9.4.08

Hoy toca rollo

Mi nieta, desde la inocencia de sus tres años, suele preguntarme a menudo: “Abuelo ¿a que tú no exageras?”. Yo le digo que no exagero nunca, lo que pasa es que me pasan cosas muy exageradas.

Supongo que a todos les sucede lo mismo. O les sucedería de tener los ojos suficientemente abiertos y la mente y la sensibilidad despiertas.

Aprovechando que con esta son 318 entradas las que llevo –según veo ahora- y que pasan de 9000 las miradas a mi perfil (de las cuales unas ocho mil deben de ser mías) me pongo hoy a reflexionar sobre este blog en que publico tenazmente tres veces a la semana, una de ellas en prosa.

El mundo este de los blogs es una de las ventanas a través de la que miro y por la que me asomo. Soy bien consciente de la enorme cantidad de motivaciones que hacen que alguien escriba y lo publique aquí. A mi entender todos pretenden una comunicación con gente que les lee y les comenta, pero esa comunicación está muy condicionada por la propia realidad de cada uno.

Actualmente tengo 68 enlaces de los cuales 14 han desaparecido y 10 escriben rarísimamente. A través de Bloglines sigo la actividad de 132 cuadernos con un promedio de 35 publicaciones diarias.

Escribo lo anterior para hacer ver que tengo datos suficientes sobre escritos y sobre personas con muy diferentes motivaciones para escribir.

El hecho de que siga a tantos (puedo asegurar que con interés) tiene como denominador común tanto la calidad literaria como la humanidad que en ella transciende. Hay quien escribe –y con calidad excepcional, a mi entender- como quien escribe un libro, como quien divulga lecturas, como quien expresa ideas políticas o como quien, sencillamente cuenta lo que le pasa. Con todos ellos me planteo el reto de intentar llegar a las personas a través de lo que aquí escriben. Sé de situaciones ficticias como sé de modos velados de escribir de quienes se saben leídos por gente que les conoce en realidad y ante los cuales no pueden hacerse tener por lo que no son.

Mi caso es, según creo, poco frecuente. He mantenido escrupulosamente mi anonimato hasta el extremo de que absolutamente nadie de quienes conocen mi rastrera realidad sabe, ni siquiera los más allegados o íntimos, que mantengo un blog. Ello me permite varias cosas además de practicar la escritura, que siempre me ha gustado pero de cuya calidad no me hago demasiadas ilusiones ni lo pretendo inexorablemente: utilizar la experiencia de los que me rodean sin que ellos se sientan aludidos, recordar el pasado con entera libertad, aprender un montón de cosas y situaciones que antes me eran ajenas y, sobre todo, manifestarme como –problema que tenemos los tímidos- aquel que dice lo que tantas veces hubiese querido decir y nunca se atrevió.

Es mucha la riqueza que esta actividad me aporta y serían muchos los agradecimientos que tendría que manifestar a todos los que leo. Procuro hacerlo sin ser ni parecer adulador en todos los comentarios que hago.

El hecho de que no dé a conocer ninguna dirección de correo ni frecuente el Messenger ni los SMS pretende reconocer mi incapacidad material de atender educadamente a tantos frentes. Eso me impone la limitación de no comentar a quienes escriben con los comentarios deshabilitados o a quienes me dirían quizás cosas más personales que las que el blog permite. Lo que sí he hecho es procurar ser sincero en cuanto a mi perfil para evitar ser tenido por lo que no soy.

Así pues estoy en condiciones de manifestar que, por lo que respecta a lo que aquí escribo y con la excepción –relativa- de los escasos relatos que raramente se me ocurren, cualquier diferencia con la realidad es pura coincidencia, cualquier comentario que haga lo hago tras intensa lectura, cualquier comentario fuera de lugar es únicamente debido a errores inevitables de interpretación, cualquier frase molesta u opinión poco matizada pretende mantener un exquisito respeto a las personas tanto como un posible rechazo o adhesión a las ideas…

Acabaré, no sin antes manifestar mi agradecimiento a los que ya se fueron y a los que escriben, independientemente de la frecuencia con que lo hacen. De todos aprendo mucho. y me enriquezco avaramente. Fundamentalmente por darme cuenta de lo ancho que es el mundo y lo profundo que es el corazón de las personas.

Por lo que a esos otros respecta pido respeto y discreción con lo aquí escrito; por lo que a mí respecta todo es de usar y tirar (o de tirar y no usar) y cualquiera es libre de llevárselo, abusar de ello, de traducirlo al yoruba o de colocarlo de fondo en una diana para jugar a los dardos. El futuro se me va haciendo inexorablemente menguante y no está en mi propósito utilizar nada de esto para publicarlo en otros medios. Mi futuro adquiere forma de rincón amable en el que descansar del trajín tantas veces no deseado.

Por todo lo expuesto debe quedar claro que este blog, con tanta gente real citada y tanto personalismo impúdicamente expuesto, no sobreviviría mi salida de la clandestinidad y desaparecería entonces porque es más de otros que mío.

Aunque seguro que no resistiría la tentación de volver de otra manera.

Valete.

59 Comments:

Blogger Athena said...

Entonces quien tenga una grabación con tu voz tiene un tesoro ¿no?
:o)

Me parece muy respetable el anonimato, a veces es la forma de ser libre.

9/4/08 7:26 a. m.  
Blogger Neander said...

Avaro tú, joío

jajajajajaja

9/4/08 8:02 a. m.  
Blogger Mamen said...

Un abrazo.

9/4/08 8:18 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Igualmente hermético que modesto. Sencillo y magnífico escritor. Siempre en la medida justa, por eso te vemos desde el otro lado equilibrado y exacto en tus comentarios. Conoces bien a la gente y eres comprensivo, sabes bien de la vida y de las personas. Aquí entro yo, que cada vez me siento menos escondida dentro del blog, y a veces envidio (en la misma medida que conoces también más de los demás) ese anonimato que te mantiene intacto y libre. Más vulnerables somos cuando nos conocen, también se reducen las posibilidades de ser quien no eres, ponerte caretas o personajes. Aunque en el fondo, quien sabe...

Por cierto, el comentario de Athena me ha recordado que nos regalaste tu voz una vez en el blog...un tesoro añadido al placer de conocerte (un poco).

Besos.

9/4/08 8:28 a. m.  
Blogger mia said...

todos mis respetos con los tuyos

y los de todos compartidos!

Veo que he llegado tarde

para conocer tu voz...

Igual me considero dichosa

de gozarte día tras día!

Raramente veo la modestia

y la inteligencia tan unidas!

No cambies nunca ybris!

Así de misterioso sabes más

a glorioso...para mi!

♥♥♥besos♥♥♥

9/4/08 9:31 a. m.  
Blogger Coblenza said...

¿Qué toca rollo dices??¡¡¡¡

Ay madre¡¡¡

Tu nieta tiene un tesoro de abuelo. Y tu hija -ya ni te cuento- lo realmente atesorado que tienes, tu lo llamas rollo.
Pá matarte Sr. Ybris¡¡

Has estado ni-que-la-do, como tu eres¡¡

Besos,

9/4/08 9:37 a. m.  
Blogger Lula May said...

Adoro este mundo virtual exento de alturas, flacuras, bajuras, gorduras, y demás "uras" que nos bombardean y condicionan a diario. Quizás hayamos recuperado la frescura de los niños cuando se relacionan entre ellos, independientemente de sus ropajes, del color de su auténtica piel o del grueso de sus bolsillos. Ellos juegan. Y eso hacemos nosotros aquí, jugamos.

Cada cual deberá atender a sus expectativas, a sus deseos más internos, y enfrentarse también a sus miedos para descubrir que no son tan únicamente suyos como creía, ni tan gigantes como imaginaba. Al final lo importante es disfrutar del juego, de cuando ganas, de cuando pierdes, de las caídas, de las risas, los empujones y los abrazos. Y no olvidar la regla principal: que la bola no toque el suelo. Paso la bola, ¿juegas, Ybris?

Beso,
Lula.

9/4/08 10:09 a. m.  
Blogger Margot said...

Jeje, el bloguero enmascarado... ese eres tú! jajajaja.

Lo más curioso de este "mundo", o lo mejor a mí entender, es que cada uno lo expresa, vive y escribe como dios le dió a entender. Pero es bueno recordar, porque nos perdemos en el día a día de lectura, que tras cada una de estas pantallitas blancas hay un ser humano con sus usos y desusos.

Y sólo se me ocurre: viva la diversidad! yepha! Y la libertad de criterios...

Un beso, con consistencia a pesar de los bits.

9/4/08 10:33 a. m.  
Blogger PIZARR said...

Hoy me he reconocido en tus letras. Porque mi anonimato es total en relación a todo el entorno que me rodea.

Amigos, familiares, compañeros de trabajo... nadie conoce de la existencia ni del contenido de este blog.

Respecto a las personas con las que me relaciono en este medio, con algunas de las cuales mantengo una relación de casi 4 años, no más de media docena conocen mi correo electrónico.

Es cierto que ha sido ese anonimato el que poco a poco me animó a escribir y a abrir mis sentimientos a esta pantalla.

UN BESO

9/4/08 10:48 a. m.  
Blogger René said...

el total anonimato virtual y viceversa es muy cómodo. Te entiendo muy bien, aunque sabes que en mi caso los motivos son otros, como inteligentemente has adivinado, seguro, intuyo por lo que leo en tus líneas. Me admira tu perseverancia y tu fe, y te agradezco infinitamente tu lectura, escritura y comentarios. Por mi parte, es recíproco, coge, corta, pega, traduce... en (la) realidad, René no existe.

9/4/08 12:06 p. m.  
Blogger SirenaVarada said...

Me interesa mucho todo lo que comentas en esta entrada porque reflexionar sobre el mundo de los blogs para comprender que hago yo en él nunca ha sido para mí un capítulo cerrado. Te entiendo cuando dices que en tu entorno no conocen esta faceta tuya, pues también, como tú, me amparo en el anonimato y gracias a ello me siento libre para escribir… De no ser así no merecería la pena.
La cuestión es que cuando a veces –como ahora- salgo a dar una vuelta por ahí y visito algunos blogs tan interesantes, me cuestiono si merece la pena seguir con el mío y si encontraré un día una justificación o al menos una respuesta a mi eterna duda ¿qué hace alguien cómo yo en un lugar cómo este?

Por todo ello, agradezco particularmente tus reflexiones y bienhallada sea tu clandestinidad.

9/4/08 12:11 p. m.  
Blogger UMA said...

Hoy toca rollo...que buena expresiòn:)
Siempre has sido claro con respecto a tu blog, asì que lo que decìs no me resulta una novedad.
Siempre entendì el motivo por el cual no ponìas tu mail en el perfil...te avasallarìan!!
No, no exageràs, pero debo admitir que me cuesta contar el tono con que decìs lo que expresàs:)
Este mundillo es a la vez catàrtico, y a mi me parece tan vàlido como cualquier expresiòn humana, asì contamos con tanta variedad, con enriquecimiento personal tantas veces, y aunque no mantengo correspondencia asidua con màs de tres personas, uno llega a ligarse emocionalmente con quienes uno lee periòdicamente y este es el caso.
Gracias por lo que brindàs, por el gozo que entregas en cada entrada.
Te dejo mi abrazo y me voy por la tangente, amigo Ybris:)

9/4/08 1:00 p. m.  
Blogger Eva said...

Muy interesante conocer tu reflexión sobre el mundo virtual. Yo, tras dos años como bloguera y diversas experiencias con gente de este medio, algunos pasaron al plano real, tengo sentimientos encontrados´, no sé si volvería a conocer a alguien que forma parte de este otro campo de mi vida, pienso que, al igual que ha pasado antes, perdería su magia y yo, la libertad para escribir que te da, como bien dices, el anonimato. Pero es una opinión cambiante, no definitiva, igual que mi propia vida, un continuo periodo de pruebas.

9/4/08 1:05 p. m.  
Anonymous laMima said...

Creo que quienes te leemos hace tiempo hemos intuído la honestidad y generosidad que destila esta "confesión".
Solo puedo decirte que, por mi parte, es siempre un placer leerte (aunque no siempre se me ocurra un comentario) y me siento muy, pero que muy halagada de que leas lo que yo escribo. Y que no me importa en absoluto no conocer tu cara, ni tus circunstancias personales concretas aunque tu conozcas las mías. Eso no importa.
Eres de esa gente que demuestra que el mundo virtual, muchas veces, merece la pena por la magnífica gente que ronda por ahí.
Un abrazo enorme.

9/4/08 1:14 p. m.  
Blogger Carz said...

Después de leerte me ha sobrevenido una sensación extraña y, de repente, he querido escribir que el orden es aliado de la dicha pero enemigo de la felicidad.

Supongo que es producto de mi naturaleza.

Un abrazo.

9/4/08 2:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El tiempo no es infinito. Yo también tendría que llamarme avariciosa por coger lo que quiero y dejar a cambio un par de líneas (eso suponiendo que me apetezca).Salir del anonimato tiene sus ventajas y sus inconvenientes, todo no se puede tener.

Besos

9/4/08 3:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Presumo que 1 de esos 10 se sumó a los otros 14, Ybris... he preferido que se extinguiese lo que pasó a ser más de otros que mío.

Siempre es que toca este vacío. Arrollador, como siempre. Tal cual nos lo ofreces. Gracias. Siempre.

Un beso personal.

9/4/08 3:51 p. m.  
Blogger marea@ said...

Uff... inteligentes y sinceras palabras... no sé que tienes pero atrae... te muestras natural y eso se agradece, sin adornar el alma, con el interior despeinado pero sano.

Me gusta leerte, lo tengo que reconocer. Gracias a ti por seguir escribiendo.

Un abrazo. Marea@ (José)

9/4/08 4:11 p. m.  
Blogger Xiketä said...

Es una especie de desahogo lo que nos enseñas hoy?
Envidio tu anonimato pues, aunque a veces personalmente, no se bien definir si es anonimato lo que anhelo, o que se me conozca más...
De todas formas, Ybris, espero que tus palabras perduren mucho tiempo para nosotros pues es el tesoro que demuestras que posees: palabras que expresan lo que sientes, lo que eres.
Desde toda mi admiración, muchos besos!

9/4/08 5:35 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

Me encantan tus rollos.

Cuando abrí mi nuevo blog pensé en lo del anonimato. Escribir pensamientos tras nombre y apellidos creí que me resultaría difícil.
Quizás no dé todos los detalles, pero subliminalmente todo mi yo está en los posts. Creo que tú eres uno de los que sabe llegar al fondo de ellos, porque tus comentarios son siempre muy acertados y sentidos.

una abraçada.

9/4/08 6:07 p. m.  
Blogger Pedro (Glup). said...

Querido Ybris, no sé si escribes bien ni me interesa, no sé si tienes 64 años, 25, eres un profesor cascarrabias, un gato de angora o un astronauta.
Te leo, tengo el honor de recibir cada día tus comentarios y puede decirte que, seas quién seas, te aprecio profundamente.
Y lo atestiguo con este abrazo.
Majo, que eres un tío majo.

9/4/08 6:30 p. m.  
Blogger libertad said...

Realmente inteligente tu elección. Aquí seguiremos leyéndote y aprendiendo de tus historias "veladas".

Un beso fuerte

9/4/08 7:16 p. m.  
Blogger ybris said...

Veo que María Manuela se acuerda de un lamentable post que dejé con mi abominable voz leyendo un poema mío el 29-1-2007 y que aún es accesible, no sé si recomendable.
Así que, Mía, de llegar tarde nada.

9/4/08 8:15 p. m.  
Blogger Isa S.B said...

Es el tuyo una nonimato a voces, porque no es despojándose de vestiduras como un nombre o un apellido, como se desnuda el hombre.
Saludos y gracias por dibujarte letra a letra.

9/4/08 8:29 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Te felicito por conservar el anonimato. La mayoría de la gente desea saber el nombre, como si un nombre fuera a decirles quién es la persona. Otros piensan que al no decir el nombre se tienen intenciones ocultas. Al leer si se hace con cuidado empezamos a conocer a la persona. Una de las cosas que podemos agradecer al internet es esto. A pesar de equivocarnos de vez en cuando (dónde no), el balance siempre es a favor. Nuestra visión se amplia. Es un placer conocerte. Eres de los pocos que no me ha cuestionado y eso da una libertad que no sé como agradecerte.

Un gran abrazo con beso
Alba

9/4/08 9:22 p. m.  
Blogger Mamen. said...

Eres un lujo, generoso, dulce, sencillo, atento. Tus palabras son precisas y adecuadas en cada momento. Eres el último de mis enlaces por cuestiones de abecedario, pero para mi siempre serás el primero.

Me alegro mucho de haberlo descubierto en su anonimato, señor Ybris.

Un gran abrazo.

9/4/08 9:37 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

MI querido Ybris; intentaré penosamente absterneme de involucrarme demasiado con tu post...pero será dificil.
ocurre que cuando uno lee pseudo confesiones como estas, la lengua tira con querencia a igualarse...y le dan ganas de convenir o rechazar cada una de las afirmaciones, y exposiciones que con tanta ternura viertes.
Tus motivos y tus modos, respetables....todos y cada uno.
Máxime cuando estan formulados y accionados desde la convicción...y la apreciación personalísima...y el afecto o cercanía que has engendrado en este tiempo de lectura.
Ya te he dicho en más de una ocasión, que hay veces que me quedo con las ganas de "esa conversación pendiente", sobre temas puntuales, que este medio no permite....pero entiendo todas las distancias que tu decisión impone y la respeto completamente.
Me sumo a tu avaricia, pero no sé por qué extraña razón, (o si), este post me "suena" a despedida, más que una reflexiva aclaración.
Ese "Valete" final...
En fin,...me valgo de ti...aunque debiera hacerlo de tus palabras....hoy eres más "tú", como cada día.
Cuando te enrollas, tus palabras eyaculan toda la sinceridad y la "sinverguenza" que dices no poseer.,,;)

Gracias.

MIs besos...rollizos y ovillados.

Olimpia.

9/4/08 10:05 p. m.  
Blogger sergisonic said...

Y tiene un qué de atrayente, el anonimato, ¿por qué no decirlo? A veces me arrepiento de no haberlo pensado antes, en mi caso. Pero eso ahora no importa.

Lo que importa es tu presencia, apasionada, aquí, en tu casa, y en otros lugares, que también son tu casa.

Eres genial, Ybris (y sin hablar de tus letras).

Un abrazo

9/4/08 11:54 p. m.  
Blogger Ego said...

No dejes de asomarte jamás a esta ventana. Hoy, por ejemplo, me has hablado de una nueva forma de sonreír. ¿Se puede pedir más?
Las bondades del anonimato, que ya las querría para sí la Pantoja, son un tesoro. Y un lujo para quienes te hemos descubierto de alguna manera.
Besos

10/4/08 12:49 a. m.  
Blogger Mentacalida said...

Totalmente de acuerdo.Y aunque no escuché tu voz,creo que una cosa es la escritura y otra la vida personal.Ambas posiciones son respetables,yo soy mas del tuyo.

Un abrazo

Menta

10/4/08 1:01 a. m.  
Blogger El lenguaraz said...

Este es el rollo más hermoso que he leído en años; y no me extraña que provenga de Ud. Monsieur Ybris. Pienso como Ud. la escritura se da, como se dan los buenos días, o un abrazo.
Si algún día no tuviera fuerzas para luchar con mis camellos, y alguien me diera pan, a cambio de historias, lo aceptaría agradecido, porque me gusta escribirlas, pero mis brazos son fuertes aún (o eso creo), y no veo en el horizonte esa posibilidad. Tengo alma de "negro" (que espero sepa a qué me refiero); no deseo el halago, sino apenas mi sustento, a ser posible, en el anonimato más absoluto.
Le doy las gracias por esta entrada; seguramente, a ella remitiré a quien me pregunte porqué escribo.

10/4/08 1:31 a. m.  
Blogger CecydeCecy said...

me parece muy respetable que te manifieste como mas te gusta, yo hace porquito que entro y me gusta leerte, siempre creo que da intriga quien esta detras del escrito, verdad? Pero tambien soy muy respetuosa del anonimato, asi ybris, sigue escribiendo que es un placer leerte, besos

10/4/08 4:35 a. m.  
Blogger Amparo said...

En cada post que escribes nos dejas un trocito de ti y muchas veces sin conocerte ni verte ni poder tocarte te siento muy cerquita.

Abrazo gordo, y continua soltándonos "rollos", me encantan

10/4/08 7:17 a. m.  
Blogger Poledra said...

:-)))

Rollo?

Me pilas adormilada, con mi café, intentando abrir los ojos, y has conseguido atravesar el sueño..y hacerme sonreir.

Un abrazo

10/4/08 9:17 a. m.  
Blogger mia said...

Gracias ybris tu mirada hacia

la vida y lo humano

es tan profunda

que ya no eres

ni serás del anonimato

Tienes pluma y corazón

y todo sale de tu corazón!

"Te recuerdo como eras

el último otoño

la boina gris

y el corazón

en calma"

Tengo un tesoro,Athena!

Gracias

♥♥♥besos♥♥♥

10/4/08 9:31 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

Buenos días, mi querido Ybris.

No soy mujer de demasiadas palabras. Tímida, clandestina y aliada del silencio, siempre tengo la sensación de que nada de lo que pueda decir es estrictamente necesario.

Escribir es una parte de mi vida que no logro instaurar en mi existencia cotidiana sin que chirríe por mal acoplamiento. Así que siempre he utilizado el blog como el espacio para ser lo que no puedo ser de ningún otro modo.

Hacerlo no sólo me ha provisto de esa vital dimensión; me ha premiado (qué suerte la mía), con la cercanía de personas como tú, que, sintiendo y vibrando de modo parecido, ya me son absolutamente imprescinbibles.

Asumo que no soy la mejor contertulia del mundo, pero ya me has demostrado sobradamente que sabes disculpármelo.

Gracias, Ybris, y muchísimos besos.



Gracias por todo, mi querido amigo.

10/4/08 11:10 a. m.  
Blogger Ignacio Bermejo said...

Gracias por tus palabras y por tu visita. Extraordinaria manera de comunicar la tuya. Leerte es un placer. Directo, claro, sencillo, sensible, tecnico. Un fuerte abrazo.

10/4/08 11:22 a. m.  
Anonymous glauka said...

¿Sabes? En mi caso pasa o pasaba un poco lo mismo. Nadie de mi mundo "real" conoce el blog, sólo un par de personas que entraron a través del blog en mi vida real, que no es lo mismo ;).

Y gracias a eso te sientes libre y dices y escribes y sientes y sueñas y llorar y dibujas y ríes ... hasta que un día te descubres ocultando, callando, silenciando, impostando porque ya no eres sincera del todo: no quieres hacer daño a algunas personas a las que has cogido cariño ya después de dos años pro aquí, que sabes te tienen cariño ... y vuelta la burra al trigo, lo mismito que sucedía en el mundo de carnes y huesos te está sucediendo aquí, este mundo donde eras tan libre como el viento y donde eras ese TU que no podías ser del todo en otra parte.
Llevo desde el verano pasado con un problema inmenso, que me sobrepasó con un sinfín de consecuencias en la salud, y he sido incapaz de compartirlo aquí, en la red.Se ha notado en que no he escrito como antes, porque claro, una cosa es callar, y otra, fingir demasiado ;). Pensaba que una de las consecuencias se salvarían con un gesto mío y entonces, sólo entonces, compartiría parte de "mi secreto" enarbolando una pequeña victoria ... y no pudo ser.
´Mi consejo: no te limites nunca, porque lo mejor de todo es que es uno mismo el que se limita para no herir también aquí.

Perdona el rollo, pero me gustan los tuyos y pasa lo que pasa ;)

10/4/08 11:43 a. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

sencillamente...mostramos lo que queremos, nadie puede exigirnos más ..ni nosotros debemos...tú eres Ybris...que más da si en realidad eres otro...para nosstros eres lo que nos das...no es poco...y aún sabiendo tampoco nunca nadie debe dar a entender nada de otro..abrazos.

10/4/08 12:10 p. m.  
Blogger irene said...

Me gusta tu "rollo" de hoy.
No tengo nietos, me gustaría, pero creo que mi hijo no está por la labor, aunque estoy a punto de ser tía-abuela y me hace mucha ilusión.
Me metí en este mundo porque me gusta leer y escribir, a veces quisiera abarcar más de lo que soy capaz y esto me crea ansiedad, tendré que remediarlo.
Cometí el error de informar a demasiado gente de que tenía este blog, esto me impide expresarme con más libertad, pero todo lo que escribo es cierto, la mayoría vivencias propias y otras (la última), un caso real de unos amigos. Ojalá llegue a tener 318 entradas alguna vez.
A mí también me enriquece la lectura de algunos blogs.
Bueno, aquí termino, esto sí que es un rollo.
Un fuerte abrazo.

10/4/08 12:50 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Haces bien en seguir en el anonimato. Yo empecé así... de hecho, mi blog lo conoce muy poca gente pero alguna sí. Intento que eso no me condicione, que no me quite libertad a la hora de expresarme, pero algo queda. Luego la gente se asombra, te pregunta, te dice. ¿Por qué ha de ser verdad todo lo que decimos que nos pasa?

Por otra parte, Ybris yo sé quien eres. Y como yo, otros muchos que te leemos. Es cierto que no sabemos cuál es tu nombre de pila, ni tus apellido, ni siquiera el color de tus ojos (de tu voz no puedo decir lo mismo) pero no me hace falta. Te reconozco como un hombre adorable, sensato, sincero, humilde... y encantador.

No suelo dejar comentarios
pelotas, así que no te lo tomes como tal. Son únicamente mis manos deslizándose por el teclado obedeciendo a lo que me transmites.

Tengo la suerte de contar con tus comentarios prácticamente todos los días. Y a veces pienso que escribo para leer lo que me dejas con tu ración de puñadito de letras diarias.

Me has dicho en varias ocasiones que me quieres. Puedes estar seguro que es recíproco.
Aunque no tengamos ni idea de cuáles sean nuestros nombres.

10/4/08 1:13 p. m.  
Blogger manuel_h said...

y que así, pues así te gusta, siga siendo!
un abrazo

10/4/08 4:23 p. m.  
Blogger Sasian said...

El anonimato, los alias, el darte a conocer a quien tu quieres, poder vivir este mundo paralelo donde te dejan ser quien quieres ser, soltarnos la melena, desnudarnos sin pudor, es lo que nos brinda este mundo.

La clandestinidad..
Tantos años peleando para poder expresarnos abiertamente y ahora, la buscamos y nos hacemos cómplices de ella.
¡que paradoja!.

un beso Ybris

10/4/08 4:35 p. m.  
Blogger Rocío said...

Desde luego que has escogido un nick propio para mantenerte en la clandestinidad y para despistar al más pintao, porque es todo lo contrario a lo que te identifica.
Tu nieta se puede sentir muy orgullosa de ti.
Besos.

10/4/08 6:01 p. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

me encanta como escribes y te expresas, eres directo y claro.

Valete querido Ybris, me conformo con que te desnudes aqui con lo que sientes.

Beso

Petra

10/4/08 7:26 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

NO sé quien eres más que por lo aqui te leo y te puedo asegurar que me siento privilegiado.
A mi también me gusta el anonimato y también me gusta leer y releer y dejar mi impronta personal sincera y honesta, aunque a veces me pase en jocosidad, pero sin ninguna malicia.

Me daría mucha pena no poderte conocer nunca, no entiendo qué sentido tiene privar a alguien que te aprecia de la complicidad de la amistad. Yo me he desvelado alguna vez, pocas, y he ganado con ello. Es mi experiencia.
Pero te respeto, entendiendo por respeto que no dejaré de ser quien soy contigo por las decisiones que tomes.

Solo tengo palabras de agradecimiento por cómo me has tratado en tus comentarios y, como he dicho, me siento privilegiado.

Un abrazo
Chuff!!

10/4/08 7:56 p. m.  
Anonymous Carmen said...

Amigo Ybris, sencillo, sincero, y sabio, todas esas eses para tí. Decía mi abuela a menudo: más sabe el diablo por viejo, que por diablo. Se ha convertido en mi cita favorita. Y la visita diaria a tu rincón, y a otros pocos rincones como el tuyo, no es obligación sino devoción. Te felicito por tu constancia, tu paciencia y tu entrega. El número de seguidores que tienes, sin duda, son un pequeño reconocimiento a tu labor.
Seguiremos aprendiendo sobre la vida y las personas, y compartiendo estos pequeños y gratos momentos de lectura.
Besos, Ybris.

10/4/08 9:22 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

No una radiografía, sino una resonancia magnética me has tirado describiendo el problema que tenemos los tímidos.
Respecto a los anonimatos, ha ocurrido a veces que, compañeros que van susurrando acerca de su blog, con la boca pequeña, y por el otro lado, en los posts, se regalan cotilleando secretillos de la empresa donde curran, y un día aterrizan con su trasero en el puto medio de la calle.
Anonimato a voces.
Por cierto, nos mostraste tu foto, hace días...

11/4/08 1:23 a. m.  
Blogger Ego said...

- 27 años. Buena edad para sentar la cabeza.
- Yo tengo sentada la cabeza. Tengo un trabajo supuestamente fijo, pago religiosamente el alquiler, no tengo vicios que me inciten a despilfarrar el dinero a lo loco... ¿Vas a cagarla?
- No.
- (Entonces bésame otra vez y calla esa estúpida boca que no me esperaba)

11/4/08 2:39 a. m.  
Anonymous María Manuela said...

Sé que en el fondo te encanta que te digamaos que te queremos más o menos 50 veces!!!. Yo te quiero mucho y tengo la confianza de que es recíproco...

Un beso guinness...para celebrar.

11/4/08 10:14 a. m.  
Blogger lemoinestar said...

Hola, Ibrys,
Hace algún tiempo que voy leyendo tus comentarios en alguno de los blogs que visito y hasta hoy no había pinchado en el enlace al tuyo. Me ha sorprendido encontrar este “rollo” puesto que estos días ando yo haciéndome muchas preguntas respecto a este tema del anonimato blogeril. Empecé a escribir en público hace un año y muchas veces me cuestiono si realmente vale la pena que lo siga haciendo –escribir sé que seguiré haciéndolo, a pesar de saber que no tengo cualidades para ello, puesto que lo he hecho toda la vida sin que nadie lo supiera y forma parte ya de una necesidad. Cuando publiqué mi primer post esperaba ser desconocida, mantener mi anonimato, pero ansiaba también obtener comentarios que me ayudaran a darle una vuelta de tuerca más a mis pensamientos. Ha pasado el tiempo y lo que he conseguido ha sido, justamente, lo contrario de lo que me había propuesto, puesto que la mayoría de los comentarios que recibo proceden de personas con las que me relaciono habitualmente, de manera que, en determinados momentos, he llegado a sentir que el blog tenía algo de ventana de Gran Hermano y que no he conseguido esa libertad que había soñado con encontrar.

Imagino que todo esto ha sido debido a mi falta de experiencia en este mundo y todo lo que estoy leyendo, tu honesto e interesante post y los comentarios asociados, me están dando ideas para llevar adelante un nuevo proyecto mucho más de acuerdo con esa idea inicial que tenía cuando accedí a este universo.

Sólo me queda dejarte mi agradecimiento, Ibrys, por haber iluminado mi estrella…

11/4/08 10:22 a. m.  
Blogger lemoinestar said...

Ostras.... mil disculpas... con la emoción de redactar mi rollo personal, he cambiado la grafia de tu nick.

11/4/08 10:29 a. m.  
Blogger -Pato- said...

He llegado tarde a este post imperdible, por motivos personales que me han tenido bastante ocupada, pero no me voy a perder de decirte que desde el primer día que te leí me ha parecido interesantísimo seguirte, tanto en poesía donde tu sensibilidad se mezcla con tu inteligencia o sabiduría y hacés maravillas, como en prosa donde se te perfila el humor, el ingenio y el brillo del tímido ese que decís ser, se te escapa por donde mejor puede y has escrito cosas geniales.
Yo entendí siempre tu "clandestinidad" y siempre me pareció digna de respeto, cada uno elige sus caminos y siempre me pareció sumamente respetuoso el tuyo.

Un abrazo muy fuerte tanto como el de todas estas palabras que nos han acercado todo este tiempo.

11/4/08 2:09 p. m.  
Blogger Jin said...

difícil leerlo todo todos los días, aún las palabras que sabes te van a gustar. a veces no hay ánimos para comentar, otras te embarga la pedantería y mejor abstenerte, y las demás te quedas mudo ante la sabiduría, la ocurrencia, la bondad...

esto me ocurre, como supongo que a mucha gente en esta especie de second life que vivimos aquí, los de la tribu virtual, los que nos seguimos, los que nos amamos por comunes intereses, afinidades, "atomes crochus" o lo que sea.

es raro que quiera conocer a las personas con quien me comunico aquí. es más, con las que conozco de verdad, o de antes, hablo aquí de forma distinta, de cosas distintas; porque este mundo no existe, lo hemos creado con todas las piezas de nuestra imaginación y nuestras ganas, una casa que hemos llenado sólo de amigos...

me conmueve hoy tu post, Ybris. porque sin conocerte te conozco, no me hace falta verte para saber qué tipo de generoso eres, de humanista y humano... un hombre bueno y sabio. yo he ganado mucho en conocerte, en leerte, y agradezco siempre tu paso por mi casa que de alguna forma también es la tuya.

sigue aquí, amigo, siempre habrá un café caliente...

11/4/08 4:58 p. m.  
Blogger yraya said...

Hola,
Me ha encantado tu "rollo", así como tu sinceridad, ...ummm, creo que pasaré más veces por aquí.
Saludos.

11/4/08 8:38 p. m.  
Blogger thirthe said...

vale, entendido!

(pero yo diría que tengo cierto correo electrónico de un tal Ybris)l

12/4/08 2:41 a. m.  
Blogger koffee said...

Una delicia esa descriptiva de tu pasado, tu presente y la forma en que lo vives. Supongo que más que nos ocurran cosas exageradas, es la forma en que las comentamos. Pero mis ojos de adulto no te ven exagerado, y sabemos que la realidad supera muchas veces a la ficción.
Eres uno de esos “enigmas” que corren por la red, querido Ybris. Y si así lo quieres, así será siempre. Es el anonimato el que nos concede licencia para exponer sentimientos sin cortapisa alguna y no deberíamos renunciar a él, aunque “los del otro lado de la pantalla” nos quedemos con las ganas.
...Ah!... Y volverías, ya lo creo!

15/4/08 6:44 p. m.  
Blogger **_ mL said...

madre mía!!
estupendo...
sabes cuando las palabras van entrando dentro de ti, encadenadas... y te hacen sentir... y esa cadena te lleva al interior del otro sin más... ?
fantástica literatura y maravillosa manera de mostrarte, de dejarnos aprender de un alma como la tuya
gracias

27/4/08 5:34 p. m.  
Blogger Submarino said...

Que conste que no he desvelado ninguna identidad desde que entré de causalidad o casualidad en los blogs. Nunca dije a nadie este es este o esta es esta, pues de todas formas serían suposiciones. Lo que sí os puede seguir fastidiando, serán los anonimatos que se hacen pasar por terceros, cosa que en ningún momento he hecho. A mi me han tocado en el tendón, y nos entendemos.

Un saludo para todos los buenos/as blogueros/as.

End.

8/5/08 5:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home