31.8.07

Te miras y no sabes


Te miras al espejo
y colocas tu cuerpo ante
tu ira
y dices a tu vida:

“Tómame con la fuerza de turbios vendavales.
Quémame con un fuego de esperanza.
Hiéreme con espada de afiladas palabras.
Llévame a tus alturas silenciosas.
Y luego olvídame para dejarme solo,
que pueda allí sentir
cuanto aquí no sentí cuando debía.”

Pero luego descansas en la paz
del paisaje apacible que deseas
poner ante tus ojos y te dices:

“El tiempo lento de los árboles
y el tiempo aún más lento de las piedras
te dicen mucho más que el vendaval,
el brillo del relámpago o la lluvia.
Hay palabras escritas antes de que vinieras
que no terminarán
hasta mucho después de que te marches”

Quedamos hoy en tablas:
la ira da la mano a nuestra paz
y quedan en un vuelo que nos lleve
al vivir indolente de otro día.

24 Comments:

Blogger Athena said...

Supongo que es así, algunos días se queda en tablas y otros derrotado. Los mejores sin duda los que crees que le has ganado la partida a la muerte...

31/8/07 6:30 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Me pasa también, me miro y no sé...aunque hoy me apetecería más ganar (o perder) y que el vendaval me arranque de otro día indolente.
Que bien escribes...

31/8/07 7:18 a. m.  
Blogger Amparo said...

Acabo de mirarme al espejo de tus letras.... tomo tu mano y me siento junto a ti a ver pasar otro día indolente


Razón tienes Vi, como escribe este hombre...

31/8/07 7:27 a. m.  
Blogger Pedro (Glup) said...

Te leo y sé. O intuyo.
Y me pongo serio, aplaudo, te vitoreo, tres hurras.
O, mejor, me callo, miro, intento aprender.
Te abrazo, agradecido.

31/8/07 10:25 a. m.  
Blogger Sangre said...

...Cuanta verdad hay en esas letras, y las tablas a veces, son las que clavan las esperanzas del futuro...
Un fuerte abrazo, querido amigo, y sí, digamos que un café a destiempo y que me quedan dos días para reincorporarme me mantuvieron despierto a mi y a las musas,
pero con la humildad del que escribe esperando algún día llegar a ser lo que tu palabra final describe...
Carlos

31/8/07 11:18 a. m.  
Blogger Mari said...

Gracias Ybris
gracias, gracias, gracias
me ha dado esperanzas

31/8/07 3:15 p. m.  
Blogger Carz said...

Las casualidades consiguen alzarnos por un instante que suele ser breve, nos reconvierten en nosotros cuando creíamos ser unos advenedizos y nos demuestran que aún era posible salir del yo para compartir un vital nosotros. Y si alguna vez ha sucedido así no tiene por qué no repetirse. Ése es mi credo en este tiempo en el que, como tú, me pregunto donde ha quedado la atmósfera compartida enmarañada en versos, en respiraciones, en tactos, en deseos o solamente en sueños y la respuesta es tan sencilla como aparentemente inútil: donde no habita el olvido.
Y es que, si “perder es una cuestión de método”, habrá que abrazar al azar ¿no te parece?

Un abrazo, amigo.

31/8/07 3:36 p. m.  
Blogger Margot said...

Pues parece ser que esa es la cuestión, mejor quedarte en tablas con la vida... la muy puñetera siempre sale con blancas y lleva ventaja.

Pero mejor decirlo en poema y en paz con todo.

Besote al vivir y tú contándolo.

31/8/07 9:41 p. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

vencer o perder contra el espejo...no sé quizás siempre perdemos aunque sea por la minima...abrazos.

1/9/07 10:29 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Ye debo haberlo dicho tantas veces que temo aburrirte, pero como no decirlo una y otra vez si sos un genio.

Genio!!!!

:) ya lo dije...

Ese momento de rebelion interna frente al espejo, por lo vivido y por lo no vivido, esa guerra declarada y esa paz que surge de algun lado mas comprensivo que nuestra propia mirada.

Excelente hallazgo el de esa mirada y mas aun si has podido darle forma de poema.

Aplausos!!

Besos.

1/9/07 3:43 p. m.  
Blogger UMA said...

Necesito ese apacible paisaje que sea vendaval que me saque de esta ira.
Necesito una brisa de esperanza.
Muy bello, amigo Ybris, tus palabras practican en mi una especie de bàlsamo.
Va un abrazo y mi agradecimiento.
Disfruta el fin de semana.

1/9/07 7:17 p. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

Los espejos son sabios, ya sabes. Tablas: no es lo más apasionante, quizás. Pero suelen ser tablas.

P.D. Por cierto, el otro día fui consciente de lo diferentes que son unos espejos de otros. Así no hay manera.

P.D. 2. El poema es formalmente, muy bueno.

Besos desde el Ebro, ya.

1/9/07 8:26 p. m.  
Anonymous ipathia said...

Reclamamos vendavales cuando somos conscientes de lo aprisa que pasan las horas, pero el cuerpo pide relax cuando ha trotado lo suyo. Mejor no miremos al espejo.

1/9/07 10:37 p. m.  
Blogger Leuma said...

Los contrastes, los opuestos, esa cara y cruz, se puede valorar la paz si se conoce la ira, sin uvas, y puede que le gane y no queden siempre en tablas, Un beso

2/9/07 1:25 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Nunca he dudado de esa dualidad tuya que "creo" a todos nos sucede en algún momento, pero pensé que optarías antes de quedarte inmutable...y dejar que el día fuese la "banca" de una partida añadida al calendario....dejándo de tirar los dados sobre tu tablero.

Será que mi noche está exigente y desestima lo aséptico....prefiriendo escorarse por algún lado del deseo.

Por eso....no callaré lo que sabes....que adoro tus palabras, tus versos, la calma que le imprimes a cada noche....que llega como un susurro a mi pensamiento exhausto...aliviándome.
Qué entiendan o piensen lo que quieran...por que tú ya sabes que quiero decirte...siempre me has "entendido" aunque no me haya ni explicado..;)

Que tu domingo sea deseable a tus obras, actos u antojos...u lo que sea... vaya nochecita incongruente me espera!!!

Olimpia

2/9/07 2:21 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Te he dado un super premio, en mi blog...muac.

2/9/07 12:27 p. m.  
Blogger Mari said...

Sí, ayer, despues de muchos meses, estaba en esa barbacoa y bajé hasta el bosque y bebí cerveza y se me quemaron las mejillas y fui feliz en paz.

2/9/07 2:42 p. m.  
Anonymous Eloísa said...

Con mi vida hace tiempo que no me hablo. Por más que le dijera hacía lo que le daba la real gana y campaba por sus fueros. Desde entonces, me dejo llevar.

2/9/07 6:09 p. m.  
Blogger Malegar said...

Cuando la vida no nos deja ganar, nos regala la tranquilidad de las tablas.
Pero sólo si la comprendemos, podremos disfrutar de este premio.
Muchos lo consideran un fracaso.
Tú, ya veo que no.

Impresionante.
Un abrazo.

2/9/07 7:00 p. m.  
Blogger Nico said...

"La ira da la mano a nuestra paz
y quedan en un vuelo que nos lleve
al vivir indolente de otro día. "

Tan cierto, tan verdadero.

Brindo con vos, un abrazo.

Nicolas.

2/9/07 8:08 p. m.  
Blogger thirthe said...

donde está la conjunción de ambos?

2/9/07 10:28 p. m.  
Blogger botas de agua said...

Quedamos en tablas... ¿o jaque a la ira? quizás cogida de la mano, pero creo que la ira quedó a rastras, sin fuerza para tenerse en pie. Impresionante: "Hay palabras escritas antes de que vinieras que no terminarán hasta mucho después de que te marches". Impresionante como tú, Ybris. Besos

3/9/07 2:28 a. m.  
Blogger sergisonic said...

a través del espejo se dan la mano, el ayer, el mañana. y el presente, que sigues escribiendo tan genialmente.

tormentas silenciosas o brisas nerviosas que quieren hacer volar los papeles de la mesa.

no se dan cuenta
que sólo saltan
al compás
de tu pluma

es precioso,ybris.
un abrazo

3/9/07 1:32 p. m.  
Blogger manuel_h said...

me encantó.
Me apunto al tiempo de las piedras, necesito tranquilidad y mirar despacio.

9/9/07 7:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home