3.7.06

Bienaventuranzas

Dichosos, sí, los dioses complacientes
porque de ellos será el contrato indefinido
de estar sentados a la diestra de Bill Gates.
Dichosos ciertamente los dioses silenciosos
porque con su silencio avalarán
el justo poderío del tío Sam
y se harán acreedores
a un sitio en su paraguas protector.
Bien dichosos los dioses lejanísimos
porque de ellos serán las cuentas en Suiza
a salvo de molestas inspecciones.
Dichoso, tú, oh dios, que votas
siempre a favor de todos los gendarmes
porque estarás del lado de los buenos.
Dichoso el dios del libre y gran comercio
porque suyas serán las stock options
que harán indiscutible su deidad.
Dichosos dioses que seguís sin duda
la irresistible globalización
porque habréis de tener asegurado
el lugar preferente de los dioses.
Dichosos dioses que olvidáis al pobre
porque vuestro será el rostro de los ricos.

Retírate Jesús de Nazaret
y trata de vender mejor tu mercancía.
Después de tantos años,
abandonado incluso por tu oficial iglesia,
ni siquiera has logrado arañar
la más mínima parte del poder
de aquellos dioses adaptados
a las movidas aguas del mercado
a quienes siempre habrán de ser debidos
el honor y la gloria por los siglos
de los siglos, amén.

14 Comments:

Blogger ybris said...

Los desvelos episcopales por los "problemas de España" me han inspirado una dedicatoria a las jerarquías católicas para que amplíen el campo de sus desvelos a otros que merecen más la pena.

3/7/06 3:52 a. m.  
Anonymous muralla said...

Genial, genial y genial.
Has reflejado totalmente el sentimiento que aparece al leer ciertas cosas de la santa madre iglesia.
Triste, duro, pero cierto. La realidad siempre supera a la ficción...
Miles de bicos.

3/7/06 7:11 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

Ya lo ha dicho Muralla antes, pero sólo hay un adjetivo para tu post: genial.

3/7/06 10:23 a. m.  
Blogger Purificación Ávila. said...

Estamos consternados por el rumbo que toma la Sociedad y esa Religión que un día nos inculcaron como la "Salvación" y lo trasmites. Pero:
¿Son Bienaventuranzas o, podrían llamarse Malaventuranzas?

"Ybris, es la primera vez que haces de un poema una protesta.Pero no por ser un tema duro ha perdido la esencia de tu estilo.Es muy original la idea -que no te la 'roben' esos..." (no quiero poner calificativos malsonantes)

Para poder, el de los poetas laureados. Pero hace mucho que esa Historia ocurrió...ahora vivimos la Era Dorada de Internet.

¿A qué Dios le pedimos consuelo? ¿A Gates?, ¿A los gurús hacedores de fortunas? Queda claro que no... pero no perdamos la esperanza (Iba a decir Por Dios, pero me contengo)
Un abrazo.
Alicia Rosell.

3/7/06 10:55 a. m.  
Blogger Luis said...

Contundente, genial y esclarecedor retrato de las dictaduras que son el capitalismo y la iglesia. La iglesia que tanto habla de perdón, entre ortas cosas, todavía no lo ha pedido por esos 40 años apoyo a otra dictadura, y no lo ha hecho porque están orgullosos, como lo están de tener dirigentes mediáticos, tener emisoras donde hacer política rastrera o condenar a personas que se aman y no lo hacen bajo sus designios. A jesús no le gustaría entrar al Vaticano y ver en todo lo que se ha convertido la iglesia.
Un abrazo lleno de admiración

3/7/06 5:48 p. m.  
Blogger Remembranza said...

Creo que la "Autoridad Competente" debería de incluir este texto en el prólogo a su constitución. Sin duda.

3/7/06 7:28 p. m.  
Blogger koffee said...

Pero.... pero, Jesús, lo has escuchado???. Esto es un disparo certero que ni Guillermo Tell hubiera mejorado.
(Cómo era?, espera Ybris,..
"....Vivant professores.
Vivat membrum quodlibet,
vivant membra quaelibet,
semper sint in flore.")

3/7/06 8:59 p. m.  
Blogger Milleniumsister said...

Y da tristeza porque al final, solo es hipocresia del mundo...

3/7/06 10:16 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Este es otro de esos poemas tuyos que hacen que me quede de pie aplaudiendo.

Hasta para protestar sos elegante!

Comparto tu cuestionamiento, tu preocupación y tu bronca.

¡Aplausos!

Y besos por supuesto.

3/7/06 11:16 p. m.  
Blogger Susy said...

No lo pueden hacer peor.
Es increible. Es como si fueran enemigos de lo que defienden.

Saludos

3/7/06 11:36 p. m.  
Blogger manuel_h said...

amén!

4/7/06 1:59 a. m.  
Blogger Nestor said...

Pues déjalos con su dinero y sus falsos profetas.
Todos tenemos un territorio inexpugnable ante esos atropellos.
Enseñemos esa riqueza a quienes nos rodean.
Tus palabras son un bisturí.
A la morgue con ellos!!
Nestor

4/7/06 2:53 a. m.  
Blogger Insanity said...

Es por eso que me siento bien en tu compañía, Ybris. Porque tu también te niegas a hacer parte de esa farsa.
No esperemos por ellos. Nosotros debemos ampliar el campo de nuestros desvelos a los que realmente lo necesitan, con convicción y sin hacer ruidos.
Ybris, te regalo una sonrisa, puedo?.
Y un abrazo.

4/7/06 6:09 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Adoro cuando tu ironía emerge entre las letras con tanta sabiduría...pero a veces equivocan su fondo por su causa...como en este caso.
Pobrablemente no lo entienda desde la misma orilla y tenga que cruzar el río de palabras para identificarlo como tú quisiste escribirlo.


Olimpia.

13/7/08 11:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home