15.4.09

De superficies y fondos

Un francés y un español (o un martiniqués y un argentino) discutían sobre su idioma. El hispanoparlante argumentaba al francoparlante: “Que llaméis al pan, pain o al vino, vin pase, pero que llaméis fromage al queso cuando todo el mundo ve que huele, sabe y tiene forma de queso es ya pasarse”.

El chiste siempre fue un modo muy bueno de acercarse a la realidad. Quizás porque nos enfrenta a la sorpresa de lo inesperado cuando lo que se esperaría es algo muy distinto. En este caso patente, cuando dos discuten sobre la bondad de su punto de vista quedándose sólo en la superficie de lo que se dice sin entrar en su fondo, o sea, dando ya por supuesto que su punto de vista –su idioma- es de antemano mejor y que el del contrincante es una concesión, se ve con toda claridad que lo que parece un diálogo es en realidad un monólogo y que cualquier discusión sobre tales premisas es una pérdida de tiempo.

La democracia (sin discutir su enorme ventaja sobre los totalitarismos), especialmente la bipartidista, corre siempre ese peligro de que gobierno y oposición se pasen el rato con el monólogo aburrido e inútil de dar por supuesto que su sistema es mejor y juzgar desde ahí las medidas del oponente como inferiores o malas.

Tan es así que, cada vez que ocurre alguna noticia, es posible entretenerse en adivinar los comentarios del gobierno y de la oposición y comprobar la previsible colocación de los peros y de los aunques, la secuencia de aseveraciones y negaciones, el empleo del “y vosotros, más” o del “se veía venir” o del “ya lo habíamos dicho”. En realidad no se  equivocaría nadie mucho, lo mismo que no suelen equivocarse los que saben de antemano los resultados de todas las sesiones de las cámaras parlamentarias.

A veces me gusta fantasear con la idea de eliminar las cámaras y a los parlamentarios y dejar sólo un representante de cada partido a quien que se le atribuiría un peso de opinión proporcional al número de votos obtenidos (y no de escaños, para ser más justos). Así –al menos mientras no se votara a personas en vez de a partidos y hubiera libertad de voto- nos ahorraríamos el gasto de dinero y tiempo que supondrían tantas discusiones monologadas y votaciones sólo sujetas al azar de errores o inasistencias.

Y todo ello por no ir al fondo de la eficacia de cada sistema en vez de a la superficie de publicidades y contrapublicidades con las que se quiere conseguir votos como quien gana clientes. Ya me gustaría que, para variar, se entrara en el fondo de la bondad absoluta o relativa de un enfoque socialista, comunista, liberal, anarquista, nacionalista, intervencionista, privatizador,  nacionalizador o de cualquier otra ideología real o imaginable en vez de aplastar al respetable con secuencias interminables de “dijiste”, “dije”,  “te fuiste”, “te quedaste”, “hiciste”, “recurriste” o "veremos".

Y es que, a fin de cuentas, parece que toda esta superficialidad se mantiene porque da sensación de libertad donde está ya todo decidido.

Y siempre en beneficio de los mismos.

26 Comments:

Blogger Athena said...

La política actual no es el gobierno del pueblo, sólo su contención mientras unos cuantos saquean.

Saquear en sus dos acepciones: robar y dar por saco.

Besos

15/4/09 7:30 a. m.  
Blogger mangeles said...

Pues puede que tengas razón. O tal vez sea que los políticos se han convertido en burócratas, y no tienen una clara idiología. El poder del dinero es hoy mayor que nunca.

Sin embargo todo está en el aire, en la cuerda floja. Los ricos antes se sentían privilegiados, eran exclusivos, únicos, pertenecían a una élite. Ahora, se mezclan. Las princesas no son de sangre real. Las hijas de los banqueros se casan con jugadores de golf o de fútbol. Los escritores llegan a ser diputados y los actores Presidentes de Estado....

Si a los pobres apenas les hace falta dinero, y a los ricos no les sirve para "sentirse privilegiados"...¿para que hace falta tanta dinero?...¿y dónde está el poder del dinero?...

Besos de miércoles...

15/4/09 7:50 a. m.  
Blogger Amparo said...

...y ante ese dialogo para besugos no falta quien a un lado u otro del bipartidismo dice..."pero que bien habla"

Que bien te sienta la primavera, Ybris.

Besos, muy soleados por este lado.

15/4/09 8:39 a. m.  
Blogger Antón Abad said...

Siempre sostuve que la mayoría de los diálogos, tienen toda la apariencia de ser dos monólogos con intervalos más o menos pacientes; en contadas ocasiones me ha sido dado presenciar el enriquecimiento mutuo de dos exposiciones sobre un mismo tema y la disposición de los dialogantes a escuchar a su contertulio, no con la intención de rebatirle, sino de analizar la remota posibilidad de encontrar algo que pudiera aumentar su conocimiento sobre la cuestión tratada. Estoy de acuerdo también con su propuesta para aligerar a las arcas públicas de tanto alto cargo y acólito supernumerario y superfluo, ya que bien podría recurrirse a la antigua costumbre de enfrentar sólo a los campeones de los bandos en contienda para evitar derramamiento inútil de sangre (en este caso de dietas, guardaespaldas y comilonas).
Es siempre un gusto para mí navegar por su clarividencia y formas querido amigo. Tenga un buen día.

15/4/09 9:10 a. m.  
Blogger impersonem said...

Así es ybris, una vez más coincido con todo lo que dices, sobre todo con el discurso y hacer político, estamos sometidos bajo la apariencia de derechos que son en la práctica ilusorios, desprotegidos ante la impunidad de quienes tienen que protegerlos, y, algunos, perplejos ante los diálogos (monólogos que tú bien dices) vacios de contenido real sobre el meollo de las cosas, casi siempre leídos aunque sean unas líneas, vistiéndolos del paripé que imponen los manuales al uso... más sólo un pero... ¿no crees que algo de culpa sí tenemos nosostros al quedarnos quietos ante tanto esperpento?... tal vez esta quietud les haga "pensar" que aprobamos su discurso y su gestión... y lo digo desde la militancia en la política, pues pienso que desde dentro, los más, si es que a la hora de la verdad lo somos, podríamos hacer más que desde fuera.

Abrazos.

15/4/09 10:20 a. m.  
Blogger iliamehoy said...

El fondo es oscuro y viscoso para tantos que sólo procuran mantenerse en la superficie. Rozar sin implicarse buscando un beneficio propio ,vacío y devastado por la insacible sed de poder .
Un maravilloso descubrimiento su rincón.

15/4/09 10:45 a. m.  
Blogger koffee said...

"Había una vez: un ciiiircooo...!" solo que aquél "alegraba siempre el corazón".
Disculpa lo simple del comentario: no me sienta bien la primavera.
Besos.

15/4/09 1:11 p. m.  
Blogger Fernando said...

hoy queda un día menos para la III República...que la veamos...abrazos.

15/4/09 2:02 p. m.  
Blogger marea@ said...

si es q la política es el mayor espectáculo del mundo... y los políticos ejercen como actores... pero sigo diciendo y diré siempre que la culpa es nuestra que les dejamos hacer....

un abrazo amigo. Marea@

15/4/09 3:11 p. m.  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

¡PLÍÑ!

15/4/09 3:43 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Ybris cuantas verdades y se dan acá o allá , parece que nos parecemos mas de lo que imaginamos , pensé que la mediocridad era solo de nuestros queridos políticos pero veo que se cuecen habas en todos lados , y es triste comprobarlo .
Te dejo un beso enorme y a disfrutar la Primavera que como dijeron te sienta muy bien!

15/4/09 3:51 p. m.  
Blogger Margot said...

Sí señor, da la sensación de libertad cuando ya está todo decidido... ese es el gran juego de los bipartidismos. De ésto que han dado en llamar ahora Democracia y todos tan contentos.

Siempre pensé que el menor de los males era igualmente un mal. Lástima que tengan que gastar tanto aliento para convencernos de lo contrario por no hablar del gasto público encaminado a lo mismo (el último me duele más).

Listas abiertas ya!

Un beso con lluvia pero sin polen!

15/4/09 5:12 p. m.  
Blogger Isabel Martín said...

pues así es mi vida últimamente, monólogos y más monólogos... menos mal que el de Buenafuente me alegra las noches.

Y sobre eso de que ya todos tienen clara su postura y por eso ni escuchan os cuento una anécdota (anecdotilla más bien).
Estaba yo en el último pleno hablando sobre nuestra propuesta de Casa de la Cultura, como quien habla a la pared. Justo delante de mi tenía al Concejal de dicha concejalía dando cabezazos negativos y tratándome de loca mientras explicaba la propuesta cuando de repente el señor alcalde ¡¡va y me da la razón!!!. Teníais que haber visto la cara de su concejal de Cultura.

p.d. que me dio la razón pero aún no he visto hechos.

15/4/09 6:34 p. m.  
Blogger Noray said...

Sea como fuere, siempre echamos balones fuera o vemos los toros desde la barrera. Sólo en nosotros está el poder cambiar las cosas, la cuestión es si estamos dispuesto a ello.

Un abrazo

15/4/09 6:52 p. m.  
Blogger Mamen said...

La misma sensación tengo. Igualica.
Un abrazo maño

15/4/09 7:58 p. m.  
Blogger Cecy said...

Que cierto y lo comparto tu reflexion.
Además veo que en todos lados es igual.
Ya no les creo nada desde hace mucho tiempo.

Y nunca me senti libre de ejercer mis derechos, eso hace un circulo vicioso de gente que no circula se queda instalada.

Besos querido Ybris.

15/4/09 9:13 p. m.  
Blogger gaia07 said...

Y otro de los sutiles cambios sociales que están consiguiendo con este proceder que señalas, es que el respetable acabe por no creer en el esfuerzo racional para solucionar los problemas prácticos de la vida, y que los análisis objetivos parezcan no estar al alcance de la comprensión humana, logrando con ello que los oscurantistas, los románticos y los místicos ganen terreno sirviendo en bandeja adictos a estos “ayatollahs caseros”.

Un beso, de fondo.

15/4/09 11:29 p. m.  
Blogger Toy folloso said...

Ahora mismo se están tirando los trastos a la cabeza por la más o menos chapucera confección del puzzle con los restos humanos del avión caído. (Cuando el teme a investigar es el porqué de la caída).
Cuando consigan un intercambio tipo "no hables más de esto y yo no destaparé aquello", entonces propondrán a los periodistas contarnos alguna nueva fábula.
Y todo continuará como siempre, a la habitual velocidad de sesenta minutos por hora....

16/4/09 8:48 a. m.  
Blogger raindrop said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

16/4/09 12:41 p. m.  
Blogger raindrop said...

Es todo un deleite leer tus textos: tan bien contadas las cosas fundamentales.

"Un diálogo no es la suma de dos monólogos". Es la idea que subyace en todo esto. En política (y en muchas tertulias también) se practica justo lo contrario.
No hay más que fijarse, por ejemplo, cuando en una tertulia alguien va a decir algo, pero es interrumpido a mitad de frase. Después de que quien "se coló" termina su intervención, el otro retoma la suya y empieza tal y como lo había hecho minutos antes. Me hace pensar que no ha estado escuchando lo que se decía, sino, más bien, sólo tenía en la cabeza lo que él quería decir (y que había que "soltar" a toda costa).
monólogos, monólogos y más monólogos... y así ¿cómo ponerse de acuerdo para nada?

un fuerte abrazo

(ahora sí, mejor redactado :P)

16/4/09 12:45 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Siempre que te leo pienso que tenés razón.

Y que si agrego algo mas, rompo el bendito equilibrio que creaste dentro de mi al leerte, pero esta vez voy a decir algo: discutir con un argentino, siendo de cualquier otra nacionalidad, debe ser una pesadilla insoportable.
Y si le agregamos la condición de político, venga del partido que venga, bueno, eso es el fin.

:) Besos :)

16/4/09 7:40 p. m.  
Blogger mangeles said...

jjejeje PATO jjejee..perdón Ybris...es que me ha recordado a un amigo mío argentino, que vive aquí en Madrid,y dice:

LOS ARGENTINOS SON COMO DIOS: ESTAN EN TODAS PARTES, PERO NADIE LOS PUEDE VER ...jejjee

(cosa que es absolutamente falsa...yo adoro a mi amigo Alberto, y a casi todos los argentinos que he conocido...)

Besitos PATRI e YBRIS

16/4/09 10:53 p. m.  
Blogger manuel_h said...

Tienes toda la razón, sobre todo cuando señalas la enorme ventaja de la democracia sobre los totalitarismos. Ni siquiera creo que se pueda hablar de ventaja: una es un sistema que puede tener mil pegas, dificultades, imperfecciones... los otros son simplemente una inmensa putada que te machaca de arriba a abajo.

16/4/09 10:55 p. m.  
Blogger Sangre said...

interesante silogismo....
un abrazo querido amigo

16/4/09 11:18 p. m.  
Blogger irene said...

La mayoría de las veces los políticos están más perdidos que el barco del arroz, incluso pienso, igual peco de ingenua, que algunos, en el fondo, tienen buena intención, sólo algunos, por supuesto.
Aunque tus palabras, como siempre, son muy sabias, en la superficie y en el fondo, siempre se benefician los mismos.
Un abrazo, Ybris.

18/4/09 7:34 a. m.  
Blogger Insanity said...

Pepe: “Es curioso. Enseñamos a todos las cosas que todos deben saber y luego, cuando las saben todos, lo que cuenta es lo que saben sólo algunos”
Ybris

Están muy buenos ambos posts :)
Felicidades, Ybris

30/4/09 4:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home