23.3.09

Primavera sin exagerar

Se ha posado una mosca, torpe aún,
sobre la bolsa de basura 
que estaba preparando para tirarla luego;
me he encontrado una hormiga despistada
con aspecto de no saber de cierto
si no se ha equivocado;
una araña se mueve en una esquina
intentando tejer su telaraña;
se apresura un lepisma en buscar un refugio
por debajo de un mueble del lavabo.
Han sido los primeros en  mostrarse
y lo han hecho en el sitio equivocado:
han sido eliminados sin piedad.
Los pólenes se mascan en el aire
y alérgicas rinitis provocan estornudos.
Menos mal que ha vuelto el petirrojo
a rebuscar miguitas por el suelo,
el roble ha vuelto a despuntar sus yemas
y he visto ya violetas.
Ya ha llegado, por fin, la primavera
cuando aún quedan hojas del otoño
por recoger para que el césped brote.
Las cosas son así aquí en la primavera
cuando ya las oscuras golondrinas
no pueden regresar para colgar sus nidos
porque no existen balcones adecuados
y parece ocupado todo el sitio
por cotorras osadas que han venido
y nadie sabe cómo ha sido.
Que no le extrañe a nadie mi envidia por el sur
-hablo del hemisferio-
donde ahora comienzan el otoño.

36 Comments:

Blogger IndeLeble said...

Ybris recién sacadito del horno , ese desvelo tuyo produce poemas tan hermosos como este ...No envidies el Sur que acá el Otoño esta muy triste amigo , has visto violetas un petirojo que mas :)La Primavera libera endorfinas además de pólenes en el aire .
Un gran abrazo amigo mío !!

23/3/09 5:48 a. m.  
Blogger Amparo said...

La primavera también ha traído sonrisas, las que tu nos brindas esta mañana, me gustan los amaneceres de la primavera y por supuesto las violetas, del otoño, los colores, los frutos, del invierno el frió, la nieve, hace tanto que no la veo que ya casi he olvidado si tiene olor, del verano la playa....como ves, me amoldo fácilmente a cualquier estación...será que no tengo alergias.

Besos primaverales, desde el este, donde casi siempre es primavera.

23/3/09 6:35 a. m.  
Blogger Athena said...

Tal vez aún no acabado el invierno mi pensamiento fuera parecido. Pero ahora que me tiemblan hasta las yemas de los dedos sólo quiero que pase, nos arrolle y nos deje exhaustos, que ya vendrá alguien a recoger el desastre.

Besos

23/3/09 7:26 a. m.  
Blogger Fernando said...

pues lo siento amigo...a mi me va esto...adoro la luz y los reflejos que sobre la vida trae consigo...abrazos.

23/3/09 7:40 a. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Ay, sí. También por aquí se asoman insectos despistados y pólenes proalérgicos. Habrá que dejarse alterar la lsangre buscando amores de nuevo.
Bellísimo poema.
Gracias.

23/3/09 8:27 a. m.  
Blogger Loc@ said...

pues lo siento amigo...a mi me va esto...adoro la luz
...........
Como dice Fernando... yo también adoro la luz, las horas de luz que acompañan a la primavera. Del otoño/invierno eso es lo único que me disgusta -no gusta- la obscuridad durante tantas horas. Soy diurna y eso es lo que lleva aparejado. Conmigo no se puede contar para transnochar... caigo, como las hojas en otoño.
ACLARACIÓN a lo de la alhóndiga:
* recordó... la compra pendiente.
* el texto inferior fue añadido porque d.d. -ayer- vi las grullas. Y, conocí Gallocanta en otoño de 2006, una escapada individual me llevó allí. Hice una crónica de ello.
Besos. Paquita

23/3/09 9:15 a. m.  
Blogger Beauséant said...

me ha encantado esa aproximación a la primavera abriéndose camino poco a poco, como mercenarios valientes que nos recuerdan que el ritmo de la vida es inexorable e inevitable...

23/3/09 9:47 a. m.  
Blogger impersonem said...

Despiertan del letargo del frío y empiezan a compartir espacios con nosotros. La vida que dormía se despereza. Es la primavera... puerta y alfombra multicolor para las posibilidades que ofrece la vida.

Abrazos.

23/3/09 10:51 a. m.  
Blogger moderato_Dos_josef said...

Buena descripción de una primavera que, nunca mejor dicho, florece. yo la prefiero al otoño, me enloquece. Un abrazo.

23/3/09 11:22 a. m.  
Blogger UMA said...

Por aquì aùn el otoño se niega a mostrarse, sòlo algunas ambarinas hojas revoloteando, pero siguen los balcones floridos.
Amo la persistente primavera y el caluroso verano, serà por eso que tengo flores todo el año-aunque sean flores de cactus-...o algunas compradas en el puestito de mi calle.
El otoño tiene lo suyo, ni lo dudo que viene llegando, pero hoy tengo pàjaros cantando...
(Dicen que las cotorras o loros es algo que nosotros (argentinos) hemos llevado a tu tierra, no sè si es un mito o no:))

Disfruta el dìa y olvida el polen.
Un abrazo grande, Amigo Ybris

23/3/09 11:48 a. m.  
Blogger Margot said...

Sí, ya está por aquí, el otro día conseguí verla, asomando la patita... yo la quiero-odio a medias. Pero siempre es bienvenida para llevarse la quemazón que el frío dejó sobre la tierra.

Besos de sol tibio!

23/3/09 12:48 p. m.  
Blogger Cecy said...

Que lindo poema, para recibir tu primavera, me contagio un poquito de ella, asi mi otoño es mas ameno.

Besos.

23/3/09 2:17 p. m.  
Blogger marisa said...

Me encanta ese tono coloquial, pero fuertemente poético, y esa forma de apresar la primavera.Un beso

23/3/09 3:18 p. m.  
Blogger mangeles said...

¡Ojalá una golondrina pusiese su nido en mi balcón¡ se lo cuidaría todo el año...y no dejaría que persona o bicho alguno se lo tocase...en fin...

¡que bonitas son las violetas¡

Yo iba a comprar hoy flores para casa, pero me he acordado al pasar por la sede de CCOO del homenaje a Quintín Cabrera...y he comprado las entradas...las flores para otra semana...

Besossssss

23/3/09 3:18 p. m.  
Blogger manuel_h said...

"han sido eliminados sin piedad". cómo me gusta un verso así, tan lejos del anuncio de la primavera

23/3/09 3:31 p. m.  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Todo bicho viviente se ha puesto en movimiento. Parece una invasión. La vida vuelve a fluir y de qué manera.Lástima lo de las golondrinas

23/3/09 3:55 p. m.  
Blogger Tempero said...

Ybris, que sí se sabe cómo han venido las cotorras, mejor, cómo las han soltado: por hablar en demasía. Esos múltiples nidos invasivos que no dejan de ser un deterioro mediambiental en nuestros plátanos. Ya me lo comentaste. Y te añado: golondrinas por donde vivo hay, bueno, me inclino por aviones y/o vencejos. Ya te mostraré dónde.
La primavera como curso oculto desprecintado. Tambien amo el otoño como punto de partida de saber aprovechar todos los frutos, ante todo los animales. Nosotros ya despreciamos las bellotas, las castañas, las nueces. Volverán y, si vuelven, pena será que muchos apenas sepan de qué se trata.

Abrazos.

23/3/09 4:14 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

Que bonita la primavera vista así en tu blog.
Ahora solo queda disfrutar sus colores, saborear sus perfumes y deleitarse con sus sonidos.
Venga que el día alarga!

23/3/09 5:30 p. m.  
Blogger Luzamarga said...

A veces puede nevarnos Abril, o hacernos arder Enero.

En todo tiempo vendré y te traeré un ramillete de besos.

(Mis gracias ya sabes de qué tamaño son)

23/3/09 5:53 p. m.  
Blogger Julieta Abiusi said...

Y si, aca del otro lado, hoy escribi para el otoño...
me encantó tu poesia :o)

23/3/09 8:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo estoy feliz con la llegada de la primavera. Me encanto lo de presentarla atraves de los insectos...
Las golondrinas buscan sitios, rincones inexplicables, pero vuelven desde mi ventana cuando las veo llegar se que ya si que es la primavera....

Un abrazo

Fortunata

23/3/09 10:33 p. m.  
Blogger Noray said...

Querido Ybris, eso demuestra que no todas la primaveras son iguales. Hay primaveras que alegran el alma y otras que desesperan, las hay que enamoran y las hay que se odian. Como todo en esta vida, depende del color del cristal con que se mira.

Un abrazo

23/3/09 11:33 p. m.  
Blogger esperanza said...

Será mi parte rebelde, pero a mí me gustan los días cálidos de invierno y los fresquitos de verano, los brumosos de primavera y los luminosos de otoño...
Y me gusta mucho lo que escribes, síseñor!!. Besos.

24/3/09 7:24 a. m.  
Blogger Tumulario said...

Ybris, maestro como siempre, como dice Beauseant, me encanto esa menera de narrar el comienzo de la primavera, lento como los brotes que comienzan a romper en las plantas y el recuerdo final al otoño que ahora parece tan lejano.

Un abrazo

24/3/09 9:07 a. m.  
Blogger marea@ said...

Vaya.. la primavera parece q no te conviene.... intentaremos que no te lleguen los efectos de la alergia....

Un abrazo amigo. Marea@

24/3/09 9:31 a. m.  
Anonymous Isabel said...

Curioso post primaveral y aún así, hermoso como siempre. Yo espero las golondrinas, aquí sí llegan, aún es pronto para oirlas cantar pero, en su lugar, florecen los almendros. Besos.

24/3/09 9:31 a. m.  
Blogger koffee said...

No, no me sorprende. Llega para mí un calor que llevo mal, pero aunque tengamos que colgarnos mascarilla, igual vale la pena contemplar cuanto conlleva el cambio de estación. Y por lo que yo sé, en abril nacen los gatillos de mejor carácter!.
Estornudos con mascarilla y besos sin.

24/3/09 6:50 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Yo opto por la primavera de agua y sol, la de las nubes acentuándose durante el día y descargando por la tarde, la primavera que alza el cereal. Ésa sí es primavera. Estamos en el comienzo. El verde que más me gusta es el de la primavera plena: color verde olor. Otoño tiene color de ocaso, de lamento, pero más bello si cabe.

Hermoso poema de cadencia descriptiva.


Besos acechantes.

24/3/09 10:09 p. m.  
Blogger Ego said...

Odio la primavera que hace que pique todo el cuerpo. El cuerpo amado. Otoño es nombre de mujer. Quizás de ninfa.

Un (b)eso sin polen

25/3/09 12:49 a. m.  
Blogger irene said...

La primavera tiene su lado bueno, pero tampoco hay que exagerar, y si no que se lo pregunten a esos pobrecitos insectos ¡qué lástima!, o a los alérgicos.
A mí el otoño me gusta mucho, no sé si prefiero las hojas secas o el verde césped.
Besos, Ybris.

26/3/09 12:22 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Volverán las oscuras golondrinas Ybris, volverán...

Acá ha despuntado el otoño mas caluroso de los ultimos tiempos, las flores están confundidas y mis ojos también, pero los fresnos de mi calle no se equivocan, ya la han invadido de hojas para mi felicidad y amargura de algunas vecinas que no se resignan a ver esa invasión adorablemente ocre en sus veredas y barren y barren en una lucha sin cuartel.
Detesto esa orquesta de escobas.

Besos y alivio para tu rinitis :)

26/3/09 2:10 p. m.  
Blogger Shandy said...

Ybris, es u poema ligero y de una cadencia como esa Primavera sin exagerar que tu describes en el petirrojo, el roble y las violetas.Si tuviera que ponerle un adjetivo, diría levedad, pero de la que me gusta.
Me gustan todas las estaciones. La explosión de la primavera, las mañanas y los atardeceres de verano, la luz y los colores del otoño ( los que más) y la melancolía hogareña del invierno ( en mi tierra, un poco largo).

28/3/09 9:56 p. m.  
Blogger July said...

LA primavera tb tiene su belleza, pero ya sabes, tenemos que buscarla, sino nos hara mas torpes aun.

Abrazoz

30/3/09 2:32 a. m.  
Blogger albalpha said...

Buscan su lugar hasta los cotorros. Esto pasa por invadir sus espacios. Feliz primavera, Ybris.

Besos

Alba

30/3/09 3:51 a. m.  
Blogger Insanity said...

Comparto contigo el otoño de este lado del charco, Ybris.
Felicidades, y felicitaciones por tus textos tan bien escritos.
In

2/4/09 8:08 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

sin exagerar...dice...ayns....se te hace cuesta arriba la primavera;).... A mi que odio el frío, no me traigas el otoño!;)
Sin exagerar....seguro?

Habra algún espacio, aunque sea reducido en la primavera, donde estes agusto, no?

Olimpia.

25/4/09 10:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home