22.7.06

Prisionero

Un día, cuando la mirada sea
firme sobre tu ausencia,
el muro de mi piel se ha de derrumbar.
Un día, cuando el preguntar no sea
el primer paso de una rendición
o el responder no signifique
un punto menos de soberbia,
mis diques saltarán con mis palabras,
tan inútiles ya.
Y un día, cuando indague con mis ojos
las nieblas transformadas del recuerdo
me abrasará tu luz
y una ceguera húmeda
derribará mis ojos
ya sin remedio para siempre en la negrura.
Porque es a veces la presencia
una cárcel mayor de la costumbre
que la ausencia.

(Estaré fuera hasta el día 31. No sé si podré leeros o escribiros en este tiempo. Pasadlo bien mientras tanto)

24 Comments:

Blogger Milleniumsister said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

22/7/06 8:11 a. m.  
Blogger Milleniumsister said...

La gente se puede sentir mucho más distante cuando se tiene más cerca.
Beso.

22/7/06 8:18 a. m.  
Blogger UMA said...

Y algo cuenta tu poema a mi apretado recuerdo.
Y naufrago en una ausencia que se aquieta poco a poco, como si bebiera de las rocas cristalinas aguas deshojando olvido.
Tu poema toca la llaga de mi memoria, Ybris, es un gusto leerte, demàs està decirlo:)

Pasalo muy bien, yo tambièn estarè ausente unos dìas e ignoro el tipo de conexiòn que tendrè.
Te llevo a pasear por mis invernales costas.
Un abrazo y besos.

22/7/06 2:19 p. m.  
Blogger manuel_h said...

mientras tanto, mientras llega, o no, ese día, disfruta de todos los días, incluidos estos de vacaciones.

22/7/06 7:10 p. m.  
Blogger Lis said...

"Porque es a veces la presencia
una cárcel mayor de la costumbre
que la ausencia.


¿Cómo que a veces? Siempre...

Feclices vacaciones poeta

22/7/06 11:40 p. m.  
Blogger Isthar said...

Toda cadena que nos haga prisioneros, sea a fuerza de presencia o de ausencia, supone una condena dolorosa que nos arrastra inevitablemente...

Hasta tu regreso Ybris, un beso enorme.

23/7/06 2:09 p. m.  
Anonymous muralla said...

Disfruta tanto como nos dejas disfrutar con tus poemas.
Bicos.

23/7/06 10:35 p. m.  
Blogger Insanity said...

Me hundo en la profundidad de tus palabras, y sin embargo no me falta el aire.
Ybris, recibe este abrazo.

"Porque es a veces la presencia
una cárcel mayor de la costumbre
que la ausencia."

24/7/06 5:36 a. m.  
Blogger Blue said...

me ato a tus letras...desencadeno emociones..
y me pierdo en el tiempo
saludos

24/7/06 6:35 a. m.  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Porque es a veces la presencia
una cárcel mayor de la costumbre
que la ausencia...

Es tan real....que nos engancho a muchos...¡¡¡

24/7/06 10:19 a. m.  
Blogger Luis said...

Las presencias, es cierto, en ocasiones son la mayor prisión pero otras nos hacen sentir vivo. Me ha gustado eso de que una pregunta puede no ser una rendición y una respuesta ceder una parte de soberbía.
Un abrazo y buenas vacaciones

25/7/06 8:36 a. m.  
Blogger desmartes said...

Hay ausencias a las que nunca nos acostumbramos... en cambio, podemos gozar de esas otras presencias que son incapaces de aprisionarnos jamás.

Que lo pase Ud. igualmente bien, caballero ;)

25/7/06 1:24 p. m.  
Blogger yavalabala said...

mil besos y millones de minutos irrepetibles: felices vacaciones
muac

26/7/06 3:23 p. m.  
Blogger sonrisa said...

...a veces la presencia una cárcel mayor de la costumbre que la ausencia. Me he perdido en tus lineas y no sé porqué, las reconozco como si fueran mias.
un saludo

26/7/06 6:47 p. m.  
Blogger thirthe said...

yo también espero a que vuelvas, liberado ya!

26/7/06 11:27 p. m.  
Blogger Susy said...

Que la mirada rompa la costumbre de las lágrimas y los pesares y sea grande y claro el renacer.

besos

27/7/06 2:22 a. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Pasè a verte, Ybris, te dejo unos besos y vuelvo.
Cuidate y disfruta

27/7/06 5:16 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

¿Sabes que se te echa de menos?

27/7/06 5:13 p. m.  
Blogger Perséfone said...

"Porque es a veces la presencia
una cárcel mayor de la costumbre
que la ausencia."

Y la costumbre una cadena que nos aprisiona en silencio, el miedo al cambio y a romper con los esquemas.
Destruir la costumbre para dar paso a lo nuevo, a la vivencia de nuevas sensaciones.

Buenas vacaciones!!

28/7/06 7:15 p. m.  
Anonymous mad said...

Me ha pasado como a Luis, me he quedado con esas preguntas-respuestas...
Y con la sabia melancolía...
Besos

28/7/06 8:41 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

A veces, incluso podemos sentir nostalgía, y sentir como late sin distancias.
ybris...mi beso más templado para tus horas.
Olimpia.

29/7/06 6:37 p. m.  
Blogger Carz said...

A veces creamos absurdas barreras como la del "Ángel exterminador" de Buñuel.
Siempre he procurado no dar ultimátums y tampoco les hago demasiado caso al recibirlos.
Prefiero tender puentes a destruirlos y no creo en rendiciones ni en soberbia si se trata de amor. Tampoco creo en estrategias, sí creo en la honestidad, incluso con uno mismo.
También escuché una frase en “Les amants du Pont-Neuf” de Carax que decía: “me gustaría tener el valor de llamar a las personas con las que he soñado una noche”.
A veces, no hay respuesta, o no es la que esperabas, pero… merece la pena, créeme.

Un abrazo, por muchos motivos que quizás no ignoras.

30/7/06 3:01 a. m.  
Blogger -Pato- said...

A veces algunas presencias no hacen mas que aumentar la soledad, y algunas ausencias nos dejan tan en companía que resulta bien extraño...

Yo acabo de regresar de mis vacaciones y tampoco tuve posibilidad de conexión, tal vez sea tu caso.
De manera que cuando regreses traerás los bolsillos llenos de versos que se te fueron acumulando.

Un abrazo y a la espera de tu regreso.

30/7/06 3:53 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Leo de nuevo tu poema- ya sabes que me gusta volver a ellos- y no puedo sino ver al escritor encadenado en su hastío y pataleando su atadura....pero es lo que tiene la pataleta, que por muy elegante y bella que parezca, sólo ensordece a quien la lleva a cabo.
Un día....posiblemente, un día, como aquellos.

Un beso.

Olimpia.

13/7/08 11:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home