5.9.06

Palabras

Retengo las palabras
en la liviana niebla en que se forman
antes de hacerse densas, cristalizar,
dejar su cuerpo herido y tembloroso,
yerto y atravesado por el mismo alfiler
con que queda por siempre en el papel clavado.
Las contemplo y me duele
esa enorme estrechez que me las deja cortas,
pinceladas escasas con que cubrir el cuerpo,
la escueta desnudez de tanta sed
como hasta mí las trajo.
Pero tengo siempre que ceder al fin:
de la niebla al papel,
o de la sed al agua hay tanto trecho
como lo hay del deseo hasta la paz colmada.
Por eso lo que escribo es sólo
la sombra temblorosa de mis dudas,
el dedo insuficiente que señala
la luz deslumbradora a que no llego.

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

oh
ke potito

5/9/06 5:37 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Siempre hemos de limitar el infinito, definirlo, ponerle palabras para poder expresarlo. Sabiendo que siempre se quedarán cortas,escasas y nunca podrán albergar lo que nosotros sentimos, tú Ybris eres un gran mago de sensaciones, envueltas en palabras.
MI beso más cercano Olimpia.

5/9/06 2:18 p. m.  
Blogger libertad said...

"la luz deslumbradora a que no llego"...esa sensación, esa sensación la reconozco. Y es así, tal cual tú lo expresas...sólo que un día, llegas.
Besos

5/9/06 4:49 p. m.  
Blogger -Pato- said...

"Pero tengo siempre que ceder al fin:
de la niebla al papel"


Ybris si hay alguien que encuentra palabras, para mi ese sos vos!

Te admiro por eso y no sé si te habrá quedado alguna palabra extraviada en este poema, pero para mi has dicho todas, me has hecho sentir con exactitud lo que se siente cuando uno tiene sed y no se puede alcanzar el agua.

Besos y palabras por venir.

5/9/06 5:15 p. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Me inclino a pensar en todo lo que uno calla cuando habla, meras elucubraciones, claro, teñidas de lo que somos al leer, al escuchar.
Me inclino a ver ese mundo que tantas veces mostramos 'ocultando' en jeroglìficos.
A veces me pierdo en imàgenes, en tìtulos, en lo que se dice y 'còmo'...creo que en las imàgenes que, en una suerte de ruleta rusa lo ponen a uno en el juego tanto como al otro.
Hay un poema muy bello que me gustarìa pasarte y es un tanto extenso, se llama "letras" y es de Hermann Hesse y explica un poco lo que quiero decir en este momento.
Si lo buscas en Mr Google como
"letras" + poema + hesse
sabràs de què hablo:)

Un placer leerte, Ybris, y que las palabras sigan sirviendo para algo.
Un gran abrazo.

5/9/06 7:38 p. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

5/9/06 7:38 p. m.  
Blogger koffee said...

Accedo a tu página poco antes de cerrar el ordenador, en búsqueda de la belleza serena que sabes transmitir. Solo en silencio quiero leerte, y a solas... y deja que te diga: son humanas las dudas, tal vez por ello tiemblen, pero tu señal es camino en la escritura, y la luz, cómo quieres alcanzarla?... si emana del "vacío".
Buenas noches.

6/9/06 12:03 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Jo,¡es verdad!nunca se escribe exactamente lo que se siente,pero tambien es cierto que otros (en este caso tú) definen lo que experimentamos a la perfección y con abrumadora belleza...
Besos,amigo:)

6/9/06 12:52 a. m.  
Blogger Carz said...

Como dijo el poeta “escribir un poema es herir la piel del agua”. Tú no sólo la hieres sino que la corporeizas en un deseo tan antiguo como la autoconsciencia del primer ser humano. O incluso anterior, cuando aquel ancestro miró al horizonte un crepúsculo y no vio más que su belleza sobrecogedora.

Igual a ti no te alcanzan tus palabras, pero a mí me sobrecogen.

Un abrazo.

6/9/06 1:22 a. m.  
Blogger manuel_h said...

bueno, si a ti se te quedan estrechas las palabras, si las crees insuficientes para reflejarte, entonces yo prometo no ir más allá de los cuadernos de caligrafía rubio, y me quedaré en el primer renglón, en aquel que tenía esbozado el trazo.

un abrazo

6/9/06 1:28 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

Fíjate que yo hoy, en vez de retener palabras, querría expulsar unas cuantas y olvidarme de ellas para siempre...

6/9/06 10:34 a. m.  
Blogger desmartes said...

Es cierto, la luz a la que apuntas deslumbra. Pero a mí me ciega esa luz que haces propia con cada una de las sombras de tus cesiones.

6/9/06 3:01 p. m.  
Blogger Alicia 2.0 said...

Ayh esto arranca un suspiro preotoñal a cualquiera

6/9/06 7:25 p. m.  
Blogger Petit Oiseaux said...

¿Qué será la paz colmada?

7/9/06 12:12 a. m.  
Blogger thirthe said...

venga! dime algo que pretendas expresar y no consigas!!!

7/9/06 9:27 p. m.  
Blogger Insanity said...

"Las contemplo y me duele
esa enorme estrechez que me las deja cortas,
pinceladas escasas con que cubrir el cuerpo,
la escueta desnudez de tanta sed
como hasta mí las trajo."

Admiración no basta, al menos no para mi, Ybris; tu palabra escrita es un flechazo de luz surcando distancias y clavándose en mi alma, por ello este afecto que te tengo.

"Pero tengo siempre que ceder al fin:
de la niebla al papel,
o de la sed al agua hay tanto trecho
como lo hay del deseo hasta la paz colmada.
Por eso lo que escribo es sólo
la sombra temblorosa de mis dudas,
el dedo insuficiente que señala
la luz deslumbradora a que no llego. "

Un abrazo regazo.

10/9/06 7:06 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Hoy podría afrimar que no es cierto el verso que leo. Aquel que me dice que no puedes más que apuntillar lo que quisieras.
Te aseguro que rematas, pero claro, no todos los días la faena es de rabo y dos orejas.
Supongo que a veces el aplauso (propio) ni siquiera te percute.

El respetable te demuestra cada día que el verso para ti insuficiente a nosostros nos colma.

Olimpia.

1/9/08 9:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home