8.2.08

Elogio de la tozudez

Lo más importante de las cosas
quizás sea la absurda tozudez
con que nos muestran una y otra vez
la eternidad. Las flores olorosas,

el mudo pastizal, las temblorosas
pulsaciones del agua tras el pez.
Todo pasa veloz. Su placidez,
empero, como el brote de las rosas,

se repite. Quizás otra mirada
vuelva al cabo del tiempo tras la nuestra
a sentir la dureza de la roca

y el palpitar del verde en la enramada
o a leer este verso que le muestra
que queda la palabra, aun sin boca.

32 Comments:

Blogger Luzamarga said...

Aunque, como Blas, hayamos perdido la vida, el tiempo, todo, nos queda la palabra.
Podría decir que, a día de hoy, es lo más mejor (¿único?) que tengo; además de mi admiración y mi afecto por ti.

Un beso y buen día, Ybris.

8/2/08 9:31 a. m.  
Blogger Margot said...

Ajá, nos queda la palabra, como un eterno canto...

Besos obstinados, que no falte!

8/2/08 9:47 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tozudez o persistencia, nunca se sabe dond está el límite, si es que hay límite, la diferencia el grado, el deseo, la intensidad

Besos

8/2/08 10:08 a. m.  
Blogger Churra said...

Pues a mi tozudez es una palabra que siempre me ha gustado...
Besos

8/2/08 11:11 a. m.  
Blogger UMA said...

La imagen de la temblorosa pulsaciòn del agua y su reflejo, ese lugar, ese mismìsimo lugar florido y arbolado me hizo instalar en un lugar en el que hoy, permanecerè.
No tenemos màs que los instantes.
Màs que bello.
Gracias, a veces necesito que me devuelvan algo de lo que voy perdiendo en el camino sin querer.
Milagro, digo.
Besos, Ybris.

8/2/08 11:25 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Las cosas que siempre perduran, a lo largo de los tiempos, tampoco son eternas...todo tiene su principio y fin, desde la montaña que se ha ido erosionando, junto al rio que cambia su cauce, o el mar que con su ir y venir de olas va sedimentando la playa...la roca.
Pero en lo mucho o poco que tarde en cambiar, en desparecer, durante su existencia siempre hay quien no lo olvidará, siempre hay quien lo recordará.
Besos Ybris.
PD: aprovecho para decirte que te he dejado un regalito de amiga en mi blog, espero que te guste.

8/2/08 12:11 p. m.  
Blogger Eva said...

El mundo se empeña en permanecer y nosotros con tozudez extrema en perpetuarnos en el. Lejos de ser un defecto es una gran virtud y afortunado son los que la poseen.

Un beso.

8/2/08 12:20 p. m.  
Anonymous María manuela said...

Si no fuera por la tozudez...

8/2/08 1:54 p. m.  
Blogger filoabpuerto said...

Ybris, a mí esa "tozudez" de la naturaleza, repitiéndose cíclicamente, me produce sosiego y me ayuda a concebir que después de un mal rato, puede venir otro bueno, que hay momentos para todo, diversos, plurales, que ninguno permanecerá de continuo, lo que invita a su celebración (si es bueno) o a su asimilación si no lo es, pues otro llegará de otro color.

"El brote de las rosas se repite.." y mientras podamos sentir su fragancia...ay mientras podamos...

Abrazos

Merce

8/2/08 2:30 p. m.  
Blogger mia said...

ybris

maravillosa la persistencia

tozuda de las estaciones

donde a veces nos renovamos

como los árboles y sus flores

También de maravilla seguir

en nuestras palabras,cuando al fin

ya no hay boca.....

(siempre profundo),gracias

besos

8/2/08 3:01 p. m.  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

Bendita tozudez, bienvenido su tosco repiqueteo de conciencia...
Que nos siga despertando a la belleza del agua que conserva el aleteo del pez o de la rosa, de la roca o del verso que nos llena el alma de todo lo eterno...

Benditas tus palabras, Ybris

Un abrazo

8/2/08 7:25 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Elogio?...es dificil discernir si es defecto o virtud, cuando todo permanece como la roca por mucho que se cambie la mirada.
La obstinación,...siempre que compense la balanza.
La palabras siempre lo hacen?..a veces nos gustaría que algunas se borrasen y no permaneciesen.
Podemos acaso escoger?

Un beso...o dos, o tres...

Olimpia.

8/2/08 7:56 p. m.  
Anonymous Eloísa said...

No creo que pudiera vivir sin mi estrambótica tozudez y sin su acompañante fiel, el silencio.
Besos

8/2/08 8:41 p. m.  
Blogger Tomás Mielke said...

Hola YBRIS

"y el palpitar del verde en la enramada
o a leer este verso que le muestra
que queda la palabra, aun sin boca."

todo quedará escrito siempre cuando el ser humano no lo destruya

un abrazo
Tomás

8/2/08 8:52 p. m.  
Blogger Fernando S. said...

nos quedaqla mirada, la emoción..la palabra como dice Luz...un abrazo.

8/2/08 11:59 p. m.  
Blogger irene said...

La tozudez es una virtud. Algunas veces pienso que si hubiese sido más tozuda, tendría muchas cosas de las que ahora carezco.
Siempre habrá otra mirada tras la nuestra. Bello poema.
Un beso y feliz fin de semana.

9/2/08 12:17 a. m.  
Blogger Tristancio said...

El tiempo comulga, de tanto en tanto, en la belleza...
Será por eso que porfiamos como el mundo?

Abrazo.-

9/2/08 2:40 a. m.  
Blogger Dardo said...

Me evoca a Parménides. La absoluta tozudez de la eternidad. El movimiento es un espejismo de los sentidos.

Este poemita es fantástico.

Seguro que habrá otras miradas que mirarán lo mismo; y para los que creen en la metempsicosis serán las mismas miradas.

9/2/08 12:37 p. m.  
Blogger Jin said...

esta vez me quedo con la primera frase. tan limitado nuestro entendimiento de la sencillez…

9/2/08 3:22 p. m.  
Blogger manolotel said...

Ya sabes Ybris que soy un soneto-adicto desde hace muchos años y por tanto no podría dejar pasar este estupendo poema sin dedicarle un breve comentario.

Creo que la idea está bien desarrollada de principio a fin. Tiene además un final rotundo como a mi me gusta, algún encabalgamiento muy bien enlazado y el ritmo se mantiene sin sobresaltos. Quizás la rima en algunos versos resulta un poco pobre y esperada, pero tiene otras como la de las pulsaciones del pez muy elegantes.

En general y teniendo en cuenta lo complicado de adaptar la metafisica al lenguaje poético, el soneto está bastante conseguido y te felicito (en lo poco que valga la felicitación de un aprendiz) por ello.

Un fuerte abrazo, amigo

9/2/08 8:03 p. m.  
Blogger Mamen. said...

Leeremos versos que nos muestren que la palabra queda... aun sin boca.

Fantástico.

Un abrazo grande.

9/2/08 8:12 p. m.  
Anonymous lau said...

un soneto de lo más tozudo, ybris, me ha gustado mucho, jeje. Un besazo

9/2/08 10:39 p. m.  
Blogger Juan Luis Carreras M. said...

Yo camino junto a la tozudez, hasta que me doy cuenta de lo que persigo se halla dentro de mí mismo.

Un abrazo.

9/2/08 11:23 p. m.  
Blogger Carz said...

La importancia fluctúa con el llanto,
como la tozudez lo hace con el tiempo:
es su piedra de toque o viceversa.
Todo lo pasado ostenta la fluidez del tiempo.
Todo lo futuro tiene la agilidad del topo.
Toda la placidez es un Estado de la muerte
que se repite piel a piel
y a contrapelo
desdeñando la dureza de la roca:
la erosión la asiste de sudario
-en la piel, la herida cicatriza,
en el alma se adentra hasta la médula-.

Aún,
-e incluso ahora-
sin boca,
podremos generarnos las agallas
y respirar con las orejas.

Un abrazo, compañero.

10/2/08 2:44 a. m.  
Blogger sintulatido said...

Es bonito poema, pero hoy no tengo mucho para decir..
Te dejo besos de fin de semana.-

10/2/08 10:52 a. m.  
Blogger mia said...

volverte a leer en domingo

para decirte más de lo mismo

felizmente queda lo que escribimos

Tú debieras tener muchos libros!

besos

10/2/08 11:52 a. m.  
Blogger sergisonic said...

demostró que el tiempo era relativo, pero estará, dondequiera que esté, que tiene forma circular, de línea perfecta, llena de infinitos principios y finales y principios.

tus versos, ybris, son tozudos en emoción, siempre.

un abrazo,
sergi

10/2/08 1:28 p. m.  
Blogger Eryx Bronte said...

Yo como aragonés entiendo lo de tozudo..ja,ja..abrazos.


Eryx

10/2/08 4:55 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

No es malo serlo. Me gusta reconocerme como tal.
Aunque no sea lo mismo que fiel a uno mismo... se le parece bastante.

Un beso persistente, Ybris.

10/2/08 8:04 p. m.  
Blogger thirthe said...

así de eternos somos en los otros.

11/2/08 11:24 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Queda la palabra..., creo con eso me basta.
besos
Alba

12/2/08 3:00 a. m.  
Blogger koffee said...

Dije una vez que, felizmente, siempre me quedaría la palabra. Debí hacerlo tras escuchar a Paco Ibáñez, hace muchos años; hoy no osaría repetirlo: estoy a punto de perderla, y digo bien, palabra, que no voz.

13/2/08 9:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home