13.2.08

Mañana día de los enamorados


Tal como se nos presenta viene a ser más bien el día de regalar algo a quien queremos que sepa que le queremos y, como tal, un día mimado por los Grandes Almacenes para vendernos lo que sea bajo amenaza de quedar por los suelos. Visto así más se siente uno inclinado a omitir la fecha para no ser manipulado por quien nos podría decir lo poco que queremos a quien ya ni siquiera le dedicamos un detallito.

Yo, afortunadamente, crecí y me eduqué, lo mismo que mi pareja, en tiempos en que esa fecha era desconocida y por eso andaré algo ajeno a tal celebración sin sentirme coaccionado por las circunstancias.

Pero la verdad es que hoy me levanté con el sonsonete de aquel bello soneto de Lope:

  Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:
  no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño:
  creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,
¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.

Pensaba en la profundidad del amor de una persona que, después de haber sido un auténtico mujeriego y haber renunciado a todo para ordenarse sacerdote, aún es capaz de enamorarse en los últimos años de su vida de Marta de Nevares a la que cuidaría con profundísimo afecto después de quedarse ciega y enloquecer los dos años que tardó en morir. Quiero pensar que fue entonces, durante los siete años que la sobrevivió donde mejor pudo comprender lo que era verdaderamente el amor y donde quizás hubiera suscrito el sentimiento de los versos finales del soneto de Quevedo:

"su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, más tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado".

Consultaba yo hoy el Drae para constatar cómo no está recogido enamorarse y sí el transitivo enamorar, aunque se acepta también la forma pronominal del verbo. Pensaba en los caminos que el idioma recorrió hasta dar con la palabra basada en el amor (del que dice el diccionario: “Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.”) en-amor-ar como quien cae irremediablemente en ese intenso sentimiento.

Un poco más abajo el diccionario recoge ya por fin la expresión hacer el amor en el sentido de copular. Dos aspectos, afortunadamente, inseparables del amor.

Son contradictorias las reflexiones que una persona tan mayor como yo se hace cuando intenta retroceder cuarenta años y rememora aquel impacto inesperado y brutal de unas palabras dichas por una buena amiga: Me he enamorado de ti que le llevaron del dulcísimo desasosiego hasta el matrimonio. La cotidianeidad de los treinta y tres años transcurridos desde entonces, con todos sus altibajos y el profundo conocimiento mutuo que la convivencia impone, han hecho raro el detalle de una profunda afectividad que a veces se imagina uno más una rendición que un acercamiento.

Algo que un día, a buen seguro, cuando uno de los dos ya se haya ido definitivamente, vendrá a doler intensamente.

Como duelen siempre las palabras debidas y no dichas.

37 Comments:

Blogger Fernando S. said...

hoy me parece que anuncias un ramo de rosas...eres una emoción recorriendo la noche...abrazos.

13/2/08 6:50 a. m.  
Blogger Fernando S. said...

y me quedo con Quevedo para mañana...pero he de reconocer que sigo identificado más con las palabras de Neruda..del poema 20

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.

Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.



Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.

La noche está estrellada y ella no está conmigo.



Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.

Mi alma no se contenta con haberla perdido.



Como para acercarla mi mirada la busca.

Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.



La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.

Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.



Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.

Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.



De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.

Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.



Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.

Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.



Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,

mi alma no se contenta con haberla perdido.



Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,

y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.



bueno un abrazo en la noche amigo...te pondría más..pero..

13/2/08 7:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lo celebro casi todo,...pero San Valentín...; en cuestiones de amor, me gusta personalizar (ramita de almendro en flor, una partitura dedicada, una servilleta de una tasca de Sevilla y cosas así).
Y tambien, en ocasiones, me he dejado rendir al amor, bendita rendición.
Y SI, DUELEN las palabras debidas. Las que debemos, las que nos deben.
Y me voy con el poema de Neruda, a acabarlo de releer.
Enhorabuena, ybris.

13/2/08 7:26 a. m.  
Blogger Amparo said...

Romanticotes se han puesto mis dos blogeros preferidos.

Mi pareja no sabe escribir versos ni decir palabras románticas, pero, me dijo el otro día...no hagas planes con nadie el jueves que cenamos solos, quiero celebrar que te sigo queriendo mas que nunca...sencillo y sincero, así es el, y siempre digo que en esto del amor uno quiere mas que otro.

Feliz día del amor, sea cual sea el día

13/2/08 7:32 a. m.  
Blogger Margot said...

Afortunadamente yo tambien crecí sin celebrar este día al igual que crecí escuchando que el amor no se hace, se siente. Imagino que son matices que cada uno lleva dentro transcurridos los años.

Como los tuyos cuando los cuentas, sin ser necesario que exista un día concreto para hablar de amor y su tiempo de la forma que tú lo haces...

Vale, estaré "blandita" últimamente pero me tocaste, Ybris, ummm.

Un besote de días, todos.

13/2/08 9:41 a. m.  
Anonymous Sorrow said...

Nada que añadir al poema de Lope: "quien lo probó lo sabe".

Y pobre del que no lo sepa...

13/2/08 9:46 a. m.  
Blogger mia said...

lo que dices es de mucha verdad

pero creo que más que comercial

se debe a ese eterno provocar

provocar la memoria,intentar

que el tiempo no borre ni desgaste

las relaciones.Yo lo celebro todo

mi compañero,pasa,dice que yo

lo hago por los dos...y llevamos

una eternidad juntos...

yo contribuyo a estos regalos

virtuales que nos hacemos

porque nos queremos,

con algo del no menos

enamorado,que don Benedetti

EL AMOR ES UN CENTRO

Una esperanza un huerto un páramo
una migaja entre dos hambres
el amor es campo minado
un jubileo de la sangre
cáliz y musgo/ cruz y sésamo
pobre bisagra entre voraces
el amor es un sueño abierto
un centro con pocas filiales
un todo al borde de la nada
fogata que será ceniza
el amor es una palabra
un pedacito de utopía
es todo eso y mucho menos
y mucho más/ es una isla
una borrasca/ un lago quieto
sintetizando yo diría
que el amor es una alcachofa
que va perdiendo sus enigmas
hasta que queda una zozobra
una esperanza un fantasmita.

Y como,repito,he vivido

enamora desde niña,

cambiando los nombres

simplemente,hasta hace

ya muchos años,mañana celebraré

un día más de mi enamoramiento!
♥♥♥besos♥♥♥

13/2/08 9:55 a. m.  
Blogger René said...

Y sigo encontrando cruces de caminos, ahora que lo sé y tú lo sabes desde hace tanto tiempo (yo también quiero treinta y tres años más). Se lo robo a Holden, pero sé que me perdona: Es una cita de Tres cuadernos y un destino, de Pako Aristi.

El amor nace del conocimiento; mientras que el enamoramiento nos ofrece luz para ver lo que aún no conocemos.
El amor se muestra sólo en el espejo del tiempo, mientras que enamorarse es puro desprendimiento, entera agonía.
Estar enamorado es sentir que nada en el mundo puede hacerte daño. Mientras que el amor es saber cómo resistir el dolor del mundo.
El amor conoce la derrota -por tanto, es fuerte-, mientras que el enamoramiento no acierta ni siquiera a imaginarla -por tanto es frágil-.
Del amor al odio pueden transcurrir siglos. Del enamoramiento a la animadversión no hay más que un paso.

13/2/08 10:20 a. m.  
Anonymous laMima said...

Es la cuarta vez que leo este post...y no me canso. Que buena reflexión sobre el amor, y que hermoso presente y recuerdo traes en ella. Me ha gustado mucho.
Mi marido y yo acostumbramos a hacernos una cenita un poco especial,como cuenta Amparo, sin más. Es como una forma de dedicarnos un rato de verdad, que con niños es algo complicado.No me gusta pensar que entro en la vorágine comercial de un día así pero tampoco me parece que esté mal establecer un hueco expreso. No sé si omitimos algunas palabras...seguramente si. Fíjate que creo que siempre existirá la palabra debida y no dicha, es ley de vida. Solo hace falta que no se la más importante.
Fernando deja aquí un poco de Neruda, yo elijo un fragmento de mi poema favorito de Angel González:
".....ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida, ...."

13/2/08 11:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mañana puede ser un buen día para pronunciar esas palabras debidas.

Besos

13/2/08 11:35 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Anonimo: a mi me harian feliz!

Ybris, siempre te leo pero hoy tengo que comentar, porque ha sido un placer.

13/2/08 11:46 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Ybris...

Qué ganas tenía de leerte! De encontrar la sabiduría de tus pensamientos y tu mirada poética, intensa y mansa.

A mi el día de los enamorados me tiene sin cuidado, si estás enamorada cualquier día y cualquier momento es bueno para demostrarlo, lo demás es parte del circo.

El poema que subiste me lo quedo por hermoso y por certero.

Besos y que disfrutes junto a tu pareja de ese amor que se prodigan.

13/2/08 12:54 p. m.  
Blogger Jin said...

tal vez porque tengo (creo) una edad parecida a la tuya, tal vez porque yo también llevo muchos años con mi pareja, tus paseos de hoy alrededor de la palabra amor me parecen especialmente valiosos. gracias, Ybris

13/2/08 2:50 p. m.  
Blogger Dardo said...

La verdad, amigo, que tú nos ha regalado esta entrada a tus enamorados lectores.

El soneto de Lope es el amor mismo; ese caleidoscopio de emociones encontradas. Y la verdad es que suspiramos por esas intensidades. Claro que sí.

Pulvis eris et in pulverem reverteris. Polvo enamorado. Amor eterno; más allá de la muerte. Porque la memoria es hacerlos presentes. El día que también desaparezcan los que recuerdan habrán desparecido ese amor más allá de la muerte de este mundo.

Qué bien reflejas nuestras pequeñas mezquindades; complejos y faltas de decisión.

Un abrazo Ybris.

13/2/08 4:58 p. m.  
Blogger Juan Luis Carreras M. said...

Qué sabias palabras Ybris, y así y todo, no dejan de estar cargadas de emoción, de sentimiento, de amor por quien evocas en estas líneas.
Sé que es el día de la balanza positiva para las grandes tiendas, pero ya no podemos escapar a ver en esta fecha una oportunidad de decir al otro aquellas palabras debidas y no dichas.

Un abrazo hombre.

Muy buenas tus letras, como de costumbre.

13/2/08 6:17 p. m.  
Blogger libertad said...

Qué preciosidad.
Con cordura, con mesura, pero con profundidad, con sentimiento, con calidez, mucha. Tus palabras hoy son "amor".
Gracias por compartir. Gracias
Un beso fuerte

13/2/08 7:45 p. m.  
OpenID prazsky said...

Y que extraño pensar que hace 33 años no tenías ni puta idea de que hoy escribirias en un teclado de un aparato que se llama ordenador, que computa datos y está conectado a una cosa intagible llamada internet en donde caben palabras como estas debido a un fenómeno llamado blogosfera.

13/2/08 8:41 p. m.  
Blogger koffee said...

Ni el DRAE sabe de sentimientos, ni tiene corazón el Corte Inglés, apañados estamos!. Y mira por dónde, la sociedad convirtió a San Valentín en un friki de los tiempos actuales... país!.

13/2/08 8:58 p. m.  
Blogger Amélie Poulain said...

Ni los días, ni los santos, ni las definiciones nos definen. A lo mejor un día los conceptos de la RAE se recitan en poemas.

13/2/08 9:43 p. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Día de San Valentín,
para los enamorados
hay en los hipermercados
cosas de mucho postín.
Mi corazón de serrín
no la quiere sino a ella,
la más fiel es la doncella
en su envase de cristal;
si me faltase da igual
iré a por otra botella.

No puedo ser serio, lo siento.

Salud.

13/2/08 11:11 p. m.  
Blogger sintulatido said...

"Como duelen siempre las palabras debidas y no dichas."

Por esto mañana es un buen día para vos, no para que te vayas de compras por ahí, que no hace falta.

Escribile en un papelito de puño y letra esas cosas y entregáselo con una flor cortada de cualquier parte.

Creo que ella se lo merece.

Me encantó este post Ybris...Muy lindo
Besos!

14/2/08 2:09 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Pues hoy es, y no voy a felicitarte ni a regalarte nada (aunque te quiera), porque este día me parece una tontería. Podría salvarse sólo porque despierta emociones positivas en la gente, y eso nunca es malo.
Enamorarse, esa palabra va unida en mis recuerdos de infancia y adolescencia, entonces te enamorabas; yo lo estaba en primero de EGB, y me da mucha ternura saludar ahora más de treinta años después a un hombretón calvo y gordito que es vecino en el pueblo y el papá del amigo de mi hijo. Después estaba el Rufi, un chico muy guapo que nos tenía locas a todas, hacíamos reuniones de grupo y autoayuda para compartir aquel extraño enamoramiento colectivo...
Luego hay un cambio: las emociones son reales, intensas, sensatas y hasta llegan a ser locura, pero no enamoramiento. Debe ser algo parecido a eso que tú cuentas.
Y sea lo que sea, hay que expresarlo de alguna manera, si lo dejas dentro es puro veneno pal cuerpo.
un beso

14/2/08 7:34 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

Buenos días, Ybris.

Los días inventados para celebrar cosas me sacan de quicio. Este de hoy y cualquier otro.

Pero no he venido a exponerte mis vísceras revueltas, solamente a abrazarte con toda la fuerza de que soy capaz.

Y un beso apretado y largo.
Gracias, Ybris.

14/2/08 10:58 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Destaco, Ybris, la parte final de tu post como preciosa!! El sentimiento de amor con el paso de los años creo que es muy bonito, tal y como lo relatas.
Me voy a centrar, no obstante, en el principio de tu artículo, cuando hablas del Día de San Valentín, tal y como nos lo presentan en la publicidad para el consumo, y creo que llevas razón, que hoy en día parece que si no regalas o te regalan algo en este día, no exista el amor. Hemos "capitalizado" y metido dentro del saco del consumismo hasta el propio amor!!! increíble, sí.
Yo hace tiempo que no regalo ni me regalan nada para este día...mejor celebrarlo de la mejor manera...amando.
Besos y Feliz Día!!

14/2/08 11:07 a. m.  
Blogger Eva said...

Todos los días son especiales para los enamorados del amor. Este se agotará con otra tachadura en el calendario y la semana que viene ni se recordará la emoción de hoy. El consumismo y sus reglas no elevan la categoría del amor, todo lo contario, en ocasiones creo que incluso la degrada.

¡Qué bonitas tus reflexiones siempre!. Aunque hoy me han puesto algo triste.

14/2/08 1:13 p. m.  
Blogger Insanity said...

Mañana ya es hoy :)

El mundo está lleno de amor.Ocurre que mientras esperamos que nos lo den de determinadas formas, no percibimos su presencia de la forma en que se nos presenta...
Muy bonito tu post de hoy (o será de ayer? :))
Un abrazo a tu corazón, Ybris.
Y una sonrisa, naturalmente ;)

In

14/2/08 3:22 p. m.  
Blogger Tristancio said...

Y nada tiene que ver la fecha en esto, pero yo...

paso

(tristemente) paso.

14/2/08 4:16 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

Al celebrar el día de los enamorados por Sant Jordi, los catalanes ni le hacemos caso al día de hoy.
Pero algún regalo sí ha caído del habitual paseo por la blogosfera, dos de ellos tuyos:
Releer tu sonsonete que casi había olvidado.
Y la emotiva descripción que haces del amor vuelto complicidad, en la madurez.
¡Que lo disfrutéis muchos años!

14/2/08 9:07 p. m.  
Blogger irene said...

Amar, sentir amor, enamorarse, querer... ¿son matices?. Todos los días debían ser el día de los enamorados, para los que aman, para los que son amados y para los que aman y son correspondidos ¡qué suerte!.
Verdad: Cómo duelen siempre las palabras debidas y no dichas.
A veces los silencios son más elocuentes que las palabras, para bien o para mal...
Un abrazo.

14/2/08 10:10 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Como siempre me dejas sin palabras. Es siempre tan bonito lo que transmites...
Y haces bien en no celebrar este día tan artificial. Una rosa vale más cualquier otro día.
Tus palabras hoy,como el resto de los días, saben a gloria.

14/2/08 11:31 p. m.  
Blogger Carmen said...

Tu comentario a Pedro glup, me ha traído hasta tu blog.
Y en buena hora.
Bendito este mapa de bits que encuentra, sorprende, enseña, y orienta.
Bendita rendición, aún sin haber dicho las palabras debidas. Cuán afortunado eres.
Sois.
Saludos desde el sur.

15/2/08 12:29 a. m.  
Blogger UMA said...

Hoy es una hermosa noche para estar enamorada...but...
Me "conformarè" disfrutando una cena con buena mùsica y yo! que tambièn soy importante para mi:)
Muy bello Ybris.
Mil besos

15/2/08 1:09 a. m.  
Blogger Insanity said...

-Pensaba en la profundidad del amor de una persona que, después de haber sido un auténtico mujeriego y haber renunciado a todo para ordenarse sacerdote, aún es capaz de enamorarse en los últimos años de su vida de Marta de Nevares a la que cuidaría con profundísimo afecto después de quedarse ciega y enloquecer los dos años que tardó en morir. Quiero pensar que fue entonces, durante los siete años que la sobrevivió donde mejor pudo comprender lo que era verdaderamente el amor y donde quizás hubiera suscrito el sentimiento de los versos finales del soneto de Quevedo: "su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, más tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado".-


Faltaba esto en mi comentario anterior (a veces, desde mi local de trabajo, no me es posible comentar-te- como quisiera)
In

15/2/08 4:20 a. m.  
Blogger alba alpha said...

Nunca lo he celebrado, me es indiferente, tu reflexión es maravillosa, supongo siempre hay cosas no dichas sin embargo se aplica a los dos lados, creo si hay amor el otro lo sabe no importa el tiempo que haya pasado.
besos
Alba

16/2/08 5:26 a. m.  
Blogger Mirada said...

Ybris, es así... así tal cual. Tus palabras son tan cercanas, llegan directas al más profundo sentir. Gracias por estar. Muchos besitos.

16/2/08 10:04 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Forma pronominal del verbo...aynssss..insuficiencia, necesidad, búsqueda....acaso el amor nos completa de forma que ante el amor nos rendimos?....rotundamente si.

Me dá lo mismo sea el día que sea...pero agradezco este invento de ensalzar el amor en una fecha, por que a ti te ha motivado una reflexión y una exposición de motivos sublime.

Un beso

Olimpia.

19/2/08 9:10 p. m.  
Blogger Leuma said...

Es mágico el amor cuando llega, igual que has desmenuzado enamorar a mí me gusta decir en-amor-hados y pocos son los afortunados que están juntos tantos años disfrutando de ese amor, sea el día de Valentine o cualquier otro, besazo

26/2/08 7:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home