24.9.07

Otro equinoccio

Extraños juegos en la altura
de los ojos perdidos en medio de equinoccios
que a todos llevan a las hojas,
las del sur que verdean, las del norte que caen:
Imaginarte al lado de alguien que te quiere
y te viene de cerca o desde lejos,
a quien no le da miedo tu silencio
o escucha tus palabras
y a quien dejas tu mano y te la acepta
hasta hacer de su tacto compañía;
y esbozar después los versos
que sonaran más dulces en sus labios
cuando te los repita:
“Olvida el tiempo que hasta aquí te trajo
y sueña en otro que de aquí te lleve;
haz de mi cuerpo incólume visión
de un peregrino en busca de otro cuerpo”
Después de susurrárselo muy quedo
para que pueda repetírtelo antes de marcharse
tú le contestarás: estoy aquí
y aunque sigas buscando
sabrás que alguna vez lo has encontrado.

Cuando termina el juego
te dices que quizás hayas ganado
horizontes más amplios
sin que puedas saber
si hablabas de tu cuerpo ya cansado
o soñabas en otro que acaso te aguardaba.

21 Comments:

Blogger María Manuela said...

Un juego donde el premio es un horizonte más amplio...todos deberíamos saber jugar a eso.
Es hermoso lo que has escrito hoy, mucho.

24/9/07 9:28 a. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

"Más lejos, siempre hay que ir más lejos..." dice Llach en Itaca, y con Kavafis. A ellos me recuerdas aquí de alguna manera.
Bello texto, amigo.
Un beso.

24/9/07 12:30 p. m.  
Blogger libertad said...

Nunca te agradeceré lo suficiente lo que me ayudan tus palabras en los días más bajos...
Un abrazo fuerte

24/9/07 12:47 p. m.  
Blogger Carz said...

Yo no olvidaría el tiempo que hasta aquí nos trajo, tan sólo intentaría comprenderlo.

Un abrazo.

24/9/07 1:16 p. m.  
Blogger Sangre said...

...Los grandes cambios, siempre imperecederos, conteniendo los azares de nuestras diminutas vidas, que tornamos grandes, ante lo inesperado...Amor, Amanecer, Vida...Muerte...la ligazón de una rueda sin fin dentro de otra rueda y otra y otra...para al final, quedarnos llorando grandezas ante una bellísima puesta de sol...
que, caprichos del destino, podría ser quizás la nuestra...

Un fuerte abrazo querido profesor.
Carlos

24/9/07 3:35 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Sin duda Ybirs, has ganado horizontes mas amplios.

Has llegado al corazón de quienes te leen, querés frontera mas grande??

Un abrazo

24/9/07 4:25 p. m.  
Blogger Leuma said...

Cerca y lejos, silencio y palabras, traer y llevar, buscar y encontrar,...en perfecto equilibrio, como noches y días iguales sólo 2 veces al año, Un beso

24/9/07 7:18 p. m.  
Blogger Athena said...

"estoy aquí
y aunque sigas buscando
sabrás que alguna vez lo has encontrado"


Sí esto sé lo que es.

24/9/07 8:37 p. m.  
Blogger Millaray said...

Kavafis también escribió La cuidad...
será que cuando lo leo resumo que el paisaje interior es el que termina por imponerse...en fin...no junta ni pega el comentario pero en estos tiempos es lo que hay lo que hay en "esta" ciudad por lo menos.
Un abrazo y como siempre un placer leerte.

24/9/07 10:22 p. m.  
Blogger thirthe said...

tal vez soñaba en otro que acaso le aguardaba...

24/9/07 11:43 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

A veces comienzo el día con tus letras. Otras, lo termino como hoy.
Y no hay mejores palabras para llevárselas bajo la almohada.
Gracias.

24/9/07 11:45 p. m.  
Blogger Amparo said...

precioso Ybris, tanto, que estoy desde ayer pensando las palabras justan que definan tus versos y no las encuentro.

Un abrazo sencillo y sincero

25/9/07 7:34 a. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

No sé si merece la pena dividir la vida en equinoccios ..yo lo hago...y son verdades que me atruenan cada estación como si necesitase saber donde estoy en cada estación..eso me condiciona todas mis relaciones..sutilmente...abrazos..chico de grandes horizontes.

25/9/07 8:51 a. m.  
Blogger Margot said...

La otra noche escuché unos versos que me encantaron y no sé porqué me vienen a la cabeza tras leer los tuyos... "Cuando las palabras comienzan a pesar más que los años".

En los equinoccios sucede igual aunque a mí tus palabras no me pesen, quiá! todo lo contrario.

Un besote con línea de horizonte.

25/9/07 10:50 a. m.  
Anonymous Eloísa said...

Donde el horizonte me lleve pues...

25/9/07 4:31 p. m.  
Blogger May said...

Ybris!!! En definitiva, qué es un equinoccio???!!! ;-)
Besis, millonessssssssssssss!!!!!

25/9/07 6:11 p. m.  
Anonymous Ybris said...

¡Ay, May! No me tires de la lengua, que sabes que no suelo contestar aquí (y no por falta de ganas, sino de tiempo).
Desde que un trozo de corazón se me ha ido por otro hemisferio, el tiempo exacto en que allá y acá contamos las mismas horas de día y de noche pero con caminos diferentes hacia estaciones opuestas se me hace un lugar de encuentro acogedor y emotivo.
Aprovecho para mandarte un beso enorme.

25/9/07 6:41 p. m.  
Blogger Isa S.B said...

Equinoccio deshojado, margarita peregrina en busca del mar, ese que hunde primaveras en su azul profundo cuando llega el otoño.
Mejor soñar, siempre.
Precioso texto.
Saludos.

25/9/07 6:53 p. m.  
Blogger UMA said...

Vivì mucho tiempo con mi reloj a cinco horas màs tarde sòlo por amor...sè de compartir el calor del abrazo en el invierno, se de regalar flores en primavera, se del mutuo ànimo que siempre se dan los que se quieren mas allà de las distancias y las horas.
Aprovecho a enviarte con mucho afecto este tìmido aroma de los tilos de mi calle.
Un abrazo, queridìsimo amigo.

26/9/07 12:45 a. m.  
Anonymous obdulia said...

Llega el equinoccio vernal... y los Libras nos desequilibramos. Más todavía!.

26/9/07 10:45 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Algún tiempo guardará la ausencia cuando se haya marchado el anterior, de ahí a los "destiempos" precedentes.
Todos los besos que quepan en un infinito segundo callado.
OLimpia.

30/9/07 7:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home