18.1.08

Invierno

El vagar del invierno
es la conquista del pinar escueto,
todo verde de espera y esperanza.
Es bueno acurrucarse con el frío,
salvar el corazón de la intemperie.
Si un día ha de mirarnos
con el alma tendida al sol,
resucitando,
será como ponernos a secar
en toda la extensión de nuestros cuerpos húmedos.
La luz es más si se la siente
huir entre los dedos de la tarde temprana
hiriendo nuestros hombros viajeros,
porque también es más la tierra cuando escapa
del triste caminar
de nuestros pasos fugitivos.
Quiero estar en la espera de un invierno
marchito de nostalgias
tendido hasta el silencio de la nieve,
obligada en el hielo la lengua del torrente.
Quiero pensar en el abrazo cálido
de manos compañeras del invierno
buscando ese calor que sólo viene
de alguna antigua herida compartida.
La vida nos recuerda ahora
el tiempo deslizado entre dos fríos.
Vivir no es suficiente sin escuchar su ronroneo
entre el fuego clemente
y un frío suspendido de copos en el aire.


27 Comments:

Blogger Luzamarga said...

Caray, qué hermoso. Comenzar el día leyéndote es garantía de comenzarlo desterrándolo de la mediocridad. Belleza para mi mundo gris.

Gracias, querido Ybris.

Feliz fin de semana.

18/1/08 9:13 a. m.  
Blogger Margot said...

Versos acurrucados que al final acaban por describir la sensación cálida que todo invierno lleva en sí.

O será que el invierno es mi debilidad.

Un beso con olor a leña, señor Ybris. Buen fin de semana!

18/1/08 10:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Solo morir de día

El mundo glorifica sus alas.

Bosque inmenso, selva o león o nube;
pupila lentísima que casino se mueve;
dolorosa lágrima donde brilla un lucero,
un dolor como un pájaro, iris fugaz en lluvia.

Tu corazón gemelo del mío,
aquel alto cantil desde el cual una figura diminuta
mueve sus brazos que yo casi no veo, pero que si que escucho;
aquel punto invisible adonde una tos o un pecho que aún respira,
llega como la sombra de los brazos ausentes.

Tu corazón gemelo como un pájaro en tierra,
como esa bola huída que ha plegado alas,
como dos labios solos que ayer se sonreían...

Una mágica luna del color del basalto
sale tras la montaña como un hombro desnudo.
El aire era de pluma, y a la piel se la oía
como una superficie que un solo esquife hiere.

¡Oh corazón o luna, oh tierra seca a todo
oh esa arena sedienta que se empapa de un aire
cuando sólo las ondas amarillas son agua!

Agua o luna es lo mismo: lo impalpable o las manos,
linfa que goteando sobre la frente fría
finge pronto unos labios o una muerte escuchada.

Quiero morir de día, cuando la luna blanca,
blanca como ese vela que oculta sólo un aire,
boga sin apoyarse, sin rayos, como lámina,
como una dulce rueda que no puede quejarse,
aniñada y castísima ante un sol clamoroso.

Quiero morir de día, cuando aman los leones,
cuando las mariposas vuelan sobre los lagos,
cuando el nenúfar surte de un agua verde o fría,
soñoliento y extraño bajo la luz rosada.

Quiero morir al límite de los bosques tendidos,
de los bosques que alzan los brazos.
Cuando cantan la selva en alto y el sol quema
las melenas, las pieles o un amor que destruye.

Vicente Aleixandre de la destrucción o el amor. (Disculpa la extensión)

18/1/08 11:14 a. m.  
Blogger -Pato- said...

"La vida nos recuerda ahora
el tiempo deslizado entre dos fríos"

Y hay que poder estarse allí, entre esos dos fríos y mantenerse cálido.

Yo creo que vos lo conseguís, entre, miradas, amaneceres, nostalgias y manos compañeras, creo que el invierno es menos frío parapersonas como vos.

Un abrazo

18/1/08 12:03 p. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

Estupendas metáforas en la metáfora: inviernos sobre invierno. A veces acurrucarse, otras aun a pesar del frío cabe abrirlo todo al sol. Bendito sol de invierno.

Buen fin de semana de enero.

18/1/08 2:06 p. m.  
Blogger Fernando S. said...

No habrá más que invierno,

solo o compartido,

como esos panes del recuerdo

que nos abren las hogazas de la infancia.

Ahora sólo tendremos el frío de enero.

Entre tú mano y la mía cabe la luz,

el acaso fugaz, la amistad duradera,

el amor, el deseo, a veces la ira,

la desilusión, la amargura y el olvido...

pero sólo tenemos entre las manos

los debiles rayos de este sol de invierno.



abrazos


f.

18/1/08 3:18 p. m.  
Blogger libertad said...

"vivir no es suficiente sin escuchar su ronroneo"...Encuentras tantas veces las palabras adecuadas...
Bs

18/1/08 4:00 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Cuando vivíamos el otoño pasado, el énfasis era distinto, lo recuerdas?, se hablaba de alteración, de ganas....los días han dado paso a este invierno de reposo, donde aún dudamos entre "dos frios"...pero ninguno de ellos lo hemos "ivernado"...envés, apenas un sol o un camino nos llevan a levantarnos.
Sin darnos cuenta, jubilaremos al frio pero aún así, nos seguiremos abrigando.

Un beso.

Olimpia.

18/1/08 9:19 p. m.  
Blogger Danelí said...

"Quiero estar en la espera de un invierno
marchito de nostalgias"

Qué lindos versos Ybris
nunca he podido escribir hablando del invierno
pero puedo contarte
que aquí llueve tanto siempre (afuera y adentro)
llueve oblicuo y con eco, yse llena de carámbanos aquí/yo.

Un beso

18/1/08 11:30 p. m.  
Blogger mia said...

con los"heridos hombros viajero"

llegamos a tu casa y creo

que al pesar del invierno

aún disfrutamos de tu lado

más rico,más fuego, y cálido!

Todo lo que tú emanas.....

gracias,besos

19/1/08 8:56 a. m.  
Blogger Amparo said...

Para tu anterior post tenia un extenso comentario que al pasar los días y no dejártelo se ha esfumado de mi memoria.
Este me hace pensar en el invierno que todos llevamos dentro y que acurrucamos en el alma para no dejar que se sienta el frío.

Como me gustaría tenerte de maestro y que me enseñases un poquico de la magia que posees para manejar los pinceles de las palabras

Besos Ybris, continuo desayunando contigo cada mañana

19/1/08 9:03 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Ayer aquí parecía primavera por un día, calor y vida de pronto en el ambiente. Un paréntesis de invierno que agradecí con alegría de quinceañera.

19/1/08 9:11 a. m.  
Blogger Alfonso said...

descubro ahora tu blog. Bellísimo. Gracias

19/1/08 9:59 a. m.  
Blogger Eryx Bronte said...

Registra dentro de ti y saca el calor que seguro guardas del último verano..un abrazo


Eryx

19/1/08 11:37 a. m.  
Blogger Jin said...

"...obligada en el hielo la lengua del torrente..."

esta frase tuya encierra hoy, para mi, un mundo entero. y me obliga a la reflexión, una vez más. gracias por ello, Ybris. es maravilloso seguir los pasos de tus palabras...

19/1/08 1:02 p. m.  
Blogger Carz said...

La vida. Solemos contemplarla como proceso dialéctico, cómo el tiempo deslizado entre dos fríos, dos oscuridades (la que somos sin los otros y la que somos en nosotros). O el frío para contrarrestar el infierno también en lucha dialéctica.

En el discurrir en perpetuo intento de acomodo, como las placas tectónicas, hay personas que nos provocan terremotos, y después queda la desolación y la memoria. Y aún es peor si el terremoto sólo se ha producido en nuestros deseos, la desolación es aún más árida.

Y frente a todo esto, una vez conseguimos un poco de lucidez y calma, le dedicamos un poema al invierno, en un intento de iluminar esas dos oscuridades, de atemperar esos dos fríos, de infernalizar el frío y tropicalizar el infierno, de rendir homenaje a todos los terremotos y de dejar un poco de belleza en cada copo suspendido en el aire. Y aferrarnos a cada uno de esos copos, mientras caemos para modelar un muñeco en la nieve del que vuelvan a brotar los niños que aún somos.


Un fuerte abrazo, amigo mío.

19/1/08 3:11 p. m.  
Blogger Xiketä said...

Ayyy, Ybris, qué bonito!!!
Estos dias, por aqui por el Levante, hemos tenido dias primaverales, donde el sol nos ha ofrecido su cálido manto. Sólo así parece que nos demos cuenta de lo agradecido que es ese calor...pero durante el frio, siempre algunos rayos de sol pretenden acogernos...y aveces no nos damos cuenta...
Me han encantado estos versos.
Besos

19/1/08 6:17 p. m.  
Anonymous Eloìsa said...

Con tu permiso traigo la manta. Asì me puedo acurrucar mejor al abrigo de tus letras.

Un beso

19/1/08 7:25 p. m.  
Blogger Caperucito Lorca said...

Los hombros heridos del viajero, cómo duelen a veces.

Vaya invierno, y vaya dedicatoria a Ángel.

Saludos invernales.

20/1/08 11:13 a. m.  
Blogger Eryx Bronte said...

El invierno es un paso...preparate para el gozo.

Abrazos.


Eryx

20/1/08 11:35 a. m.  
Blogger Juansintierra said...

Recuperarse desde dentro. Abrazos

20/1/08 11:50 a. m.  
Blogger Neander said...

Muy bello, ybris.

20/1/08 1:03 p. m.  
Blogger Eduardo!™ said...

Versos que me acurrucaron al sentir frío del invierno, pero que luego me llevaron a sentir la sensación cálida que todo invierno permite cuando decide marcharse de nuestras vidas.

Este verso me hizo divagar por las oscuras noches inolvidables de invierno: "Quiero pensar en el abrazo cálido de manos compañeras del invierno buscando ese calor que sólo viene de alguna antigua herida compartida"

Saludos.

20/1/08 5:54 p. m.  
Blogger tormentadeletras said...

"buscando ese calor que sólo viene
de alguna antigua herida compartida."

solo tu ,para decirlo asi.......

brissas de verano ,desde el sur del mundo....

20/1/08 7:08 p. m.  
Anonymous koffee said...

Rechacemos pues una eterna primavera...
Bello... tanto que me dispone a una larga caminata al abrigo del sol de invierno.

21/1/08 9:38 a. m.  
Blogger thirthe said...

precioso invierno!

22/1/08 7:44 a. m.  
Blogger Leuma said...

Buscar el calor en el frío invierno es lógico como protección, tb en el "invierno interior" buscamos ese cálido apoyo que nos tonifique, un abrazo

24/1/08 11:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home