9.10.06

Eternidad

Ya sólo con vivir resulta eterno
todo aquello que en realidad se vive,
porque no es que las cosas se terminen
una vez que dejaron la honda huella
que pueda rescatarlas del olvido.
Lo que es efímero es lo no vivido:
ese vano perder el tiempo
cuando todo resbala por nuestra indiferencia.
Unas cosas se olvidan
pero otras ni siquiera se aprendieron:
a aquellas le debemos la memoria,
a éstas ese tiempo que no les dedicamos.

21 Comments:

Blogger Insanity said...

Ybris...Ybris...

(Le saco la lengua, le hago "morisquetas", le sonrío, hasta intento acerle cosquillas, pero "ná"...Esa eternidad...)

Feliz lunes

eterno se vive
se termine la honda huella
del olvido lo no vivido el tiempo
nuestra indiferencia olvidan
se aprendieron la memoria
dedicamos

Buenas noches, mi lord escritor.
Perdone este divague.
Agur.

9/10/06 5:24 a. m.  
Blogger thirthe said...

sabias madrugadas, gracias.

9/10/06 9:57 a. m.  
Blogger calanda said...

...ojalá pudieramos hacer hueco a las no aprendidas olvidando aquellas que no hay manera de olvidar...eternidad efímera...dulce compañera. Un beso

9/10/06 12:30 p. m.  
Blogger René said...

ha leido la inmortalidad de kundera?

9/10/06 12:39 p. m.  
Anonymous Luisa said...

Estupendo poema, sabio y muy bien construido.


Si he de vivir, que sea más despacio./ No tanto que mi tiempo sea eterno y me destruya./ Mas no tan poco que no me reconozca en cada huella.

Un beso

9/10/06 1:40 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ves porqué te digo que sos un genio?


Já, mirá sino:

"Lo que es efímero es lo no vivido
ese vano perder el tiempo
cuando todo resbala por nuestra indiferencia"

Tenés razón todo lo demás es eterno, depende en parte de nuestra memoria, pero si queremos, aquellos momentos en los que fuimos inmensamente felices podemos de tanto mecerlos en el recuerdo hacer que sean eternos.

Buena semana :)
Besos.

9/10/06 1:52 p. m.  
Anonymous Fernando Sarria said...

Vivo en la eternidad de lo soñado

y todo lo que tengo lo he querido

desde el tiempo más remoto que he vivido.

A veces se hace eterno y hermoso un crepúsculo en pleno estío...

La eternidad es a veces el resultado de verte a ti mismo durante toda tu vida y seguir sin conocerte...

Bello pensamiento y trascendentes palabras Ybris, un abrazo...me gusta que cada vez haya más poesía en los blogs y en los comentarios.

9/10/06 2:55 p. m.  
Blogger Manuela said...

Totalmente filosófico y sin respuesta. La eternidad es eso: lo que no existe, lo que tal vez busquemos sin esperanza, lo que no debemos querer porque nos dejará desarmados y tristes.
Pero lo importante es haber vivido algo, quizá no lo que queríamos pero sí lo que se nos permitió. Puede ser suficiente.
Ybris, hermoso nombre.

9/10/06 5:03 p. m.  
Blogger Carz said...

Me arrepiento de muchas cosas que he hecho. Pero más me duele lo que no hice y más aún lo que no haré.

Te dejo un poema de Juan Luis Panero

BAJO UN ÁRBOL DE LUZ
Recuerdo aquella fonda, en la ciudad de México,
con un jardín escaso y un árbol florecido.
Allí, entrecortadas, las palabras de Rulfo
desplegaban historias de cristeros y pólvora,
caballos desbocados de sueño y de sangre.
«No me llames de usted, son pláticas
de amigos y ya nos conocemos.»
Pasa la tarde y el viento nos despeina
pero Rulfo habla y habla —aquel extraño mudo—:
«Y entonces lo mataron y no se oyó ni un grito,
allá quedó arrumbado y nadie dijo nada».
Las primeras estrellas iluminan el árbol,
la voz se fue apagando, quedó un gesto en el aire
y el silencio después, un silencio solemne.
A la muerte que asume tanto inútil pasado
hoy quiero enfrentarle un redimido instante:

aquella voz oscura bajo un árbol de luz.


Un abrazo.

9/10/06 5:37 p. m.  
Blogger sergisonic said...

la eternidad es infinitamente sabia...

9/10/06 6:27 p. m.  
Anonymous ipathia said...

"...ese vano perder el tiempo, cuando todo resbala por nuestra indiferencia..."
Cuántas veces quisiera estar en desacuerdo contigo, más no puedo. Gracias por convertirte en mi particular Pepito Grillo, gracias.

9/10/06 10:38 p. m.  
Blogger ferfo said...

Desvelado poema de antes del amanecer. Me pongo en tu piel, prestada, y siento al tiempo correr, con todo lo que hicimos y pudimos hacer.
Precioso, como siempre (adverbio de eternidad).

10/10/06 12:49 a. m.  
Blogger Exagerada said...

Hay que vivir como si no nos quedara otra.
Besos y gracias siempre, Ybris.

10/10/06 10:27 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Pues te lo mereces, que yo ya llevo horas de leerte, hace ya tiempo. Ya te iré contando poco a poco, que lo tuyo sí que es fuerte... de momento decir que me he quedado pillada con algunos -todos- los poemas que tienes guardados aquí, que los he leído, releído con lágrima y sin palabras porque todas se me han quedado mudas.

10/10/06 11:34 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

Tienes mucha razón: lo verdaderamente efímero es lo no vivido.

Tiene mucho que ver aquella frase que decía: "Arrepiéntete de lo que has hecho, no de lo que has dejado de hacer".

10/10/06 12:56 p. m.  
Blogger Isthar said...

Siempre he pensando que si algo no se recuerda de alguna manera también muere, no que con vivirlo, ya lo convertimos en eterno.

Me gusta tener otra perspectiva desde la que barajar posibilidades :)

Un abrazo muy fuerte

10/10/06 5:21 p. m.  
Blogger libertad said...

Nunca me había planteado la "eternidad de lo vivido". Siempre lo vivido, sobre todo lo bueno, me pareció demasiado corto. Siempre. Incluso más efímero que lo no vivido. Pero me gusta este nuevo planteamiento, esa eternidad en nuestra memoria. Gracias por aprender siempre de ti.
Un abrazo fuerte

10/10/06 7:02 p. m.  
Anonymous muralla said...

También yo quedo prendida de tu poema y esa visión del vivir, y me gusta.
Sí, lo vivido formará ya parte, para siempre, de la eternidad de nuestra existencia...
Vivamoslo pues plenamente y no lloremos por lo que nunca formará parte de esa eternidad.
Bicos.

10/10/06 8:15 p. m.  
Blogger Susy said...

Seguramente en realidad no sabemos ni la huella ni el alcance de lo vivido y sus repercusiones.
Forman parte de nosotros y nos modifican, a veces, tanto, que no parecemos nosotros y, sin embargo, aquello que nos modificó ni lo recordamos ni le pusimos atención.

Besitos.

10/10/06 9:24 p. m.  
Blogger manuel_h said...

El problema (o la ventaja) es que que éstas, las no vividas, ni siquiera las conocemos.

11/10/06 12:39 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Entonces habremos de dejar allí lo que nunca hemos sido?
De nada sirve regar reices que nunca han "prendido" por que nunca fueron.
NO entiendo que aquello "pudo o tuvo" que haber sido. Con no darle la existencia debería valer....claro, que simplemente la posibilidad "poder haber sido" le da consistencia, inmerecida, pero real.
Siempre creimos que el tiempo "descompondría" su existencia...erramos, por que a veces, aún olemos la fetidez de aquello que nunca ha sido.

Olimpia.

1/10/08 11:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home