21.5.08

De mimos, risas y procacidades varias


No habrá nadie probablemente que no haya reparado en esas personas inmóviles como estatuas que hacen profesión de su quietud a las puertas de palacios reales o en las cercanías de monumentos a soldados desconocidos o, simplemente, en cualquier sitio concurrido para llamar la atención del viandante al tiempo que para obtener de él algún dinero.

Siempre me invadió la curiosidad por saber qué es lo que ocuparía sus mentes ágiles en su controlada figura. La engañosa quietud del cuerpo bajo la tensión oculta de los músculos no puede inmovilizar la actividad mental a lo largo del tiempo prolongado.

Dando vueltas a sesudas profundidades y transcendencias como a menudo invaden las mentes ociosas y preocupadas pensaba yo en estos últimos preguntándome por el pensamiento y las preocupaciones de los mimos. En eso estaba cuando llamó mi atención una noticia (Público, jueves 15 de mayo de 2008, pág. 39) referida al trabajo de un mimo que ejerce esa profesión como solaz en su tiempo libre.

Resulta que en ese trabajo llega a la conclusión de que la mujer que ríe tras ser fecundada in vitro aumenta en un 15 % sus posibilidades de quedar embarazada.

Harto ya de tantas tristezas y maldades como afligen este mundo inclemente me refugié en este insólito valor de la risa hasta hacer en mis melancolías un pequeño hogar donde entibiar una sonrisa amable. Me imaginé que, naturalmente, no sólo habría de ser válido tal hecho para los deseados bebés-probeta sino también para la hueste de los no buscados hijos de Ogino, de preservativos perforados, de fallidos métodos de temperaturas basales, de coitus tardíamente interruptus o de chapuceras ligaduras de trompas o vasectomías. O bien, por supuesto, para los casos de descendencia laboriosamente buscada.

Así que sonreía yo aviesamente tramando comunicarlo a la Conferencia Episcopal como método anticonceptivo válido para ciertas estrechas morales. Nada de recurrir a lavados vaginales ni a píldoras del día siguiente sino a la más absoluta seriedad tras el placentero acto.

Imagínese usted la situación en la que, como tantas veces en la vida, la mujer lleva la peor parte: el esfuerzo por mantener cara de poker o el de forzar la risa tras el placer que más induciría al relajo o a la preparación del siguiente orgasmo. En tal coyuntura, yo, como varón juerguista que soy, no creo que pudiera mantener la seriedad como no puedo hacerlo sólo con pensarlo. La situación necesitaría de la sincera colaboración de ambos. Los dos como palos por si acaso la perforación de la barrera o el fallo del método pudieran llevar a resultados no queridos o bien el rápido repaso a los mejores chistes o al solapado jeje inductor de fecundas risas en caso contrario.

Desde ahora en mi imaginación, al lado del pensador de Rodin esbozaré la imagen de un Mimo profundizando en los misterios de la vida al tiempo que en su quietud o en su medidísimo movimiento deja volar sus reflexiones a lo más profundo del misterio de la vida.

Desde aquí hoy mi homenaje a tan grandes artistas.

A la inmensa grandeza de la risa.

Y al inacabable placer de los mejores orgasmos.

42 Comments:

Blogger Carz said...

A mí, lo que me deja intrigado, es cómo cojones han hecho ese estudio.

Y lo que realmente me asombra es cómo, ese varón juerguista que eres, consigue realizar esas asociaciones de ideas.

Un abrazo.

21/5/08 5:42 a. m.  
Blogger CecydeCecy said...

yo concluyo que tu mente es brillante.

besos mi querido Ybris

21/5/08 7:13 a. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

pues yo pienso que después de un buen polvo la risa no...pero algo de cara de extasiado se les queda a algun@s...así que al rictus más severo o a comenzar de nuevo de castigo...abrazos.

21/5/08 7:44 a. m.  
Blogger Neander said...

¿Inacabable...?
No, en serio, los mimos piensan en esos momentos, como todo el mundo sabe, me nos tú, por lo visto, en el "Dasein" de Heidegger.

21/5/08 7:50 a. m.  
Blogger marea@ said...

Todos hacemos de mimo en muchos momentos de nuestro día a día...

Un abrazo amigo... como siempre lo "flipo" con tu manera de describir y narrar las cosas...

Marea@

21/5/08 9:43 a. m.  
Blogger Margot said...

Jajajaja mira que eres...

A mí me entra la risa con facilidad, incluso tras un orgasmo, lo que me ha traído no pocos problemas con más de un quisquilloso inseguro... jeje, eso me daba más risa áun. El sexo es otra de esas áreas donde la solemnidad me queda ancha, ays.

Si alguien es capaz de conjugar amor y risa... ummmm, estoy contigo en tus planteamientos.

Besos sonrientes!!!

21/5/08 10:27 a. m.  
Blogger mia said...

ybris...

siempre llego ávida

de tu portada...

hoy me voy alucinada...

si me dieran a definirte hoy,

Co Lo Sal diría yo!

♥♥♥besos♥♥♥

21/5/08 10:27 a. m.  
Blogger Caperucito Lorca said...

Siempre me parecieron curiosas las cosas que acontecen en la calle. Y lo de estos mimos, más. De pequeño, recuerdo mi primera vez, fue en la Rambla de Barcelona. Me quedé impresionado y quise estar allá arriba. Ahora, eso sí, no sé si para provocar la risa de una fecundada y ayudarle a traer montruitos a este mundo.

Un abrazo.

21/5/08 12:01 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

pues a los de roturas imprevistas no se, pero a los opusitas que hacen uso del ogino seguro que no les resulta nada difícil poner cara de pez y aguantar cualquier jiji-jaja.

por cierto, que hace poco me echaron de una reunión política por reirme, hay que ver que poco sentido del humor tienen algunos...

un beso de la alegría de la huerta... valenciana

21/5/08 12:38 p. m.  
Blogger UMA said...

Como se dice en Argentina:
"Sos un capo, Ybris", no solo me hacès morir de risa desde la mañana (suerte que no estamos juntos sino temerìa quedar embarazada jajaj, ah!no, era in vitro!), decìa que me mata el ritmo de los caminos por dònde llevàs al lector, hablo de infinitos paisajes en los que durante todo el recorrido uno termina en cualquier parte de uno.

De recordar a mi hermano vestido de granadero, firme y serio aunque lo cagaran las palomas en el sombrero(jaj), a las ramblas de Barcelona con sus mimos y estatuas vivientes, hasta llegar a esos èxtasis orgàsmicos donde una termina en un estallido de risa o en el llanto (gustoso, claro).
Creo que la risa es sana y sana, por algo serà que las mujeres siempre buscamos y/o enamoramos de quièn nos hace reìr.
No me extiendo màs, Ybris, siempre es un gustazo leerte, siempre me contagias tu buen ànimo cuando querès.
Un abrazo enorme.
Beso!

21/5/08 12:47 p. m.  
Blogger Lula May said...

Me uno.

Besos.

21/5/08 1:36 p. m.  
Blogger Gala y Dolar said...

Grandes artistas anonimos,que hacen de su silencio un arte,de su quietud un don.
Respecto al sexo serio.....
hace tanto que no lo practico que me da la risa pensar en ello...
Ybris,eres grande,enorme en tus letras,siempre te sacas un as de la manga.
Con tu permiso participo tambien en este bello homenaje al silencio,a los artistas de verdad.

21/5/08 2:29 p. m.  
Blogger Soboro said...

Buena prosa e ingeniosa.
Me he divertido.
Un saludo.

21/5/08 4:40 p. m.  
Blogger Xiketä said...

No voy a negar, Ybris, que este post tuyo me ha puesto una sonrisa en la cara...por qué será...jejeje

Me parece un homenaje muy tierno el que dedicas a estos personajes curiosos y bohemios que todos conocemos pero que no intentamos comprender.

En cuanto a lo de la risa despues de, me parece genial! un desubrimiento que inmediatamente voy a dar a conocer a algunas amigas que están en la costosa búsqueda de la procreación.

Besos y genial!

21/5/08 5:14 p. m.  
Blogger Insanity said...

Jajaja..!
(Tres puntos suspensivos,no dos, ni uno)

5mentarios :))
In

21/5/08 5:15 p. m.  
Anonymous calvero said...

Ahora sólo veré cientos (ojalá miles) de hijos frustrados por un presevativo. A cambio me regocijaré en la risa que queda.

¡Eres un locuelo genial!

21/5/08 5:26 p. m.  
OpenID versionscelestes said...

Hola!

Este es un blog muy interesante.


Directo al blogroll.

Saludos C.

21/5/08 6:01 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

Tener un orgasmo y reírse a un tiempo, es como comer cerezas y silbar a la vez. En fín, no sé si se puede. Por si acaso el aldeano ya se ocupaba de tener silbando al zagal mientras recogía cerezas y él echaba la siesta. Eso debe pasar, que mientras uno se explaya en la dicha del apogeo el otro se ríe por si acaso, no sea que la dicha vaya a tener consecuencias colaterales.

Bueno, perfecto tu relato.

Un saludo

21/5/08 6:04 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Los mimos han de reír por dentro sólo que no lo externan, hay mucha gente así, están bien entrenados.
La risa es maravillosa pero justo después de algo tan intenso no sé, no sé, ¿tendrá los mismos efectos después de unos momentos? en fin, los interesados no pierden nada con intentarlo.

Un beso
Alba

21/5/08 6:33 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Estaba pensando lo mismo que Carz :)))

Y riéndome, claro!!

Besos genio!

21/5/08 7:46 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

Quienes hemos tenido el privilegio de ver alguna de nuestras entradas comentada por Ybris, sabíamos de su faceta más desenfadada y picaruela.
Se agradece que la emplees en el blog.
No dejaré que me implanten nada "in vitro", de todas formas...

21/5/08 9:37 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

NO pudo haber ni habrá mejor homenaje que el tuyo...y desde luego, no hay mejor risa que aquella que esbozó tu rostro al escribir esta prosa que elegantemente viste y ensalza mimos, risas y procacidades varias.

Ahora "me sé" por que los sacarinos pueden reir a carcajadas después de eyacular..no hay temor a engendrar sin seriedad...;))).
Ja, ja, ja....

Un beso encendido de risa por tu locuacidad.
Olimpia.

21/5/08 10:25 p. m.  
Blogger Tomás said...

bueno, bueno, impresionante escrito

más de un mimo te estará agradecido aunque si lo miramos por el diccionario algo cambiaría pero eso sí, prefiero el sexo y una buena risa a que se me quede mirando con cara de ¿tonta? jajajaj
un abrazo un placer leerte

22/5/08 12:08 a. m.  
Blogger Guinda de Plata said...

Un buenas noches mecido por las risas nocturnas, querido y admirado Ybris...

Besos de cereza dulce,

B.

22/5/08 12:20 a. m.  
Blogger PIZARR said...

Desde luego que aún no me explico de que manera has empezado hablando de mimos y terminado hablando de orgasmos, pero de lo que no cabe duda es de que mientras te leía me reia y eso hoy es más que bueno para mí, tras unos días de agotadoras jornadas familiares de emociones contenidas y de muchos trámites y papeleos.

La falta de tiempo me ha atrapado de pronto y lo llevo fatal.

Lo peor vendrá cuando en los momentos menos oportunos, recuerde estas disquisiciones tuyas... jajajajaj...

Un beso

22/5/08 12:28 a. m.  
Anonymous Arya said...

lindas letras Caballero..

No devuelvo besos, pero Ud se los merece ; )

22/5/08 2:03 a. m.  
Anonymous laMima said...

Que gracia; yo también he imaginado siempre unas neuronas corriendo como locuelas tras el gesto impasible de los mimos callejeros. Debe ser la leche la actividad ahí dentro.
En cuanto a lo de la risa....también me llamó la atención el sesudo estudio. (Raro que Luis del Val no haya dicho nada al respecto. Con lo que le gustan las estadísticas "novedosas").
La risa es buena siempre, siempre (diga lo que diga Fer) en carcajada o con el consabido rictus tontorrón (segun merezca el momento, claro).
Eso sí, como anticonceptivo no lo tendría yo claro. Es que una no puede controlar el momento....
Besos.

22/5/08 7:19 a. m.  
Blogger entrenomadas said...

Sabes, tengo una cinta donde hay grabadas risas, risas de niñ@s que son muy contagiosas. Luego tengo otra del canto amoroso de las ballena.
Esta mañana he escuchado un poco de las dos y me han animado muchísimo. He salido de casa contenta como unas castañuelas. Ahora al leer tu post he vuelto a reír. Me ha hecho gracia la coincidencia. El texto es brillante, muchísimo.
Ay, ahora no me ves pero mes estoy riendo y qué bueno es.

Un beso,

Marta

22/5/08 11:49 a. m.  
Blogger Di Verso said...

Tremendo Ybris, te leo y me veo, pero bien pintado. Diría que me favoreces.
Me esbozo sin mayor esfuerzo junto a tu pensador de Rodin, en algún lugar de vista esquiva, tras mi muro, preocupado en mantenerme insensible a propagandas que no creo y sumando uno a los pocos.
Gracias.

22/5/08 11:51 a. m.  
Blogger Taika said...

Ante mi imposibilidad para dejar la mente en blanco más de medio segundo....imagino lo prolifera que puede resultar la mente de un mimo con tanto tiempo para pensar, mientras se esfuerzan por arrancarnos esa sonrisa....Ay! la risa, no hay mejor bienvenida, asi que no veo por qué no puede serlo también incluso para aquel que aún ni es....La seriedad como método anticonceptivo...aquí hay una que pasa...un buen orgasmo no puede ir nunca seguido de un rictus "gris".
Como siempre Ybris....un verdadero placer y además aderezado con risas....que más se puede pedir...
Besos!

22/5/08 12:02 p. m.  
Blogger Mirada said...

Eres extraordinario.
Un beso

22/5/08 12:18 p. m.  
Blogger Raquel Fernández said...

Un texto brillante. Me gustó muchísimo. Un beso grande!

22/5/08 2:44 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

Mira que me gusta tu verso... ¡¡pero anda que tu prosa!!
;-)

22/5/08 4:35 p. m.  
Blogger Sirena Varada said...

Ybris, no te puedes hacer una idea de lo que me ha gustado coincidir contigo en homenajear a la "inmensa grandeza de la risa".

Un beso

22/5/08 8:28 p. m.  
Anonymous glauka said...

Eso lo dice un varón, claro está, al que jamás de los jamases le han metido els espéculo de tal manera que tal pareciera quisieran sacárselo por la boca, por lo pronto.
Está una como para echarse unas risas entonces vamos.
(dolorida, mareada, a puntito de gritar y llorar, hinchada y en ocasiones, sangrando)
Si es queeeeeee ...

22/5/08 10:05 p. m.  
OpenID prazsky said...

Bravo, Ybris. Me alegra saber que te mantienes fresco :)

22/5/08 10:15 p. m.  
Blogger Noray said...

Gracias por haberme alegrado la noche. Desde luego, hay estudios sociológicos para todos los gustos. ¡Lo malo es que la gente se los crea!

Un abrazo.

PS: Con tu permiso, te he puesto entre mis blogs recomendados. Así que ya eres Perfume para un siglo.

23/5/08 12:04 a. m.  
Blogger Ego said...

Me uno al homenaje póstumo
que los orgasmos no recibirán.
Mueren de gusto en sí mismos
y se diluyen en el humo del cigarro
en el que el onanismo de los mimos
adquiere más sentido del preci(o)so.
Un (b)eso!

23/5/08 1:27 a. m.  
Blogger irene said...

Estoy fuera de juesgo (y de ganas, por supuesto), pero si no, esta entrada hubiese sido un magnífico método conceptivo.
Me uno a tu homenaje, a la risa y al placer.
Un abrazo.

23/5/08 5:30 a. m.  
Blogger yraya said...

Pues me uno a tu homenaje a estos personajes, cuando los veo quedo fascinada con ellos.
Un saludo.

25/5/08 12:59 a. m.  
Blogger Lau said...

jajajaja madre mía ybris, qué bueno!! me he divertido muchísimo.
un besazo

25/5/08 2:35 p. m.  
Blogger koffee said...

Siguiendo con el encadenado del artículo, te diré que puedo entender ahora porqué muchas de nosotras, tras dejar a un lado la menopausia, se atreven a reir con ganas, desaforadamente, sin importar el motivo.
Jaaaaaa....jajajajaja!!!!
Besos, Ybris, muchos!.

1/6/08 4:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home