18.9.06

Claridad

Se ha abatido el torrente sobre la desmesura
de la frase preñada de crípticas palabras
y del fracaso del destrozo salvas
la eterna claridad de las estrellas.
Esperas tus fantasmas o tus sueños,
los tomas de las manos y te sientes:
amor, odio, tristeza o alegría.
Y el misterio no queda en las palabras torturadas
sino en el borde de tus ojos limpios
o en el silencio añil de tu latido
o en el ardor del tacto entre tus manos.
Si tu mirada es clara,
tu corazón sonoro entre tus manos
será la sencillez de la palabra
o el silencio el sonido que te dices.
Tu victoria es hablarte en soledad
y hacer que se te acerquen y te entiendan.
El resto es una huida:
tu derrota.

17 Comments:

Blogger Insanity said...

En la quietud del silencio permanezco muchas veces, para escuchar aquello que de otras formas no sería posible percibir; por eso estoy así, ahora mismo, aquí. Disculpa, ni se porqué escribo esto, pero me nace desde muy adentro, Ybris.
Gracias por extender tus manos y por saber recibir las ajenas.
Mi abrazo.

"Y el misterio no queda en las palabras torturadas
sino en el borde de tus ojos limpios
o en el silencio añil de tu latido
o en el ardor del tacto entre tus manos.
Si tu mirada es clara,
tu corazón sonoro entre tus manos
será la sencillez de la palabra
o el silencio el sonido que te dices."

18/9/06 6:11 a. m.  
Anonymous ipathia said...

Mientras te leo, compruebo una vez más que yo sigo esperando las palabras "...volverá la palabra y me haré con el lápiz, y mientras..." vendré a verte.

18/9/06 10:57 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Es cierto, deberíamos hacer más sencilla la llamada. Y no intentar camuflar con palabras vanas, que estamos esperando anhelantes, quizá por eso como bien dices la mirada se enturbia de palabras que nunca pueden ocultar las verdades y sólo nos abocan a perder lo que tanto ansiamos. pero, Ybris, a veces, sólo a veces huir es necesario, preciso para darnos cuenta que corremos en sentido contrario a nuestros deseos para reponer fuerzas y retornar de nuevo, (para limpiar la mirada)para sanarnos.
La derrota...será siempre negarnos, engañarnos...
Gracias por acompañarme.
Olimpia.

18/9/06 12:08 p. m.  
Blogger bohemiamar said...

si la vanidad no nos acechara en cada momento, seríamos más consecuentes con nosotros mismo.
El silencio, ese instrumental natural que muchos rechazan, es imprescindible para una buena armonía universal.

Precioso escrito.

Abrazos.

bohemiamar.

18/9/06 4:51 p. m.  
Blogger libertad said...

"Tu victoria es hablarte en soledad
y hacer que se te acerquen y te entiendan.
El resto es una huida:
tu derrota".

Qué lucidez la tuya y cuán sentido tienen especialmente hoy tus palabras. Gracias porque han llegado cuando se necesitaban.

Muchos besos

18/9/06 5:08 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Hoy prefiero quedarme en silencio. Callar a hablar, no vaya a ser que vuelvan los malentendidos de media tarde.

Hoy te leo en silencio.

19/9/06 1:31 a. m.  
Blogger Carz said...

“Y el misterio no queda en las palabras torturadas
sino en el borde de tus ojos limpios”


Las palabras no son misterio sino (con suerte y maestría) una expresión del objeto misterioso. Y no se me ocurre un mejor lugar donde pueda esconderse que “en el borde de unos ojos limpios”.

Hermoso poema, Ybris.

Un abrazo.

19/9/06 2:40 a. m.  
Anonymous muralla said...

Algunas veces es bueno que un torrente se lo lleve todo y nos deje desnudos bajo las estrellas para descubrir otro mundo bajo su tenue claridad.
En esa soledad podemos revivir y descubrir la verdad, pura y simple,la verdad de la que depende nuestro latido de vida.
Hermosísimo poema, un vez más, de alguien que tiene como nadie el don de la palabra.
Un fuerte abrazo y un buen comienzo escolar (quizás algo añorado)

19/9/06 8:18 a. m.  
Blogger René said...

mira, a mí me encanta leerte. Sonará a tópico pero muchas veces no sé qué comentarte, es que tú eres un artista y siempre estaría por debajo.
a mí, como a libertad, me alucina la parte final.
Gracias.

19/9/06 8:38 a. m.  
Blogger desmartes said...

Cuántas veces en soledad acudo al regazo de tus palabras para escuchar su dulce latir en medio de todo este silencio... no sabes cuántas.

19/9/06 2:39 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ahh pero el momento en que están llegando a vos es la gloria!!!

Vamos Ybris, que vos sabrás de derrotas pero tambien sabés de glorias.

Sino echale un vistaso a tu blog :)

Besos

19/9/06 3:23 p. m.  
Blogger Uma -La rubia del Muelle- said...

Hay lenguaje que se entiende detràs de las palabras.
En el borde, en las manos, en el tacto, se halla el misterio devanado que tantas veces sometemos a palabras.
Lo dices de tal forma que desarma.
Un gran beso, Ybris.

19/9/06 8:48 p. m.  
Blogger manuel_h said...

Me gusta, y le añadiría una palabra: poder hablarte en soledad es lo que cuenta

19/9/06 8:58 p. m.  
Blogger ENSALADA-DE-CHOCOLATE said...

ups...hacia tiempo que no entraba a leerte...
sin palabras
un besote

19/9/06 10:18 p. m.  
Blogger Luzbel Guerrero said...

Reconozco que estoy espeso desde hace un par de días, y he tenido que leer tres veces el poema para hacerme con un significado que aliviara mi intelecto de amo de las sombras venido a menos. Tiene razón querido amigo, aunque es un hecho sorprendente, llego a los demás cuando me llego. Buenas noches.

19/9/06 10:29 p. m.  
Blogger thirthe said...

el silencio es el sonido que me digo...
y qué bien que lo dices tú:-))

19/9/06 11:49 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Cuando las palabras se desbordan, suele ocurrir...pero la incontinencia de la emoción es más dramática.
Quizá por eso huir es la sallida fácil...por que explicarnos suele requerir de un esfuerzo que después de la tormenta nos pilla mutilados.
Conseguir esa mirada, esos ojos limpios requiere otro enfrentamiento que no todos quieren afrontar.


Olimpia.

1/9/08 9:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home