11.4.08

Ante el espejo

Hoy te he reconocido
en el triste cansancio que tu mirar delata.
He querido indagar
el rastro tortuoso de una mirada clara
y sólo he visto ausencia,
la huella profunda de tus pasadas ansias.
Y dije: ese soy yo,
la sombra fugitiva, cobarde, avergonzada,
sorprendida en su huida
al volver a su tumba tras las luces del alba.
El gallo no ha cantado
pero yo te he negado: nada sé de ti; nada.
De nuevo he maquillado mi apariencia
y he cambiado el espejo por palabras, palabras...

palabras.

46 Comments:

Blogger Athena said...

Bueno los espejos tampoco son la imagen real de nada. Para encontrar un verdadero reflejo tal vez sea mejor mirar(se) en los que nos rodean.

Algunos más deberían cambiarse por palabras, sobre todo si son como las tuyas.

11/4/08 7:29 a. m.  
Blogger Neander said...

Esa sombra que se denosta a sí misma parece complacerse en su negación... debería intentar poner una chispa en ese mirar cansado, con unas palabras que tan bien domina.

11/4/08 8:16 a. m.  
Blogger marea@ said...

.... las dudas q en la noche eran tinieblas, pierden importancia a la luz del sol....

Ojalá no tuvieramos vacíos....

Un abrazo. Marea@

11/4/08 8:24 a. m.  
Blogger Margot said...

En casos así mejor intentar mirarse en los ojos de otros y su reflejo... suele ser más condescendiente que el propio.

Pero me quedo con tus palabras, aunque sólo sean eso, palabras.

Un beso, Ybris!

11/4/08 10:34 a. m.  
Blogger Isabel Martín said...

Las palabras son el mejor espejo del alma.
Siempre veo en tus palabras una gran humanidad.
Aunque a veces uno se sienta agotado, quedan demasiadas cosas por las que esperar al alba.

11/4/08 10:34 a. m.  
Blogger mia said...

ybris...

he ido a mirarme en el espejo

nada más leerte...

se dice que mientras podamos

sorprendernos,una parte viva

se mueve y renueva!

Acaso el niño que fuimos

debe aparecer en el espejo?

Somos una continua evolución

vivimos sometidos al cambio

y en esta metamorfosis no

hay mucho vacío...

Me da que te pueblan

infinitas imágenes...

Si te digo que yo me quedo

con esa que nos regalas

día a día relato,poema

vida llena de vida!

así somos de egoístas

mientras podamos nutrirnos

de tus reflexiones

tan bellamente escritas!

♥♥♥besos♥♥♥

11/4/08 11:03 a. m.  
Blogger Churra said...

Pues a veces las palabras tambien ayudan a que nos reconozcamos en los espejos, ya se que no nos cambian la mirada, a estas alturas eso seria milagroso .
Besos

11/4/08 11:33 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Pues mientras sean tus palabras lo que perdura....viva!! Porque mediante tus palabras, las personas que habemos detrás de estos comentarios, realmente apreciamos un alma buena que tiene un don para transmitir.
El cuerpo va cambiando con el paso del tiempo, y a veces, si te miras mucho rato frente al espejo, llega un momento que no te reconoces, y eso creo que es porque lo bueno lo llevamos por dentro, y eso no se asocia a ninguna imagen.
Besos Ybris

11/4/08 11:49 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Tambien yo te he reconocido en ese espejo que dejaste ver, he visto tu cansancio y tu mirada clara y he puesto mi mano en tu hombro y te he sonreído en el espejo, con la mirada cómplice de quien sabe que eso pasa, de que a veces nos sentimos vulnerables ante nuestra propia mirada y nos negamos o nos disfrazamos para poder volver a esa tumba de rutinas amontonadas.

Lo genial, lo verdaderamente genial es que puedas cambiar ese espejo por palabras, palabras... Preciosas palabras.

Besos Ybris.

11/4/08 1:41 p. m.  
Anonymous María Manuela said...

El espejo es muy cruel, y sincero, pocas veces te dice: me gustas; pero es el único reflejo disponible de nuestra alma. Nos conoce mejor que nadie, tal vez sea el único que nos mira honestamente y sin mentiras.

Es que el momento espejo es mu malo...

11/4/08 2:10 p. m.  
Blogger Eva said...

Los espejos son muy traicioneros, devuelven imágenes contrarias, mejor reflejarnos en los ojos de los que nos quieren. Me gusta el trueque de imágenes por palabras.

Un beso.

11/4/08 2:27 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Ybris mi querido amigo , como comprendes todo los sentidos de las palabras ...
A veces e así el espejo nos muestra lo que hemos sido , lo que somos , pero lo que podemos SER , siempre la vida nos sorprende, y quien te lo dice,creo que nadie se Conoce Tan Bien , nadie...Toma mucho tiempo , y los otros menos , salvo al escribir ahí sí creo que mostramos algo de nosotros que guardamos muy dentro.
Te quiero mucho amigo y sé o lo intuyo que vos también y si no quereme !!
Besos Ali.

11/4/08 4:59 p. m.  
Blogger Jin said...

coincidimos algunos: mirarte en los ojos de los que te quieren, es lo más reconfortante porque son los únicos que te VEN, los únicos con la mirada atenta.

11/4/08 5:01 p. m.  
Blogger Insanity said...

Ybris, un abrazo para vos.
Insanity


PD:Gracias por tu explicación en el otro post. Gracias por todo, Ybris. Hoy no leí los comentarios de tus lector@s,hoy cualquier palabra estaría de màs de mi parte.
Felicidades, Ybris.

11/4/08 5:09 p. m.  
Blogger UMA said...

Bueno,las palabras tambièn ensanchan la visiòn que tenemos de nosotros...
Este ida y vuelta hace que veamos que a veces los espejos no siempre muestran la realidad que cada uno ve reflejada, siempre presos de nuestro propio prejuicio hacia nosotros mismos, anteponiendo las carencias.
Yo te veo muy bien, y no dudarìa en mirarme con vos, no hay mejor espejo que dos miradas miràndo-se, Ybris, no dejarìas de sonreìr por mi culpa:)
Un besazo.
Buen fin de semana

11/4/08 5:36 p. m.  
Blogger Lula May said...

Y nada sabemos de nosotros, Ybris, pues contenemos contradicciones, multitudes.

Muchos besos, contradictorios quizás, ya que están hechos de palabra,
Lula.

11/4/08 5:44 p. m.  
Blogger CecydeCecy said...

Hola Ybris, te he dejado un ragalo en mi blog.
http://cecyrecargada.blogspot.com/

besos

11/4/08 6:24 p. m.  
Blogger sergisonic said...

¿Tanto nos escondemos en palabras?
¿Tan poco nos gusta lo que vemos reflejado?
¿No es acaso reflejo también lo escrito, lo dicho?

Quizás demasiadas cuestiones juntas, lo siento.

Un abrazo, amic,

sergi

11/4/08 7:36 p. m.  
Blogger Carz said...

Me has recordado un poema de Ángel González, que decía algo así

"Me mira el rostro del espejo
seguro de que él es él
y yo su circunstancia"


En fin, va un abrazo.

11/4/08 8:04 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Esos momentos, generalmente inesperados, en que nos enfrentamos son duros. Hacemos lo que podemos. En este caso ha resultado un hermoso poema, el cual resarce lo no hecho en otros aspectos.

Besos
Alba

11/4/08 9:35 p. m.  
Blogger McMonik & McCsar said...

Me voy a repetir y a repetir a Dulce Chacón: "Siempre llega tarde el impulso de la huida"

Pero también son palabras y más palabras sobre un espejo que hacemos añicos con nuestras miradas
y nuestras bocas selladas.

La verdad es un vaho que tenemos que limpiar para ver nuestro reflejo.

Hacerlo añicos es hacer palabras.

Chuff!!

12/4/08 1:08 a. m.  
Blogger thirthe said...

...mirarse en el reflejo de otros, de otros que nos quieran bien:-))

12/4/08 2:45 a. m.  
Blogger Scri.Ba said...

Perdona mi imprudencia (si alguna)
pero mientras te lei,
pensé en lo egoistas que somos a veces, buscamos pero ¿qué damos?

12/4/08 4:15 a. m.  
Anonymous Carmen said...

Érase una vez una mujer que a sus cuarenta años, un día cualquiera, se encontró ante el espejo. Pudo reconocerse al fín a sí misma, identificó su propia sonrisa, jugó con sus primeras canas, le gustó su ceño desfruncido, estudió su sombra... la seguía sincronizada...y decidió gritar al mundo que estaba viva, y que era libre. Tras la euforia... abrió un blog, como el tuyo... Cada día intenta contar con palabras... que se siente bien... por primera vez en su vida.
Besos Ybris.

12/4/08 9:52 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

El tiempo perdido no se recupera y las ansias pasadas no regresan con la misma intensidad.

Besos

12/4/08 10:12 a. m.  
Anonymous laMima said...

Yo también temo a veces mirarme al espejo, si. Por lo que veo...y por lo que ya no está.
Supongo que también me disfrazo de palabras para sobrellevarlo.

12/4/08 12:41 p. m.  
Blogger mangeles said...

Yo estuve un par de años sin mirarme al espejo, porque no soportaba existir...y la verdad...es que no hace falta para nada mirarse al espejo..mejor las palabras.

12/4/08 2:44 p. m.  
Blogger Ego said...

Vuleve corriendo a ese espejo y repite conmigo aquella frase mexicana:

"Si la belleza doliera, usted viviría en un grito"

Después, grita.

Un beso

12/4/08 2:59 p. m.  
Blogger Rocío said...

Nos movemos entre espejos. Las palabras quizás sean sólo simples reflejos. ¿Dónde quedaría nuestra realidad?
Me ha gustado asomarme a tu cristal. Curioso: también me he visto reflejada en él.
Besos.

12/4/08 3:05 p. m.  
Blogger CecydeCecy said...

Hola Ybris, sabes hace días que no me miro al espejo, solo lo usa...

12/4/08 9:33 p. m.  
Blogger Sasian said...

A veces cuesta mucho reconocernos en el esepjo: "ese no soy yo", nos decimos. Y enfadados pensamos incluso en no volver a mirarnos, pero, no podemos pasar sin hacerlo. Siempre esperamos que la próxima vez que nos miremos nos reconoceremos. Casi nunca pasa.Qué suerte para nosotros Ybris que tu puedss cambiarlo por palabras.

Es un lujo para nosotros..
un beso.

13/4/08 1:48 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

El espejo no dice nada, es como vos te veas en el.

Un beso grande, grande y que lindo estar aqui de nuevo

Petra

13/4/08 8:56 a. m.  
Blogger Unmasked (sin caretas) said...

El espejo no dice nada, es como vos te veas en el.

Un beso grande, grande y que lindo estar aqui de nuevo

Petra

13/4/08 8:56 a. m.  
Anonymous Supermamá... said...

Vengo desde el blog de Cecy...y con tu permiso, me quedo.


Un abrazo

13/4/08 11:24 a. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

espero que sólo haya sido un mal amanecer...de esos del vértigo que da la soledad...abrazos.

13/4/08 1:24 p. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Ybris el anónimo
desde su vacío
observa al gentío
cual indio Jerónimo,
de Custer antónimo.
Desde su atalaya
lucha una batalla
contra el antifaz
dispara, veraz,
versos sin metralla.

13/4/08 5:13 p. m.  
Blogger Pigmalión said...

Ya hace muchísimo que alguien dijo: Los ojos son el reflejo del alma.

Son los únicos espejos que nunca se podrán cambiar o maquillar con palabras.

Un saludo.

F.

13/4/08 6:36 p. m.  
Anonymous Codorníu said...

Bueno... espero haber llegado antes de que cierres. Me gusto este poema. También como te defines. Te leeré en adelante, con tu permiso.
Saludos,

13/4/08 8:11 p. m.  
Blogger irene said...

Entiendo perfectamente el poema, el cansancio de la mirada, la ausencia, maquillar la apariencia...
A veces no tengo ni palabras.
Un abrazo.

13/4/08 8:42 p. m.  
Blogger julio-entuinterior said...

Muy bueno, muy bueno. Hubiera reflejado exactamente mi imagen, mi realidad hace unos cuantos años. Hoy, afortunadamente, ya no me diría esas cosas.

He entrado desde Xiketa, un saludo

13/4/08 10:31 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Mirarse en el espejo puede resultar un ejercicio de sinceridad. Igual que tu post anterior, en el que hablas de tu experiencia como bloggero y tu opinión al respecto. Y en él no creo que hayas negado a nadie, al contrario, has manifestado un gran respeto hacia todo aquel que se arriesga, algo con lo que estoy plenamente de acuerdo. Volviendo al poema de hoy, me ha conmovido e, inevitablemente, me ha remitido al post anterior, porque están íntimamente ligados, creo yo. A mí me parece que las palabras que salen de uno mismo son, también, uno mismo. Besitos.

14/4/08 12:02 a. m.  
Blogger PIZARR said...

Cansancio... rastro... ausencia... huella... ansias...

A veces, tan solo algunas veces, hemos de permitirnos bajar la guardia ante la vida y tras vernos reflejados en ella...

Decidir de nuevo... seguir SIENDO.

Un beso

14/4/08 12:56 a. m.  
Blogger koffee said...

Me consta que Obdulia dejó ir un "hala!!!", seguido de un exabrupto una mañana ante el espejo y que la bárbara de Ipa llegó a romperlo de un zapatazo. Por éso yo no tengo ya... ni espejos ni palabras!.

15/4/08 6:56 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Habré de negarme yo también, por que este poema te dibuja hipócrita...(lo siento).
Duele, cuando el vacío ocupa todo aquello que reflejamos...valiente reconocimiento, osado...pero no deja de ser eso, el maquillaje preciso que pinte la piel y el alma traslúcida.
Cometo el error de negarme de nuevo....y por tercera vez...lo hago negándo-te(me).

Ciertos...mis 3 besos.

Olimpia.

16/4/08 12:36 a. m.  
Blogger Luis said...

¿Quién se reconoce en el espejo? ¿Quién, incluso, se atreve a mirarse en los ojos límpidos de otros? Tan difícil es saber sobre nosotros desde nosotros que cualquier imagen es falsa ... o no. Magnífico.

16/4/08 1:30 a. m.  
Blogger entrenomadas said...

Qué belleza. Me lo quedo, es lo que digo cuando algo me gusta mucho, mucho.

Un beso,

M

24/4/08 11:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home