11.6.07

Vengarse del tiempo


Preparo mi venganza contra el tiempo
con un cuidado denso y exquisito.
Y será lo soñado su fiel ejecutor:
esa orgullosa construcción de humo
que nos habrá de conducir al fuego
de lo que nunca hemos tenido.
Que nunca el tiempo puede arrebatarnos
aquello que jamás ha sido nuestro.

23 Comments:

Blogger María Manuela said...

Un solo segundo basta para desapasionarnos: ese instante en el que lo soñado es poseído.
El tiempo se mide con los pálpitos del corazón. Tu venganza será dulce...

11/6/07 8:02 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

No creo demasiado en las venganzas. Aunque hoy en tus palabras suene divinamente. Tanto, que hasta me uno a tus planes.
Ay el tiempo, cómo nos asusta. ¡Y cómo nos puede, Ybris! A veces, solo a veces...

11/6/07 10:17 a. m.  
Blogger Leuma said...

Y es que los sueños son libres en el tiempo y en el espacio, pero soñar con lo que no se ha tenido es un deseo frustrado tb en cuyo caso el tiempo se venga de nosotros, Me gusta el tema Ybris, un beso

11/6/07 10:22 a. m.  
Blogger ynarud said...

de momento no he catado la exquisitez de la venganza…
pero sí… que a veces la he anhelado…
…vengarse del tiempo… que anhelado momento..

sludos

11/6/07 11:44 a. m.  
Blogger Margot said...

Como venganza... no sé, seguirá ganando él. Si alguien lleva la banca aquí es el tiempo y no quiero decepcionarte pero también las fichas, sean tuyas o no.

Me quedo con el humo y el fuego, no quedamos?

Un besote de lunes

11/6/07 12:13 p. m.  
Blogger Mari said...

la verdad?

11/6/07 12:45 p. m.  
Blogger Carz said...

Moralmente una persona no es más que aquéllo que desea hacer. No es lo que hace, ni lo que tiene, es lo que desea.

Joder con los sueños. Vengo de tener un sueño terrible, un mazazo emocional que me ha inundado de tristeza. Al final, estaba derrotado y ya no tenía esperanza alguna de poder continuar con la persona amada, venían a buscarme para alejarme de su casa pero, cuando estaba ya todo perdido, una hermosa niña rubia me cubrió con una especie de manta amarilla para que no me encontrasen mientras me decía "no te preocupes, yo te quiero"

Un abrazo por todo lo que no ha sido nuestro.

PS.- Tu poema se me presenta con varias interpretaciones. No escojo ninguna. Me conformo con intentar enredarlas todas en una maraña de emociones.

11/6/07 12:54 p. m.  
Blogger Fernando said...

no sé porque pero me parece que el tiempo sigue su lento paso sin importarle una higa nuestra manera de desaparecer...abrazos

11/6/07 2:49 p. m.  
Anonymous manuel h said...

que no nos engañemos!!!

11/6/07 4:29 p. m.  
Blogger UMA said...

Intento suspenderlo de diversas formas y en mi quedan cual si fuesen joyas atemporales en donde aquietarse plàcidamente
Vos parecès venir vengàndote hace tiempo de èl:)
Abrazos, Ybris, uno de esos en que parece morirse el tiempo.
Que tengas una bella semana.

11/6/07 6:04 p. m.  
Blogger Amparo said...

si no te he contestado antes ha sido por falta de tiempo, si fuera posible engañarlo y arrebatarle los segundos....
un abrazo

12/6/07 6:58 a. m.  
Blogger Escéptico said...

Nunca he tenido dioses
y tampoco sentí
la despiadada voluntad de los héroes.
Durante mucho tiempo
estuvo libre la silla de mi juez
y no esperé juicio
en el que rendir cuentas de mis días.
Decidido a vivir,
busqué la sombra
capaz de recogerme los veranos
y la hoguera dispuesta
a llevarse el invierno por delante.
Pasé noches de guardia
y de silencio,
no tuve prisa,
dejé cruzar la rueda de los años.
Estaba convencido
de que existir no tiene trascendencia
porque la luz es siempre fugitiva
sobre la oscuridad un resplandor
en medio del vacío.
Y de pronto en el bosque
se encendieron los árboles
de las miradas insistentes,
el mar tuvo labios de arena
igual que las palabras dichas
en un rincón,
el viento abrió sus manos
y los hoteles sus habitaciones.
Parecía la tierra más desnuda
porque la noche
fue como el vacío
un resplandor oscuro
en medio de la luz.
Entonces comprendí
que la inmortalidad
puede cobrarse por adelantado.
Una inmortalidad
que no reside
en plazas con estatua
en nubes religiosas
o en la plastificada vanidad literaria,
llena de halagos homicidas
y murmullos de cóctel.
Es otra mi razón.
Que no me lea
quien no haya nunca visto
conmoverse la tierra
en medio de un abrazo.
La copa de cristal
que pusiste al revés
sobre la mesa
guarda un tiempo
de oro detenido.
Me basta con la vida
para justificarme.
Y cuando me convoquen
a declarar mis actos
aunque sólo me escuche una silla vacía
será firme mi voz.
No por lo que la muerte
me prometa
sino por todo aquello
que no podrá quitarme.


(Luis García Montero)

12/6/07 9:53 a. m.  
Blogger Escéptico said...

¡Qué cosas! Ocho hermanos, leo por Botas.

Yo soy el mayor de diez. Pero de una familia que tu madre habría envidiado: Dos varones y ocho hembras.

Un abrazo cordial. Muy cordial.

Joan.

12/6/07 9:58 a. m.  
Anonymous ipathia said...

Aunque no pueda escaparme de él, no me gusta ese sueño (que sí, obviamente, su exposición). No aprecio la venganza de un abstracto. Hoy agradezco a Joan la inclusión del texto de Luis Gª Montero. Me hacía falta.
Mil abrazos.

12/6/07 10:20 a. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

De alguna manera es verdad que los sueños le hacen pedorretas al tiempo. Aunque me temo que éste termina por alcanzarlos y acoquinarlos.
Ojala no fuera así.
Besos.

12/6/07 12:44 p. m.  
Blogger Viuda de Tantamount said...

No quiero vengarme del tiempo, sé que no voy a ganarle....

Pactaremos en lo posible y lo imposible....él me dá distancia en el enfoque, y yo, consiento dejarlo pasar...


B x C

12/6/07 3:01 p. m.  
Blogger May_solamente said...

Mi queridísimo amigo, lamento informarle que ha sido nominado en mi blog!!!
Yo también lo quiero, jejejeje.

12/6/07 5:42 p. m.  
Blogger Sangre said...

...Humo, sólo eso humo y cenizas...querido profesor, y nada más y nada menos que la vida entre nuestra efímera existencia...¿acaso cabe más belleza?...¡¡Viva la Vida!! dondequiera que se encuentre, aunque sólo sea una sombra en el olvido de los siglos y aunque nosotros, querido amigo, tan sólo seamos eso; humo y cenizas...un fuerte abrazo.
Carlos

12/6/07 8:45 p. m.  
Blogger desmartes said...

No me vengaré del tiempo que arda conmigo en las llamas de lo que quiso ser mío... a veces es peor quemarse por el arrebato de un sueño convertido en humo.
Un abrazo.

12/6/07 9:28 p. m.  
Blogger thirthe said...

extraña manera de vengarse, pero es así.

12/6/07 9:34 p. m.  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

Me quedo con los dos primeros versos:

Preparo mi venganza contra el tiempo
con un cuidado denso y exquisito


Invitan a levar anclas y navegar sobre el dolor de lo inevitable con una dulce rebeldía que nos sigue llenando el alma de oxígeno...

Excelente, como todas tus composiciones.

Besos, siempre

12/6/07 9:49 p. m.  
Anonymous Carmen said...

nunca pensé que la venganza dejase buen sabor de boca, pero en este caso, es aún peor...

12/6/07 10:27 p. m.  
Blogger botas de agua said...

y yo también quiero vengarme del tiempo hasta la saciedad (menudo imposible el mío) pero lo haré destrozando su lógica, reprimiendo todos mis "no tengo tiempo", evitando todos mis "ahora no puedo", negando todos mis "no me da tiempo"... y alargando las horas en que disfruto descaradamente, para que cuando el tiempo me atrape pueda sonreírle sarcástica y decir: sí, ya llegaste, pero no me dejé nada por hacer por que me faltaras... fui yo la que gané... la venganza es dulce...

13/6/07 2:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home