21.5.07

Un día cualquiera

Pasó el día sin prisas
y al caer de la tarde lo deshojas.
Apenas un recuerdo se merece
la gloria de volver a nuestros ojos.
El cielo encapotado,
las largas caravanas de vehículos
que llevan nuestra honda soledad
al centro del trajín,
el trabajo de siempre
entre ventanas empañadas
y el monótono esfuerzo por seguir
la ruta que otros nos imponen.
De vez en cuando, sin embargo,
una leve mirada agita
el paso previsible por la vida:
una palabra íntima que rompe
el sórdido cristal que nos aísla
como un beso de amor.
Algo que nos recuerda
que aún nos queda un residuo en nuestros labios
digno de hacer la vida llevadera.

31 Comments:

Blogger Carz said...

Los pasos previsibles por la vida
son tan frágiles como el sórdido cristal que nos aísla.

Lo previsible se torna remoto, y el cristal no era más que papel de seda.

Y que algo no suceda ahora o no haya sucedido en el pasado, no significa en absoluto que no hubiese podido suceder, o que no vaya a hacerlo.

O, al menos, eso espero.

Un abrazo, en esas largas caravanas de vehículos.

21/5/07 6:15 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Me encantaría ser un residuo más de esos que encuentras por ahí y hacer unos minutos tu vida más llevadera. (qué mal suena con la buena intención que tiene).

Sabe tu post a domingo por la tarde.

Besos, y no nos eches la culpa que el virus original venía de Madrid.

Me debes unas hermosas palabras jeje.

21/5/07 7:12 a. m.  
Blogger Esceptico said...

Desde pequeño detesté las tardes de domingo. Las tardes de regreso.

No sé, pero todas las recuerdo grises.

Detesto el fútbol. Algo tuvo que ver aquel "Carrusel deportivo" que sonaba en la radio.

21/5/07 9:43 a. m.  
Blogger Exagerada said...

Qué sería de mí si no me pasara eso a cada instante. Adicta a la sorpresa y la agitanción. Besos para Ybris.

21/5/07 10:27 a. m.  
Blogger Loc@ said...

Que sigamos encontrando cosas que nos hagan la vida llevadera, porque si no ... malo, malo.
Buen día y un beso. PAQUITA

21/5/07 11:02 a. m.  
Blogger dulcinea said...

...menos mal que existen esas palabras que rompen el cristal que si no....

21/5/07 11:40 a. m.  
Blogger Margot said...

Sí todos los días, sin excepción, deberían tener ese sabor en los labios... o al menos días alternos, sí, por favor.

Un beso, Ybris!

21/5/07 12:20 p. m.  
Blogger peregrina said...

Algo de hacer digno la vida llevadera...
Es hermoso amigo mío y me llena de emociones la mañana.

21/5/07 2:22 p. m.  
Blogger Fernando said...

Hay un poso a domingo que te trae desde los cerros cercanos...aunque esta vez no sea así..un abrazo

21/5/07 3:00 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Te miro, te sigo, te abrazo...

Olimpia.

21/5/07 3:01 p. m.  
Anonymous ipathia said...

Pero... lo dudabas acaso? Hombre de poca fé. Siempre surge el color en nuestra vida.
Cariñitos para tí

21/5/07 3:12 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

Una leve mirada..
¿cómo la que funde el acero?.
¿cómo la que atraviesa blindajes, tal vez?.
Deja de ser un día cualquiera, cuando te alcanza.

21/5/07 3:39 p. m.  
Blogger gaviota said...

Aunque parezca que todos los días y todas las caravanas de coches son iguales....si afinamos, siempre se extrae algo diferente y siempre esta a nuestro lado esa persona que nunca nombramos.
Un abrazo

21/5/07 4:03 p. m.  
Anonymous Eloísa said...

Un día cualquiera no sabes qué hora es...me asomo a la ventana eres el chico de ayer.... que dice la canción ;-) Besos

21/5/07 6:26 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Todos tenemos residuos en nuestros labios. Unos dulces, otros no tanto, algunos amargos.
Pero ese es el sabor de la vida. Y al final, tampoco está tan mal.

21/5/07 6:31 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ayyyy siiiii!!!!! por favor quiero creer en eso, en ese residuo pequeñito, en esa sonrisa brotando a pesar de la monotonía de los dias calcados.

Quiero creer que la vida pueda llevarse los días especiales y los días cualquiera.

Un abrazo

21/5/07 7:06 p. m.  
Anonymous merce said...

Y al final del día
de ese día cualquiera,
en el repliegue de nuestra intimidad...
una sonrisa se escapa
y deseamos que mañana, otro día cualquiera,
una leve brisa, vuelva a humedecernos la cara.

Besos

21/5/07 10:23 p. m.  
Blogger Perséfone said...

Rescatarnos de lo cotidiano es un esfuerzo. Trascender a la rutina en un beso, una mirada que nos devuelve a lo que si nos trasciende.

Abrazos y buena semana!

22/5/07 3:49 a. m.  
Blogger Leuma said...

A veces ese día cualquiera se convierte en especial por algo simple,...Quizá tb por el silencio acompañante del abrazo de un ciberamigo?

22/5/07 2:42 p. m.  
Blogger Fortunata said...

menos mal que estan esos instantes que nos recuerdan que todavia somos humanos.
Besos

22/5/07 2:45 p. m.  
Blogger libertad said...

Esto es lo que hace de un día un día no cualquiera. La sorpresa de lo inesperado.
Un beso

22/5/07 4:49 p. m.  
Blogger BohemiaMar said...

Solo pido a la vida una cosa, no perder jamás la paciencia para poder hacer frente a los acontecimientos desagradables.
Un beso amigo mío.

22/5/07 5:56 p. m.  
Blogger Esceptico said...

Me pregunto si la ruta que seguimos realmente nos la imponen otros.

22/5/07 6:12 p. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

Antes me angustiaban mucho los finales de fin de semana. Ahora creo que no. He aprendido a tener continuos de tiempo y espacio y ya no me sucede, casi nunca (ja, ja).
De todas formas, no resisto los atascos ni las caravanas.

Y me ha encantado esta forma de decirlo. Muy especial, sí señor.

22/5/07 11:34 p. m.  
Blogger UMA said...

Necesito en estos tiempos, considerar que son los màs los dìas especiales, para eso estar abierta a hacerlos.
Besos, amigo.

23/5/07 1:32 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Esencia de Ybris envasada en el tenue cristal de un poema...
Huele dulce,melancólica,sutil.
Besos,poeta.***

24/5/07 2:10 a. m.  
Anonymous koffee said...

Deberíamos diferenciar entre profesor y enseñante: siempre he creído que no es igual ejercer por tener un título que por querer instruir. Es difícil que un buen maestro tenga malos discípulos, pero de eso siempre sabrás tú más que yo.
Me pregunto qué nos empujaba a aprender cuando la letra entraba con sangre...
Chapeau, maestro!.

24/5/07 4:36 p. m.  
Blogger botas de agua said...

Volví de algo así como una desaparición; esas cosas que pasan, que de repente te recuerdan que tu tiempo nunca fue tuyo; que quizás te lo creíste, pero no lo fue. Seguí leyendo todos tus posts con la admiración que me cuesta reprimir; empiezo hoy a comentar éste que me hizo sentir que me leías por dentro. Cada uno de mis días cualquieras. Y sin embargo hay residuos de los que nadie se quiere desprender. 1 fuerte abrazo

24/5/07 10:27 p. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Son tristes las tardes de domingo
se entrelazan a espejos residuales
que reflejan aspectos melancólicos
aflorando en el entresijo de la calle.

25/5/07 1:43 a. m.  
Blogger Fran said...

Pero cada uno de esos días se recubren de algo especial aunque de una lágrima nueva derramándose en nuestro rostro al contemplar una puesta de Sol en un embotellamiento...

Saludos

25/5/07 5:51 p. m.  
Blogger Atzavara said...

Aunque con unos días de retraso, leo "un día cualquiera", fechado el de mi cumpleaños... y te aseguro que lo reflejaste a la perfección, casi parece que hubieses estado ahí...

Besos varios...

26/5/07 1:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home