2.2.09

Victoria

Mientras vivimos cuenta nuestra muerte
con la cifra de todas las derrotas:
la que nosotros mismos le infligimos
por el mero hecho de estar viviendo.
Que haya un día de vengarse de ello
nada le quitará a su humillación
ni mermará la gloria
de nuestro actual triunfo.

32 Comments:

Blogger Athena said...

Te ha quedado precioso, pero no me convence nada.

Nuestras son las victorias de las batallas pero la guerra es suya.

Besos

2/2/09 6:54 a. m.  
Blogger marisa said...

Esos dos primeros versos me han vencido: me rindo a tu poema, definitivamente. Un beso

2/2/09 9:39 a. m.  
Blogger impersonem said...

¡Qué la victoria se prolongue por muchos años!, y que sea fructífera en nuestros actos...

Y como dijo Miguel Hernández... "Cantando espero a la muerte/que hay ruiseñores que cantan/encima de los fusiles/y en medio de las batallas".

Un abrazo.

2/2/09 10:18 a. m.  
Blogger mia said...

Me has dejado muy pensativa

Volveré a comentarte

Ahora quiero reflexionarte...

besos

2/2/09 10:26 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

No sé qué es triunfar, ni para qué sirve.
En esta nueva mañana febril (de febrero), mi victoria sería un abrazo.

Aquí tienes el mío.

2/2/09 10:47 a. m.  
Blogger Margot said...

Ajá, eso es... de momento y que nos quiten lo bailao también luego.

Un beso vital!

2/2/09 10:50 a. m.  
Blogger libertad said...

Así es, cada día que vivimos es una victoria. Cada día. Recuerdo que mi abuela paterna era plenamente consciente de eso, y me lo expresaba.
Un beso

2/2/09 12:06 p. m.  
Blogger irene said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2/2/09 2:24 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Hablas de 'infligir' y de 'humillación', dos palabras que cuando la muerte repta destroza, vivamos como vivamos.
¿Cómo sino daría respuesta tu poema optimista al de Santa Teresa:

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero. ?

(Ya sé que tienen un cariz muy distinto.)

Besos.

2/2/09 3:06 p. m.  
Blogger irene said...

De momento seguimos siendo triunfadores, y al segundo de su llegada, dejará de ser importante, que se fastidie la parca.

quiero morir cuando decline el día,
en alta mar y con la cara al cielo,
donde parezca sueño la agonía
y el alma un ave que remonta el vuelo...

Sería bonito si así fuera, como este fragmento de un poema de Gutiérrez Nájera.

De cualquier manera, que siga almacenando derrotas.
Un abrazo, Ybris.

2/2/09 3:11 p. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Es sólo este instante, nada más. Bien entendido como siempre en tus versos.

2/2/09 4:05 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

Vivir con paso firme y mirando al frente... luego cuando llegue el momento, que nos quiten lo "bailao"

Un beso

2/2/09 4:39 p. m.  
Blogger Cecy said...

Como voy en su camino desde el momento de mi existencia.

Trataré de honrar la vida mientras pueda.

Besos Ybris.

2/2/09 6:09 p. m.  
Blogger Isa SB said...

De momento sigamos victoriosos, que ya se encarará ella, dama muerte, de nuestra mayor derrota.
Un abrazo.

2/2/09 6:17 p. m.  
Blogger gaia07 said...

Celebremos la victoria cada día.
En la derrota ya no estaremos para penarla ¿un nuevo triunfo?.
Besos

2/2/09 7:15 p. m.  
Anonymous laMima said...

Sobre todo si sabemos disfrutar el triunfo de cada día como merece.
Cierto.

2/2/09 7:32 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Fijate que nunca lo había mirado así!

Ybris, genio :))

Besos!

2/2/09 8:40 p. m.  
Blogger Svor said...

la victoria al ego, lo que el pan al hambre

2/2/09 11:25 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

Es una paradoja!! Como la de Gödel. La muerte humillada..., haga lo que haga, siempre pierde.

Chuff!! (Brillante!!)

2/2/09 11:27 p. m.  
Blogger Ego said...

Claro que no.
Te ha quedado hermoso.
Un (b)eso y una victoria

3/2/09 12:58 a. m.  
Blogger siempre a tu lado said...

Definitivamente Maestro es un placer leerlo.

Saludos

3/2/09 1:07 a. m.  
Blogger Amparo said...

como no se que decirte....te dejo un beso

3/2/09 6:52 a. m.  
Blogger marea@ said...

lo he leido 3 veces... a cual más me ha gustado... vivamos pues... de eso se trata....

Un abrazo amigo. marea@

3/2/09 9:17 a. m.  
Blogger koffee said...

Vine ayer, no dije nada. Vuelvo hoy... a aprender a vivir un día más. Ella? tiene una cara de asco que no se pué aguantar: que le vayan dando!.
Y, como no, vengo a mandarte un beso.

3/2/09 9:55 a. m.  
Blogger mangeles said...

Ya te digo amigo. Uno solo de nuestros días, incluso el peor, vale más que ella, al fin y al cabo, lo de ella es UNOS SEGUNDOS, después, el MÁS ALLÁ, la REENCARNACIÓN, ó la NADA, son los vencedores.

A qué tanta arrogancia, la muerte apenas existe uno o dos segundos.

Besos

3/2/09 3:39 p. m.  
Anonymous thirthe said...

eso, y que nos deje contar a nosotros! no hay plazos, solo presente.

3/2/09 5:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es un triunfo cotidiano y, minusvalorado, el de la vida: cada mañana es un viaje sin retorno que aprovechar, un dia para reír aunque sea una vez, o para lo que sea; cualquier cosa menos tener que vérselas con ella cara a cara. Esa guerra siempre es mejor perderla por factor sorpresa.

Besos...y que nos pille bailando o durmiendo.

M.M.

3/2/09 7:52 p. m.  
Blogger Lunarroja said...

El triunfo ha sido encontrarte.
La victoria, leerte.

3/2/09 10:28 p. m.  
Blogger Antonio Castellón said...

Noble poema, amante y orgulloso de vida. El mañana no puedo robarnos el hoy, sea cual sea ese mañana. Menos aún la muerte, que ni siquiera es un mañana.
De verdad pienso que no es la muerte la enemiga de la vida, pero yo es que estoy algo loco.

Un saludo, Ybris.

3/2/09 10:55 p. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

Apuesto yo también por esa victoria. Y de hecho es una victoria que se alarga durante muchos momentos de nuestra vida. En equilibrio o en contraposición, la muerte sólo goza de su victoria un único momento que al final también se olvida.

5/2/09 5:39 p. m.  
Anonymous Arya said...

... ando hundida en pensamientos que no piensan...

Igual.. hasta la victoria siempre.

Precioso...

6/2/09 2:19 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Siempre batallas con la muerte, siempre estas presentándole tu rostro, incluso cuando acecha impunemente....y aún sabiendas de su triunfo, posees fuerza suficiente. Leo tu Coraje en cada letra.

Olimpia.

25/4/09 9:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home