29.2.08

Bisiestos: de cuatro en cuatro


En este día extraño
hecho a retazos con las horas huérfanas
que no cupieron en ningún febrero
nunca pude evitar profundas reflexiones.
En mil novecientos noventa y dos
aún callaba de esperanza ingenua
tras una despedida consumada
y otra sospechada e irremediable:
“¡Cuánto dolor en la vida!
¡Cuánto quebranto en los sueños!
Sólo amor hace pequeños
los dolores de una herida.”
Cuatro años más tarde me decía:
“descubro que no el odio,
sí la amistad teñida con la muerte
me ha hecho caminar al más allá
huyendo de las sombras
que hicieron de la vida mi destierro”.
Con el cambio de siglo así escribía:

“Sólo sufrir está en el borde
en el que ya no puedes soportar.
El alma en él se resquebraja
en ahogo de silencio y soledad
porque es el peso demasiado intenso.
Estamos en el límite de nuestra actual derrota.”
Reflexionaba el año dos mil cuatro:
“En todo este misterio intento poner orden
antes de descifrar lo más sencillo:
lo que antes existía
y lo que quedará tras nuestra marcha.”
Y este año, por fin, en mi silencio
que ahora aquí desvelo:
“Cuando termine el día,
la pregunta diaria que me hago
de si otra vez volveremos a vernos
tendrá la duda más acentuada
porque no se me escapa
que hay días más difíciles que otros
para quedar a vernos y cumplirlo”

28 Comments:

Anonymous María Manuela said...

Sólo con que cada día colgaras en el blog lo que has escrito en estos años bisiestos, tendrías el blog más largo y lleno de contenido de la blogosfera.

Me he quedado pensando un instante en lo fascinanate que debe ser saber qué sensaciones tenías cada día pasado...

29/2/08 6:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La duda genera esperanza, lo peor (o lo mejor) es tener clara la respuesta antes de que termine la pregunta.

Besos

29/2/08 8:24 a. m.  
Blogger irene said...

Amistad, amor, dolor, silencio, soledad: VIDA.
Reflexiones y recuerdos de quienes tenemos ya, un gran bagaje, y espero que aún, mucho futuro.
Un abrazo.

29/2/08 9:18 a. m.  
Blogger Margot said...

Reflexiones de cuatro en cuatro, guardarlas en los bolsillos y que nos acompañen en el camino.

Todas ellas conforman un puzzle, Ybris, y son piezas de una belleza no pasajera.

Beso de finde!!

29/2/08 9:46 a. m.  
Blogger mia said...

como dijo Benedetti

"lo terrible,no es la fatalidad

de cada cual,sino comenzar

a hacer las cuentas..."

pero si no contamos

tampoco comunicamos

te leo y ya cuento...

de cuatro en cuatro!

♥♥♥besos♥♥♥

29/2/08 10:40 a. m.  
Blogger mia said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

29/2/08 10:45 a. m.  
Blogger Eva said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

29/2/08 11:31 a. m.  
Blogger Eva said...

Los bisiestos repletos de malos presagios inducen a la reflexión. A mí nunca me han producido ningún efecto, quizá porque en mi vida la melancolía y la mala suerte no responde al calendario, se presenta de improviso, me acompaña siempre.

Me ha gustado mucho este post fusión de pensamientos entrelazados.

Un beso.

29/2/08 11:36 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Nadie sabemos si volveremos a ver un 29 de Febrero...nadie.
Los bisiestos tienen un encanto especial, Ybris, por naturaleza.
Sabías que las habas en año bisiento crecen en sentido contrario?, hay muchas curiosidades en estos años, quizás no sean tan solo las horas descontadas en cálculos tan solo humanos...
De todas maneras, Ybris, dentro de 4 años esperemos estar todos volviendo a comentar que de nuevo es bisiesto.
Muchos besos

29/2/08 12:05 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ybris, Ybris...

Apenas leer los primeros versos ya me pudiste.

"En este día extraño
hecho a retazos con las horas huérfanas
que no cupieron en ningún febrero"

Sigo y me encuentro con este verso que se queda a vivir conmigo:

"huyendo de las sombras
que hicieron de la vida mi destierro"

Como si esto no bastara luego me llevo por delante este otro verso:

"Estamos en el límite de nuestra actual derrota"

Y ya casi a punto de morir llega el final para decirme:

"que hay días más difíciles que otros
para quedar a vernos y cumplirlo"

Simplemente me quedo fascinada por lo cercano a mi sentir que tienen estos versos.

Un abrazo.

29/2/08 2:38 p. m.  
Blogger Danelí said...

Una vez cada cuatro
un poquito de duda (un poquito más que otro día)
y un abrazo quisquilloso
que no quiere estar todos los años
para algunos que llegaron
y otros que se fueron
en un día como éste.

Un beso
=*

29/2/08 2:43 p. m.  
Blogger Insanity said...

Abrazo para ti, Ybris.
In

29/2/08 3:12 p. m.  
Blogger libertad said...

Hoy amanecí inquieta, intranquila, algo impaciente, sin nada que decir. Después de expresar esta impaciencia rara, parece que todo fue calmándose. Ahora me calmo por completo. Te leo y me calmo. Esas reflexiones al alba que tanto me acogen, las lea cuando las lea.
Un abrazo
Reflexiones, historias, experiencias, certidumbres que nos asolan, incertidumbres que nos dan esperanza...Me acogiste, de verdad. Otra vez
Más abrazos

29/2/08 7:27 p. m.  
Blogger UMA said...

Las reflexiones cambian de tiempo en tiempo...o no.
Acabo de encontrar una carta a mi padre que escribì hace 16 años y ya amarillea, tomo el dìa de hoy y la envìo, hoy doy las gracias de poder hacerlo y llegue a sus manos y seguir sellando el lazo que nos une.
Aùn no recuerdo por què no lo hice antes, pero lo reparo.
Cuando termina el dìa sòlo pienso en no tener cuentas pendientes con el pasado.
Besos, Ybris

29/2/08 9:21 p. m.  
Blogger Fernando Sarría. said...

sinceramente como siempre hablas tú, resguardado del barro de la calle con la hermosura tersa de tu palabra no nos queda salvo ir siempre livianos de equipaje...no sé nunca me he planteado lo de los bisiestos como algo en el que hay que mirar atrás..quizás lo haga..pero hace 4 años nos vino el 11 M y no sé quizás no lo haga..abrazos.

1/3/08 8:13 a. m.  
Blogger Miradas de Alfatercio said...

Me alegro de volver a reencontrarme con tus reflexiones y tus sentimientos.Me gustan los días invisibles como este 29 de febrero porque surgen de la nada y se puede hacer lo que se quiera y decir lo que se quiera por que no existe pero lo vivimos igualmente. Un abrazo.
El Alfatercio

1/3/08 9:40 a. m.  
Blogger Carz said...

No creo que sea un día extraño, acaso infrecuente. El día se carga de extrañeza desde el que lo habita, desde las casualidades sobrevenidas, desde las causalidades huérfanas.

La extrapolación siempre es arriesgada, siempre existe la posibilidad de que exceda el margen de confianza.

Por eso no descarto que, algún día, nos tomemos unas cañas.

Un abrazo.

1/3/08 2:22 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

A la matoría de la humanidad, el tiempo le pasa, provocando que sus ideales se vuelvan férreos,...consolidando y arraigando sus creencias. Uno va madurando y a la vez que se les agarrontan los músculos se les entumedecen sus valores.
Tú en cambio, cada 4 años has modificado la anatomia de tus pensamientos.....has adaptado la certeza a la duda...Admirable..ser capaz de darse cuenta de que sólo así se "crece" y más admirable aún, reconocerlo y escribirlo.
Pero he de decirte que nunca hay tiempo imposible ni mejorable para verse, si se desea.

Iba a escribir que yo si afirmaría tajante que nunca nos veremos...(será que mi edad es otra y aún tengo que "creer" en mi duda)....no lo escribiré....pero sí, que tengo claro que, mientras pueda, te miraré.

Olimpia.

1/3/08 7:39 p. m.  
Blogger Dardo said...

Ybris; ahora estoy leyendo un libro que empieza así:

"En la vida de una persona, diez años son mucho tiempo. Puesto que el tiempo, por ser lo menos recuperable, es el bien más valioso del que disponemos, en toda hojeada retrospectiva nos inquieta la posibilidad de haber perdido el tiempo".

E intuyo que no perdemos el tiempo cuando amamos. Cuando salimos de nuestro caparazón y nos fundimos con los demás.

Un abrazo Ybris.

1/3/08 9:11 p. m.  
Blogger ferfo said...

Pareciera que el tiempo nos regala tiempo, que los Dioses se vuelven generosos cada cuanto.
Lo veré así y celebraré durante cuatro años el regalo de un día más.

Abrazotes

2/3/08 12:57 a. m.  
Blogger Amparo said...

Ya que estamos en elecciones los políticos podían dar un premio a los nacidos el 29 de febrero....pero, de su bolsillo...jeje

un abrazo de domingo

2/3/08 8:03 a. m.  
Blogger Carmen said...

En el camino se aprende, se madura, se cambia de parecer... y de prisma por el que mirar.

Como dijo xiketä, que dentro de otros 4 años, tertuliemos ante, por ejemplo, una hoguera, saboreando un cafelito, codo con codo, recordando este post, y compartiendo anécdotas...
¿hace?
Besos de domingo soleado.

2/3/08 3:07 p. m.  
Blogger Jin said...

es algo muy especial escribir en esas 24 horas que no suelen existir en los calendarios, es como tener un día de prestado, outsider, más grande que todos los demás y lleno de misterio.

me gusta mucho eso de "Estamos en el límite de nuestra actual derrota". pienso que se puede aplicar a todos los días de nuestras vidas, que son siempre derrotas pero salvadas por la valentía de seguir viviendo y encararse con lo que vendrá... como siempre, gracias por tus palabras, amigo

2/3/08 3:44 p. m.  
Blogger Mamen. said...

"Sólo el amor hace pequeños
los dolores de una herida" Estoy segura de que no existe otro remedio.

"no el odio,sí la amistad teñida con la muerte me ha hecho caminar al más allá huyendo de las sombras" Aún teñida de muerte es la muleta mágica que ayuda en el camino diario.

"hay días más difíciles que otros" Y en casi todos puedo pasar por aquí y leer tus sabias palabras, Ybris.

Muchos besos.

2/3/08 4:18 p. m.  
Blogger Juansintierra said...

Cumplir de cuatro en cuatro como si las cosas no tuvieran su propia medida...cada vez creo menos en el tiempo medido por relojes, pero también debemos darnos nuestra propia angustia.

J.

2/3/08 6:53 p. m.  
Blogger Tomás said...

hay diferentes maneras para llegar hasta el cuatro por la vía matemática: 2+2, 2x2 etc pero para llegar a vernos otra vez o almenos leernos de nuevo un 29 de febrero solo queda despertarse cada día durante 4 años,
hasta pronto

4/3/08 1:38 a. m.  
Blogger thirthe said...

eres todo un maestro del verso...chapeau de nuevo!

5/3/08 12:17 a. m.  
Blogger manuel_h said...

qué bueno, para cada historia, eso de fechar los poemas!

6/3/08 8:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home