5.9.07

Azares

No se sabe por qué extrañas razones uno tiende a creer que las cosas que suceden se van anunciando en las anteriores de tal manera que resultan siempre previsibles. Por eso uno se va disponiendo a afrontar los sucesos de la vida como si se tratara de un lento crecimiento o de una fructificación debida.

Después de la tempestad viene la calma. Amanece tras la noche. Cae una fuerte lluvia después de que el cielo se fuera cubriendo de densos nubarrones. Un huracán se va formando gradualmente en el golfo de Méjico. Hay una amenaza en el gesto que luego acabará en agresión o una sonrisa precediendo a un abrazo.

Sin embargo no siempre es cierto y la sorpresa hace que la vida dé un vuelco del todo inesperado sin ninguna razón y sin ningún aviso. C. se parece mucho a mí en punto a timidez y reserva y nunca exterioriza sus emociones. Con su escasa edad ha ido acumulando una experiencia dolorosa que no es frecuente encontrar junta:

“Vine anoche de dar una vuelta con mis amigos y me despedí de ellos. Sin previo aviso ni sin dejar la más mínima sospecha de que le pasara nada, X subió a su casa y se tiró por la ventana”

“¿Te acuerdas de mi amigo Y? Ayer se salió de la carretera y se ha matado”

“A mi compañero Z le han detectado una leucemia mortal”

Ayer añadió una más:

-No me esperéis a comer.
-Pero… siempre avisas cuando ya está todo preparado.
-Ya pero es que V acaba de morir y tengo que acompañar a su hija…
-Pero…¿Cómo es posible si estaba perfectamente?
-Ya. Estaba en la acera. Pasó un autocar y se le abrió inesperadamente el portón de las maletas le dio de lleno y lo lanzó contra la pared y ha muerto instantáneamente. El conductor del autocar ni siquiera se dio cuenta.

Estas cosas inesperadas deben suceder con mucha frecuencia pero siempre le dejan a uno con ese rarísimo sabor de un cómo es posible la inmensa diferencia que media entre un instante y el siguiente.

Aunque uno sabe que también hay instantes de felicidad que nos invaden por sorpresa, hoy me toca escribir de algo que prefería que no hubiera sucedido.

Ya me gustaría que hubiera sido un relato imaginario, pero no lo ha sido y este hecho real me ha borrado de la mente otro que tenía pensado para ponerlo hoy aquí. Disculpad que lo aplace para otro día.

30 Comments:

Blogger Athena said...

Se llamam fragilidad y es terrible. Vamos por la vida como si fuéramos inmortales y entonces la señora de negro nos pone en nuestro sitio.
Siempre es cruel y siempre nos deja sin palabras.
Por eso hay que procurar vivir con el respeto de quien disfruta del tesoro de estar sobre la faz de la tierra.

Sé que no anima lo suficiente pero aquí te dejo un abrazo, amigo Ybris.

5/9/07 6:38 a. m.  
Blogger María Manuela said...

A veces llama mucho la atención lo terrible, parece que en la balanza de la vida pesa más siempre.
La única esperanza es que los ratos sencillos, tranquilos, los abrazos cariñosos dados al que sufre, todos los momentos felices que pasan como intervalos desapercibidos sean más pesados que los dramáticos con todas sus cicatrices.
Un beso.

5/9/07 7:10 a. m.  
Blogger Escéptico said...

Da que pensar. La vida, su fragilidad, la inestabilidad con la que un nanosegundo llega por poco al siguiente...

Qué duro es vivir a veces, amigo mío.

Un abrazo.

5/9/07 9:13 a. m.  
Anonymous koffee said...

No solo se suceden tragedias, es solo que éstas "se comen" los buenos momentos y perduran. Mientras te leo con el cortado de la mañana, un escalofrío me ha recorrido el cuerpo y no he conseguido acabarlo.
Lamento que se trate de un hecho real, por tí y por C.. Athena lo ha dicho claramente; estamos de paso y no queremos creer que así es.
Un cariñoso abrazo.

5/9/07 9:19 a. m.  
Blogger BohemiaMar said...

Hola Ybris, vengo a saludarte, gracias por tus visitas a mi blog.
Un abrazo.

5/9/07 9:51 a. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

somos esclavos del azar y la fortuna...siento tu rstupor y lo que es peor el dolor que seguro ira llegando por la siempre complicada ausencia...abrazos.

5/9/07 12:32 p. m.  
Blogger UMA said...

A veces pienso que soy la ùnica que està rodeada de muchos hechos infortunados porque me afectan sobremanera.
La presencia de la muerte una constante a la que no termino de acostumbrarme.
Debiera vencer mi aire de omnipotencia paradòjicamente.
Gracias por hacerme re-pensarme, re-considerarme.
Va un abrazo a tientas en la oscuridad, Ybris

5/9/07 1:28 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

Homologando procesos de fabricación, certificando funcionamientos, cada vez son menos frecuentes los accidentes provocados por una máquina, un mecanismo.
Pero, desgraciadamente, el azar se libra de la I.T.V.
Una poco afortunada manera de consolarte, tal vez sea el comentario popular que compara a los seres vivientes con los yogures: llevamos una fecha escrita en lo alto, también.

5/9/07 1:58 p. m.  
Blogger sergisonic said...

el choque de lo inesperado en nuestras vidas.
recuerdo un día acabar él su partida de petanca, dejarme sus bolas, sonreirnos en el hasta luego, y entonces... descubrir que hay cosas que no puedes entender que sucedan.

un abrazo muy fuerte, ybris.

5/9/07 2:16 p. m.  
Blogger Mari said...

trauma

5/9/07 2:51 p. m.  
Blogger MentesSueltas said...

Aquí estoy con mi reposo obligado, sin mucho tiempo (y ánimo) para comentar en sus espacios, pero como no quiero dejar de visitarlos, les dejo un abrazo con mi mayor afecto.
Los extraño.
MentesSueltas

PD: Es un mensaje masivo, sabrán disculpar.

5/9/07 3:31 p. m.  
Blogger Amparo said...

Un abrazo Ybris...de esos que se dan cuando sobran las palabras.

5/9/07 4:30 p. m.  
Blogger Beauséant said...

y es terrible cuando pasa eso y descubrimos que somos frutos del azar, pero quizás sería mucho más terrible el saber siempre cual será nuestro destino.

5/9/07 5:02 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Hoy esto era prioridad, un abrazo muy grande Ybris, siento mucho que estés pasando este momento.

Espero que tus seres queridos mas cercanos sean tu sostén en estas horas.

Te esperamos.
Besos

5/9/07 5:19 p. m.  
Anonymous Sorrow said...

Sabemos de su fragilidad, a veces hasta la aceptamos (aunque sea con la boca chica y mirando de reojo al miedo), pero seguimos haciendo planes y teniendo ilusiones. Eso demuestra que vivir es una actitud y no un derecho. Que no se nos olvide.

5/9/07 6:10 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Un abrazo,Ybris*

5/9/07 6:26 p. m.  
Blogger thirthe said...

muchos besos...

5/9/07 6:46 p. m.  
Blogger Margot said...

El azar, la materia de la que está formada la vida. Su energía y sin fórmula...

Un abrazo de los que llenan, ajá?

5/9/07 8:00 p. m.  
Anonymous Eloísa said...

Es tan sólo el estúpido olvido humano de no recordar lo innegable: ¡¡Esto es la vida, hagan juego señores!!

No te servirá absolutamente de nada, pero te aprieto cariñosamente el hombro y te envío un abrazo.

5/9/07 8:38 p. m.  
Blogger Malegar said...

Nos toca vivir la vida que tenemos, tal y como viene, forjar el carácter y aprender de todo lo que nos hace mal y bien.

Pero si alguien nos duele, es jóven y conocemos su forma de ser pensando que puede sufrir m´s de lo que debiera con esto, lo único que deseamos es que el maldito azar, se fije en nosotros y le deje en paz a él.

Un abrazo para C, y otro para ti.

5/9/07 10:00 p. m.  
Blogger Nico said...

Yo siempre digo, "Llorando se aprende a Reir", la vida es dura y confusa, fragil e inestable; Pero que regalo mas grande, el de poder vivir todo esto.

"Después de la tempestad viene la calma"

Un abrazo, que te mejores animicamente.

Nicolas

6/9/07 12:51 a. m.  
Blogger Carz said...

Siempre me he preguntado hasta dónde el pensamiento puede salvarnos de las desgracias. Quizá, concentrándose mucho, uno pueda cambiar lo que parece inevitable, o transformar el desenlace de las relaciones causa-efecto maquinales e insomnes. Quizás la explosión sepa distinguir entre metal y carne, quizás se parta la soga y no el cuello del ahorcado.

Ayer, antes de leer este post que comento, escribí algo relacionado con la muerte, con su conocimiento en el propio cuerpo, o mejor en la propia consciencia. Después lo publicaré, pero ha quedado en mí un poso de desasosiego (no un libro, como a Pessoa) flotando en la aparente ininvertibilidad del tiempo. Es una cuestión menor en cuanto que insalvable, pero de amplia transcendencia en lo que para mí resulta un mundo inaceptable aún siendo "el mejor de los posibles", mucho más trágico que "el peor de los posibles" que decía Schopenhauer (piénsalo y verás que tengo razón).

Sin palabras capaces de ser más que la concatenación de signos o sonidos, recurro a los clásicos: "Homo sum, humani nihil a me alienum puto".

Un firme abrazo, amigo. Lamento no servir de mejor ayuda.

6/9/07 1:43 a. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

El azar siempre me causa gran respeto. Es más importante en nuestras vidas de lo que a veces creemos o parece. Cuando el azar es generoso, tendemos a pensar que todo es mérito nuestro. Cuando es terrible puede hundirnos con su puño. Pero ni una cosa ni otra. Porque el azar forma parte indiscutible de nuestro devenir, del devenir del universo.
Pero siempre viene bien un abrazo.

6/9/07 12:45 p. m.  
Blogger Leuma said...

Cuando las circunstancias te revientan en la cara y ves que el control de tu vida realmente no te pertenece en su totalidad como crees, me pregunto ese porcentaje del azar cómo se maneja? un abrazo Ybris, ánimo para C.

6/9/07 3:31 p. m.  
Anonymous glauka said...

Un buen día .... pasa siempre en un buen día, todo lo malo pasa en un buen día.

7/9/07 12:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Te beso el corazón, Ybris.
Insanity

7/9/07 3:57 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Creemos que es azar, pero ambos sabemos que la sorpresa, sin ser previsible nos acecha.
Lo siento.

Olimpia.

8/9/07 2:44 a. m.  
Blogger botas de agua said...

Conozco esos azares. Parece que de repente, esos azares se vuelven contínuos, se acercan, nos acechan mostrándonos los colmillos. ¿Por qué?
Besos Ybris, y un fuerte fuerte abrazo.

8/9/07 10:31 p. m.  
Blogger manuel_h said...

brutal el riesgo este de vivir!

9/9/07 7:17 p. m.  
Blogger Bichito de luz said...

Así es en la vida no tenemos nada comprado, y en un milisegundo nuestro mundo cambia.

Disculpa mi intromisión, te dejo un saludo desde mi sur.

11/9/07 8:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home