25.4.06

Recórreme

Quiero ser la distancia que recorras,
el ámbito en que busques mis secretos.
Para ello voy midiendo
el espacio minúsculo del aire
de los días cada día,
esa grieta liviana que nos dice
que las cosas no son como ayer fueron
y que quien las contempla
sepa que el tiempo ha transcurrido.
Por eso voy haciendo una llanura
entre el orto del sol y cada ocaso
para que tú solo la surques
buscando el horizonte
que yo voy dibujando en la mañana.
Y así, yo para ti
recibo como el suelo la semilla
de tus pasos y la hago germinar.
Y al encontrarte al fin de la jornada,
nuestros tiempos unidos
definen el umbral de la esperanza.

16 Comments:

Blogger Luces said...

nuestros tiempos unidos
definen el umbral de la esperanza.
Me hablas con tus palabras, yo también espero.
Gracias por tu dionisios; aunque esté "perjudicada" y tenga que ir a trabajar todavía conservo paladar para degustar unos versos, clásicos, redodondos y perfectos como guijarros.

25/4/06 7:26 a. m.  
Blogger Luis said...

Bonito dibujo de la busqueda de la esperanza en la cotidianidad.
Un abrazo

25/4/06 10:20 a. m.  
Blogger TOROSALVAJE said...

Muy bueno. Felicidades. Me gustó muchísimo.
Un saludo.

25/4/06 10:41 a. m.  
Blogger Rojas said...

Atractiva búsqueda. Uns llanura nueva que tendremos que saltar. Me gusta leerte.

25/4/06 1:39 p. m.  
Anonymous muralla said...

Y al encontrarte al fin de la jornada,
nuestros tiempos unidos
definen el umbral de la esperanza.

Me gusta especialmente este final, quizás porque después de contemplar 36 años con mi hombre y encontrarnos juntos en esta etapa de la vida me hace sentir de veras en el umbral de la esperanza...
Bicos.

25/4/06 4:12 p. m.  
Blogger libertad said...

...El umbral de la esperanza...hoy leía sobre el umbral de la pobreza y trabajaba sobre ello...cuando escriba las conclusiones lo voy a llamar (al informe digo) y con tu permiso, el umbral de la esperanza...me he encantao lo que has escrito en los últimos días...investigaré lo del punto G y su vinculación con las palabras.

Besos

25/4/06 5:03 p. m.  
Blogger thirthe said...

dibujas un bello mapa para hacer el recorrido;-))

besos.

25/4/06 5:25 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Te ha salido redondito este poema, no le falta ni le sobra nada, una belleza que da gusto leer.
Y rescato lo mismo que un comentario mas arriba, lo del umbral de la esperanza.
¡Aplausos!

25/4/06 5:54 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Me encanta recorrer tus palabras. Las líneas que dibujan tus letras. Los significados que esconden tus frases.

Sigo recorriendo...

25/4/06 6:09 p. m.  
Blogger manuel_h said...

buenísimo, es un placer leer estas cosas donde no se habla de separaciones, lejanías, añoranzas y desgarros. Gracias.

25/4/06 8:39 p. m.  
Blogger Gata Chata said...

"Quiero ser la distancia que recorras..."

Y entonces una se queda atrapada en ese verso.

Porque cuando uno se empecina (Hybris trágica) es capaz de convertirse en distancia, en llanura, en tierra para germinar... Y nunca pierde la esperanza.

Mu pero que mu bonito.

26/4/06 12:30 p. m.  
Blogger Marta Manta Raya said...

Precioso

26/4/06 1:54 p. m.  
Blogger koffee said...

Tras leer el texto llego a la conclusión de que no es preciso recurrir a Ikea para "redecorar" la vida... Pero, para reinventarla, hacen falta dos, de lo contrario no llegaremos nunca a traspasar ese umbral.

26/4/06 6:02 p. m.  
Blogger yavalabala said...

que bien! relaciones hermosas suceden cada día y salvan al mundo, sembrando flores sobre algunos escombros

26/4/06 6:07 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

Es una maravilla. Quien quieres que te recorra siempre te querrá, estoy seguro. Acabas con el "umbral de la esperanza" y esa es la definición de la mágia del tiempo que nos define como personas capaces amar y ser amados.
Un abrazo.

27/4/06 12:05 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Siempre he dicho que la distancia (entre dos) es cualquier espacio que hay hasta mí, por minúsculo que fuera....hoy creo que mi percepción es erronea....tú me lo has demostrado, cuando en el recorrido no somos sólo camino, sino también somos pasos.
Es inmedible, máxime si el tiempo es fugaz y la proximidad tan intangible, que sólo situarnos en el umbral de la esperanza permite reconocer la indivisibilidad.

Magnifica magnitud, (la de tus versos) que posicionan el amor en tiempo y espacio.

Olimpia.

3/4/08 10:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home