10 7:39 p. m.  
Blogger Dolar Y Gala. said...

Grande Ybris!!! Le das sentido a las letras....las haces inolvidables!!
Un abrazo amigo!!

21/12/10 11:10 a. m.  
Blogger mia said...

Un abrazo enorme,asomada por las fisuras de un silencio que me dejaron como herencia...
Desde ese claustro donde me apetecía volver a escuchar los ruidos de la vida,yo te pensaba...
No sabía que tenías la puerta entornada....
Un beso compañero!

6/2/11 12:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home