20.3.09

De la vida real

O esto es un disfraz
o era un sueño eso
o aquello fue un engaño.
Me refiero al futuro interminable
con el que la niñez nos entibiaba,
a ese desmitificador presente
con que la madurez nos fue desengañando
o aquel pasado acogedor y alto
en donde se refugia la inminente vejez.
Porque no se reduce nuestro tiempo
al pasado, el presente o al futuro
desde aquí, desde ahí o desde allí
ni nos resulta todo
esto , eso o aquello
como niñez, vejez o madurez.
El tiempo se ha revuelto mucho
o se nos ha mezclado todo
de una manera artera y misteriosa
y acaba uno sin saber quién es
o qué resulta ser lo sucedido.
La vida es memorable e imprevisible.
Me pregunto si alguna vez sabremos
lo que es o fue o será su realidad.

27 Comments:

Blogger Luisa Arellano said...

Posiblemente, no lo sepamos nunca, porque, posiblemente, la vida sea ese revoltijo que en ocasiones nos aturrulla.

Es un lujo pasear tus letras, Ybris.

Besos.

20/3/09 10:51 a. m.  
Blogger entrenomadas said...

"La vida es memorable e imprevisible.
Me pregunto si alguna vez sabremos
lo que es o fue o será su realidad".

Yo me quedo con estos últimos versos llenos de preguntas y laberintos.


Un beso,

M

20/3/09 10:54 a. m.  
Anonymous Isabel said...

A medida que vivimos, la realidad y la ficción se entremezclan en un manojo de emociones diversas. Me ha encantado tu reflexión. Besos.

20/3/09 1:15 p. m.  
Blogger Cecy said...

Ciertamente no creo que lo sepamos alguna vez, solo podemos sospechar en el día a día, lo que acontece y cada mirada y animo es tan particular, dificil no confundirse.

Besos mi querido Ybris.

20/3/09 1:39 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Me pregunto lo mismo Ybris, sólo que leerte me aclara el panorama y cada vez te lo agradezco, a veces te lo digo y otras lo callo para no ser tan pesada.

Todavía no logro saber cuánto tiempo me ocupa la realidad y cuánto la fantasía, tampoco creo que sea muy importante saberlo, sé que es y con eso me basta.

Besos.

20/3/09 2:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Leo ahora a Antonio Gala en "Papeles de agua", imagino que te gustará por las referencias que siempre has hecho a Venecia.
En este libro (raro), dice cosas como que la infancia es un cúmulo de recuerdos falsos que inventamos para dulcificarla y el futuro es pura esperanza idealizada en cosas que no han de suceder.
Sólo nos queda pues, el presente, y mejor cuanto más desmemoriados seamos.
Besos presentes. M.M.

20/3/09 2:51 p. m.  
Blogger UMA said...

Tengo poca memoria, y tengo memoria harto selectiva ademàs.
Me quedo con el instante, Ybris, no puedo vivir de otra forma, porque a cada segundo parece virar el barco.
Gracias por esto.
Un beso, Amigo.

20/3/09 6:39 p. m.  
Blogger impersonem said...

ybris, creo que nunca lo sabremos, pero será suficiente, tal vez, recordar y presentir con cierta lucidez... o con mucha lucidez tal cual tú ahora lo haces.

Abrazos.

20/3/09 7:36 p. m.  
Blogger Bel said...

Quizá sea mejor, esa no linealidad, ese enigma de lo que dicen es una invención, ese tiempo que tan bien nos has contado.
Un abrazo, querido Ybris.

20/3/09 8:11 p. m.  
Blogger esperanza said...

Pues sí, los giros de la vida son, con frecuencia, auténticas acrobacias. Yo también me quedo con los momentos. Y feliz de saberme a merced de la vida.
Un beso en el día que las horas de luz solar igualaron a las de luz de luna.

20/3/09 9:49 p. m.  
Blogger Ego said...

Quizás seamos el sueño de un sueño. Quizás, hasta que descubramos que soñamos con un sueño.
Y los sueños, sueños son.
Un (b)eso memorable

21/3/09 1:38 a. m.  
Blogger albalpha said...

Al igual que Marta me quedo con esos versos finales. Imprevisible.

Besos

Alba

21/3/09 5:13 a. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

ainsss...

Un beso, leerte es un privilegio.

21/3/09 9:15 a. m.  
Blogger Loc@ said...

Sabes, Ybris, creo que esto ya te lo he dicho en otra ocasión y pese a ello te lo repito: Me gusta mucho leerte, pero también me gusta pasearme por los comentarios que dejan "tus" admiradores, muchos de ellos jugosos. Hoy "he conocido" a "Tempero". Le vi en "Tenaces", me pareció ilustrado y pasé a conocerle algo más. Me confirmó lo que había supuesto, "ve" lo que le rodea. Gracias por todo ello. Un abrazo fuerte. PAQUITA

21/3/09 9:52 a. m.  
Blogger Mamen said...

En los distintos estadios del desarrollo del hombre, hay hitos que marcan que uno sepa ciertamente dónde se encuentra y la mayoría de las veces, ni nos damos cuenta ¿no?.
La senectud es una suerte, así lo creo, capaz de englobar todo lo vivido y por vivir, lo soñado y por soñar, sentirse agusto consigo desde la serenidad, sentido común y distancia a todos y a todo lo que nos rodea... sería NUESTRA PEQUEÑA REALIDAD que hemos construido y reconstruido con el paso de los años, y es la cierta.
No se.
Un abrazo

21/3/09 12:54 p. m.  
Blogger Raquel T. said...

Creo que no somos etapas, amigo Ybris, sino que somos niño, adulto y anciano a la vez, que no podemos repartir esencia en tiempo como si de compartimentos estancos se tratara. Esa unión creo que conforma lo que observamos hoy de nosotros, que será lo que observaremos mañana, pero habiéndole ya sumado la vida de un ya ayer... Y a mí me gustan las letras de todo tu conjunto ;)
Abrazos aunados...

21/3/09 5:22 p. m.  
Blogger Shandy said...

“Si falta la memoria, falta la conciencia de existir. El criterio para distinguir la vigilia del sueño es la memoria” ( Esperando a Godot)
A mí me parece que existo en la medida de que soy, y ese "Ser" está lleno de memoria, y de presente que es y ya no es. De futuro qué sabre yo, yo, que parafraseando al portugués, no sé bien lo que soy.
Un poco hay de lo que dice Calderón: Que la vida es sueño y los sueños, sueños son. Pero mientras no nos despierte una nada, seguiremos soñando.

Un abrazo

21/3/09 7:44 p. m.  
Blogger PIZARR said...

Y para que querer saber tanto amigo Ybris, si al final como tan bien expresas en estas letras la vida se ha encargado de realizar esa bella mezcolanda de tiempos y de espacios vividos y por vivir.

Mejor así, que las cosas no sean blancas ni negras en los tiempos que corren.

Mejor pensar que quizás nuestros pasos se dirigen no al futuro, sino de nuevo al pasado e incluso a veces a la niñez.

Como ves vengo poco por tu casita y por el resto de casas amigas, pero es que el maldito tiempo me tiene de pronto sin tiempo para nada... o para mucho... según se mire.

Un abrazo

21/3/09 9:07 p. m.  
Blogger mangeles said...

¡Qué interesante¡ Por cierto, ayer fué el día de la POESÍA...FELICIDADES.

Pues a saber que es la vida real. A mí me dijeron una vez que dejara de soñar, y me centrara en mi vida real, .....en trabajar....

Es curioso, porque a mí me gusta trabajar. No soy buena ama de casa, siempre me ha gustado trabajar fuera, y me sigue gustando, y a pesar de ello, les parecía insuficiente. También querían que dejara de soñar, e intentar alcanzar otras cosas, y vivir de otras maneras....

En fin, que supongo que la vida real, es la que vivimos con intensidad, aunque no sepamos exactamente que es.

Un beso buen amigo.

22/3/09 7:56 a. m.  
Blogger sergisonic said...

Un turmix, el centrifugado de la lavadora [programa resacoso de lavado de memoria], la propiedad conmutativa en la cabeza, la vida real: un poco de aquí, de ahí, y de allí.

Este poema es impresionante, Ybris.

Un abrazo sónico

22/3/09 10:51 a. m.  
Blogger PAOLA said...

Rescato la opción de dejarse fluir y que la vida te sorprenda.
Es maravilloso tener los puertos del tiempo para regresar, pero que la vida no nos pase sin darnos cuenta.
Un abrazo

22/3/09 3:25 p. m.  
Blogger koffee said...

Jamás lo sabremos. Ignoro si son los cambios de nuestro entorno o las etapas de nuestra vida las que nos hacer ver todo en forma distinta a medida que pasa el tiempo. Y hoy por hoy, me niego a elucubrar.
Un abrazo.

22/3/09 4:59 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

La vida o la memoria? de quién me hablas?....le pregunto la niña al anciano.
Quizá sea el "presente", el hoy, y no el tiempo, quien nos marca qué será pasado y a qué llamamos futuro.

Real?...tanto como tú.

Irreales mis besos.

Olimpia.

22/3/09 8:47 p. m.  
Blogger ÓNIX said...

Es muy probable que nunca demos con esas respuestas a tantos interrogantes Ybris. La vida es una mezcla alocada de momentos, recuerdos, sentimientos y deseos.

Muy acogedora como siempre mi estancia en tu casa... Besos...

22/3/09 8:48 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

La vida en tres dimensiones es lo que tiene: profundidad para no ser tan anchos como nos creíamos, anchura para no creernos tan altos, y altura para saber que somos mínimos.

Otra visión al tiempo, Ybris. Y lo peor: que te sepan plano y se aprovechen.

Besos acechantes.

22/3/09 10:33 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Y sí, se nos mezcla todo.Pero hoy pensaba que lo único cierto es que la vida es breve, muy breve , y que si tuvieramos claro eso, pues tal vez todas las cosas que nos tomamos a la tremenda se redimensionarían y seríamos más felices.Besos***

22/3/09 11:33 p. m.  
Blogger irene said...

Llegados a un momento lo tenemos todo, lo mezclamos y jugamos con ello, siempre es agradable jugar, lo malo es que lleguemos a confundirlo y a no saber el momento en el que estamos.
Un fuerte abrazo, Ybris.

23/3/09 3:47 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home