15.1.07

Detalles

Demasiada palabra nuestra vida.
Demasiado su origen, su curso, su destino.
Lo que a nosotros toca
no es otra cosa que el detalle humilde,
el pinchazo levísimo del tedio,
la pequeña amargura del olvido,
la huidiza caricia de la aurora,
el cárdeno crepúsculo del día.
Un final sin mayúsculas ni trazas,
mero cerrar la puerta sin portazos.

21 Comments:

Blogger bohemiamar said...

Nunca me han gustado los portazos, me suena como a vulgar chillido e insulto.

Te dejo un fuerte abrazo.

bohemiamar.

15/1/07 7:44 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Asi es como me gustaria salir de la vida...sin portazos, en silencio.

Un abrazo

15/1/07 7:57 a. m.  
Anonymous Luisa said...

Demasiada palabra muchas veces, sí. Cuánta necesidad de un poco de silencio, o simplemente de una palabra exacta y vale. La mayoría de las veces ya no tienen aire.

Vi hace poco en televisión "Antonia". Su silencio poblado en el momento de salir de la vida me pareció la mejor manera de hacerlo.

Buen argumento el de tu poema y bien ligado, sí señor.

15/1/07 11:19 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Detalles, eso somos, insignificantes y magníficos a la vez, en esta inmensidad que es la vida.

15/1/07 11:58 a. m.  
Blogger Isthar said...

Yo siempre he querido un final así, pequeño, suave, silencioso... sin excesos ni precipitaciones.

Un final coherente :)

Muchos besos

15/1/07 12:44 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Gracias por leerte... hoy tus palabras se me ajustan al alma.

15/1/07 1:58 p. m.  
Anonymous Fernando said...

La vida no tiene palabras, las palabras se las ponemos nosotros...la vida tiene música, gritos, ruidos diversos y mucho silencio..por eso a veces dice más una mirada o las huellas de tu paso..esperar un final de sutilezas es muy hermoso, pero escasamente realizable, siempre acabaremos rodeados de maquinas y farmacos porque el irnos también es muy difícil..un abrazo...ahora sería un final estupendo.

15/1/07 2:15 p. m.  
Blogger Beauséant said...

muchas veces perdemos la vida buscando grandes gestos en todos nuestros actos, y es cierto, al final hay más dignidad en esos pequeños detalles... es bueno recordarlo de vez en cuando.

15/1/07 2:57 p. m.  
Blogger Carz said...

Hermoso poema, y tan relativo como hermoso. Relativo desde varios puntos de vista, desde varios estados de ánimo, desde variadas expectativas:a menudo se es por lo que no se ha sido. Y viceversa.

Un abrazo

15/1/07 3:31 p. m.  
Anonymous mnez said...

Pues... ¡gracias a la vida por su magnanimidad!

15/1/07 5:50 p. m.  
Blogger Sangre said...

...Mi querido amigo, tus palabras en mi casa dejaron mi alma mojada de llanto...fuertes y sabias...tan directas y maduras como el que sabe de los secretos de la vida...yo que la estaba empezando cuando tu ya estabas en mis años o algo mas...te agradezco y te digo, que le cambiaría el significado a la palabra vacio, por lleno, aunque sólo fuera para designar, este blog tan sabiamente derramado...un fuerte abrazo...Carlos.

15/1/07 8:43 p. m.  
Blogger thirthe said...

un regusto se queda

15/1/07 9:31 p. m.  
Anonymous ipathia said...

No hace falta mucho para tan poco; la sonrisa, el silencio o una simple mirada hace a veces tan fácil el camino...
Un abrazo... suave y dulce.

15/1/07 11:46 p. m.  
Anonymous Eloísa said...

Al menos quiero pensar que serviré de abono para malvas.

16/1/07 5:41 p. m.  
Blogger ferfo said...

Mucho nombre para el contenido, poco tiempo para abrirlo. Sal de ahí!, meteté en otro bolsillo.

Abrazotes

16/1/07 7:44 p. m.  
Blogger Manuela said...

Hermosas palabras y reflexiones auténticas.
Besos

16/1/07 10:19 p. m.  
Blogger sergisonic said...

A mí, muchas palabras nunca me molestaron. Sí cuando son vacías, muchas o pocas. El detalle de la palabra es su gesto, su significado, un mensaje, una llave que se cuela en una cerradura y abre una puerta sin chirriar.
Todo un alfabeto de detalles.

Abrazos, Ybris,

sergi

17/1/07 12:17 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

La evidencia....es tu palabra cuando cierras todas la ventanas, cuando se hace corriente en las neuronas...y corre, corre en silencio o alborotada, por todas las conexiones, entre los sentidos, en estos reglones amoratados, en aquellos otros que acarician...la evidencia...a veces, incluso.... lo que callas.

Olimpia.

17/1/07 12:21 a. m.  
Blogger manuel_h said...

es pequeña, sí, pero hay más cosas, claro que hay más cosas

17/1/07 12:22 a. m.  
Anonymous Makkkafu said...

Este poema me ha hecho recordar este otro de Marina Tsvietáieva

PASAR A HURTADILLAS

Y, quizás, la mejor victoria
sobre el tiempo y la gravitación...
es pasar sin dejar huella,
pasar sin dejar sombra

sobre los muros...
Quizás... ¿renunciando
vencer? ¿Dejar de reflejarse en los espejos?
Así: como Lermontov por el Cáucaso
pasar a hurtadillas sin asustar a las rocas.

Quizás... ¿sería mejor diversión
con el dedo de Sebastián Bach
no tocar el eco del órgano?
Desintegrarse, sin dejar cenizas

para una urna...
Quizás... ¿con engaño
vencer? ¿Escapar de las latitudes?
Así: por el tiempo como un océano
pasar a hurtadillas sin asustar a las aguas...


Besoss

C.A. Makkkafu.

17/1/07 1:01 p. m.  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

El problema viene cuando sí nos apetece dar ese portazo...no hay pomo del otro lado y nos sigue el silencio y esa palabra que no vuelve...

Qué poco es la vida siendo tanto...

18/1/07 8:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home