25.3.09

Fin de la crisis

Acabará un día la crisis. Eso es seguro. Y acabará como acabó la clase de tercera en los ferrocarriles españoles hace ya muchísimos años, según decíamos los escépticos:

 “A la fecha señalada los que vayan sentados en las duras maderas de los asientos de tercera experimentarán el inmenso placer de poder decir con lo mismo que ya están en segunda . Los de primera tendrán que fastidiarse por no poder cambiar y tener que seguir tan en la gloria como siempre”.

El día que acabe la crisis amanecerá igual que los demás pero oiremos decir: “Señoras y señores, ya pasó todo”.  Los precios comenzarán a subir, los carburantes volverán a estar más caros, los que perdieron su puesto de trabajo tendrán más fácil encontrar ahora otro peor al poder ocupar dos el espacio que antes ocupaba uno, experimentarán todos el alivio de poder gastar más de lo tienen hasta que la morosidad, la insolvencia y el embargo lo permitan. Ya podrán vender y comprar pisos excesivos al precio habitual de su burbuja, ya seremos propensos a consumir gastando más con lo mismo sin perder la sonrisa aunque no nos siga llegando a fin de mes. Podrán todos de nuevo endeudarse hasta las cejas incluyendo a sus descendientes y contando con avales de sus ascendientes.

Respiraremos entonces todos aliviados mientras al caer el día seguiremos preguntándonos por qué el alivio nuestro está supeditado siempre a que los mismos se sienten más a sus anchas mientras que los mismos tenemos cada vez menos espacio.

Y es que está bien claro que lo nuestro es la burbuja del enriquecimiento privado: todos tras las pompas de jabón y los globos de colores secundando la lucha de los grandes por quitarle clientes a la competencia en la inmensa  jungla de los coches, modas, móviles, perfumes, fármacos inútiles, estéticas y joyas.

Mientras tanto observamos atónitos cómo se vacía lo público, de todos, que más necesitamos: sanidad, enseñanza, seguridad ciudadana,  prestaciones sociales, justicia, vivienda digna, puesto estable de trabajo, ocio, espacios públicos.

Está claro que lo de la mayoría de abajo es andar casi siempre apretujados aguantando la holgura de la minoría de arriba.

Menos mal que algunas veces es sin crisis.

Miro el extracto de mi cuenta: 125 euros.  Que no me toquen las narices mucho porque abro una cuenta en las islas Caiman y que se busquen a otro pringao para la próxima crisis.

35 Comments:

Blogger Amparo said...

esta frase de Bertolt Brecht reza en mi blog...

Los de arriba dicen:
Éste es el camino de la gloria.

Los de abajo dicen:
Éste es el camino de la tumba.

... para los abajo el fin de la crisis nunca llega.

besos Ybris, aunque con crisis son ricos en afecto.

25/3/09 6:54 a. m.  
Blogger Athena said...

Pues sí, es la crisis de la avaricia. ¿Podremos bajarnos del tren? Lo dudo.

Besos

P.D. Qué importa el saldo, tú eres un tesoro.

25/3/09 7:25 a. m.  
Blogger marea@ said...

Las crisis ¿son impuestas?... la historia es cíclica se repite... economía bollante,después decadencia... economía bollante, y vuelta a la decadencia...

un abrazo amigo. Marea@

25/3/09 8:51 a. m.  
Blogger Margot said...

Esa misma idea tengo yo, me refiero a todas, incluso la de llevarme el extracto de mi cuenta a las Caimán...

Perro mundo y hay quienes son sólo pulgas. Pero ya ni siquiera incordiamos para desesperarles rascando. De qué quejarnos entonces? La avaricia de los de arriba se transformó en aletargamiento en los de abajo.
Se ve, la falta de oxígeno? o la misma avaricia pero con menos sentido?

Besos de nunca rica, ni siquiera nueva.

25/3/09 9:47 a. m.  
Blogger Cecy said...

Con el cuento de la crisis, nos tienen a todos engañados, eso es lo que creen, pero bueno es hasta que se les acabe todas las instancias.
Mientras les de lo utilizan.
Lastima.

Besos y abracito.

25/3/09 10:32 a. m.  
Blogger koffee said...

Se repiten las épocas, buenas y malas; o nos las repiten.
El caso es que si supimos por la historia de las plagas de Egipto, y hoy conocemos los desastres cíclicos en otras partes del mundo, o si estamos acostumbrados a sufrir la ineptitud de muchos gobernantes que olvidan las necesidades básicas del pueblo, además de pagar el pato, los plebeyitos de a pie también deberíamos ajustarnos a nuestra realidad y olvidarnos de estirar más el brazo que la manga, que no es bueno pedir un crédito para un viaje a China y no se alcanza otro estatus por consumir más, vamos. Aunque los "patricios" lo hagan.
(Hablas de los viejos vagones de tren? Recuerdo que al final del trayecto en el “Changai”, las molestias en el trasero equivalían a las causadas por un viaje de dos horas en burro. Pero nos reíamos más, y hablábamos sin parar).

25/3/09 10:41 a. m.  
Blogger UMA said...

Bue, Ybris, que 125 euros acà es con lo que vivìs en un mes si tenès un empleo digno! :P
No voy a meterme en temas engorrosos, que a las crisis no hay còmo enfrentarlas ni còmo acomodarse, a las econòmicas me refiero.
Te dejo un beso enorme.

25/3/09 11:26 a. m.  
Blogger Jin said...

ay, sí, lo malo es que volveremos irremediablemente a caer en las mismas trampas y en las mismas frivolidades. es que no estamos hechos para pensar: últimamente me va minando esta idea.

y lo del aletargamiento: más que probado, desgraciadamente. hay tanto para protestar que estamos todos como para tirar la toalla incluso antes de empezar.

perro mundo! menos mal que la vita e bella, compañero...

25/3/09 1:05 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

La diferencia con los ferrocarriles es que entonces los de tercera notaron el cambio.
En esta crisis los de tercera siguen igual que antes de la explosión de las burbujas y desgraciadamente seguirán (seguiremos) igual cuando acabe la crisis.

Ybris te secundo, yo también me llevaré mis 78€ a las Caimán.

25/3/09 1:27 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Mi querido Ybris acá en Argentina como estamos acostumbrados a las crisis esto es apenas noticias lejanas de otras crisis de otros países...Acá siempre vivimos en crisis , tal vez por eso no nos preocupa tanto , ya estamos acostumbrados , tenemos "Genes_anticrisis"...
Besos

25/3/09 2:15 p. m.  
Anonymous Isabel said...

Es todo un discurso político del que muchos deberían aprender y tomar nota. Y mientras, la vida sigue. Besos.

25/3/09 2:17 p. m.  
Blogger Lula said...

Eres grande, Ybris.

25/3/09 2:17 p. m.  
Blogger mangeles said...

Gran escrito amigo Ybris. Hoy mismo pensaba yo que esto de la crisis parece que se está acabando...porque el SANTANDER se ha gastado una pasta en publicar un anuncio en EL PAIS que dice....hipotecas...100% del precio de los pisos....Total...que los bancos ya están buscando clientes para entregar hipotecas...Yo no puedo dejar de pensar que esta crisis ha sido una burla, un ajuste para rebajar los costes y salarios...para vaciar las cuentas estatales, y para enriquecimiento de unos pocos.

Besos amigo

25/3/09 2:38 p. m.  
Blogger Kiko said...

y lo más divertido es que los malos siempre són los otros, ese "otros" etereo e indefinible que nos alivia de toda carga de culpabilidad. Porque nosotros solo vivimos bien y nos gusta vivir bien, y si nos quitan los juguetes lloramos...

a que precio hemos pagado todo lo que tenemos? ni a la mitad del que vale realmente ecologica y socialmente hablando

la verdadera crisis es lo que dices, volver a la "normalidad" para seguir destrozandolo todo sin pensar en las consecuencias

saludos!

25/3/09 3:10 p. m.  
Anonymous Arya said...

Si esta dificil, más donde yo estoy. Nos las deben a todos...

Pero de donde vengo, nos la sabemos de pies a cabeza...

Paciencia y buen humor.. Seguiré viajando en tren.. siempre mirando por la ventana!!

Un abrazo Caballero : )

25/3/09 4:01 p. m.  
Blogger Loc@ said...

... alivio de poder gastar más de lo tienen hasta que la morosidad...

Yo.... yo a lo mío que es sacar faltas.
1.- PONE: más de lo tienen
2.-CREO que debe poner: más de lo que tienen

En cuanto al fondo del asunto... pues lo dicho, que esta "crisis" a plazo determinado viene que ni pintada para despacharse a la "chusma" sobrante y de paso seguir enriqueciéndose los "nacidos para ello": los especuladores sin escrúpulos, que continuan metiendo la mano en la bolsa de todos -la de papá Estado-
PAQUITA

25/3/09 7:30 p. m.  
Anonymous laMima said...

Esta mañana he escuchado en la radio: "estamos obligados a salvar a aquellos que nos han hundido en este pozo".
Así es nos guste o no. Y se me revuelve todo.
No sé si existen unas Islas Caimán para 125,00€. Igual hasta nos daban con la puerta en las narices a unos cuantos pringaos....
Besicos desmoralizados (y mosqueados)

25/3/09 7:30 p. m.  
Blogger gaia07 said...

Esto que dices me ha recordado el “potlach” (Marvin Harris) o el impulso de prestigio con el despilfarro conspicuo.

Los antropólogos descubren este estilo de vida en los amerindios y no tienen más que levantar la cabeza de sus estudios para redescubrir que los americanos y después los europeos, lo hemos estado practicando en nuestros sistemas políticos y económicos.
Se utiliza el prestigio, tanto tienes tanto vales. La clase alta se dedica al despilfarro en gran escala para impresionar a sus rivales, mientras la clase media y baja considera el ahorro y la sobriedad como un seguro. La capacidad industrial satura el mercado de consumidores, es necesario desarraigar a las clases desfavorecidas de hábitos vulgares, los medios de comunicación de masas se encargan de cambiarlos, ahora el prestigio lo tiene el que más consume conspicuamente. Medidas fiscales que amenazan a los ricos, (CRISIS de distracción) su prestigio vuelve a estar en no demostrar su capacidad.

”La humanidad embaucada para trabajar mucho más con vistas a alimentar más gente en niveles de bienestar material igual o incluso inferiores a los que goza un pueblo esquimal o bosquimano (que también han sido ya esquilmados por las sociedades consumistas). Se trataba de trabajar más o de perecer”

Besos.

25/3/09 9:21 p. m.  
Blogger manuel_h said...

pero habrá que ir buscando otra cosa para hablar, no?

25/3/09 11:05 p. m.  
Blogger Ego said...

“Señoras y señores, ya pasó todo”.

¿Y si nos ponemos de acuerdo todos nosotros para hacernos camisetas con esa frase?

Quizás nos toque ser los pregoneros y dar la buena noticia a los escépticos.

Un (b)eso

26/3/09 12:51 a. m.  
Blogger impersonem said...

ybris, una vez más, coincido contigo en todo... tal cual lo dices.

Abrazos.

26/3/09 12:53 a. m.  
Blogger manolotel said...

Supongo que todo pasa y deja herencias. Pero no creo que entre esas herencias, que no discuto que algunas sean buenas, esté la determinación de acabar con las desigualdades entre paises y dentro de estos, entre estratos sociales. Cuando dicen que el mundo se empobrece, lo que quieren decir es que el dinero de los ricos, ahora vale mucho más que antes y la justicia sigue siendo desigual. El que se ha enriquecido estafando, si lo pillan, va a la carcel como los demás, pero sale antes y sale, más o menos, igual de millonario que cuando entró.

Excelente post, amigo Ybris, lleno de sentido común e ironía sabiamente dosificada.


Un abrazo fuerte.

26/3/09 1:21 a. m.  
Blogger Laura said...

así no dan ganas de que pase la crisis, no...

un besazo, ybris

26/3/09 9:37 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Atizas el 'fin de la crisis' con palabras muy medidas, eres un calibrador nato de la palabra. Pero ahora estamos ante la crisis, en el fondo una crisis del desencanto de la que no sé si se sabrá salir. Se sale con conocimiento, con cultura, con tener buenas raíces en las cosas básicas, estar arraigado a la tierra. ¿Te imaginas andar todos jodidos y depender de la tierra como se ha dependido siempre? Una palabra tuya: Holgura. Me gusta ceñirme pero ante todo me gusta airearme la frente, los ojos, tener mi metro cuadrado sabiendo que el resto es distancia que puedo recorrer. ¿Para cuándo estar holgado, en sentido pleno de la palabra, en el sentido de alegrarse, disfrutar, en el sentido de 'folgar' y rascando, rascando hacia el latín tardío, en el sentido de 'follicare' resuello, la holganza, o ser un puro holgazán? Hasta el puto dinero requiebra el valor de las palabras que deberían ser el origen y no su dislocación adaptada a los tiempos de la crisis.
Ybris, lo malo de las Islas Caimán son las dentelladas. Menos mal que invertiste poco.

26/3/09 9:57 a. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

Abrimos la cuenta in person?

Besazo en auge.

26/3/09 11:11 a. m.  
Blogger raindrop said...

Es un análisis acertadísimo. Y con sus chispazos de humor, ironía... pero con mucha-mucha realidad. A veces es la realidad la que resulta increíble, pero es así.

un fuerte abrazo

26/3/09 11:15 a. m.  
Blogger irene said...

Me encanta tu forma tajante, irónica y humorística de exponer las cosas.
La "crisis", o algo parecido, siempre estará latente en los de abajo, los de arriba sólo la tienen en la boca, como tema de conversación, estaría bien que alguna vez se invirtiese la pirámide.
No sé de qué te quejas, al menos no tienes números rojos.
Te envío millones... de abrazos.

26/3/09 12:15 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Yo vivo en Argentina, un país que vive en crisis permanente, desde que tengo memoria estamos en crisis. Aquí la crisis no tiene fin, siempre está empeorando.
Los argentos, somos fanfarrones, tenemos todos los climas, todos los paisajes, el río mas ancho, la calle mas larga, etc ettttceeeteraaa y también todas las crisis sin fin ¡¡¡ajajajja!!!

Me río por no llorar...

Besos Ybris

26/3/09 2:03 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

Dios mío, qué facil lo dices y qué bien.
En algunos sitios, todavían viajan en el techo del tren, el colmo de la bajura.
Aunque bien pensado, están más cerca del cielo que los del sillón.
Digo yo.

Un abrazo
Chuff!!

26/3/09 7:36 p. m.  
Blogger Tempero said...

La crisis tendrá la salida que tú bien desmenuzas. Ese final reversible. Los que no tenemos principio/s somo los humanos -generalizando, eh. ¡Que sencillo todo y como se nos vierte tan complejo!

Abrazos, Ybris.

26/3/09 8:29 p. m.  
Blogger Soportándome said...

JAJAJAJAA
LLévame a Caiman contigo.

26/3/09 10:10 p. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Totalmente de acuerdo, Ybris y qué requetebién escrito. Puedo aportarte 30 € para la evasión y victoria.
Salud.
Izaskun

26/3/09 10:33 p. m.  
Blogger Shandy said...

Ybris, lo malo de "lo público",lo que garantiza una justicia social es que casi siempre está en crisis. O porque algunos piensan que lo privado funciona mejor ( para los que invierten y ganan) o porque hay que hacer recortes, que estamos en crisis! Antes de "La crisis", ya nos la estaban metiendo doblada con ciertos "conciertos" ( y no musicales): prestaciones médicas a parte para los que pueden pagarlas( dentro de los propios "conciertos"), Masters después de finalizar carreras para completar estudios, planes de pensiones por si las moscas jubilares, seguros para asegurarte el futuro futurible, subvenciones a escuelas privadas...
Ahora flexibilicemos los despidos y paguemos menos días poa año trabajado, a ver si así los empresarios pierden el miedo y los trabajadores circulan como el dienro y las mercancias, de mano en mano y de cinta en cinta...
Perdona, Ybris, ya no me enrollo más. Tienes una ironía y una pluma muy sutil.

28/3/09 10:17 p. m.  
Blogger July said...

ojala todas mis crisis fueran economicas y no existenciales, amorosas, escepticas o frustrantes....

Abrazoz

30/3/09 2:36 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Adoro esa ironía suscinta....la adoro....si señor!, eso es optimismo, maquiavélico, pero optimismo.;)

Habra que halar de la crisis en ese tono.....otro no le cabe;)

Olimpia.

25/4/09 10:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home