22.2.08

Lluvia en los cristales

A veces se quisiera
atar el corazón a esa melancolía
de las ventanas húmedas.
El frío del cristal contra la frente,
el húmedo rebote de las gotas
en las sucias rodadas de los coches
y el vacío veloz de las personas
que salpican de prisa las aceras.
Huir entonces fuera,
a la gris soledad de los cantiles
o a la pálida luz del sotobosque.
Sentir que aún vivimos
en la cálida ausencia que llevamos
clavada en el vacío de las manos
y en el peso del cuerpo que nos lastra.

38 Comments:

Blogger Danelí said...

La nostalgia escurre
sin límite de tiempo
ni espacio
sin distancia
y se vierte, suicida,
haciendo eco.

Un beso
=*

22/2/08 5:56 a. m.  
Anonymous María Manuela said...

Qué tendrá la lluvia que nos arrastra a la melancolía... Para mí es una sensación muy agradable, me gusta mucho la lluvia, a pesar de que cuando no hay cristales por medio sea obligatorio mojarse más de la cuenta.

Besos

22/2/08 7:11 a. m.  
Blogger Neander said...

Muy bueno. Sugerente.

22/2/08 8:10 a. m.  
Blogger mia said...

de otra manera discurre

el tiempo "vacío"cuando llueve

parece así exactamente

como tu lo describes

las prisas de las gentes

el melancólico goteo de la lluvia

y la vida que nos vierte

más monotonías que llegamos

a apreciar...

♥♥♥besos♥♥♥

22/2/08 8:50 a. m.  
Blogger Margot said...

Me sentí gota de agua dibujada en el vaho de los cristales, al menos el deseo de serlo. Arrastrada por tus versos.

Sí, que tendrá la lluvia que cuando cae calma nos ata a la melancolía y a la contemplación...

Un beso, hoy soleado. Buen finde, Ybris!

22/2/08 9:30 a. m.  
Anonymous desmartes said...

A veces yo quisiera un corazón menos adherente... que se me apega cosa mala al cristal más salpicado y es entonces cuando cualquier huida se vuelve descorazonadora.

Besos atrasados :)

22/2/08 10:28 a. m.  
Blogger Mamen. said...

TAtar el corazón a la melancolía, según en que momentos, puede ser un auténtico placer.

Besazos, este poema es un regalo.

22/2/08 10:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Huir, es fea esa palabra. Como si en otro sitio pudiéramos dejar atrás aquello que nos lastra. Puedes escapar de todo, pero seguirás atado a tu cuerpo y mente.

Besos

22/2/08 11:05 a. m.  
Anonymous Sorrow said...

Hoy llueve en Mitteleuropa, pero eso no es lo más triste... Lo más triste es que debería estar nevando, pero nada, ni un copo.

Curioso cómo nos afectan los fenómenos meteorológicos. A mí mucho (menos mal que llevo un sol tatuado en la espalda para que no me falte).

22/2/08 11:10 a. m.  
Anonymous glauka said...

Quisiéramos o tal vez, no creemos posible salir de ahí ... pero pasa, o le quedan más narices a uno y a una salir a trabajar que hay que vivir de algo más que las látgrimas arrollando los cristales
;)
(Intento alejarme de esa sensación, sí, esa que me has clavado bie ndentro)

Por cierto, en otro orden de cosas, que gracias por el aprendizaje, hoy he aprendido una palabra nueva gracias a usté, caballero:
cantil.

1. m. Sitio o lugar que forma escalón en la costa o en el fondo del mar.

2. m. Am. Borde de un despeñadero.

3. m. Guat. y Hond. Serpiente venenosa que llega hasta un metro de longitud, de color café rojizo en el dorso con manchas oscuras, y de hábitos terrestres y acuáticos.

22/2/08 11:23 a. m.  
Blogger Xiketä said...

La lluvia es acogedora....días grises y húmedos....perfectos para estar mirando tras los cristales de tu ventana...viendo resbalar las gotas...escuchándo el sonido del agua al caer...con la estufa encendida...
Besos

22/2/08 11:41 a. m.  
Blogger Tomás said...

Hola YBRIS

mucha fuerza y amor, gotas de vida...
siempre un placer pasar por aqui

decirte que MIA está haciendo una GALA de entrega de premios,pásate a recoger el tuyo en mi hotel

un abrazo

22/2/08 12:24 p. m.  
Blogger -Pato- said...

¡¡¡Ybris qué poema!!!

Alucino.

Mi corazón se ata solo a la melancolía de las ventanas, estaba escribiendo algo en relación a este tema, pero vos lo has dicho infinitamente mejor que yo.
Voy a pensar si sigo escribiendo sobre ese asunto o si tiro todo en la papelera, ajajajaj!!!

Besos

22/2/08 12:42 p. m.  
Blogger UMA said...

Melancolìa, eso me hace sentir.
Cuando uno parece olvidar la ausencia clavada en el costado, lee cosas como estas y parece echarla de menos.
La lluvia, la soledad, ya me tocarà de nuevo "degustar" de esas planicies bajas que me aunan en una lluvia contra los ventanales.
Un besazo, Ybris, que hoy saliò el sol y no me perdonarìa bajar a los subsuelos.
Te quiero mucho

22/2/08 1:34 p. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

Siempre me han gustado esas ventanas así, recorridas...
El otro día me quedé, en un concierto de Miguel Poveda, con una imagen preciosa: los dedos que recorren una piel, como las gotas de lluvia los cristales... una forma diferente de entenderlo, también meláncolica, no creas.
Besos

22/2/08 2:16 p. m.  
Blogger Fernando S. said...

será la lluvia o el largo proceso interior en que la vida no deja de ser vida aunque nos parezca un doloroso y húmedo quejido en el que nos arrastra el tiempo....abrazos y recuerda que aún así pronto llega la primavera a tu ventana, sé que algo más que el cielo moverá en tu mirada.

22/2/08 2:31 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Huir entonces fuera...
Sentir que aún vivimos
en la cálida ausencia que llevamos...

Necesito irme unos días, si puedo te visitaré aunque no haga comentarios, nos vemos.
Un gran abrazo
Alba

22/2/08 6:39 p. m.  
Blogger Isa S.B said...

Como bien cantaba Victor Hugo en sus 'Trabajadores del mar' la melancolía, es la felicidad de estar triste, quizá porque en el fondo, la belleza, de la idea que tenemos de la belleza es la fuente de la melancolía.
Saludos.

22/2/08 7:28 p. m.  
Blogger sergisonic said...

por un momento el poema me ha recordado a mí, levantado cada mañana a la misma hora, cansado, casi dormido aún, apoyado en la ventana, mampara, mojada de la ducha.

un abrazo, maestro

22/2/08 9:23 p. m.  
Blogger filoabpuerto said...

A veces un "llover a cántaros" deja luego cristalina el alma... y la mirada.

Intimista y delicado
Abrazos, Ybris

Merce

22/2/08 9:35 p. m.  
Blogger irene said...

Precioso poema, me ha hecho evocar una bella canción de Serrat, "Balada de otoño".
......
Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
.....
Te podría contar
que está quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo.
.....
Un abrazo.

22/2/08 10:31 p. m.  
Blogger Beauséant said...

la tristeza no se deja atar ¿verdad? aparece cuando quiere, y lo hace de la mano de un montón de recuerdos que queires olvidar...

23/2/08 12:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que el corazón es grande y le caben muchas emociones juntas. La tristeza puede atarse cerca ó lejos, para que te abrace ó para verla simplemente. Y siempre puede ayudar a asomar a otras emociones más tímidas. Por ejemplo, la ilusión. Saramago dice que llegado al punto en que sólo queda la esperanza, descubrimos que aún lo tenemos todo. Y este señor sabe un montón.
Buen fin de semana.

23/2/08 7:13 a. m.  
Blogger Amparo said...

Siempre que te leo encuentro palabras afines a mi, hoy me quedo con...el vacio de las manos y el peso del cuerpo que nos lastra.

Abrazos bañados de lluvia

23/2/08 8:34 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

Creo que sabes cómo me siento cuando termino de leerte.
Saberme así en ti es la belleza que llena mis vacíos y suelta mi lastre.

Te abrazo intensamente, Ybris

23/2/08 10:00 a. m.  
Blogger Adriana Lara said...

Me encantó.

23/2/08 9:47 p. m.  
Blogger Carmen said...

Que belleza...la sensibilidad de tus letras.

23/2/08 10:36 p. m.  
Blogger Carz said...

Hace muchos años la vi apoyando su rostro frente al cristal de noviembre.

El amor de anteayer, el dolor de ayer, la no ignominia de hoy, el este ahora hacia el sur: el mundo gira y te escribo entre líneas.

Creí firmemente que el marrón de sus ojos era el color del mundo (por no hablar de su denso pelo azabachado y del sorprendente turquesa de sus pechos). Y lo fue durante aquel tiempo en que habitó en mi su efímera presencia y su larga, larguísima, ausencia (ahora aún lo hace, pero de distinta forma).

Pero hablemos de la sonrisa que te sobrevendrá mañana, limpiando lo oscuro del recuerdo, aligerando el lastre en un esfuerzo de aliar (y alear) razón y emoción. Y la razón dice que lo pasado no es perdido, sino todo su contrario: el pasado es lo que hemos hecho de él, lo ganado.

El futuro tiembla de esperanza.

Un abrazo.

24/2/08 4:45 a. m.  
Blogger El lenguaraz said...

Gracias, este es mi primer regalo del día.

24/2/08 12:02 p. m.  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

Soy muy irreverente Ybris, y ni los mejores se libran de mis plines. Muy bueno lo suyo maestro; perdone un momentito....

¡PLÍÑ!, un 30 ¡¡Tóooooma Juuuune!!

Bueno, ya me voy, le dejo en paz.

24/2/08 12:11 p. m.  
Blogger Eryx Bronte said...

Querido amigo somos lo que somos y lo que fuimos lo traemos en el rostro y en las espaldas..abrazos.

24/2/08 5:35 p. m.  
Blogger René said...

llevar una ausencia clavada a las manos nos hace vivir, pero cómo?

24/2/08 5:50 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Quizá me equivoque, pero no quise leer melancolía (ya sabes que también leo de antojo).
Por eso mi comentario a estos versos (sin ironía ni sarcarmo) me hacen preguntarte si....para escapar del tiempo -aquel- la solución es sentirse vidrioso o lubricado?

Puede que sea una práctica esotérica efectiva...buscar el espacio que no habitamos....ubicarnos en una estancia diferente, allí donde la palabra se humedece sin duelo...seguro que funciona...ahora que lo pienso, es lo que hacemos.

Un beso, desde ese lugar donde los vacíos se apropian de todos los espacios.

Olimpia.

25/2/08 12:31 a. m.  
Blogger manuel_h said...

aunque siga prefiriendo tu prosa y tus recuerdos e historias (nadie es perfecto), hay poemas tuyos que leo y releo asombrado de tu capacidad para desnudar sentimientos y dejarlos donde todos podemos reconocerlos.

25/2/08 4:25 p. m.  
Blogger charo said...

algo tiene la lluvia que nos falta

25/2/08 7:45 p. m.  
Blogger Leuma said...

Ausencia, melancolía y lluvia, una bella combinación de nostalgia, abrazo

26/2/08 4:39 p. m.  
Blogger koffee said...

No puedo creer que cites a tus manos como vacías... Echémosle la culpa a la lluvia (bendita lluvia, ojalá cayera por mis lares!)

28/2/08 1:27 p. m.  
Blogger Dardo said...

Está claro que cuando escampa se forma en este blog un hermoso arco iris. Así que no es mala cosa que llueva. Nos digas la emoción de la lluvia y tus lectores formemos el símbolo de la alianza contigo.

28/2/08 11:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home