14.11.08

De mi perfil

Me interpelo a mí mismo
porque conozco demasiado bien
con quién estoy tratando y no me fío
de quien esconde tantos recovecos
en forma de recuerdos o de anhelos.
Juzgar a los demás resulta fácil
porque no compromete la propia idiosincrasia.
Pero a veces me pongo junto a ellos
y me doy cuenta de que acaso soy
como ellos para mí yo para ellos.
Entonces no me abato y digo con Terencio:
homo sum: humani nil a me alienum puto.
Hombre soy: de lo humano nada a mí ajeno juzgo.

35 Comments:

Blogger Fernando said...

no tiremos la primera piedra sobre los demás...y que difícil resulta no pontificar sobre las debilidades ajenas sin mirarnos a nosotros mismos...abrazos amigo.

14/11/08 7:17 a. m.  
Blogger Athena said...

Hay tantos ombligos como personas.

14/11/08 7:23 a. m.  
Blogger Margot said...

Difícil es no juzgar, ni siquiera a nosotros mismos, y a mí juzgar no me preocupa, es sano hacerlo, creo... de lo que huyo es de condenar. Procuro huir de hacerlo pero no quiere decir que lo consiga, no siempre.

Humana soy, ays, y encima propia.

Besos con recovecos!

14/11/08 9:39 a. m.  
Blogger Lula said...

Muy sabia reflexión, Ybris.
Ninguno nos libramos, me temo.

Beso enorme.

14/11/08 10:39 a. m.  
Blogger Isabel Martín said...

muy buena reflexión.
y menos mal que tradujiste la cita... otra cosa leía yo.
buen finde.

14/11/08 10:44 a. m.  
Blogger koffee said...

Me has dado la idea para el post-it de mi nevera!. Gran verdad.
Beso para tí y loa a Terencio.

14/11/08 10:47 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Reflexión, poesía, delicadeza, sabiduría, recovecos, humanidad algunas de las cosas que hacen bello tu perfil.

Besos.

14/11/08 11:59 a. m.  
Blogger irene said...

Yo creo ser fiel a mí misma y a mis principios, pero a veces descubro demasiadas contradicciones, por lo que intento no juzgar las de los demás.
Un beso.

14/11/08 12:20 p. m.  
Blogger Beauséant said...

vivir es juzgar, posicionarse frente al mundo, defender una verdad.. lo otro, decir que todo es relativo, es cobardía.. no es malo juzgar si se acompaña de respeto (y ahí, querido amigo, viene la parte complicada del asunto)

14/11/08 1:20 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef said...

Buenas palabras. me gusta el latín porque no lo entiendo jejeje

14/11/08 3:08 p. m.  
Blogger Amparo said...

Cuando comencé a leerte hace poco mas de dos años desee tener un perfil como el tuyo, me gusto como te definías, desde entonces te he seguido fielmente

Yo, al contrario que tu, si juzgo, juzgo al que predica pero no da trigo, juzgo la hipocresía, juzgo la intolerancia, juzgo al que pisotea al débil....

Condenar no condeno...decepcionarme si me decepciono, a cada instante.

Feliz fin de semana, (tengo la tarea de leer a Rosalía de Castro)

14/11/08 4:00 p. m.  
Blogger Tempero said...

Mis años, mi peligro de estar destituyéndome, mi torpe represalia contra mí, el arduo aprendizaje de carencias que no podrán ya nunca resarcirme del moho adicional de la memoria. Con qué estupor me exhibo ante esos antagónicos espejos cada vez más poblados de imágenes caducas. El tiempo es la distancia que separa mi cuerpo de ese otro cuerpo inmarchitable, procedente a saber de qué ilesa acepción de la belleza.

Un poquito de Bonald para seguir interpelándonos.
Hombre soy, de lo humano anejo a mí juzgo, otra variante. ¡Qué disidente el hombre ante la igualdad, cuando cualquier brizna de hierba nos sobrepasaría.
Siempre mejor que sojuzgar.

14/11/08 4:07 p. m.  
Blogger Sirena Varada said...

Es imposible que la vara con la que medimos al otro no esté corrompida por la cegadora visión de nosotros mismos.

“Porque conozco demasiado bien con quién estoy tratando y no me fío”. Yo tampoco me fío, pero (al contrario que tú) precisamente porque no conozco demasiado bien con quien estoy tratando. Pienso que jamás se puede llegar a conocer realmente a una persona... ni siquiera a nosotros mismos.

Saludos y besos

14/11/08 5:10 p. m.  
Blogger Luzamarga said...

"En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga".(SCHILLER,Friedrich von).

La frase anterior era para seguir tu (siempre bello) hilo. Pero lo importante que quería decirte es que te quiero una "jartá". Y que me juzgue el mundo si le apetece. :D

Feliz finde, amigo mío. Besazos.

14/11/08 6:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A veces una siente que tiene el peor juez posible, el más exigente y cruel: una misma.

Eso es malo, entonces es incapaz de perdonar a los demás lo que no se perdonaría a sí misma. Tiene también un punto de esperanza, nunca haría nada que no le gustaría sufrir en sus propias carnes. También un punto de justificada venganza, jodidamente justa y absurda, por lo de ser tan personal.

Besos.

M.M.

14/11/08 7:21 p. m.  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Ser crítico con uno mismo, es un acto de lealtad hacia la humanidad y de valentía frente a sí mismo

14/11/08 7:32 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

¿A quién voy a juzgar, si no me conozco a mí mismo?

A veces sueño que estoy junto a todos mis amigos, con los vi y con los que nunca me vieron. Callados todos. Mudos adoradores de la brisa. Y estás ahí, con todas tus palabras escritas en el silencio.

Un abrazo.
chuff!!

14/11/08 7:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo no me fío del que se plancha para salir de casa, que se vean los pliegues de la piel.

Besos

14/11/08 7:56 p. m.  
Blogger Mamen said...

Los años, y el trabajo con uno mismo, te dan esa serenidad con la que hablas... a veces, lo que más hacemos es juzgar continuamente a nuestra persona, y me pregunto casi a diario ¿por qué no harán ese ejercicio tan duro algunos consigo?
Cada uno sabe sus razones, y en eso, nadie deberíamos juzgar, sí respetar, escuchar y apoyar o "corregir" con cariño.
Un beso

14/11/08 8:01 p. m.  
Blogger Cecy said...

Es verdad que es mas facil mirar la paja en el ojo ajeno, porque es dificil aprender a decirse a uno mismo las miserias que posee...

Mi querido, cuanta enseñanza siempre encuentro en tus palabras, y cuanto lo disfruto.

besos

14/11/08 9:50 p. m.  
Blogger Bel said...

Sabio caballero, no hacía falta que lo dijera (aunque lo haya dicho tan hermoso) pues ya todos nos habíamos dado cuenta de cómo sigue usted esa máxima. ¿Por qué cree que no sólo se le admira sino que se le quiere tanto?
Un beso.

14/11/08 11:19 p. m.  
Blogger Noray said...

Casi nunca hay que salir de nosotros mismos para buscar las responsabilidades que queremos ver en los otros. Para juzgar a los demás, primero debemos juzgarnos a nosotros mismos.

Un abrazo

15/11/08 12:38 a. m.  
Blogger mia said...

Un perfil que expone,

lo que queremos ser,

(Amparo)el tuyo,

pero quien alguna vez

no ha juzgado mal o bien?

Prefiero ser pecadora que juez

♥♥♥besos♥♥♥

15/11/08 9:33 a. m.  
Blogger gaia56 said...

suerte de interpelación tan exacta... a mi me resulta difícil algunas veces.
un beso

15/11/08 10:37 a. m.  
Blogger libertad said...

Tú porque eres sabio. Porque eso es muy difícil, incluso queriendo que así sea. En general somos nosotros, y luego, nosotros.
Un beso

15/11/08 3:25 p. m.  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

¡¡YBRIS!! no sabe la alegría que acaba de darme; vuelvo de gira y me voy mañana nuevamente, pero en cuanto vuelva, le iré degustando poco a poco
¡PLÍÑ! ¡PLÍÑ! ¡PLÍÑ! ¡PLÍÑ!

15/11/08 9:42 p. m.  
Blogger mangeles said...

Pues yo no puedo evitar Juzgar y tomar posíción al respecto de todo....aunque luego NO CONDENO NI ABSUELVO...sólamente me quedo con lo que me gusta y descarto lo que no.

Creo que lo hago ante todas las cosas...siempre...de una forma instintiva.

Feliz domigo amigo Ybris

16/11/08 10:42 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

¡Qué razón tienes, Ybris!
Pero me temo que es una reacción humana, el juzgar, el opinar, el sacar partido enseguida por algo/alguien...

Aunque a veces, fíjate, creo que es necesario.
Besos recompuestos.

16/11/08 9:55 p. m.  
Blogger Sangre said...

Siempre los diálogos, tan acertado el traerlos querido amigo...

cuando vengo a tu casa siempre lo hago con tiempo, gusto de saborear tus letras con la calma de un sumiller...

Todas son de buena reserva...

Un abrazo profesor..

Carlos

16/11/08 11:35 p. m.  
Blogger Yun Yin! said...

Dios!!..cuánta razón..resulta difícil no juzgar.

17/11/08 2:20 a. m.  
Blogger Dédalus said...

Me ha gustado mucho tu reflexión, Ybris, y además la comparto.
También me ha recordado un viejo proverbio indio-americano que dice: "Antes de juzgar a una persona, camina durante tres lunas con sus mocasines."

Un abrazo.

17/11/08 9:12 p. m.  
Anonymous thirthe said...

me armo tanto lío conmigo como cn los demás...mejor no juzgo...

18/11/08 12:18 p. m.  
Blogger PIZARR said...

Pues estando e acuerdo con cuanto se dice, lo realmente cierto es que es muy dificil no juzgar.

Sabemos la teoría, sabemos que primero deberíamos de mirarnos y analizar nuestros propios actos... pero es que somos humanos y por ello nuestra naturaleza nos hace utilizar en uno u otro momento de la vida ( muy a nuestro pesar a veces ), algunos de todos esos recursos que llevamos dentro... envidias... juicios indebidos... críticas improcedentes.

Con los años una va intentando acallar a todos ellos... en ese camino me muevo Ybris.

UN BESO y un gustazo como siempre seguir leyendo cuanto nos regalas.

19/11/08 1:37 p. m.  
Anonymous Leonardo said...

Hermoso texto. Y sí, bien hacemos en desconfiar de nosotros mismos. No siempre es bueno darle la espalda a ése del espejo.
LLego hasta aquí desde versions célestes que ha traducido un poema suyo y veo que es una bitácora que sostiene la curiosidad.

20/11/08 10:48 p. m.  
Blogger ÓNIX said...

Antes de juzgar a los demás debemos fijarnos en nuestra persona primeramente...

Somos tan cómodos al pretender criticar o etiquetar a alguien más, pero cuando se trata de nosotros mismos, nos sentimos un tanto incomprendidos porque por lo general cuando juzgamos estamos errados, lo mismo sucede cuando nos juzgan, nos sentimos abordados de la peor manera...

No es bueno hacer, lo que no nos gusta que nos hagan...

29/11/08 7:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home