25.10.06

De elecciones, risas y fechas (la solución en breve) I

Decía una antigua adivinanza surrealista: “¿En que se parecen un elefante, una zapatilla y un cepillo de dientes?” La respuesta era : “El elefante y la zapatilla en nada, pero el cepillo de dientes está puesto para despistar”.
Pues eso. Elegir y reírse no se parecen demasiado, pero una fecha puede despistar ahora mucho antes de que al fin se aclare todo, como podrá comprobar el amable lector que me soporte unos días más.
Pensaba en lo anterior cuando, con su habitual perspicacia y profunda lucidez, Lunarroja escribía hace casi un mes sobre elecciones y renuncias y yo encajaba contra ese dilema gran cantidad de puntos densos de mi vida.
De antiguas reflexiones entresaco varias para que leáis, si os place, alguna como prueba no pedida que me acuse (excusatio non petita, accusatio manifesta) de que alguna vez he pasado por ahí con escaso éxito:

No parece posible vivir sin una búsqueda
constante de las cosas que nos faltan,
o que, al menos, así nos lo parecen.
Pero aún más laborioso es elegir
aquello que queremos,
pues cualquier elección supone mil renuncias.
Lo mismo que tomar la foto de un paisaje:
limitar la belleza ilimitada
con los marcos estrechos de una parte.

En este caminar que es la vida
se llega a divisorias
en que hay que decidir por dónde ir.
Permanecer por siempre quieto en la encrucijada
es quedarse con nada por quererlo todo.

Avanzo mientras dejo silenciosas
las dudas entre un quiero y un querría
tendidas en la inquieta encrucijada
en que debo seguir por un camino
y dejar los mil que no son míos.

Elige. Ser feliz es un albur
de una jugada frente a muchas otras.
Y no puedes parar, pues la quietud ya es
una apuesta entre otras contra el tiempo
que a veces urge, a veces se contiene
en la inmensa certeza de su razón final.

Personas, cosas, vientos y refugios.
Siempre hay un camino que elegir
bajo la sola guía del deseo dudoso
sin siquiera saber lo que en verdad buscamos:
tan torpe e inconstante se muestra nuestro instinto.

La disyunción del todo nos hiere como espada,
nos sorprende con voces de elección
donde sólo quisimos
recorrer los caminos ya sabidos.

Entre amores y ciegas amenazas
voy buscando camino cada día
de donde pueda huir a noches suaves
en las que el sueño vuele, nade o pare
este cuerpo que ignora
por donde habrá de despertar mañana.

De hoc satis. Valete. (Baste de dar el coñazo. Cuidaos)

21 Comments:

Blogger María Manuela said...

Dudar... en esas cosas tan sencillas como elegir el color de un jersey (sabiendo que justo al salir por la puerta decides que te gustaba más el otro) o difíciles, como elegir un camino y al llegar sentir que hubiera sido mejor otro, pero eso sí, sin lamentar lo que has andado (nuca).

25/10/06 10:23 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

Sigo pensando que elegir es renunciar...
Gracias por tus palabras, Ybris.

25/10/06 10:40 a. m.  
Blogger Isthar said...

Estoy de acuerdo con Lunarroja en que en cada elección, renunciamos a algo, aunque nos compense.

Un abrazo muy fuerte

25/10/06 11:38 a. m.  
Anonymous Fernando Sarria said...

Desde que nacemos vamos renunciando, elegir el camino, es en el mejor de los casos, nuestra única manera de reivindicar los sueños, las pasiones, todo lo que logramos arrebatar al tiempo....saludos y abrazos.

25/10/06 1:45 p. m.  
Blogger Badanita said...

Y la vida es una búsqueda constante, totalmente! Me encanta leerte y me asombra seguir viéndote tan parecido a mi padre,quien hace 9 años ya no está mas a mi lado.
Me seguís emocionando todo vos. Tenés ese espíritu joven y limpio. Una mirada inocente mezclada con la experiencia ...
Ybris por qué me recordás tanto a él, Dios!

Tu presencia me hace bien.
Gracias por estar.
Abrazo :)

25/10/06 2:55 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Gracias.

Por tu presencia de cada día,
por tus palabras que tantisimas veces me ayudan a pensar,
por esa busqueda interior de la que nos hacés partícipes, pero tambien por la busqueda por fuera, porque de no ser así nunca nos habríamos cruzado en esta feria.
Y gracias tambien por tu humor -me hiciste reir a mas no poder ayer en lo de May- por esa mirada de la vida que tanto admiro.

No me preguntes porqué, pero sentía necesidad de darte las gracias.

Ufff ahora me siento mucho mejor.

Besos

25/10/06 3:26 p. m.  
Blogger May_solamente said...

Ay Ybris que lindo por Dios!!!

Y para mí tener la posibilidad de elegir es reír, hacerlo me hace sentir bien, aunque dude, o la elección después resulte equivocada, no importa.

Y pensándolo bien, ahora no sé si quedarme con esto que has escrito en tu blog o con lo que dejaste en el mío, ;-) Me quedo con los dos!!!!
Besis!!!!

25/10/06 8:24 p. m.  
Blogger manuel_h said...

"Y no puedes parar, pues la quietud ya es
una apuesta entre otras"
¡cómo si fuera posible elegir entre elegir o no hacerlo!
Vivimos para elegir... y renunciar, ¡claro! No se puede tener todo, qué aburrimiento.

25/10/06 9:59 p. m.  
Blogger dulcinea said...

Yo tb creo que elegir es renunciar...pero así es la vida...o al menos la mía...llena de dudas...

Un abrazo

25/10/06 10:34 p. m.  
Blogger Carz said...

Sartre planteó que la elección es la causa de la náusea, pero no creo que sea cierto, es la pérdida de lo que creemos añorar lo que crea la náusea. Aprendamos a vivir con ella, al igual que aprendemos a vivir perdiendo la vida. Decidamos en cada momento lo que creamos justo o conveniente, pero admitamos que podemos estar equivocados y seamos capaces de rectificar: liberarse genuinamente del orgullo es una liberación magnificada de la náusea.
El pensar que elegir una puerta supone la pérdida de otras es una limitación al pensamiento lineal, pero, si no es cierto que la vida sea una línea recta, tampoco lo es que sea una circunferencia: la vida es una espiral que pasa por momentos parecidos pero distintos. Elijamos si es una espiral creciente o decreciente y pensemos que una de las formas vivas más antiguas del planeta es el nauitilus, un ser en espiral que apenas ha variado en millones de años.

Y concuerdo contigo: confórmate con lo que siembras (pero mi latín es pésimo)

Un abrazo

26/10/06 2:09 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

¿Una incognita? ¿una adivinanza? o simplemente la tarea de elegir cada día.
Consciente, inconsciente, voluntaria, obligada, superflua, transecendental...tantas...dudas vacilaciones o cuestiones...No creo que la elección implique pérdida...para mi es una opción y siempre una ganancia. Si así lo he decidido, así habrá de ser.
Me sumo en parte a tu "disertación" y la de Carz, pero como he reiterado en más de una ocasión nunca me conformaré, eso sería estancarme en una elección..., admito, asumo, al igual que opto por modificar mi elección.
NO me gustan las condenas, si lo son.
Olimpia.

26/10/06 2:33 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Ojalá todos los coñazos fueran como éste;)
Me has recordado a Frost,en "El camino no elegido"
Es un placer leerte,gracias:)
Un beso.

26/10/06 4:12 p. m.  
Anonymous mad said...

Me inquietas, Ybris, mucho.
(Tienes un correo)

26/10/06 4:25 p. m.  
Blogger bohemiamar said...

Renunciar con la mente, elegir con el corazón, ahí está la clave.

Un abrazo.

bohemiamar.

26/10/06 6:03 p. m.  
Blogger libertad said...

Me ha encantado. Cada párrafo, cada frase, jamás hubiera podido expresar mejor mis reflexiones, aun sido tan parecidas, aún moviéndose tando dentro de mí....Te vuelvo a copiar algunos párrafos, citándote, claro....Pero, me he quedado un poco preocupada por el "cuidaos". Tómate treguas, paréntesis (lo que usted quieras), pero sólo treguas o paréntesis, vale?
Un beso muy fuerte

26/10/06 7:13 p. m.  
Blogger thirthe said...

una que lee agradecida.

26/10/06 8:14 p. m.  
Anonymous ipathia said...

Complicado, mucho, elegir actuando en consecuencia. Y cuando los artistas del teatro desconocen su papel, más difícil aún.

26/10/06 9:08 p. m.  
Blogger Agne said...

Me quedo con la frase de siempre buscar lo que nos falta...

A día de hoy sigo buscando...aun habiendolo encontrado todo lo posible para mi.

Besitos & Sonrisas

27/10/06 1:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿la adivinanza es de woody allen?
yo llevo toda la vida dudando, es mi deporet favorito. hoy me he levantado con agujetas.

grandes palabras, ybris.

un abrazo,

30/10/06 7:18 p. m.  
Blogger Fuego Fatuo said...

Contempla la disyuntiva como un marco de posibilidades, pues mientras podamos elegir entre una cosa u otra sentiremos ser libres y estar realmente vivos.

31/10/06 10:32 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Aquel día hablaste de "posponer"...pero tú y yo sabemos que no habrá tiempo para todo.

NUnca hemos querido "fechar", por eso pensamos que fue elección y no el efecto de la causa.

Cuidóme.

Olimpia.

2/10/08 12:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home