4.6.08

Leyes no escritas, 2: La ley del más fuerte.

Todos lo hemos visto: el malo de la película activa primero el dispositivo de retardo del explosivo y luego negocia su desactivación; el chantajista acumula datos comprometidos y luego habla sobre su devolución; los que retienen rehenes ponen minas antipersonales o sueltan un perro de presa que sólo a ellos obedece…

¿Cómo no? Todos saben que las mejores negociaciones son los armisticios: primero demostramos quién es el más fuerte y luego ponemos en forma de ley los acuerdos a los que llegamos.

Sería bonito pensar en la fuerza de la ley basada en la justicia de la igualdad de todos, pero, por mucho que se diga, no parece haber fuerza de ley sin ley de fuerza.

Por eso los gobernantes construyen primero el muro que los protege, el ejército que garantiza sus privilegios y el entramado de personas influyentes que configuran el modelo pretendido de sociedad. Quienes con la fuerza de la palabra y del ejemplo han querido desde abajo instaurar leyes buenas y justas han fracasado hasta conseguir el apoyo de emperadores, organizaciones jerárquicas y estructuras estatales sólidas. Por eso las leyes sólo empiezan a emanarse desde el poder que intenta perpetuar la situación más favorable para ellos.

No es extraño, pues, que, hartos los de abajo de someterse a leyes que les ignoran o que les son del todo indiferentes, hayan acabado tomando el camino de presiones más efectivas que los razonamientos: huelgas que oponer ante derechos protegidos por ley, manifestaciones que provocan el malestar para llamar la atención sobre problemas silenciados, revoluciones que dan la vuelta a la tortilla comenzando por cargarse a los de arriba… Todo ello viene a demostrar en qué lugar de la grandeza humana reside el imperio de la ley y el orden.

Muy astutamente los poderes establecidos, cuando ven que la fuerza que los mantiene arriba no es suficiente para contrarrestar a los que quieren bajarlos, apelan a transiciones pacíficas, periodos constituyentes, leyes electorales, procesos de adaptación o leyes de amnistía que permitan con generosidad aplicar el sistema de las tácticas dilatorias a la habilidad de algunos para ocupar puestos vitalicios bien ubicados.

Si el derecho fuera, como dice la palabra, el hecho de regir, dirigir o dar una dirección justa, quizás fuera posible que las leyes de extranjería las elaboraran y votaran los extranjeros, las normas protectoras de la Seguridad Social las confeccionaran los afectados y las leyes laborales, los trabajadores.

Mientras tanto dediquemos unas líneas a soñar y el resto del libro a comprobar cómo la justicia se configura desde arriba con la fuerza: la fuerza de las mafias, la de los extorsionadores, la de los dotados de potentes virilidades testiculares y la de los atiborrados de testosterona.

Y es que ¡ay! así son las cosas. Unos hacen las leyes que les salen de allí bajo la amenaza de que, si no, te dan una patada aquí.

(Impromptu plagado de inexactitudes y sujeto a infinitas matizaciones.)

39 Comments:

Blogger mangeles said...

Pues sí...no hay como fabricarse leyes a la medida de los que gobiernan...De hecho, así es como se realizan las Leyes...así se pactó nuestra CONSTITUCIÓN.


Y sí, cada vez parece más claro y evidente LA LEY DEL MÁS FUERTE...Si no, miremos...veamos en un mapa a EEUU posicionado a todo alrededor de la NUEVA CHINA CAPITALISTA Y POSEEDORA DE BOMBA NUCLEAR...

Interesante post...permite muchísimas reflesiones.

Felíz día Ybris y un beso

4/6/08 8:09 a. m.  
Blogger Neander said...

no hay que darle vueltas... asín semos

4/6/08 8:25 a. m.  
Blogger Soboro said...

Quizás algo catastrofista pero con mucho de verdadero.
Los decretos (reales o no) son las acciones más impopulares que existen.
Un beso.

4/6/08 8:39 a. m.  
Blogger Mamen said...

Fíjate si es importante dictaminar leyes para su inmediato cumplimiento que, por ejemplo, si el alzamiento nacional fue el 18 de julio del 36,el 19 de agosto de ese mismo año, salió la Orden en la zona nacional de organización del nuevo curso escolar y medidas para la depuración del magisterio...
Buen día.

4/6/08 8:43 a. m.  
OpenID brujaroja said...

Me temo que tenemos demasiado inscrito en los genes que las cosas son así. Si no, no entiendo por qué, no estamos haciendo revoluciones hasta que todo salte por los aires. ¿Será que también llevamos en los genes una historia de derrotas?
Me parece que ya me has ocupado la cabeza para mucho rato...
Muchos besos

4/6/08 9:33 a. m.  
Blogger Xiketä said...

Ésto, y digo ésto refiriéndome a la sociedad en general, se está desbordando de la lógica.
Cualquier día seremos como corderitos (unos degollados y otros aun no), y nos manejarán mucho mejor de lo que lo hacen ahora..
Puede que seamos muchos para ponernos de acuerdo...no sé...pero lo que está claro que la solución es armar una buena Revolución.
Cueste lo que cueste.
Besos

4/6/08 10:34 a. m.  
Blogger Lula May said...

A sus pies, Ybris.

4/6/08 11:01 a. m.  
Blogger Dr. Krapp said...

Inteligente y aguda reflexión desde una perspectiva no acostumbrada pero de una lucidez apabullante.

4/6/08 12:12 p. m.  
Blogger UMA said...

Aceptar la injusticia es mucho peor que cometerla.
"La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningùn motivo para ser practicada, apenas oportunidad."
(George Eliot)

Sòlo reflexiono.
Buen post, Ybris.
Un abrazo

4/6/08 12:57 p. m.  
Blogger Churra said...

Y eso que los españoles legislamos a golpes de pura necesidad, cuando una necesidad es ya casi vergonzosa pues se saca una ley que da sopas con hondas a los de cualquier pais que la tenian antes de necesitarla .
Quizas no tiene que ver mucho esto con lo de la Ley del mas fuerte aunque bien mirado si, el mas fuerte es el que corre a protegerse cuando los debiles hacen algun movimiento a veces inapreciable .
Un abrazo

4/6/08 1:45 p. m.  
Blogger Carz said...

Yo sigo con mis dos axiomas que explican las sociedades (incluso las postrevolucionarias)

  1.- La mierda flota
  2.- Todo gilipollas maximiza su parcela de poder.

De ahí se derivan todos los teoremas que rigen, en la práctica, las sociedades.

Un abrazo.

4/6/08 1:55 p. m.  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

El "poder" crea un problema para luego ofrecer una solución. Es la manera de perpetuarse. Pensemos en las últimas leyes. Hay leyes que son aprobadas sólo para responder a expectativas ciudadanas. Pero en la práctica, los medios humanos y económicos asignados son induficientes. En realidad son leyes para no ser aplicadas.

4/6/08 2:20 p. m.  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

Las grandes verdades, igual que los grandes engaños, no necesitan matización...y mucho menos expuestos como tú lo haces: limpia y claramente... Eso sí, te honra esa humildad de invitar a la réplica.

Yo, por si acaso, me seguiré escudando en la bella imprecisión de la palabra como única ley...

Un abrazo

4/6/08 3:20 p. m.  
Blogger -Pato- said...

La ley del mas fuerte rige en todos lados.

Lo has dicho de tal manera que terminé de leerte y te aplaudí, pienso lo mismo que vos, pero ni en años lo hubiera podido escribir así tan clarito.

Aplausos y besos.

4/6/08 3:38 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

No está lleno de inexactitudes, la sociedad es así, tal y como la describes.
Esta es la ley del más fuerte, del pez grande que se come al chico. Todos quieren comerse a uno más pequeño, así que en cuanto tienen la mínima oportunidad pues preparan el aceite y la sal para aliñarlo.

Hoy mismo me ha llegado una carta bomba que hará explosión el próximo viernes a las 2'30. Veremos si logro desactivarla antes.

4/6/08 3:47 p. m.  
Blogger Margot said...

Pues sí señor Ybris, estoy con usted ciento por ciento...

La dificultad reside en el poder, creo yo, su permanencia... aquel que lo prueba ya no lo quiere perder. Las leyes sólo vienen a cubrir esa necesidad procurando que el resto no se te desmande demasiado. Mézclese con algo de hipocresía y un mucho de economía y tendrá usted un prócer que tiene en su mano la ley.

Me está gustando esta serie, sí señor!

Un abrazo!

4/6/08 3:58 p. m.  
Blogger libertad said...

Pues igual se necesitan algunas matizaciones, pero la idea de base está muy muy clara. Y creo que tienes toda la razón.
Un beso

4/6/08 8:44 p. m.  
Blogger Svor said...

el que tiene el poder por lo general hace lo que se le antonja. es dificil no quedar enviciado.

4/6/08 9:27 p. m.  
Blogger Bel said...

¿Viste la película de Fassbinder?

4/6/08 10:31 p. m.  
Blogger Bel said...

Ybris, lo siento, con el entusiasmo se me ha disparado el comentario sin siquiera despedirme. Un gran abrazo.

4/6/08 10:40 p. m.  
Blogger Noray said...

Estoy totalmente de acuerdo contigo y suscribo cada una de las palabras de Uma.

Un abrazo.

4/6/08 11:46 p. m.  
Blogger Sasian said...

El malo siempre activa primero el dispositivo y negocia después.
El ruin siempre actua con la maldad de saberse impune.
el cínico hace las leyes para poder saltarselas.
Pero déjame creer que existimos una "raza" distinta en ésta nuestra raza humana que créemos que eso puede cambiar.

Yo almenos conozco a un grupo de gente que así lo créemos...Y no sé porqué creo que tú estás dentro de esta secta.

Un abrazo

5/6/08 12:41 a. m.  
Blogger Gala y Dolar said...

Grande Ybris!!

La verdad esque nunca me habia parado a pensar en la Sociedad,tengo tendencia individualista y suelo creer que la gente es buena aunque siempre hay matones de esos que tu dices.Me imagino que el poder corrompe al alma mas candida,por mi parte,aunque intesante el tema al salir de tu mente(a la cual admiro) me resulta aburrido hablar de dar la vuelta al mundo....para esto no hay revolución posible,el Hombre es el Lobo del hombre.
Yo soy mas de salvese quien pueda.

Una reverencia.


Dolar.

5/6/08 12:58 a. m.  
Blogger Ego said...

Fatal mañana de contradicciones
que se hace llamar mundo, y va rodando
en el vacío, y riendo, y llorando,
nos entruja entre sí a los corazones.
Peleamos cual tigres y leones
en busca de utopías que olvidamos,
no sabemos ya ni por qué luchamos,
cuáles son nuestras metas y razones.
Paradojas humanas, que en su euforia
misterio y amor son, pero marchitan,
y escriben sin querer muchas historias;
yo no sé si este mundo necesita
que perdamos del todo la memoria
o luchemos, no sé qué es lo que grita.

5/6/08 1:37 a. m.  
Blogger CecydeCecy said...

dicen que aprobada la ley siempre viene con la trampa para los mas poderosos.
Es triste la verdad lo que no tiene es remedio.. le suena no?

Besos mi querido Ybris

5/6/08 1:42 a. m.  
Blogger Amparo said...

A veces me gusta ser de las primeras en contestarte, otras prefiero esperar leer los comentarios de los demás y ver sus opiniones...nosotros, los que tenemos algunos años mas de los que comentan hemos visto muchas leyes incumplidas, creo que hemos puesto nuestro granito de arena intentando hacer cambiar algunas cosas a nuestro alrededor… algo hemos conseguido....o no?

besos anárquicos

5/6/08 7:24 a. m.  
Blogger marea@ said...

la ley basada en la justicia de la igualdad de todos... es una utopía.

Un abrazo. Marea@

5/6/08 10:42 a. m.  
Blogger mia said...

Lo dibujas con tal claridad

que no sé bien responder

sino que la esperanza

reabrirá caminos,no podemos

ni bajar los brazos ni

aceptarnos vencidos...

La revolución...se palpa

a la hora de elecciones

quien querría revolucionar...

Encontrarnos solos contra

los molinos no sería solución..

Creo en los hombres buenos

veo que el mundo no va bien,

pero mantengo la fe,y trato

de conservar el corazón sereno,

confío en lo que prefiero!


♥♥♥besos♥♥♥

5/6/08 12:13 p. m.  
Anonymous laMima said...

Jolín...es que tienes razón y resulta deprimente por no decir cabreante. Y no parece haber solución.
No existe "fuerza de ley sino ley de fuerza", y quienes no participamos de las algarabías de los altos niveles nos vemos de cuando en cuando zarandeados sin remedio, cuando no vilmente pisoteados. Y algunos algo peor.
¡Ay, siempre igual!.
De cualquier forma te mando un beso.

5/6/08 2:54 p. m.  
Blogger Tamara said...

Es la eterna paradoja de que los que están arriba subestimen y menosprecien a los que estamos abajo. No conviene despreciar al pueblo, porque además de soberano, si se une en un mismo fin...puede cambiarlo todo.
Un beso.

5/6/08 4:09 p. m.  
Blogger Catalina Zentner said...

Las leyes a medida, recurso de gobernantes, y los de abajo resignados e impotentes.

5/6/08 5:13 p. m.  
Blogger Raquel Fernández said...

Chapeaux, Ybris. Imperdible post.
Un beso grande de otra oveja extraviada en el mundo.

5/6/08 7:28 p. m.  
Blogger PIZARR said...

Ybris, te necesitaría a mi lado en más de una ocasión para plantar cara a más de una norma absurda e incoherente... ya te imagino invisible, detrás de mi oreja ... jajaja... chivándome esas bellas palabras para decir tan bien dicho cuanto muy a menudo quiero decir y como bien dice Pato... ni en mil años diría.

A pesar de ello... lo digo... con otras palabras claro está... pero lo digo.

Un beso

5/6/08 8:47 p. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

el decálogo...puede ser eso?...las leyes del hambre esas son las más jodidas del mundo..abrazos amigo.

5/6/08 9:59 p. m.  
OpenID prazsky said...

Lo malo es que el espíritu sesentayochista busca la derrogación del poder, no quedárselo. Y en ausencia de poder siempre hay alguien con la fuerza suficiente para llevárselo.

Piedra contra tijera.

6/6/08 12:05 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Realmente asi de duro y dificil se esta convirtiendo el dia a dia para muchos, siempre a sido asi, esta esta claro que la soga nos aprieta cada vez mas el cuello y algo abra que hacer, nuestra sociedad esta realmente enferma y ya no hablo del los poderes que nos oprimen, se estan perdiendo los valores el ser humano se precipita hacia la indiferencia hacia el projimo y eso me produce gran tristeza.
Un abrazo amigo.

6/6/08 7:24 a. m.  
Blogger Di Verso said...

Esta vez seré mucho más breve: Existen al menos dos mecanismos para que las supuestas revoluciones se queden donde a algunos les interesa: La primera supondría integrarlas en el sistema (así el derecho de huelga o manifestación como derecho fundamental), la segunda es más efectiva, manipular a los descontentos para que sean ellos los que te proporcionen el poder (vease Mao). Somos borregos hasta en la inurrección.

Saludos.

6/6/08 8:47 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Y tanto....por que hoy discutiría fervientemente muchas partes de tu discurso....mejor no leer entre lineas y quedarme sólo con las exactitudes.

Dejo mi palabra para otro momento más oportuno.

varios.

Olimpia.

10/6/08 12:01 a. m.  
Blogger lemoinestar said...

Lo leí el otro día y no fui capaz de dejar ningún comentario porque son muchas las ideas que entran en juego.

Se ha hablado ya de que existe una "raza" especial de personas, que a su manera, luchan contra todas esas leyes y esos abusos de poder; quiero creer, cuando me siento optimista, que todas ellas serán las que harán posible un cambio en el mundo, aunque no sé cómo podrá ser posible si no es con el contagio que pueda suponer su manera de entender la justicia.

Otras veces, mirando hacia atrás, veo en qué han terminado convirtiéndose las revoluciones sociales y pienso que no tenemos remedio, que es más de lo mismo.

En fin, seguiré con mi "revolución" personal que no sé a dónde me lleva.

Un abrazo.

13/6/08 4:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home