29.6.09

Eternos parpadeos


Cuanto más profundizo en mi materia
tanto más me seduce lo que veo:
corpúsculos u ondas, materia o energía,
la danza incomprensible en que el vacío
atempera la inmensa densidad
de huidizas partículas formadas en estrellas
saltando entre peldaños de energía
que nunca se destruye y sólo se transforma.
Tengo en el fondo alma de universo,
de ese mismo universo al que me abro
cuando un fotón que tiembla en mi retina
me trae espacios, tiempos y belleza
para hablarme de estrellas y distancias.
Durante el parpadeo en que yo vivo
me comprendo en la forma en la que soy
y me entrego al futuro y al presente
llamado a una eternidad pasmosa,
tomada de un pasado lejanísimo,
sentida en un momento de presente
y devuelta al futuro más eterno.
Lentamente pronuncio estas palabras
también borrachas de inmortalidad
y las dejo en un vuelo que module
la vasta eternidad a la que vuelven.

30 Comments:

Anonymous Arya said...

"Tengo en el fondo alma de universo...."

Que te digo Ybris... me encanta tu tiempo.. el universo te queda pequeño. Viaje el que me he dado hoy al leerte... y mis sueños volaran en ser.. alucinando tu inmortalidad, ya tan viva.

Buen dia... buena semana Caballero.

29/6/09 6:33 a. m.  
Blogger Amparo said...

Leía hace unos instantes aquellas viejas palabras de Borges,"con el tiempo"

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Besos... y feliz semana

29/6/09 7:07 a. m.  
Blogger virgi said...

Me has recordado las palabras de un astrónomo: "También nosotros venimos de las estrellas".
Un abrazo

29/6/09 7:28 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Millones de años para llegar a una estrella y aún no lo hemos conseguido (tecnológicamente, se entiende) ni lo conseguiremos. Verlas en un abrir y cerrar de ojos, con un parpadeo.

Ybris te dejo dos regalos interesantes:

Este poema:

Marco Manilio
(Roma)

Círculos Celestes
ASTRONOMÍA

Cuánto espacio ocupa justamente
El universo en la bóveda celeste, y entre qué
limites se mueven las doce constelaciones
lo sabemos por la razón, a la que no ofrece
resistencia ninguna clase de barreras, ni las
inmensas moles ni los escondrijos apartados; todos
los obstáculos sucumben e incluso el cielo resulta cognoscible.
En efecto, la distancia de las constelaciones a la tierra y al mar es
igual a la extensión de dos constelaciones.
Por dondequiera que el círculo sea cortado en su parte central ,
se obtiene la tercera parte de la circunferencia, dividiendo así
el total con una pequeña diferencia. Por tanto, la parte más elevada del cielo
dista de la más baja el espacio de cuatro constelaciones,
de forma que resulta la tercera parte de las doce. Ahora bien,
como la tierra se halla suspendida en el centro del espacio, dos
constelaciones la separan del punto más alto y dos del más bajo.
Así, pues, todo lo que personalmente contemplas por encima
de ti desde la tierra, por donde a través del vacío pueden
ir los ojos y por donde no pueden, ocupará el espacio de dos constelaciones;
seis espacios así forman la órbita de la zona
esférica, por la que giran las doce constelaciones que
en espacios iguales entretejen el cielo.
Y no te admires de que haya nacimientos distintos
bajo los mismos astros, ni de que se mezclen hados de naturaleza
tan distinta, ya que cada constelación dispone de un espacio
muy extenso y necesita mucho tiempo para su recorrido:
salen seis en un día completo.
Sólo falta que intente explicarte las regiones celestes,
así amo las líneas dispuestas en el cielo a intervalos regulares,
por las que marcha la sucesión de las llameantes constelaciones.

Y este enlace de Poesía y ciencia hecho por uno de nuestros mejores críticos de literatura, M G-P:

http://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/poemas/default.asp?paginacion=520&paginaActual=1

Besos.

29/6/09 7:44 a. m.  
Blogger mia said...

Y ese mismo universo al que te abres,

nos subyuga,nos pasma y atrae,

porque en tu parpadeo universal

se reflejan tantas sensaciones nuestras

que al leerte la energía colosal

toma formas y salimos de nuestros vacíos

ebrios de eternidad!

Tremendo ybris,me voy de ti

liviana pero muy rica.

besos

29/6/09 9:34 a. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Lo micro y lo macro están hechos de la misma materia y sin duda eres universo en el fondo de tu alma limpia.

Salud.

29/6/09 9:35 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Eso del alma me ha llegado al alma:)porque yo siento exactamente lo mismo,Ybris.Un beso***

29/6/09 9:36 a. m.  
Blogger Shandy said...

Es curioso, Ybris. Anteayer un amigo tocaba este tema. Somos energía que nunca se destruye, sólo se transforma. Decía que pensar eso le consolaba, saber que después de su muerte física formaría parte de este universo. Una forma de inmortalidad.
Y sin embargo a mí no me consuela. Porque dejo de ser yo, mi conciencia deja de ser. Sí, puedo "existir", pero ya no "soy", le decía. Me siento "alma de universo" en la naturaleza. Pero soy consciente de ello y ¿cuándo no lo sea?

No te digo lo que me contestó a ese comentario mío porque no fue precisamente un piropo, aunque sé que no lo hizo para molestarme, sino para que pensara más allá de mí. No sé... Esto de la metafísica...

Besos.

29/6/09 12:58 p. m.  
Anonymous thirthe said...

y deseo cumplido, tu alma vuela con ellas!

29/6/09 4:05 p. m.  
Blogger Cecy said...

Preciosa tu alma de universo.
Que se va transformando y salta de aqui para allá.
Se siente jugar placenteramente en el.

Besos mi querido Ybris.

29/6/09 4:36 p. m.  
Blogger Voivoda Vlad said...

Aunque ya me has visto por aquí con mi apariencia mortal, creo que es la primera vez que adopto mi forma vampírica para comentarte. También en agradecimiento a tu amabilidad en traspasar los umbrales más tenebrosos de lo Contrapoético.

Esa inmortalidad de la que hablas es algo que acompaña lo mismo mis temores que mis anhelos, y leída en la fluidez de tus versos, es algo que apacigua. Y mucho.

29/6/09 5:26 p. m.  
Blogger Noray said...

... y es que somos insignificantes por fuera y un universo por dentro.

Un abrazo

29/6/09 5:52 p. m.  
Blogger DKaW_ said...

Dominas el tiempo y el espacio casi tanto como un físico cuántico y aún los superas en lo de la inmortalidad
Un abrazo

29/6/09 7:21 p. m.  
Blogger Juan Luis Carreras M. said...

Muy cierto, las palabras pertenecen al pasado más lejano, al presente mediato y al futuro más incierto igualmente, ellas vuelan siempre... y vuelven.

Un abrazo.

29/6/09 7:35 p. m.  
Blogger albalpha said...

Palabras borrachas de inmortalidad, lanzémoslas.

Besos

Alba

29/6/09 9:05 p. m.  
Anonymous Isabel said...

Me encanta la facilidad que tienes de bordar en un poema toda una intensidad de los sentidos, todo un Universo de ellos. Besos.

29/6/09 9:08 p. m.  
Blogger Carz said...

Es que hay cosas que no entiendo... hay quien dice que el universo el la colisión momentánea y casual de dos "hipermembranas" cimbreantes.

Hay que joderse, hasta resulta más sencillo creer en el trino de un dios inexistente.

Un abrazo.

29/6/09 10:17 p. m.  
Blogger Sangre said...

Todos somos un poco alma de universo...por eso los fotones a veces nos atraviesan a grandes velocidades, y ni los vemos hasta que alguno, se nos queda en la retina, y entonces toda la belleza se abre alrededor...
Un abrazo querido profesor.

29/6/09 10:31 p. m.  
Blogger iliamehoy said...

Vivir en un parpadeo me parece la forma más emocionante de sentir el latido de comprenderse a uno mismo.
Tus palabras me sobrepasan, siempre.
Una sonrisa desde mi universo

30/6/09 2:59 a. m.  
Blogger gaia07 said...

Pura energía de un todo, parte de cada elemento, más la conciencia de los eternos parpadeos solo son posibles en esta forma humana de la materia, es cuanto sabemos.

¡Qué maravilla Ybris!

30/6/09 9:14 a. m.  
Blogger Perséfone said...

Y una eternidad en ese mirar "hacia dentro"... ojos de científico que se admira de ese profundo misterio.

Abrazos!!

30/6/09 4:15 p. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Inmortales son, desde que las dijiste. Un abrazo.

30/6/09 5:25 p. m.  
Blogger Beauséant said...

Tengo en el fondo alma de universo guarda esa frase para el inicio de tus memorias :)

aunque yo pensaba que tenías alma de poeta ¿sera lo mismo?

30/6/09 5:52 p. m.  
Blogger Gala y Dolar said...

Grande Ybris!!! El universo nos dice que somos una mota de polvo en el espacio.

30/6/09 6:40 p. m.  
Blogger Tempero said...

¿Supone la eternidad un elogio de lo escaso?
Escaso y algo más, pero escaso.

30/6/09 10:47 p. m.  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

Quiero quedarme con el dulce sabor de estas palabras; por eso es que detendré por hoy mi lectura atrasada de sus posts. Gracias por el placer de esta noche de palabras dichas con el encanto y acierto con que acostumbra, y se cuelgan de mi eternidad momentánea

4/7/09 11:26 p. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

Y ese parpadeo que intenta comprender la totalidad de la mirada y de su memoria puede que sea la esencia de todo este universo que se refleja en cada uno de nuestros átomos.

5/7/09 10:53 a. m.  
Blogger Ana Muela Sopeña said...

Ybris, un poema genial.

Te dejo un abrazo
y Felicitaciones
Ana

7/7/09 10:53 p. m.  
Blogger Gárgola said...

Sabes, cuando leí este poema me sentí totalmente abrumada, emocionada por leer aquello que siento, que me hace vibrar y que tu majestuosamente transforma en poesía, gota cristalina, luz en la aurora.
Voy como puedo...leo, pero no me da tiempo a comentar, pero la esencia Ybris es poder acceder a poetas como tú, que anónimamente regalan tanta belleza.

Gracias y un abrazo muy fuerte

15/7/09 7:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Será entonces que el universo es poesía....

A`partir de hoy me bautaizaré satélite de tu palabra..;)

Ojalá sólo bastara ensalivar los ojos para evitar la niebla de los verbos...y verlos así, como los ves tú, con esos tiempos tan diferenciados.

Mis besos astronómicos.

Olimpia.

12/9/09 12:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home