22.9.06

Ganas

No quiero nada ya.
Quiero sólo quererlo, tener ganas.
Solamente el deseo...

(No me gusta llorar,
pero el instante previo me seduce,
como niebla invadiendo el valle
de mis ojos vacíos.

Sé que me río muchas veces,
pero es el instante que precede
el que me hace sentir la dicha.

Lo mismo es el amor:
esa corta distancia de la piel,
ese estrecho deseo compartido,
ese vacío esperanzado
es lo que me eleva).

No anuncies tu llegada.
Deja sólo que vea tu inminencia,
amor o llanto o risa.
Prolonga mi deseo y déjame
tener ganas de ti
antes de tenerte.

17 Comments:

Anonymous Makkkafu said...

"Prolonga mi deseo y déjame
tener ganas de ti
antes de tenerte."

Ufff precioso, me gustó sobre todo lo último.

C.A. Makkkafu.

22/9/06 9:08 a. m.  
Blogger cordelia said...

Siempre se tiene ganas de algo/alguien, antes de tenerlo, ¿no? Sino no lo tendríamos, después.

Bonita manera de decirlo :)

22/9/06 3:04 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Amigo, me pongo de pie y aplaudo tus ganas, me has dejado muda de belleza.

Luego de escribir este poema debería caerse sobre vos un vendabal de ganas que te deje extasiado, porque así he quedado yo luego de leerte.

-a éste me lo aprendo de memoria de leerlo y leerlo-

Besos.

22/9/06 5:25 p. m.  
Blogger manuel_h said...

el instante antes del primer beso, por ejemplo. A veces creo que merece la pena enamorarse aunque sólo sea por esos momentos.

saludos

23/9/06 1:07 a. m.  
Blogger Luzbel Guerrero said...

El anterior también me ha gustado, pero comentaré algo sobre el último, que me ha traído un recuerdo del poeta que más valoro: "No es el amor, sino sus arrabales lo que merece la pena": no es textual, porque mi memoria me traiciona, pero básicamente es lo que escribió Fernando Pessoa hace muchos años para adelantar su concordancia con Ud. querido amigo. Tenga un buen día de aproximaciones a la emoción más pura.

23/9/06 11:04 a. m.  
Blogger bohemiamar said...

Ese poema tuyo pone y mucho.

Ven a conocer a otra estrella.

Feliz finde.

bohemiamar.

23/9/06 1:46 p. m.  
Blogger __nia said...

he venido a través de un link de Pedro(Glup) y me encanta lo que he encontrado.
me quedo por aquí un rato...
:)

23/9/06 2:57 p. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Prolongar el deseo, prolongar el instante previo de todas las cosas acrecienta el deleite.
Ojos àvidos los tuyos, manos que incitan a las ganas.

Tengo la suerte de leerte desde hace tiempo, Ybris, un gran privilegio descubrir-te.
Besos muchos.

23/9/06 7:37 p. m.  
Anonymous ipathia said...

El deseo es la prueba irrefutable de que nos sentimos vivos... y coleando.
Un beso.

23/9/06 8:53 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Dime y por que yo, aún despues de leerlo varias veces sólo leí desgana?, por qué hay momentos en que tus palabras llenas de deseos sólo desbordan tedio y pesar?. Al menos así las entiendo, quizá será mi vista que engañosa me muestra lo que no es, quizá.
Implacable el deseo...estaré perdiendo la poca cordura e ironía que le restaba a mi razón, será eso.-
Contigo, Olimpia.

24/9/06 2:56 a. m.  
Blogger Insanity said...

("No me gusta llorar,
pero el instante previo me seduce,
como niebla invadiendo el valle
de mis ojos vacíos.

Sé que me río muchas veces,
pero es el instante que precede
el que me hace sentir la dicha.

Lo mismo es el amor:
esa corta distancia de la piel,
ese estrecho deseo compartido,
ese vacío esperanzado
es lo que me eleva)."

Un paisaje completo dibujado entre palabras; arena, acantilado, vuelo de aves, espuma y nubarrones y tu -observador incansable-abriéndote el pecho para que salga el sol.
Mis respetos, Ybris.
In.

24/9/06 6:48 a. m.  
Blogger thirthe said...

que tan justito es así!

24/9/06 11:59 a. m.  
Blogger Isthar said...

En ocasiones el deseo previo, las ganas, son más importantes que hecho en sí. Como si necesitáramos difrutar del mero deseo antes de su consecución, para sentirno más vivos...

Un abrazo muy fuerte.

24/9/06 7:29 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Bonita descripción de las Ganas.

Me quedo con algún que otro deseo...

24/9/06 9:50 p. m.  
Blogger Carz said...

Normalmente el ensueño supera a la realidad ulterior, aunque a veces no es así y la realidad se vuelve cataclísmica y deja su huella indeleble, en nuestra piel, en nuestras ansias, en nuestro pecho, en nuestra cosmovisión.
Por mi parte aún no desespero en conseguir disfrutar de todas las fases de los sentimientos aprendiendo a aquilatarlas adecuadamente.

Bellas palabras.

Un abrazo

26/9/06 2:47 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Me has recordado mi proverbio favorito:En el placer conseguido,añoro el deseo...
Pido lo mismo que tú :)

3/10/06 2:12 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

BIen, releyendo tu poema de ayer y éste, me llevan a pensar que sólo quieres el deseo (que no llegue a serlo) por el cosquilleo que deja su estímulo al engendrarse...pero eso no es deseo, es simplemente un impulso -cuasi emocionalmente neuronal- como una chispa, pero que no alcanza a prenderse.
"quiero poder desear pero sin sentir el deseo"?
Siento, no poder convenir con ello.
Te aseguro que no juzgo el porqué, ni voy a preguntarme si es la frustración o la simple decepción (del antes) lo que provoca esa limitación.
Es hacer funcional lo ir-remediable?
NO sé.
Puede que sea más poético el incipiente deseo que el deseo en sí....pero cuando deja de ser deseo, por muchos pies que busques al gato, deja de ser deseo.


Olimpia.

1/9/08 8:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home