4.7.06

Los besos de Catulo

Isabel Romana me propone adoptar un poema de Catulo y publicar una versión suya con un comentario.
Osado como es uno y dudando entre los preciosos III o CIX y el sugerente V, en que se vuelca en el uso de la palabra basium sobre el clásico osculum, acabo decantándome por este último con una traducción mía poco elaborada por la premura de tiempo, que contiene una pequeña trampa en los tercetos para completar los catorce versos del soneto.

Vivamus mea Lesbia, atque amemus,
rumoresque senum severiorum
omnes unius aestimemus assis!
soles occidere et redire possunt:
nobis cum semel occidit brevis lux,
nox est perpetua una dormienda.
da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut ne quis malus inuidere possit,
cum tantum sciat esse basiorum

Amemos y vivamos, Lesbia mía.
Y si se quejan los severos viejos
nos importen un bledo sus consejos.
Que el sol salga y se ponga cada día:

no bien marche la luz que antes lucía
dormiremos la noche hasta muy lejos.
Dame cien y mil besos sin complejos
y luego mil y cientos a porfía.

Y otra vez otros miles y otros cientos.
Después de habernos dado muchos miles
habremos confundido a los obsesos

y no podrán contar tantos momentos,
confusos de ese modo los muy viles,
al ser innumerables nuestros besos.


En cuanto a un comentario al poema, cuando se habla de besos no puedo evitar el recuerdo de la impresión que me causó la primera lectura que hice de la leyenda de Bécquer “El beso”. Pero la vida me trajo otra impresión que ahora intento revivir con un poema escrito hace muchísimo tiempo desde un lejano día en Roma herido por lo que hoy es ya el recuerdo de mi primer beso digno de tal nombre.


Escondido para ti,
sólo por que juegues a encontrarlo.

Escondido en mis palabras,
en el seno de una blanca flor
de versos.

Escondido, atado al alma,
lo asomo a mis labios
y por estar en mis labios
se parecería a un beso...
pero, tan hondo, tan hondo...
que quiero que me lo encuentres
para sentirme morir
cuando me lo arranques.

13 Comments:

Blogger Insanity said...

No dejas de sorprenderme.
No dejas de calarme hasta el alma.

"Escondido, atado al alma,
lo asomo a mis labios
y por estar en mis labios
se parecería a un beso...
pero, tan hondo, tan hondo...
que quiero que me lo encuentres
para sentirme morir
cuando me lo arranques."

No dejo de asomarme a la ventana de tu corazón (mientras la mantengas abierta, así, de par en par)

Sin palabras, mis felicitaciones.
Gracias por acercarte una vez mas a mi casa.
Insanity

4/7/06 6:21 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Los soles se ocultan, y pueden aparecer de nuevo;
pero cuando nuestra efímera luz se esconde
la noche es para siempre,
y el sueño, eterno.
Catulo

4/7/06 8:18 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Tu beso, como tú,infinito.
El mío, para tí.
Olimpia.

4/7/06 9:49 a. m.  
Blogger Gata Chata said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4/7/06 10:49 a. m.  
Blogger Gata Chata said...

Hola, Ybris, qué bonita y difícil iniciativa. Que te salga un poema precioso en base a la métrica y a Catulo me pone los pelos como escarpias... Una, que no sabe de esas cosas...

Un abrazo, y te agradezco mucho tus visitas a mi blog; estaba un poco "ausente" y me costaba trabajo arrancar.

Nos leemos.

(La del comentario suprimido soy yo, lo borré porque tenía una errata...)

4/7/06 10:51 a. m.  
Anonymous muralla said...

Es un placer leerte, un privilegio,
soñar con tus versos y sentir un beso que trae la dulzura del recuerdo y el frescor de una ciudad eterna.
Bicos.

4/7/06 5:28 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Hola ybris, maravillosa la tradución de Catulo (incluída esa pequeña trampa de la que hablas)y de emoción muy particular tu propio poema.Gracias por esta contribución tan personal y bella. Voy a poner enseguida el aviso en mi post. Saludos muy cordiales.

4/7/06 5:31 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Ybris, soy isabel de nuevo. Me doy cuenta de que tu página es casi idéntica a la mía. ¿Sería para ti un problema el copiar la plantilla tal como la tienes y mandármela a mi e-mail(está en mi perfil). Estoy tratando de arreglar mi página y no acaba de quedarme bien. Gracias.

4/7/06 5:35 p. m.  
Blogger Manuela said...

Me gusta la sensualidad de Catulo, la ambigüedad, la bisexualidad, creo que indica una plenitud que, a mí al menos, golpea en el corazón y en la cabeza del lector.
Tu traducción, efectivamente, muy libre. Yo casi no habría forzado nada la rima y creo que se quedaría más espontáneo pero no es una crítica, que está fenomenal.
Y tu poema sobre el primer beso muy natural y muy hermoso.
Un abrazo

4/7/06 10:53 p. m.  
Blogger manuel_h said...

el primer beso de una persona amada, qué difícil de superar!

5/7/06 2:03 a. m.  
Blogger koffee said...

Ah, Cátulo!, la grosera elegancia...
Se te dan bien los besos, sin que importe el idioma!, cómo no vamos a venir a diario a buscarlos?. Te dejo uno, solo uno.

5/7/06 10:09 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Éste es uno de los mejores poemas que Catulo haya escrito. Simplemente me encanta. ¡Qué precioso!

5/5/08 4:45 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Catulo jamás se imaginaría que sus palabras pudieran evocar la muerte de alguien y sin embargo yo también me dejaría matar por que me sacaran del cuerpo un beso como ese.;)

Prefiero los tuyos a los de Catulo y mira que me gustan mucho!..

Olimpia.

13/7/08 11:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home