18.7.08

Eros y Zánatos


Dijimos eros y quedó sonando
como de fondo la palabra thánatos.
Sin embargo no hay contraposición.
El cuerpo no sabría del amor
si no se agarrara desesperadamente
a la vida que tiembla ante sus manos
como tabla de náufrago.
No hay otra isla cerca ni otra inmensidad
que el momento sublime en que confluyen
la previa excitación y el cuerpo ya aplacado.
Nunca ha habido otro motivo más sublime
de llevar a un instante tamaña eternidad
tan vasta como thánatos, tan honda como eros:
amor que tanto abraza su actual vida
como teme el momento de perderla.


32 Comments:

Blogger CecydeCecy said...

"amor que tanto abraza su actual vida
como teme el momento de perderla"

quien pudiera ampararnos!

besos mi amigo!

18/7/08 6:54 a. m.  
Blogger Poledra said...

Y yo, que intento abrir Un ojo, uno..el tro toca en el segundo café, pienso, como eres capaz de escribir algo así la 6 de la mañana???

El que molas eres tu

18/7/08 8:55 a. m.  
Blogger Haideé Iglesias said...

Dejar que la vida sea, en la muerte, aprenderemos...
La entrega es vida, la posesión muerte...
Vivir el presente, alimenta; alimentar la muerte, macera...
Elevarse por encima de la vida y la muerte, cuerpo físico endeble, al que sustenta el alma del universo, profundidad eterna...

18/7/08 9:22 a. m.  
Blogger Margot said...

Sí, resulta extraño, y qué no en esta vida?, que uno se alimente tanto del otro...

Me dejas robarte hoy algunos versos? Me llevo la estrofa de la isla, va?

Besos, buen finde disfrute usted, Ybris.

18/7/08 10:53 a. m.  
Blogger Virginia Barbancho said...

El amor y la muerte... creo que has desnudado la semilla de la que nace todo (o casi, por si las moscas)

Un abrazo

18/7/08 11:17 a. m.  
Blogger Eva said...

La vida alcanza significado componiéndose de esos efímeros instantes.Cada día me gusta más tu isla de palabras.

Buen finde.

Besos.

18/7/08 12:21 p. m.  
Blogger UMA said...

Placer y dolor, pequeña muerte la del èxtasis, inherentes a la vida, habrìa que saber abrazar el hoy, el mismo instante, la dulce luz, sin mirar a lo probablemente posible del 'despuès'.
Para què pensar en la pèrdida, si es tan sabida desde el 'antes'.
Un abrazo, Ybris, una delicia, como siempre.

18/7/08 1:07 p. m.  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Una explicación poco ortodoxa del eros y el thanatos, pero realmente interesante, con islas de confluencia y motivos sublimes

18/7/08 2:50 p. m.  
Blogger Luzamarga said...

La vida no es más que un instante preciso y precioso entre dos nadas.

Es una belleza de poema, querido amigo.

Feliz fin de semana.
Un abrazo largo.

18/7/08 4:15 p. m.  
Blogger Amparo said...

hoy solo te dejo un abrazo.

18/7/08 4:18 p. m.  
Blogger Mamen.* said...

...el cuerpo no sabría del amor
si no se agarrara desesperadamente
a la vida que tiembla ante sus manos
como tabla de náufrago..

Como siempre, lleno de sabiduría.

Un besazo.

18/7/08 5:01 p. m.  
Blogger -Pato- said...

"No hay otra isla cerca ni otra inmensidad
que el momento sublime en que confluyen
la previa excitación y el cuerpo ya aplacado"

Sos un genio, lisa y llanamente :)

Aplausos Ybris, siempre me voy maravillada de leerte.

Besos

18/7/08 6:59 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

son tantas las interpretaciones que pueden tener tus poemas...
este en el que nos hablas de yin-yang es precioso, se de una amiga a la que le encantará analizarlo...
espero ansiosa su comentario.

buen fin de semana.

18/7/08 8:22 p. m.  
Blogger Raquel Fernández said...

Bellísimo. Dos pulsiones que no son antagonistas, se complementan.
Un gran abrazo y un buen fin de semana.

18/7/08 11:38 p. m.  
Blogger Noray said...

Querido Ybris

No hay Eros
sin Thánatos.

Siempre el amor
palpita en el regazo
de la muerte,
quizá por miedo,
quizá por angustia,
quizá porque sólo
somos humanos.

Un abrazo

19/7/08 2:06 a. m.  
Anonymous Arya said...

cual rezo...

amen Ybri.

19/7/08 3:43 a. m.  
Blogger Tristancio said...

Sí, como un rezo...
como un amén en tiempo pasado,
hecho gracias a la palabra, presente.

También hay Eros y Thanatos en tus versos.

Saludos.-

19/7/08 4:19 a. m.  
Blogger Carz said...

Sublimación en la alborada
donde se muere -sorprendido-
en el albor del día.

Sublime muerte del náufrago
en la guerrilla.

Una abrazo.

19/7/08 8:05 a. m.  
Blogger Chalá perdía said...

Hay momentos sublimes que matan lo que fuiste y dan vida a lo que nunca serás.

19/7/08 8:42 a. m.  
Blogger Єѕтησм said...

Ybris, siempre Ybris.
Un beso.

19/7/08 9:00 a. m.  
Blogger mia said...

Ni Eros ni Thánatos,

ni dioses ni humanos

ni tiempos vividos

ni cielos enterrados

Nada sería posible

sin la reflexión

que pinta y define

la brevedad del amor

la eternidad que ilumine!

Sabes ahondar y dar forma

a las más tremendas zonas!!!

♥♥♥besos♥♥♥

19/7/08 10:42 a. m.  
Blogger Jin said...

"llevar a un instante tamaña eternidad..."
ahí está dicho todo, no? ahí está la isla desnuda, la inmensidad única, ahí donde cualquiera llega a ser dios, transformando la mortalidad en un horizonte cercano pero aplazable y vencido, cada vez.
como siempre tus palabras, Ybris, tan certeras...

19/7/08 4:39 p. m.  
Blogger alba alpha said...

Siempre juntos entremezclados.

Besos

19/7/08 8:53 p. m.  
OpenID brujaroja said...

Es inevitable que vayan unidos. Y a veces es una faena como una casa.
Gracias por tus palabras.

19/7/08 10:54 p. m.  
Blogger Equinoxe said...

El cuerpo sabe del amor sí o sí.

20/7/08 2:24 a. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Sencillamente maravilloso. Me ha emocionado/conmocionado este poema. Amor y muerte presiden nuestras vidas. Besos.

20/7/08 10:16 a. m.  
Blogger Sasian said...

Nació eros con thánatos tatuado.
Y el cuerpo supo de este tatuaje, porque también está marcado por thánatos, y decidió aprovechar el hálito que le daba eros...sabiendo que iba a la deriva,
Deseo y goce, dolor y temor...donde se rompe la línea, ¿cómo poner fin?, o cómo no ponerlo.
Cual es la pérdida?... siempre hay una, aunque todos tengamos ese instante que llevarnos a la eternidad y que es lo que representa la ganancia.
Eros, amor, thánatos...no, no hay contraposición, pero...¿hay contra-posición, hay duda?.
Un abrazo.

20/7/08 12:16 p. m.  
Blogger Fernando Sarría said...

tormenta y reposo...quizás la busqueda continua del amor, del deseo, del placer...es al final una nueva mezcla de egoismo y miedo...que así sea...aceptemos pues nuestra inseguridad...abrazos.

20/7/08 3:31 p. m.  
Blogger Doctor Obvio said...

La vida no vale tanto como para suscitar temor alguno a perderla.

El amor no nos pertenece tanto como para dolernos la posibilidad de perder algo que depende del capricho de la voluntad de otro.

Teme la noche donde te abandonas a un mundo que desconoces y en el que cada día mueres para despertar al día siguiente.

Teme el amanecer que no llegarás a ver y el crepúsculo que cerrar tus ojos con un susurro.

Nada tengo pues nada temo perder.
El temor es sólo humano. Que alguien me explique el motivo.
La vida no es más azarosa que la muerte y la muerte, la muerte no es más que un sueño.

Esta noche publicaré en mi blog unas fotografías del Afganistan donde un compañero apreta los dientes y traga arena cada noche.

Ved esas fotografías con coraje y entenderéis lo que es algo mucho peor que el temor. El terror.

20/7/08 4:02 p. m.  
Blogger Raquel Fernández said...

Que pases un bello Día del Amigo!
Un beso muy grande.

20/7/08 11:12 p. m.  
Blogger Beauséant said...

bonita forma de contarlo, al final el amor siempre tiene algo de miedo ... sin ese miedo sería algo incompleto.

21/7/08 12:29 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Me preguntaba que sería del amor si lo supieramos perdurable, lo adoraríamos de igual forma que ahora lo amamos?
Ultimamente-desconozco si tus versos son coetáneos- tus poemas parecen enamorados del amor, ensimismados, es más...yo diría que hasta extasiados.
Supongo que venéreos han sido siempre, pero ahora se le escapa además el erotismo por los reglones...(eyaculando el temor, pero no desamparados)siempre elegantes, bellos, atemporales.

Da lo mismo, romano o griego,vivo o muerto..el deseo tiene abocado su fin, y lo sabe de antenamo....pero no por ello resulta "in-divino".

Habrá que aferrarse a sus dos tiempo y al "ambos".

Besos a-divinos.

Olimpia.

21/7/08 6:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home