7.1.09

El arte de lo posible


Dicen que la política es el arte de lo posible, lo cual plantea serios interrogantes al respecto. Veamos. El político se dedica a la política como profesional, percibe un sueldo por ello, se le exige dedicación adecuada y tiene la responsabilidad de las decisiones que toma. Extrañamente pocos proceden de la Facultad de Ciencias Políticas y sí de variadas ciencias, humanidades e ingenierías en donde parece ser que se forman nuestros dirigentes. Menos todavía de las ramas de FP de automoción, calderería o instalaciones eléctricas, lo cual no choca demasiado si se tiene en cuenta la escasa preparación que suministran esas profesiones para saber lo que es o no posible.
Y aquí se pregunta uno –creo que con justicia- qué divina inspiración ha sembrado de lenguas de fuego las sesudas seseras de sus señorías para distinguir lo posible de lo imposible si se exceptúa el sagrado voto del personal al que se deja sólo elegir entre lo posible (A, B y, si acaso, un poco de C) con lo cual sólo hay dos, o un poco de tres, caminos posibles y en cada uno de los cuales sólo se ven posibles unas pocas cosas que luego en la práctica se quedan en la mitad porque la práctica cruel así lo exige.
Al final, ¿qué queda como posible para aplicar la excelsa y prestigiada política de la excelsa y prestigiada democracia? Cierre usted los ojos y formule un deseo como las peticiones infantiles a los Reyes Magos o Aladino al genio de la lámpara:
Que no haya guerras (No es posible porque se va al traste el negocio de las armas y los privilegios de los fuertes). Que no haya pobres (No es posible porque si no no trabajaría nadie). Que haya trabajo para todos (No es posible porque a ver cómo se podría entonces amenazar al trabajador con despedirle). Que toque a cada país por turno ser EE.UU. durante una temporada sin que a EE.UU. le toque más tiempo que a los demás (¡A ver! ¡¡Esa pedorreta!!) Que a cada dirigente político de talla se le impongan no sólo medallas sino un explosivo que se active automáticamente en el caso de que un tribunal auténticamente internacional sin vetos ni gaitas lo decida por mayoría (¡Je, je!). Que, en vista de que la mayoría de los delincuentes son marginados, se prohíba dicha marginación; que las pateras o cayucos hagan viajes de ida y vuelta para hacer intercambios entre países del norte  y del sur; que Cuba decrete el embargo a EE.UU; que el Estado de Gaza aísle e invada la franja de Israel; que…
Pero no, nada de eso es posible. Lo único que sí lo es es lo que no moleste mucho a los de sitio reservado, como, por ejemplo, poner 1, 2 o x en las quinielas, que eso sí que es libertad.
Y los políticos a lo suyo, o sea, a decir que nada útil es posible y que, en caso de desastre, solidaridad.

(Nadie se moleste en declararme tendencioso, exagerado y parcial. Lo soy. En el fondo existe en mí la queja de que los políticos -cuya labor en general respeto y considero necesaria- disfrutan poco de las incomodidades de la inmensa cantidad de ciudadanos agobiados y la tristeza de vivir en un mundo en que más vale fuerza que maña o guerra que diálogo. La verdad es que estos improvisados apuntes empezaron a gestarse como una carta a los Reyes Magos.)

26 Comments:

Blogger Athena said...

Hace tiempo que empecé a pensar que la política es el arte de contener al pueblo para que no tome el control por su cuenta.

7/1/09 7:07 a. m.  
Blogger Mamen* said...

Habrá que cuestionarse la posibilidad de sus majestades los Reyes Magos de Oriente... como políticos.
Genial y de verdad verdadero tu artículo Ybris.
Mi cafeína esta mañana.
Un beso grande.

7/1/09 9:04 a. m.  
Blogger Tempero said...

'...porque la práctica cruel así lo exige.'

Y la práctica cruel es el engranaje en el que estamos metidos. Siempre que te leo en tus tendencias nada exageradas me pregunto qué tipo de revolución queda, si es que es posible. O si cada reunión de políticos es, no para ayudarnos que es para lo que nos hacer creer que se reunen sino para evitar conmociones indeseables.
Contubernios posibles: la política.

Un abrazo desde C.

7/1/09 9:24 a. m.  
Blogger Margot said...

Bastaría con pedirles honestidad, rectitud y un algo de inteligencia sin mercadotecnia. La profesión de la Política debería estar a disposición del ciudadano y mucho me temo que hace tiempo se invirtió la ecuación...

Pero como cantaban en los 80 (ya por entonces) "Son malos tiempos para la lírica"... que es como decir que también para la madurez democrática (y eso qué é), la responsabilidad de ciudadanos y políticos y el rigor del pensamiento social.

Y olé, que seria me he puesto, has visto, Ybris mío?

Artista tú, desentrañador de falsedades. Muchos besos!!

7/1/09 9:37 a. m.  
Blogger mia said...

Una realidad tremendamente

bien dicha...

Los políticos son como artistas

(sin el don de creatividad)en muchos casos)

Van haciendo según la ocurrencia,

nos dicen que quieren pero no pueden

arreglar lo que nova,entonces,como el niño toca

el mando de la televisión,de tanto

tocar,lo descompone, o acierta

rara vez.....

Nuestros dirigentes hacen según

el momento,la capacidad,

y a mi entender,casi siempre en competitividad........

El camino de las guerras antes que

el diálogo,parece no modificarse

desde la noche del tiempo...

Desprecio la realeza,rescato la

magia como medio recurrente,

soñar con paz va siendo

cada vez más sueño que posibilidad.

Besos querido ybris

(me gustaría mucho publicar tu post en un periódico de Caracas donde suelo colaborar)

7/1/09 9:40 a. m.  
Blogger marisa said...

Ybris, vivimos sumergidos en una sociedad cuyos engranajes dirigen y gestionan nuestras vidas. Se ha confundido valor y precio, voto con participación y progreso con riqueza económica... Sólo la utopía puede salvarnos porque si dejamos de creer que otro mundo es posible y que esto es una mentira, nos habrán vencido de verdad.(Aunque tal vez ya lo hayan hecho y yo sea de los pocos locos que quedan "¿Ya no hay locos en el mundo, ya no hay locos?")
Un fuerte abrazo.

7/1/09 10:40 a. m.  
Blogger Isabel Martín said...

La verdad es que es una pena.
Ya sabes que yo lo vivo en primera línea de fuego y es decepcionante llegar a casa cada día con la desilusión de ver cuántas cosas podrían hacerse si al menos los políticos de sillón se dedicaran unos segundos a escuchar.
Pero entre toda esa decepción siempre queda una chispita de ilusión, aunque solo sea por la gente (alguna) que te encuentras en el camino, así que seguiremos caminando hacia la utopía haciendo posible lo difícil, aunque sea a golpe de posts...

7/1/09 12:07 p. m.  
Blogger Eva said...

Yo he dejado de escribirles, nunca me traen lo que quiero. A los políticos sí...este mundo está hecho al revés. La monarquía no funciona, habrá que probar con Papa Noel.

Besos guasones querido Ybris, aunque el tema sea serio. La vuelta al cole tiene estos efectos...

7/1/09 1:40 p. m.  
Blogger raindrop said...

Y la trama es tan tupida y asfixiante que incluso alguien que llegara con muy buenas intenciones, acabaría cediendo a las presiones o siendo retirado del escenario.
Algo no funciona bien en todo esto.

un fuerte abrazo

7/1/09 2:48 p. m.  
Blogger mangeles said...

Pues fijo que le han traido carbón...porque a los Reyes Magos...lo de pensar y la política les va poco ehh..que yo ya les tengo muy calados.

Y me parece que tiene Vd. mucha razón...y mucho humor...y eso es ser muy muy rico...RAZÓN (de pensar y razonar) y HUMOR...y un poquito de SALUD....¡¡¡ESO ES VIDA¡¡¡

Besos

7/1/09 4:03 p. m.  
OpenID versionscelestes said...

Hola Ybris, mis mejores deseo para ti en este 2009, a pesar de todo.

Y bueno, pienso que los políticos no pueden cambiar las cosas.

Para que los políticos puedan realmente hacer cosas, tendrían que cambiar el fundamento en el cual realizan su política.

Ese creo que sería realmente hacer política de cambio.

La política de los estados es la política del control y del poder.

Saludos Célestes.

Versions Célestes

7/1/09 5:24 p. m.  
Blogger Carz said...

Yo voto por lo del explosivo en el cuello... me parece que has encontrado el camino a la anarquía :-)

Un abrazo.

7/1/09 5:53 p. m.  
Blogger Churra said...

¿Por eso se dice que la politica es una arte ?
Un arte es intentar convencer a muchos y conseguirlo que aun las cosas mas imposibles pueden ser posibles .

Por cierto ¿que te han echado los reyes magos?
Un abrazo

7/1/09 6:34 p. m.  
Blogger thirthe said...

podiamos empezar por proponer algo sensato y coherente:

EL SUELDO DE CADA DIPUTADO DEBERIA SER EL QUE TENÍA EN EL TRABAJO QUE VENÍA DESEMPEÑANDO ANTES DE ADQUIRIR LA CONDICIÓN DE DIPUTADO. (SI ERA UN PARADO, PUES SU SUBSIDIO CORRESPONDIENTE)

besos de nuevo año

7/1/09 6:35 p. m.  
Blogger Fortunata said...

Jaja si escribes a los Reyes es que crees en la magia.... y eso es lo que hace falta una buena varita mágica....
Me pido las palabras...
Un abrazo

7/1/09 8:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me dan un poco de pena los políticos -pero se me quita al pensar en sus sueldos-.Somos, en ocasiones, un poco injustos con ellos; la realidad es que son una pequeña muestra del mundo, sólo la punta de la pirámide. Debe ser difícil ser buen político si no somos buenos ciudadanos (sálvese quien pueda). El arte estaría en hacer posible un cambio en la base con un poquito de educación para muchas cosas "necesarias". Me refiero a cuestiones como:¿qué impuestos son justos en una cultura de defraudadores congénitos que no sienten responsabilidad solidaria?...¿se merece el aborto libre una población que carece de educación para la sexualidad sana y sin riesgo, a pesar de contar con todos los avances médicos y toda la información posible? (-inciso- estoy a favor en todas las circunstancias)...Se me ocurren muchas meas culpas antes de pedir a los políticos que dominen el arte de lo imposible; aunque creo que sí, que será posible, cuando estemos preparados, sólo somos un mundo un poco inmaduro.

Besos. M.M.

7/1/09 8:59 p. m.  
Blogger Noray said...

Hay realidades
que duelen
y nos envenenan
pero nunca buscamos
el antídoto necesario,
quizás seamos
los últimos utópicos.

Un abrazo

7/1/09 9:10 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

"Vamos a bajar los impuestos y crear nuevas partidas de subvenciones".
Eso queda muy bien....
Para ser un buen político no hay que empeñarse en nadar a contracorriente; es fácil.

Lo que pasa es que no somos tontos, y por eso nos abstenemos....

Feliz año, amigo.

7/1/09 9:14 p. m.  
Blogger Amparo said...

¿Qué puedo decirte que tú no sepas? Corroboro todas tus palabras, pero tengo que romper una lanza a favor de muchos políticos que han pasado a la historia por defender ideales, también por aquellos que he conocido personalmente y no me defraudaron, y en estos días, donde las victimas de Gaza se cuentan a centenares también la rompo por todas las personas que manifiestan su repulsa por la barbarie y la muerte, sean políticos o no, ya que pienso que si todos callamos y no decimos nada…los de las poltronas tendrán mas vía libre para continuar haciendo lo que les venga en gana.

Un abrazo

8/1/09 6:53 a. m.  
Blogger mia said...

Querido amigo
Hecho,y agradezco tus palabras,considerando que tus regalos cotidianos,merecerían ser publicados en primeras páginas y en todos los idiomas,y no es halago sino reconocimiento.
Yo colaboro con este periódico desde hace un tiempo,creo que compartimos ideales,con gente de algunos países de América del Sur,tú verás...
Infinitamente agradecida,

Mía

http://elperiodiblog.blogspot.com/

mialuaf@gmail.com

8/1/09 9:47 a. m.  
Blogger radioblogueros said...

¡¡Hola!! Desde “La Radio de los Blogueros” nos encantará contar contigo. Te cuento: cada viernes de 19:05 a 20:00 (hora española), en Punto Radio Sevilla, emitimos un programa pionero en la radio difusión y dedicado, exclusivamente, al mundo del blog: tertulias blogueras, entrevistas, trucos para aplicar en nuestro blogs y, lo que más nos gusta, la lectura en directo de todos los comentarios que nos van llegando desde cualquier rincón del mundo.
¿Cómo escucharnos? Pinchando el logotipo de Punto de Radio en la página http://laradiodelosblogueros.blogspot.com. Escúchanos, escríbenos. Somos muchos y queremos ser muchos más.
Un saludo. Te damos la bienvenida y, sobre todo, no olvides decirnos desde qué lugar nos escribes.

8/1/09 6:10 p. m.  
Blogger manuel_h said...

los reyes magos, como políticos al fin y al cabo, sabrán diferenciar entre lo posible y etc etc.

feliz año

9/1/09 12:55 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

Acabo de dejar otro comentario en otro blog a cuenta de la política en general y las guerras en particular.

No me gusta la política, de ningún signo, y lo políticos menos aún. Simplemente me dan asco (los de estos tiempos y por cosas definidas y concretas. No generalizo)

Y dicho esto, pienso que es un engaño llamar política a ciertas cosas. Matar a un semejante es un asesinato aunque le pongamos muchos nombres.
No hay política ni discusión de como evitar las guerras, ni el hambre ni las desigualdades sociales, lo que hay es diferentes maneras hipócritas de salvar nuestra cartera. Y lo pondemos llamar equis.

Sólo el amor por los demás es la forma de hacer justicia. Y sólo la justicia nos va a salvar. De hecho sólo el amor nos podrá salvar como especie. Eso es así y, además, todos lo sabemos. Lo que pasa que nos gusta mirar para otro lado y vivir mejor que el de al lado.

Es mi opinión.

Un abrazo
Chuff!!

9/1/09 12:56 a. m.  
Blogger koffee said...

Casualmente andaba analizando –no muy a fondo, que a la vista queda- la foto de un ufano “y justo” ministro rodeado de unas cuantas cornamentas abatidas, y mi falta de cordura determina un paralelismo con otra foto imaginaria: la del político y su discurso ante un pueblo con más de tres millones de parados.
Me temo que a nuestros mandatarios se les seguirá ocurriendo algún medio de seguir entreteniendo al personal tal como se ha hecho siempre con los toros, el fútbol, los videojuegos, la telebasura... Pero los servicios sociales alertan de que con estas bajas temperaturas, como nunca se habían llenado sus albergues para pasar la noche. Y cuidado que cuando el frío y el hambre imperan, no hacen falta cabecillas.

Un abrazo.

9/1/09 10:05 a. m.  
Blogger Antón Abad said...

A mí lo que verdaderamente me preocupa es que la mayoría de los políticos sean abogados (así como la mayoría de los reclusos con títulos universitarios), no sé, me parece demasiada casualidad. ¿Será que de antemano toman precauciones para que cuando les persiga la "justicia" (¡¡A ver esos abucheos!!) tengan un as jurídico en la manga para zafar del marrón?, porque; a ver, ¿qué abogado sería capaz de confiar en otro?
Hay un chiste que me encanta, y no voy a pedirle perdón al colectivo porque no sería leal conmigo mismo:
¿Sabéis cómo se sabe que un abogado miente?:
Porque mueve la boca.

10/1/09 8:25 a. m.  
Anonymous laMima said...

Mira,deberíamos haber pedido a los reyes una clase política con otros objetivos....o ¿esto es todo lo que merecemos?

10/1/09 6:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home