11.3.09

Día de la mujer


Ha pasado el día dedicado a la mujer sin que me haya dignado ni siquiera ser cortés con ellas y mencionarlas excepto en los amables sitios que han acogido algunos comentarios míos al respecto. Claro que no es solo cuestión de cortesía sino de justicia el mencionar y homenajear a quienes tantas huellas me dejaron y tantas y tantas sensaciones siguen dejándome.
La verdad es que, si exceptúo a mi ya desaparecida madre (hermanas no tuve y sí siete hermanos) y a quien conmigo comparte lo bueno y lo malo del camino que hace ya casi treinta y cuatro años comenzamos, no ha habido mucha diferencia entre hombres y mujeres en mi vida y he compartido amistad, cariño y momentos intensos o livianos tanto con unas como con otros.
Quizás por eso duela más el ver como a la larga llevan ellas la peor parte en este juego de la vida en donde se implican más y obtienen menos en principio que los varones.
Hablen los expertos en números de la magra tajada que se llevan en eso del trabajo con respecto al otro sexo si miramos globalmente a la altura y remuneración del mismo, si no mayor, esfuerzo. Dejemos para otro momento la ventaja que sacan a los hombres en llevarse la peor parte de las agresiones, humillaciones, violaciones, marginación y muertes inducidas por la fuerza bruta. No nos refiramos ahora a su mayor implicación en las labores del hogar y educación y cuidado de los hijos. Y dejemos, finalmente, a un lado los infinitos modos de tener que hacer más esfuerzo para ocupar el lugar que con menos empeño ya habían ocupado los del sexo opuesto.
Lo cierto es que yo hoy me he sentido influido por ese dedo en el ojo del idioma que conserva discriminaciones ancestrales. Son ya conocidas las diferencias de sentido entre el varón zorro astuto y la mujer zorra y puta, o la del varón hombre público, tan famoso como notorio, y la de la mujer pública, más puta que una gallina (que, sobre serlo, cede su nombre como cifra y baldón a los cobardes; el gallo, a pesar de copular cientos de veces más que la hembra, es honra y prez de gallardos y valientes) . Está claro que los varones pueden ir de calle mientras que las mujeres no, ya que para ellas la calle significa venderse y hacer la ídem es prostituirse. La vida para los hombres es un reto pero para las mujeres de la vida es un lupanar.
Pensaba en todo eso al tiempo que leía el apartado del inagotable poeta que es Fernando Sarría bajo el título "poesía para perdidos" mientras que ese bufón provocador que hay en mí se entretenía en poner en femenino el adjetivo y cambiar perdidos por perdidas. También aquí hay diferencia como si los varones solo pudieran perderse para encontrarse y las mujeres se pierden más cuanto más se abren de piernas.
Al hilo de esa triste reflexión abro el diccionario ideológico de Julio Casares y... ¿A que no os lo imagináis? De los 85 sustantivos relacionados con prostitutas entresaco: mujerzuela, mujercilla, mujer pública, m. mundana, m. perdida, m. del arte, m. de punto, m. del partido, m. de fortuna, pupila, cortesana, damisela, horizontal, zorra, zorrón, tía, chaleco, una tal, zurrona, buscona, pelota, gorrona, tributo, maleta, gamberra, araña, maraña, marca, maraca, coja, cisne... Intento referirlas a hombres cambiando su género y se transforman en inocentes cuando no gratos apelativos.
Leo a continuación las 14 líneas dedicadadas a la palabra mujer donde encuentro 9 referencias denigrantes contra 2 laudatorias: mujer (ama) de gobierno y mujer de su casa.
Paso acto seguido a las 116 líneas correspondientes a la palabra hombre: 58 positivas (entre ellas h. público, de mundo, de Estado, de fortuna) y 7 negativas (entre ellas no ser hombre de pelea como sinónimo de apocado)
Para colmo tomo el dicccionario de la RAE y consulto la palabra pantalón tomada del francés y anoto la segunda acepción: "Prenda interior de la mujer, más ancha y corta que el pantalón de los hombres." Comparo con la segunda acepción de la palabra braga tomada del latín: " f. calzón (prenda de vestir masculina)." En principio parecería que esa semejanza de ropa interior podría llevar a un equiparamiento, pero no: Cuando el hombre habla a calzón quitado habla sin empacho mientras que no hace falta decir lo que se pensaría de una mujer hablando con las bragas quitadas. Item más, para que una mujer demuestre autoridad tiene que calzarse los calzones o llevar los pantalones mientras que al hombre le basta con fajárselos para demostrar su autoridad. Cualquier alusión a los pantalones o calzones masculinos (todas menos bajárselos) ensalza su dignidad y autoridad mientras que referirse a dejar a alguien hecho una braga le sume en la indignidad y la suciedad.
Afortunadamente muchos usos ya se van perdiendo pero aún queda mucho para que, al igual que el hombre juraba con la mano en sus testículos como prueba de indiscutible veracidad, la mujer pueda meterse un dedo en la vagina, no digamos ya como muestra de honradez y veracidad, sino para que eso ni siquiera la ponga al nivel de una cualquiera.

Que, lamentablemente, no es lo mismo, aún, que uno cualquiera.

35 Comments:

Blogger Athena said...

Somos como hablamos.

Besos.

P.D. En tu caso maravilloso

11/3/09 7:39 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Hasta en la denominación en femenino de algunas plantas que estudié en Botánica: vicia villosa, vicia ervilia, vicia sativa (albejana, no albejano), vicia sepium (arveja silvestre y no arvejo).

En fin, sigamos viciosas y sin complejos.

Besos y gracias por tu defensa.

11/3/09 8:33 a. m.  
Blogger marea@ said...

Es cierto Ybris lo q dices, hace nada me llegó un mail donde precisamente se comparaba eso... el sustantivo en masculino y en femenino, era increible como se modificaban los significados a favor del hombre y en contra de la mujer...

Han sido muchos años de machismo absoluto.... y supongo que cuesta deshacerse de toda esa maraña de sin razones que llevan a esas diferencias... poco a poco espero y deseo esa igualdad y ese total reconocimiento a las féminas.... q a nivel personal y mirando un poquito la historia, la mujer en la sombra ha sido una de las mayores influencias para modificar los rumbos de esta... Un abrazo. marea@

11/3/09 8:58 a. m.  
Blogger Margot said...

Jajajaja el final es digno de colgarlo en mi corcho!!!

No siempre las palabras me reconcilian con el mundo, más bien algunas veces me indignan, como tus ejemplos... pero las tuyas son de otro lado, el lado soleado, y hoy me hacen sonreir.

Y es que en mis andanzas, las señoras públicas siempre me causaron más respeto que los señores públicos.

Y como dice Ventana indiscreta... sigamos viciosas pero ya sin complejos, eso sí!

Un beso, hombre!

11/3/09 9:48 a. m.  
Blogger Mónica Pérez said...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

11/3/09 10:23 a. m.  
Blogger koffee said...

Tus reflexiones incorporan un realismo que pocos quieren ver. Cuando en el 75 se celebró el Año Internacional de la Mujer poco se imaginaba nadie el auge que tendría el maltrato veinte años más tarde, así que me pregunto el porqué de las celebraciones, incluyendo el 8 de Marzo, ya que seguimos trabajando mañana, tarde y noche en muchos casos, todos y cada uno de los 365 días.
Y dices que no eres cortés?, pues me ha parecido un bonito testimonio el tuyo, como que me siento en un pedestal!.
Gracias, amigo!.

11/3/09 10:27 a. m.  
Blogger marisa said...

El tema de los usos sexistas del lenguaje es interesantísimo y va más allá de esa minucia del O/A politicamente correcto y de las posibles "miembrras".Tiene que ver con los conceptos interiorizados que muy bien nos resumes. Un texto estupendo Ybris.
Un abrazo

11/3/09 10:41 a. m.  
Blogger mia said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11/3/09 11:35 a. m.  
Blogger mia said...

Menudo homenaje nos concedes,amigo!

"Tu as décortiqué le mot femme",

y al fin te sales alto y grande

porque se siente cuanto nos quieres

y valoras, el machismos subsiste,

y aún falta mucho camino por recorrer

antes del logro de la igualdad y

la justicia.

A mi me reconforta que ciertas palabras

sean femeninas;Libertad,Paz,Justicia...

y que amigos como tú y otros

más,nos consideréis bien y tanto.

besos ybris

11/3/09 11:38 a. m.  
Blogger raindrop said...

Me ha gustado que escribas esta entrada en un día diferente al "oficial" (que ese día ya están todos hablando de lo mismo).

Lo que me asombra es cuántos de esos usos discriminatorios son fruto de la mojigatería sexual de una sociedad hipócrita.
Ahora imagino (o supongo) que el que usa "perdida" para referirse a una mujer queriendo decir que "está echada a perder por su promiscuidad", en el caso de referirse a su madre (que también es mujer) con esa palabra, no le cabría ninguna duda de que está extraviada en algún lugar desconocido por ella.

Quizás algún día maduremos lo suficiente como para ver un poco más allá de nuestras propias narices.

un fuerte abrazo

11/3/09 12:04 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ay Ybris, yo me pongo de pie y te aplaudo!!!

¡¡¡¡PLAS-PLAS-PLAAASSS-PLAS-PLAS!!!

Si es que cuando te digo genio, no me equivoco. ¡¡¡Me quedo corta!!!

Besos.

11/3/09 12:46 p. m.  
Blogger Fernando said...

me gusta que te sirvas de mi para un comentario...un abrazo.

11/3/09 2:12 p. m.  
Blogger mangeles said...

¡Qué genial¡ Es Vd. un escritor estupendo amigo Ybris; y un hombre encantador.

Muchos besos.

11/3/09 3:01 p. m.  
Blogger libertad said...

Gracias por estas palabras. El lenguaje es tremendamente sexista, fíjate por ejemplo en la expresión de medidas de "discriminación positiva". Cuando, al tomarse estas medidas no se está discriminando en general, a favor de la mujer, se está intentando "igualar". Y tantas y tantas veces.

Acabo de leer también tus entradas últimas de marzo, porque no había tenido tiempo de leerlas. Tes superas, amigo, te superas.

Un beso grande, y más gracias

11/3/09 3:47 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Tienes tanta razón!!! que no podría añadir mucho más...

Afortunadamente, los besos son iguales para hombres que para mujeres. Y aquí te dejo el tuyo.

11/3/09 4:39 p. m.  
Blogger impersonem said...

Magnífica, aguda y punzante reivindicación ybris. Gracias por mostrarnos el lado estúpido del ser humano, que ha construido definiciones que, en el respeto de la igualdad, resultan bochornosas.

Y, más allá de las palabras, actuemos hasta lo posible y necesario para abolir estas diferencias.

Un abrazo.

11/3/09 4:40 p. m.  
Anonymous laMima said...

Es impresionante lo arraigado que está el machismo en conciencias, actuaciones y en las propias palabras que nos han de describir.
Es duro constatarlo como has hecho aquí.. y, en mi caso, me revuelve las tripas ver que todavía nos falta tanto camino por recorrer.
Es que si lo piensas es tan tremendamente injusto que una se volvería loca..

11/3/09 5:02 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef said...

Bueno entonces viendo los diccionarios ya te das cuenta de quien los escribe, o por lo menos ordena escribirlos no? Desde luego no es la mujer jeje. Un texto excelente que induce a una reflexión. Habría que empezar por cambiar todos esos términos y a los hombres públicos y mujeriegos llamarlos putos o puteros, porque es lo que realmente son. Un abrazo.

11/3/09 5:36 p. m.  
Blogger Mirada said...

Gracias Ybris, muchas gracias.

11/3/09 6:01 p. m.  
Blogger Guinda de Plata said...

Pasé, querido Ybris, tras dos meses de silencio, a desearte buenas noches...

Sigue escribiendo así, porque es una delicia tanto saborearte en tu poesía como en las reflexiones tan sabias que haces. ¡Me encantas! :-)

11/3/09 8:47 p. m.  
Blogger Insanity said...

Un abrazo :)
In

11/3/09 9:11 p. m.  
Blogger Noray said...

Excelente y certera reflexión. El sexismo en el lenguaje sólo es una transliteración del propio pensamiento. Todavía, desgraciadamente, el poder de la Lengua está en manos de los hombres.

Un abrazo

11/3/09 11:40 p. m.  
Blogger ÓNIX said...

Definitvamente te fajaste en el estudio por y para nosotras.

Gracias por dedicarnos esas líneas cargadas de tanta sinceridad y entrega total.

Y aunque hasta la lengua que hablamos intente colocarnos en menor escala, sabemos que vamos en ascenso porque somos poderosas, bellas, encantadoras y sumamente necesarias.

Besos...

12/3/09 2:24 a. m.  
Blogger Amparo said...

Es muy buena tu cortesía, me encanta cuando sacas ese hilillo sarcástico fino. Si tuviese que homenajear a los hombres seguro que tú estabas a la cabeza de la escasa lista.

Abrazos.

12/3/09 6:52 a. m.  
Blogger UMA said...

Ya somos sexistas al poner un dìa en el calendario exclusivo para la mujer, no es cierto Ybris?
Prefiero quedarme con esa frase maravillosa de Simone de Beauvoir:

"No se nace sino que se deviene mujer."
Maravillosa disertaciòn, como siempre, Ybris.

Un gran abrazo, Querido Amigo.

12/3/09 11:44 a. m.  
Blogger Isa SB said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12/3/09 1:14 p. m.  
Blogger Isa SB said...

El lenguaje siempre ha sido el fiel reflejo de la sociedad, por eso siempre es bueno saber escuchar para saber con quién se gasta uno los cuartos.
En cuanto a tu final... me has ehcho reír, que no tiene desperdicio como imagen, pero a veces, las imágenes dicen tanto...
Un abrazo.

12/3/09 1:18 p. m.  
Blogger Gárgola said...

Una reflexión acertada, precisa y infelizmente necesaria. Aún hay mucho camino que recorrer en pos no de la igualdad, ya que somos diferentes, pero sí en la visibilización de las desigualdades y en la construcción de un mundo más justo y habitable para mujeres y hombres.
Si me permites, lo voy a utilizar en alguna actividad, con los créditos oportunos (si tienes alguna objeción me envías un email).

Besos

12/3/09 7:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

rasgar vestiduras en el dia de la mujer por el machismo, es sin lugar a duda la herramienta mas usado como forma de expiacion de culpas.

necesitamos generar una evaluacion inteligente y no una narracion reiterativa y monotona, perdona que sea duro pero me cansa el hecho de que siempre se viven sentimientos de culpa en los momentos comerciales de celebracion y durante el año ni siquiera se mueve una hoja para cambiar el rumbo que lleva el mundo.

La cultura del machismo cambiara cuando generemos la crianza correcta en nuestros niños y niñas, entendiendo que no existe dimorfismo en los roles sexuales, y que las capacidades y habilidades de las personas no dependen del sexo con el que nacieron.

13/3/09 4:51 a. m.  
Blogger ybris said...

Totalmente de acuerdo con el precedente anónimo.
Le agradezco lo que el llama dureza y yo llamo sinceridad.
Aunque creía que quedaba claro que no pretendía hacer una evaluación del hecho ni aportar soluciones ni aliviar mi conciencia ni siquiera manifestar mi actitud para remediarlo sino sólo desvelar algunos aspectos machistas y larvados de nuestro propio lenguaje.
Sólo lamento no poder decírselo en su propio blog.

13/3/09 7:00 a. m.  
Blogger Isabel Martín said...

Tuve hace tiempo un profesor de inglés, irlandés el, que siempre insistía en lo machista de nuestra lengua. El otro día me leía el reglamento de policía (no por placer), al acabar imagine la foto del cuerpo y solo veía hombres, cosa que no es real. Hay a quiénes les parecerá una tontería eso de las a's y las o's, si es cierto que como el texto sea muy largo puede quedar ridículo, así que no estaría mal una revisión profunda de nuestra lengua, aunque esto parece difícil con solo 4 mujeres en los sillones de la RAE.
My bueno el post Ybris.
(y perdón por los acentos...cosa del teclado)

13/3/09 3:51 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

¡Chapó, Ybris! es una delicia degustar estos testos tuyos.

Ojalá algún día seamos capaces de entender en que consiste el lenguaje sexista y lo que hay que corregir en lugar de calentarnos la cabeza con bobadas del tipo "miembro/miembra"

Un abrazo.

14/3/09 12:34 p. m.  
Blogger manuel_h said...

y hay quién tiende a echarle la culpa al diccionario de esas cosas!!!

16/3/09 4:34 p. m.  
Blogger irene said...

Maravilloso Ybris, me ha parecido genial.
Tú, y hombres como tú, merecen también un Día del hombre.
Yo tengo fe en el ser humano, aunque a veces reniegue de muchas cosas, y crea que hay que cambiar muchas otras.
Un fuerte abrazo, Ybris.

16/3/09 11:18 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Para un "cualquiera" como tú, de una "cualquiera, como yo.
Mi beso agradecido, en cualquier género.

Olimpia.

25/4/09 10:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home