30.5.08

Sed

Sobre la forma estrecha de mis brazos abiertos
mi corazón como sediento cuenco
se abre al ritmo de un son inexplorado
como unos pies dispuestos a la marcha.
La meta es lo de menos.
La palabra que fluye nos traiciona
porque nos lleva a otras en cadena
sin salir nunca del sabor a sed
que las mueve y nos mueve
en la afanosa búsqueda del agua.

48 Comments:

Blogger alba alpha said...

Que no se apague la sed y continuemos la búsqueda siempre.

Besos

30/5/08 7:14 a. m.  
OpenID brujaroja said...

La sed es el camino. Ya sabes que es más importante que la llegada. Es como el deseo. O como casi todo lo que nos hace humanos. Cada vez que llegamos, que satisfacemos el deseo o la sed, aparece de nuevo: otras metas, otro deseo, otra necesidad...
Besos.

30/5/08 8:32 a. m.  
Blogger marea@ said...

Si se encuentra el agua, bebamos a pequeños sorbos...

Un abrazo amigo. Marea@

30/5/08 8:38 a. m.  
Blogger Poledra said...

Supongo que la vida es sed...sed de conocimientos, de nuevas experiencias, de cariño. :-)

Un abrazo!

30/5/08 9:47 a. m.  
Blogger Neander said...

malditas homonimias... me viene a la cabeza el "sed" como imperativo...

30/5/08 9:54 a. m.  
Blogger Jin said...

el sabor a sed es algo precioso y preciado, que tendríamos que llevar siempre en la boca del corazón, no crees?

30/5/08 10:00 a. m.  
Blogger Soboro said...

La poesía, que es agua, tiene al poeta sediento y sólo se le ofrece en pequeños momentos para mantenerlo con vida.
Algunos beben mucha agua, pero no son buenos poetas, sino usurpadores de ese bien común.
Un saludo. Sigo disfrutando con tus versos.

30/5/08 10:02 a. m.  
Anonymous glauka said...

Qué haces tú hablando de mi sed??????
;)

SUpongo que cada uno de nosotros leemos con nuestro equipaje a la esplada y eso hace que nos adueñemos de tus letras.
HOy las siento tan mías ... ilusionadamente mías, que es lo mejor!!!

30/5/08 11:04 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

Tu palabra hurga en la sed con su vocación de zahorí rabdomante. :))

Un abrazo desde la vibración acuosa de mi alma.

Y besos.

30/5/08 11:24 a. m.  
Anonymous filoabpuerto said...

Entonces es que está latiendo...
¡que no cese ese pálpito sediento!

besos

Merce

30/5/08 12:08 p. m.  
Blogger Eva said...

Que no estemos nunca saciados, que siempre tengamos el aliciente de la sed para seguir siempre adelante y no desfallecer.

Besos.

30/5/08 1:02 p. m.  
Blogger Mamen. said...

Nunca nos quedaremos quietos, pues a veces la sed calma a la propia sed de otras palabras de agua.

Un abrazo grande.

30/5/08 1:36 p. m.  
Blogger Gala y Dolar said...

Y no traiciona mas la palabra que nunca fluye?
mil ocasiones para decir te quiero y nunca lo dije.


Dolar.

Enorme Ybris,como siempre.

30/5/08 2:11 p. m.  
Blogger Lau said...

El sabor a sed... esto me ha encantado. y la meta que es lo de menos también.

precioso, ybris

30/5/08 3:20 p. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

un río puede tener la humedad o ser una lamina de desierto...cualquier figura que tenga que ver con avanzar sobre el horizonte tiene un silencio hondo en la espalda..siempre..abrazos...me hubiera gustado verte ayer, aunque supongo que estabas desde casi el amanecer...

30/5/08 3:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bonita postura la del caminante que reconoce su sed.

Besos

30/5/08 4:23 p. m.  
Blogger mia said...

en la afanosa búsqueda

del agua...

y tus brazos abiertos

como sediento cuenco,

y las palabras encadenadas...

oh ybris,y la sed no saciada!

Bello,muy mucho!

♥♥♥besos♥♥♥

30/5/08 6:13 p. m.  
Blogger Xiketä said...

Qué razón tienes, Ybris, cuando las palabras empiezan a fluir, uno ya pierde el control.
Cuando uno tiene sed, no hay nada mejor que el agua, y si el agua es escasa, más motivo para buscarla cueste lo que cueste...
Besos

30/5/08 7:25 p. m.  
Blogger Raquel Fernández said...

La sed de siempre. ¿La de todos los poetas? ¿La de todos los seres humanos?
Hermoso texto. Felicidades.
Un beso grande.

30/5/08 7:32 p. m.  
Blogger CecydeCecy said...

será la sed, que nos lleva a caminar tanto hasa creer encontrar la meta que sería saciada pero solo es un sorbo para continuar el camino...

Ybris, mi querido ybris.

30/5/08 8:30 p. m.  
Blogger Catalina Zentner said...

La sed nos empuja a seguir el rumbo hacia la fuente.
Abrazos,
Catalina

30/5/08 10:48 p. m.  
Blogger UMA said...

Què bello conservar la sed y estar dispuesto el cuenco, nunca la meta ha de ser importante, por inasible.
Un bello poema, Ybris, lleno de tierna dulzura.
Buen finde, cielo.

30/5/08 10:50 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Sí, suele pasar que cuando abrimos las compuertas del deseo...o simplemente de las ansías...nos oímos...con un toque militar (en mi caso un palmeo) una retreta que nos lleva a proseguir...buscándo-nos?
Recuerdas?, yo lo llamo sonsonete, que me lleva...pero para ti es sed. ..será que sentiste los labios ajados?
Sería por mi parte una osadía prestarte mi saliva y escupirte....por eso lo hago...;)
Sólo para humedecer la boca, el tiempo suficiente que te haga respirarte.

HOy me rebosas...

Olimpia.

30/5/08 11:46 p. m.  
Anonymous calvero said...

Lo mejor de los pies que se disponen a marchar es que no tienen la memoria del cansancio, ni la llaga; eso vendrá junto a la sed. No recuerdo mayor placer que el de postrarme letalmente sediento y beber a manotadas el agua fresca de un riachuelo cristalino, nada en la vida tiene tan alto precio en esos momentos como colmar la sed. La sed de agua es la vida, la otra sed, es vida.

31/5/08 1:16 a. m.  
Blogger PIZARR said...

Sobran las palabras cuando se trata de expresar lo que nuestro corazón a gritos quiere decir.

El título " sed" ya dice demasiado.

Se me cierran ya las persianillas... mañana más...

Un beso y buenas noches Ybris

31/5/08 2:21 a. m.  
Blogger Guinda de Plata said...

Sed de amar, sed de sonrisas y cariños, sed de leer, sed de la escritura, sed de las risas infantiles, sed de muchas cosas... menos sed de venganza y de tanto malo que ruge por ahí.

Y ahí al lado, esperando, el agua, siempre el agua.

Un dulce beso de madrugada insomne,

B.

Feliz fin de semana, amigo Ybris.

31/5/08 3:27 a. m.  
Blogger la ventana said...

el sabro a sed es quizas lo que nos impulsa a seguir pisando en la tierra , a seguir con la vida, puede ser tambien la principal razond e nuestra ansiedad y disconformismo,el nucleo inconsciente del porque somos tan brutos como somos, con nosotros mismos, y el medioambiente, que paga nuestros platos rotos, la sed, de querer tener algo, de estar llegando, la sed de buscar algo mejor, sea quizas la razon de nuestro impetuoso y destemplado desarrollo no sustentable, pero por otro lado, ¿donde estaríamos sin la sed?, o ¿estariamos?
quizas lo mejor sea irse de a poco
en fin saludos, me dio mucho para pensar

nico

31/5/08 4:51 a. m.  
Blogger Amparo said...

Mayo ha sido inmensamente lluvioso, un buen mes para calmar la sed.

Abrazos y feliz fin de semana.

31/5/08 7:34 a. m.  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

"Una gota de agua brotó de mis labios, y ella, acercando sus labios a los míos, la tomó, aliviando su sed".

31/5/08 9:57 a. m.  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

La agridulce traición que cantas en susurros, siempre al alba, provoca una sed que no quiero saciar... Porque en el fluir de tus palabras me siento río recién nacido en la montaña, libre y feliz, en la insondable terquedad de la mañana...

31/5/08 12:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

ALBO DIYA

Lo que ese talle de palma
carga sobre mí, me abruma.
Que yo vele y ella duerma,
me conduce a la locura.
No halla el corazón respiro,
de tanto amor y amargura.
Deja de mi ser un poco,
de lo poco que ya queda
y a sí verás a qué extremos
me conduce mi andadura.
A una de teñidos dedos,
que es de la belleza esencia,
doncella que todos miran
y que ilumina estas tierras,
fui a ver, albor de estío,
y cantó por mí y por ella:
¡Albo diya este diya,
diya de Lánsara haqqa
Bestirey me-w l-mudabbay
Wa nasuqqu r-rumha saqqa!

Abul Abbas al-Ama al Tutili (s.Xll)

31/5/08 1:57 p. m.  
OpenID versionscelestes said...

Todos los litros de realidad
frente a la sed de la imagen
que tuve

31/5/08 7:17 p. m.  
Blogger irene said...

La sed puede ser el motor de nuestro corazón, con sed, seguiremos vivos.
Un abrazo.

31/5/08 8:06 p. m.  
Blogger Licenciado en nada said...

que la sed nunca sea satisfecha, al igual que los sueños si se termina llegamos al final

31/5/08 9:31 p. m.  
Blogger Sasian said...

Seamos. Y sedientos vivamos la vida, sin meta, o con ella, pero a ser posible búsquemos acompañados.
Nos conminas a ser. Y contándo que tú estás ahí para calmar nuestra sed... seremos.


Un beso Ybris

31/5/08 9:40 p. m.  
Blogger Taika said...

Esa sed, insaciable, es el signo inequívoco de que estamos vivos...porque si un día, al despertarnos, no sintieramos en los labios esa necesidad de "beber"...eso sería que un corazón sin vida nos late en el pecho...
Tus palabras Ybris, demuestran que sigues teniendo sed. Cuanto me alegro!
Un beso!

1/6/08 11:01 a. m.  
Blogger Noray said...

Tú buscas el agua con la palabra, sabiendo que la meta es lo de menos.
Sabes que en la búsqueda está el conocimiento, la experiencia, el encuentro con uno mismo.
Tú busca el agua como yo con mi retorno a Ítaca, con plabras, buscándome hasta encontrarme. No importará llegar, mejor si llego viejo.

Un abrazo.

PS: El poema que has escrito me ha evocado a Ítaca de Kavafis, un poema que siempre he llevado dentro y al que le he dedicado mi nuevo espacio.

1/6/08 11:52 a. m.  
Blogger entrenomadas said...

Es un poema perfecto.
De principio a fin.

Felicidades,

Besos,

1/6/08 12:09 p. m.  
Blogger koffee said...

Me quedo con la frase "la palabra que fluye nos traiciona" y añado que no siempre: las tuyas podrían ser la excepción que confirma la regla.
Agua! ya tenemos agua, caray!.... (guarda pa cuando no hay!).
Besito.

1/6/08 3:59 p. m.  
Blogger ferfo said...

Por suerte, es una necesidad que no puede durar más de siete días sin ser saciada. Y siempre retorna.

Me alegra llegar tarde para encontrar tanto.

Abrazos

1/6/08 8:06 p. m.  
Blogger Susy said...

Hoy, repasando post de hace tiempo, me he encontrado con un comentario y, como he vuelto a mi casa, vuelvo a la tuya, con ilusión y entusiasmo, buscando el agua.

Abrazos de reencuentro.

1/6/08 8:25 p. m.  
Blogger Bel said...

Que nunca es la que se encuentra, ¿o sí? Intuyo que ese final te lo reservas.
Un abrazo.

1/6/08 10:32 p. m.  
Blogger Luisa Miñana said...

Es bueno, querido Ybris.

El poema y tener sed.
Un besote

(que he andado "mu" atarea y un poco despistá)

2/6/08 12:54 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Es la maravillosa tarea de estar siempre en camino.

No te das una idea lo que me ha gustado este pequenio gran poema.

Besos

2/6/08 4:19 p. m.  
Blogger thirthe said...

y yo admiro como las palabras fluyen en ti como el agua

2/6/08 9:32 p. m.  
Blogger Caperucito Lorca said...

Describes fenomenalmente en este poema n sentimiento que no sé muy bien qué es. Me recuerda a la imaginación, por ejemplo, cuando me empiezan a venir palabras a la mente y cada vez vienen más y más. La sed consumista, la sed carnal, la sed de tantas cosas que nos hacen falta (o no) en este desierto...

3/6/08 10:20 a. m.  
Blogger Lula May said...

Agüita para mi corazón. No sé cómo lo hago pero el pobre siempre se queda sediento.
:-(
Quiero más...

Besos.

3/6/08 2:36 p. m.  
OpenID prazsky said...

¿La palabra es el problema? ¿la meta es lo de menos? no sé, no sé, Ybris.

4/6/08 2:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home