17.7.06

Dicha

¿Ser dichoso? Muy poco bastaría,
principalmente si se tiene en cuenta
el sitio en que se ponen los afanes:
la ausencia de dolor,
los amores más densos,
el tiempo que nos calma y enriquece.
El ponerlo muy lejos nos acaba quebrando.
El ponerlo muy cerca nos convertirá en miopes.
Pero el truco que nunca falla es
ponerlo en la ilusión de conformarse
con subir un peldaño cada vez
sin contar de continuo los metros que nos faltan.
Que en el fondo la pena es una dicha
vista sólo del lado inacabado.

13 Comments:

Blogger Misscronic said...

Tan sencillo y evidente que permanecemos ciegos a ello.

17/7/06 9:54 a. m.  
Blogger insanna said...

Pos yo debo llevar unas gafas de culo de botella aún sin necesitarlas... jajajajaja

Yo creo que es una pura aceptación de uno mismo, con sus penas, sus alegrías... contínuas decisiones diarias, pequeños síes, pequeños noes... algún que otro quizá. Ese peldaño, unas veces de pocos centímetros, otras tan alto como un muro de cárcel...

Hay peldaños que nos alejan de lo que queremos y otros no acercan. Ciegos a veces, intentando tener lo que no podemos, nos perdemos las maravillas que sí tenemos, regaladas, envueltas en papel de celofán de colores...

...así van para ti, todos mis besos.

17/7/06 12:24 p. m.  
Blogger UMA said...

El vacìo ha de ser forma, querido Ybris, todo puede ser algo valioso.
El estar demasiado lejos o cerca nos hace perder fàcilmente la perspectiva, sencillo como la caìda del agua, asì leo tus letras.
Si fuesemos capaces de estar concientemente presentes en cada instante...si fuesemos capaces,
no estarìamos en un lugar sino en camino.

"Me empobrecì porque entender me abruma,
me empobrecì porque entender sofoca..."
Algo que me has hecho recordar.

Un gran abrazo con cobertura:)

17/7/06 1:10 p. m.  
Blogger Luis said...

La altura de los peldaños nos la creamos nosortos mismos. Nos empeñamos en mirar los peldaños que ahí delante pero se nos olvida en el que estamos y a veces nos quedamos sin la perspectiva necesaria. Como decía Lenon, la vida es lo que sucede mientras nos empeñamos en hacer planes de futuro. La dicha nunca será plena si nos quedamos sin la perspectiva necesaria, pero que difícil resulta eso ¿verdad?
Un abrazo

17/7/06 6:37 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Leerte es una dicha.

Qué privilegio el mío, pensaba al leerte porque tenés la sabiduría de la experiencia y la magia de convocar las palabras necesarias para decirnos eso que a otros -como a mi- nos falta.

Entonces, una tarde cualquiera como esta, en una ciudad que deja escapar sus ultimas luces, yo respiro y pienso en eso de la dicha de leerte.

Besos.

17/7/06 11:05 p. m.  
Blogger Badanita said...

Siempre con esa bella manera de ver la vida vos, Ybris.
Sabes? Seria lindo que visites el blog de "marcos" ya que habla de algo muy parecido.
Esta el link en mi blog.

Besasos profe!

18/7/06 3:46 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

En días como hoy pienso que no es tan fácil alcanzar esa dicha... Pero así es la vida.

18/7/06 11:47 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Quien pudiera ver siempre a la pena como tú la describes.
Bello poema,Ybris.Un abrazo desde el calor de la tarde.:)

18/7/06 2:56 p. m.  
Blogger thirthe said...

y el arte de un buen truco consiste en practicarlo mucho...hmmm

18/7/06 11:52 p. m.  
Blogger Isthar said...

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Y es en esa búsqueda diaria por alcanzar un peldaño más, donde no sólo encontraremos el equilibrio, si no posiblemente la felicidad.

A veces no lo vemos porque miramos demasiado arriba, o demasiado atrás.

Es ahora cuando está pasando lo mejor de tu vida, en cada instante...

Un abrazo muy, muy, muy fuerte Ybris

20/7/06 10:38 a. m.  
Blogger Insanity said...

Un abrazo y mis felicitaciones por este post.

"Pero el truco que nunca falla es
ponerlo en la ilusión de conformarse
con subir un peldaño cada vez
sin contar de continuo los metros que nos faltan."

Gracias por compartir tanto.
In.

21/7/06 5:01 a. m.  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Que en el fondo la pena es una dicha
vista sólo del lado inacabado...

Para mí, es la mano que te ahoga mientras respiras, unos dedos que te atenazan, y no te sueltan, ...

Y mientras, buscas respirar por los poros de tu piel para continuar sintiendote viva.

10/8/06 12:14 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

NO sólo es ser positivo ver el vaso "medio lleno", sino también tener sed para beberlo.

Que el afán sea ese y no otro.

Dime....lo escribiste para beberlo o sólo para saborearlo?

Olimpia.

13/7/08 11:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home