18.10.06

Tú y yo

Ni yo ser tú, ni tú ser yo quisiera
más que a rachas como la gota
de agua o sangre que brota lentamente.
Soledad que de tarde en tarde mana
y sabe su cobijo.
Y el resto ser yo solo, ser tú sola:
dos gotas destinadas a un encuentro
que hable de la flor, de lo que brota
como vida, desborde de ansiedades
sin sabor de amarguras.
Sólo entonces sentir desde tus labios
el eco de mis versos, mis palabras
manando de tus ojos o el deseo
de mares simultáneos
como metas de oídos o un suspiro.
Mientras tanto el amor como una isla
de cóncavos deseos,
un refugio de lóbregos naufragios

19 Comments:

Blogger María Manuela said...

Así son algunos amores, para mí le añadiría (a la emoción, que el poema está preciosísimo) sensaciones más alegres, únicas, escasas, de las que dan auténtica felicidad...ir de picnic y comer tu plato preferido en ese lugar perfecto del mundo (con hambre y vino tinto en copa de cristal)...tomarte la cerveza helada con tapa un caluroso día de verano andaluz a la hora del aperitivo...

18/10/06 1:36 p. m.  
Anonymous Fernando said...

Ser uno cuando se es dos ...el amor es una larga lucha llena de hermosas contradicciones...y de constantes y enigmáticos silencios...un fuerte abrazo

18/10/06 3:13 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ybris...Nada, que sos un genio!

Y te admiro, y te lo digo qué tanto!

Es que decís así de simple lo que no es simple, que me quedo con los ojos como platos leyéndote una y otra vez.

Y otra vez...

Besos y gracias.

18/10/06 3:43 p. m.  
Blogger libertad said...

qué preciosidad, el amor en tus palabras...qué preciosidad.
Un beso fuerte

18/10/06 7:45 p. m.  
Blogger May_solamente said...

Uno más uno no es siempre dos...
Hermoso Ybris, muy hermoso!!!!
Besis, muchísimos!!!!

18/10/06 8:08 p. m.  
Blogger Carz said...

El amor como salvavidas de todos los naufragios... y, si no alcanza, que sirva, al menos, de temporario refugio.

Bellas palabras, Ybris.

Un abrazo

18/10/06 8:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

preciosamente revelador, curiosamente cercano. hace poco escribí:

Tú, Yo

Tú desabrochas mi cinturón
Tú escarbas mi jardín
Tú plantas mis deseos
Tú mojas mis labios

Tú pasas mis páginas
Tú escribes mis letras
Tú marcas las horas
Tú narras la historia

Pero tú eres tú,
y no nosotros

Un puerto precioso para leer éste, el tuyo. con naufragios incluidos.

Saludos sónicos

18/10/06 9:21 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

El amor como refugio de náufragos... ¡¡genial!!

Ay, qué tendrá el amor que permite que sigamos inventando formas de definirlo.

18/10/06 9:49 p. m.  
Anonymous Brisa said...

Ni yo ser tú, ni tú ser yo, es mejor ser cada uno, uno sin ser nosotros, pero compartiendo lo que somos. Un beso¡

19/10/06 12:54 a. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Muchas veces vamos al amor, como nàufragos, ciegos nàufragos sedientos ansiosos de nada, ansiosos de migajas de recuerdos, hoy me quedo con la maravilla que me ha sacado de la mudez y que me acerca mas a mi misma, a la idea de 'vivir amor' desde adentro del pellejo.
Sólo entonces sentir desde tus labios
el eco de mis versos, mis palabras
manando de tus ojos o el deseo
de mares simultáneos
como metas de oídos o un suspiro.


Tenès toda mi admiraciòn, Ybris.
Un gran abrazo.
Ya sabes que vengo.

19/10/06 12:56 a. m.  
Blogger Manuela said...

Comparto tus ideas aunque no me gustaría: Pero ya he comprobado que el amor es así, queremos ser uno pero somos dos. Y hay que aceptarlo. Hermosa forma de decirlo.
Abrazos

19/10/06 12:58 a. m.  
Blogger sintulatido said...

Aprender a ser un nosotros,aunque sea por un tiempo... es todo un arte a veces, que lleva más tiempo y más paciencia de la que uno cree que puede llevar...
Por eso somos quienes somos y nada más...
besitos

19/10/06 6:47 a. m.  
Blogger Isthar said...

En cualquier unión no se debe olvidar nunca la identidad propia, tan necesaria como la conjunción en el amor. Ser dos y no dejar por eso de poder ser uno. Ser uno y no dejar nunca de ser dos.

Un abrazo enorme Ybris, es un placer saborear tus letras

19/10/06 1:16 p. m.  
Anonymous Luisa said...

Mientras tanto el amor como una isla de concávos deseos.... Todo el poema es magnífico, hermoso y cierto como este sol que ahora se ha dignado mirarme... Gracias por tan bello decir.

19/10/06 3:43 p. m.  
Blogger Insanity said...

Es tan bonito...
Un abrazo entrañable, Ybris.

"Y el resto ser yo solo, ser tú sola:
dos gotas destinadas a un encuentro
que hable de la flor, de lo que brota
como vida, desborde de ansiedades
sin sabor de amarguras."

19/10/06 6:09 p. m.  
Blogger manuel_h said...

"dos gotas destinadas a un encuentro": ¿no es ese el deseo casi siempre? aunque la realidad sea más prosaica: dos gotas que a lo mejor se encuentran.

19/10/06 9:05 p. m.  
Anonymous ipathia said...

Sí señor! es así como se debe interpretar el amor/libertad...
"La libertad tiene alma clara
y solo canta cuando va batiendo alas,
vuela y canta, libertad...
La libertad nació sin dueño
y yo quien soy para robarle cada sueno"
... lo dijo Silvio (Rodriguez, claro) y tú me lo confirmas.

20/10/06 10:26 a. m.  
Blogger Fuego Fatuo said...

Simplemente preciosa.

22/10/06 6:13 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Uno no precisa ser el otro para serlo....jamás quise ser uno, cuando somos dos...otra cosa es que el deseo sea único, igualable.
Ambos (tu y yo), son pronombres diferenciados y así a de ser, no hace falta encontrar la unidad....bastaría con pretenderlo?

Quizá eso salve, sane o mitigue...pero para ser naufragos, primero han de ahogarse?

Olimpia.

1/10/08 11:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home