8.6.07

Odi et amo

El odio o el amor son dos aspectos
de una misma y extraña realidad
marcada por el límite de un “aunque”
al que precede y al que sigue algo:
otras dos realidades de signo diferente.
Llamemos A a la parte que adoramos
y la que toleramos sea B.
Si A va antes que B nos amaremos
y si B antes que A nos odiaremos.

Lo que resulta misteriosa es
la fuerza que nos mueve a intercambiarlas.


29 Comments:

Blogger María Manuela said...

Sí, es sorprendente. Para mí que el punto crítico está relacionado con la posesión.
Se suele pasar al plan B cuando no consigues dominar al plan A, Hablando en sentido figurado claro: cuando no te quieren a ti, o no te entienden (es decir no tienes relacion de dominancia).
Vaya rollo, las cosas que me haces decir tan temprano. Si tú no odias, ni yo tampoco.

8/6/07 6:51 a. m.  
Blogger Carz said...

Sí, es tan misteriosa es esa fuerza, que tiendo a pensar que no existe.

Trastocar el amor en odio significa que no se ha amado.

Un abrazo, amigo.

8/6/07 10:50 a. m.  
Blogger Margot said...

Lo que hace ser matemático, eh? jajajaja.

Y sí señor, estoy de acuerdo contigo. Sobre todo en la fuerza del intercambio que tienen ambas.

Un beso y buen finde!

8/6/07 11:27 a. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

A menudo sucede que A y B cambian de posición preeminente a lo largo del tiempo. Lo que se adecuaba, deja de hacerlo. Lo que tenía importancia, la tiene pero para mal. Lo que no la tenía, la adquiere también, y también para mal. Lo curioso es que raramentes sucede al contrario. Por eso es mucho más literario el odio que se convierte en amor.

8/6/07 12:35 p. m.  
Blogger Mari said...

why?

es un auoboicot?
es la naturaleza humana?

8/6/07 1:40 p. m.  
Anonymous ipathia said...

Entra en mi lógica que tal como la luna precede al sol y viceversa, A y B bailen el vals de las horas. Lo peor es cuando repasando las 24 (horas) un "a" minúsculo, lucha con "BBB". Y nos seguimos amando.

8/6/07 2:27 p. m.  
Blogger Fernando said...

Un río profundo de emociones insatisfechas nos conducen al irremediable punto de ruptura...abrazos..

8/6/07 3:49 p. m.  
Blogger peregrina said...

El odio es el amante del amor, a veces fugaz y transitorio.
En ocasiones viven en combate perpetuo, feliz de aquel que pueda sólo amar...sin que aparezca ni por un segundo el odio/rencor/coraje/bronca/resentiemento etc...
Me pregunto es posible?

8/6/07 6:24 p. m.  
Blogger Hipatia de Alejandría said...

Quizá la fuerza que los une tenga que ver con el modo humano de sentir, con el sentimiento, que es dar una respuesta al entrar en contacto con la realidad. Las expresiones del sentimiento son el amor, el odio, etc., según nos vaya con la realidad.
Fíjate, con lo sencillo que parece, cómo se complica en la práctica...
Un abrazo desde la Enterprise.

8/6/07 8:22 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ybris:

¡¡¡¡¡ALUCINO CON VOS!!!!!

Así de simple, es que alucino!

Y leyendo aqui a Maria Manuela, concido plenamente con ella.

Me voy pensando en esto.

Un abrazo

8/6/07 9:17 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

A veces ni siquiera la fuerza modifica su perfil, simplemente la moneda cae de esa cara.

Ser demonio o angel....pasear infiernos y paraisos....antes que caer de canto.

Olimpia.

8/6/07 10:42 p. m.  
Blogger Rafa León said...

Sin duda, a nivel esquemático, es así. Aunque creo que necesitaríamos un sin fin de abecedarios para elaborar la teoría completa. Y somos tan simples que no lo lograríamos en toda una vida. Lástima que la realidad, a veces, no sea tan simple. Como nosotros en nuestra individualidad. Colectivamente, el asunto se complica.

Abrazos

8/6/07 11:37 p. m.  
Blogger AiguaMel said...

Son caras de la misma moneda,... como tantas otras cosas en la vida, no hay blanco sin negro.

Un abrazo

9/6/07 12:15 a. m.  
Anonymous esperanza said...

Ensayo ahora uno de los "Catulli Carmina" de Carl Orff, que lleva este título. Es una pieza breve, como el mensaje que da su título. Y su fuerza está en los interpretación de los contrastes y matices.

Tambien en lo cotidiano, se da esta coreografía, donde tiene entrada y papel cualquiera de estos dos sentimientos. Pero son los dos tan intensos que me cuesta verlos como un juego de polaridades.
Cada uno, por él mismo, mueve ó podría parar el mundo. ¿Qué camino lleva de uno a otro? ¿Qué necesitamos para empezar este camino? ¿Y para terminarlo?

En fin, sobrecogedoras preguntas para volver a Orff. ¿Statu variabilis?

9/6/07 7:41 a. m.  
Blogger Manuela said...

Así son las cosas, Ybris. Siempre moviéndose entre polos contrarios. Debe ser por el poder de contradicción inherente al ser humano.
Un abrazo

9/6/07 8:45 a. m.  
Blogger Amparo said...

Le he preguntado al dios google su opinión sobre el amor y el odio...
De todo lo que me ha dicho...me quedo con este fragmento de Lope de Vega

De amor y aborrecimiento
tan igual veneno tomo,
que si me preguntan cómo
no sé más de que lo siento.

Feliz fin de semana, llena de amor

9/6/07 8:49 a. m.  
Blogger Uno que mira said...

Lo que pasa es que a ver quien es guapo que pone a Catulo en entredicho.

(Pues yo, mira)

Porque creo que no, que el odio y el amor son cosas distintas de naturaleza distinta salvo que todo sean aspectos distintos de una misma y extraña realidad que se llama la vida. Pero amar y odiar son cosas distintas. Amar es respuesta y odiar es pregunta. Se ama porque sí y se odia con razones (casi siempre equivocadas).

Que cuando se adora nada hay que tolerar.
Que si se tolera adorar se torna sólo una justificación insincera.

Y que vale que odio y amor son dos caballos salvajes, pero que como tales también se doman, que no es cárcel todo sometimiento, que a veces observar un orden, es fuente de un sin fin de libertades.

Cuarenta y siete mil abrazos.
Que siempre acabo con la sensación de decirte cosas que ya sabes.

9/6/07 12:56 p. m.  
Anonymous Eloísa a la sombra said...

Y la opción C dónde queda?
Un saludito rápido

9/6/07 5:58 p. m.  
Blogger Perséfone said...

Amar y odiar a la misma cosa...
el límite fino entre ambas es cosa extraña y lo intercambiable muchas veces obedece a nuestras espectativas satisfechas o insatisfechas.

Besos!

10/6/07 3:18 a. m.  
Blogger Loc@ said...

Me quedo con las palabras de "uno que mira".
Llegar a odiar a alguien a quien amaste, o hacer ambas cosas intermitentemente, me parece extremo. Más fácil me resulta, por mi experiencia, que a la persona amada, dejes de adorarla y comiences a tolerarla, a la vista de la cantidad de "cualidades" suyas que te incomodan, que te frustran, que te duelen, esas cosas, pero... ¿odiarla! eso son palabras mayores, y antes de llegar a eso está LA SEPARACIÓN.
Un beso PAQUITA

10/6/07 11:41 a. m.  
Blogger Leuma said...

Quizá la clave es dónde ponemos los límites, ese "aunque" que tú comentas, y que la pasión de las emociones sea menos intensa, más serena, más paciente.

Besos

10/6/07 12:28 p. m.  
Blogger manuel_h said...

misteriosa y pequeña, casi ni fuerza, sólo un leve impulso, pero poderoso.

10/6/07 12:46 p. m.  
Blogger UMA said...

A veces se llama odio a las sensaciones relacionadas con el enojo y con la furia...El odio sigue siendo amor desordenado.
Como siempre un placer leer-te-los.
Besos, Ybris, pasalo lindo.

10/6/07 4:27 p. m.  
Blogger botas de agua said...

porque cuando odio a alguien que amé, creo que no debí nunca haberle amado. porque nunca conseguí amar a alguien que odié, aunque dejara de odiarlo. porque lo que quiero es que en el amor, el odio sea todo menos odio. por todo eso... qué miedo mirar esas implacables y mayúsculas A y B. (besos y abrazos agradecidos)

10/6/07 9:20 p. m.  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Me gusta pensar que intercambiamos afectos y ovjetos, que somos plenamente responsables de los afectos que cultivamos...

B x C

10/6/07 9:49 p. m.  
Blogger Danelí said...

Me limitaré a decir que no me equivoqué en pinchar tu nombre, y agregaré además que tengo la sensación de haber estado aquí antes (es posible que haya merodeado por aquí durante el verano, soy del sur del sur, así que en fechas pude haberte leído en enero o febrero).
Soy Danelí, le comentaste a Botas de agua hace un par de semanas cuando ella (ahora sabemos que es ella) amablemente publicó pidiendo ayuda para mi trabajo, el cual está ya en manos de mi maestra, y por supuesto están también tus respuestas.
Un abrazo, y un beso desde Chile
Ha sido un placer leerte (volveré, eso es seguro)

=*

11/6/07 2:10 a. m.  
Blogger dulcinea said...

...breve, pero clarísima explicación de la vida.

....gracias por tus palabras YBRIS...tú siempre tan atento...

11/6/07 4:39 p. m.  
Blogger María Manuela said...

Si alguien puede pasar del amor al odio cual interruptor que se enciende y se apaga. Tiene mucho que aprender sobre lo que significa amar.

Besos Ybris, seguía dándole vueltas al tema...

12/6/07 7:25 a. m.  
Blogger thirthe said...

hmmmm...no sé...no sé...cómo puedo odiar a alguien que amo? y cómo puedo amar a alguien que odio? tal vez en el intercambio lo consiga...

12/6/07 9:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home