10.4.09

Viernes Santo


Sorprende esta conmemoración
de un vulgar y burdo asesinato
por cuanto un religioso tribunal
sentencia a alguien por decir yo soy
lo mismo que hace tiempo hiciera un dios
ante una zarza ardiendo
pero luego le acusan de rebelde
ante la competente autoridad
civil y militar bajo amenaza
de prevaricación y de deslealtad
con quien le colocara en su alto cargo.
Murió de muerte horrible, como tantos,
como, sin ir más lejos, dos ladrones
a quienes hubo que asfixiar bajo su propio peso
rompiéndoles las piernas
para que no mancharan el shabbāt
con su terca agonía escandalosa.
Murieron muchos por absurdas leyes
que, por lo que parece, mancillaban
la presunta pureza de dioses y profetas
(y más que de los dioses, de sus intermediarios).
Debiera ser lo justo ahora
denunciar estos hechos de leyes inhumanas,
de abusos de poder,
de absurdos privilegios de unos pocos
sobre la vida y muerte de los muchos,
de dioses implacables
que medran como moscas en la mierda
en muchas religiones y totalitarismos
en vez de celebrar la sangre injusta
como un baño de masas en más sangre.

39 Comments:

Blogger ybris said...

Mucho he dudado de publicar estas reflexiones mías, personales como todas la que suelo hacer a diario en el silencio del alba a modo de conversación con el “hombre que siempre va conmigo”.
Y lo he dudado por lealtad y afecto a quienes sé de buena tinta que no lo entienden como yo lo denuncio aquí.
Si al fin me he decidido a dejarlas ha sido porque no me siento a gusto si no denuncio a mi parcial manera la intransigencia de (hablo sólo de ciertas interpretaciones extremistas de algunas religiones monoteístas que propugnan un dios que parece complacerse más en la ley que en las personas y más en el sacrificio que en el gozo) religiones totalitarias.
Quizás sea nada más la herida antigua de los que padecimos el terror psicológico de ser obligados a humillarnos como pecadores para poder ser salvados, de ser abofeteados para quedar eternamente agradecidos a la misericordia de quien nos consuela tras hacerlo, de ver forzadamente cubiertos de luto y morado unos días de tétrica pesadilla.
Mis disculpas por adelantado si alguien se siente ofendido con palabras con las que, insisto, no quiero ofender sino expresarme.

10/4/09 6:41 a. m.  
Blogger ÓNIX said...

No creo que alguien se sienta ofendido Ybris, pues justamente este es un medio de expresión y tu lo dejas muy claro..

Comparto esa opinión que encierras en el tema central de post...

Por cierto espero que la pases bien en estos días y compartas con todos tus seres queridos...

10/4/09 6:53 a. m.  
Blogger Amparo said...

tus denuncias siempre son certeras. me uno a ellas y te invito a comer potaje como lo hacia mi madre, "almondigas" de bacalao y unas torrijas de postre, es lo que me gusta del viernes santo.

besosss

10/4/09 7:49 a. m.  
Blogger Athena said...

Los redobles de tambor deberían sonar en nuestra cabeza a diario.

Todos los inocentes son iguales.

10/4/09 9:09 a. m.  
Blogger soledad said...

Muy pocas veces expreso mi opinión en su blog, eso no quiere decir que no los lea, pero hoy sí me llama la atención y comento: Comparto totalmente su forma de ver un hecho que durante siglos, nos han marginado,a mi modo,según la educación que hallamos recibido.Y admiro su gran humildad, respetando las creencias que tenga cada uno.

10/4/09 9:21 a. m.  
Blogger mangeles said...

Hoy he aprendido algo nuevo de lo que yo misma pienso. Siempre he rechazado y creo haberlo puesto en mi blog, la absurda y manipuladora posición de la Iglesia Católica de que debemos sufrir para alcanzar la salvación (o peor aún la de la religión musulmana, que matando y muriendo, alcanzan el paraíso).

Tú lo has explicado como yo jamás sería capaz.

Totalmente de acuerdo.

A pesar de mis contradicciones (me encanta celebrar las cosas y las fiestas). EStoy totalmente de acuerdo y subcribo tus reflexiones.

Un beso amigo y profesor Ybris.

Feliz Viernes.

10/4/09 10:08 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No me parece bien tu decisión. Estoy convencida de que no quieres faltar al respeto a nadie y no falta el que quiere sino el que puede, de todos modos no me parece justo.

Besos

10/4/09 10:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mí no me ofendes, tampoco se trata de que creas eso.

Besos

10/4/09 10:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Disculpa que me entrometa, pero no me puedo quedar callada. Creo que hay mucha gente que lo que hace en semana santa es justo lo contrario, un homenaje a la injusticia y un brindis por la vida. No debemos olvidar lo que continen los libros sagrados (el que no los considere sagrados que los llame como quiera, libros de poesía, metáforas, lo que quiera). Desde mi punto de vista es un canto a la esperanza, alguien -en este caso Jesús- fué tratado injustamente, sufrió todo tipo de vejaciones, pero resucitó. Creo que es una enseñanza mucho más simple que todo eso, la vida te tratará de forma injusta en imnumerables ocasiones, tus propios hermanos pueden dañarte, aún así el hombre es capaz de crecer, de superar los malos momentos y de perdonar al ignorante. Me hago cargo de que hay mucha gente que no tiene intención de poner la otra mejilla, tampoco digo eso...pero una vez que la injusticia se cometió intenta superarla, resucita, no digo que te hagas íntimo del agresor, pero si consigues perdonar olvidarás. Será que soy muy ingenua, pero creo que el castigo es algo interior, confío en que el agresor tenga suficiente castigo el día que llegue su consciencia, que llamará a su conciencia.

Besos

10/4/09 11:22 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

Qué casualidad, también yo pienso que puedo ofender cuando hablo de estas cosas.
Hoy he publicado algo a cuenta de esto también. Creo que es importante decir lo que se piensa.

Chuff!!

¿Qué tal por por Navarra? Es una tierra exuberante, donde las haya.
UN abrazo

10/4/09 12:17 p. m.  
Blogger marisa said...

Estoy contigo, y me angustia esta manifestación de fanatismo, aunque respete "la fe de mis mayores" no es este el que anduvo en la mar. Cuando un país vive cuarenta años bajo la losa del nacionalcatolicismo la herida no cicatriza. La libertad de pensamiento es necesaria y poder expresarlo también. Yo no puedo con tanta sangre y tanta hipocresía pero es mi vivencia, claro.

10/4/09 12:28 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Ninguna ofensa Ybris, has sido mas que claro y honesto en tu reflexión, es mas pienso lo mismo.

Un abrazo fuerte.

10/4/09 3:06 p. m.  
Blogger Cecy said...

Pienso igual que tú.
No hay ofensa a mi entender, sino verdad.

Un abrazote amigo.

10/4/09 3:45 p. m.  
Blogger Bel said...

¿Alguien se pregunta si no se nos ofende a nosotros?
Si aquél existió, mi respeto y admiración, porque, como dice Marisa, para mí es el que anduvo en la mar y también el que expulsó a los mercaderes del templo.
Un abrazo, Ybris.

10/4/09 4:13 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Ybris tus reflexiones son las de muchos solo que tal vez por un falso pudor no las exponen , yo siento lo mismo y me ha gustado mucho que lo escribieras ...Esta semana se ha transformado en un comercio como tantos o una mini-vacaciones , para que tantas excusas !
Te dejo un beso grande amigo !!

10/4/09 5:01 p. m.  
Blogger UMA said...

Me remite tu texto a tantas injusticias diarias, Ybris, que van màs allà de la religiòn que profesemos o las creencias que tengamos...
Entonces tu texto llama al juicio propio y a la lucha contra la injusticia que enfrentamos dìa a dìa.
Habrìa que saber respetar a los demàs entonces no habrìa ofensa en los dichos, no habrìa disculpas sobre las palabras exhibidas, pero a veces estamos tan acostumbrados a la falta de respeto, que entiendo el envès de tu pàgina con tu extenso y esclarecedor comentario.

Gracias por ello.
Mi abrazo, Amigo Ybris.

10/4/09 7:25 p. m.  
Blogger DaliaNegra said...

Bueno, a mí no me ofendes, supongo que hay quien puede leerte y sentirse ofendido.Yo coincido contigo y creo que se hace apología del sufrimiento, esa lacra que hemos mamado desde pequeños, resumida en: sufre porque es la manera de ganar el cielo, y que muchos aprovechan para su propio beneficio.Yo tengo, de todos modos, serias dudas de que ese hecho que describes se haya producido, pero aunque así fuera esto no cambia el sentido de tu reflexión.Un beso***

10/4/09 9:15 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Quizá era necesario explicarse, (siempre lo justo:) pero aún así habrá quien no lo entienda, o no quiera entenderlo.
Si la injusticia o su reverso ha sido la razón de tu poema, bienvenidas las palabras con las que te hablas.

Mi beso de viernes sin santidad.

Olimpia.

10/4/09 9:57 p. m.  
Blogger Noray said...

Querido Ybris, la palabra nunca puede ofender. La tuya es sinónimo de respeto y de profunda reflexión y, por supuesto, de razón. Por cierto, ya que estamos en la semana santa, de más razón que un templo. ¿No es esa la expresión?

Un fuerte abrazo

11/4/09 1:42 a. m.  
Blogger Mirada said...

Ybris en cualquiera de los casos es importante decir lo que se piensa. Cuando se escribe o se habla desde el corazón, sin ego, y con un fin tan loable como el tuyo, no hay ofensa posible. Es de agradecer.
Nos hemos sentido reconocidos en cada línea, a lo largo de tus escritos, de tus poemas, sino es el mismo día en el que te leemos, es más adelante, porque con tus palabras conseguimos crecer, disponemos de otra perspectiva. Por eso gustamos de leerte, hay conciencia crítica, voluntad de construir, esperanza, amparo, arropo, amor, tus palabras proyectan vida siempre.
Gracias por cuidarnos, por ser así con cada uno de nosotros. Te quiero mucho, querido amigo. Guada.

11/4/09 2:54 a. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

A quién le pique, que se rasque.

Un abrazo.

11/4/09 8:38 a. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Cualquier idea que se quiera imponer como absoluta es injusta.
No es tu caso.
Las personas nos llevamos asesinado desde que andamos por este valle de lágrimas. Unas veces en nombre de dios y otras en nuestro propio nombre, y también los politeismos son exclusivistas.

Y cada quien que busque consuelo donde lo pueda encontrar.

Salud.

11/4/09 8:48 a. m.  
Blogger gaia07 said...

La alta edad media, emperadores sanguinarios, tiranos, guerras, pobreza como único fin, intrigas políticas que el pueblo sufre. El deseo de otro mundo huye de la política e invade las zonas teológicas. Estos instalan la realidad en el cielo, apoyados por “conversiones imperiales y golpes de estado”. ¿Qué se puede esperar pues de la evolución de un pensamiento basado en el horror y el desprecio a todo lo humano?

Sabias y claras palabras las tuyas contra la manipulación de la ignorancia.

Un beso.

11/4/09 10:14 a. m.  
Blogger Sirena Varada said...

La lente del tiempo, que todo lo distorsiona, no puede emborronar una certidumbre: pocos pueden dormir el sueño de los justos. ¿Quién dijo aquello de que sólo la sangre mueve la rueda de la historia? Que triste cuando los hombres dejan de ser hombres para ser lobos.

Qué lúcido ese hombre que conversa contigo al alba, Ybris. No hay nadie que pueda sentirse ofendido, ¿acaso ofende la luz suave?

11/4/09 6:41 p. m.  
Blogger koffee said...

Y más aún, que hay quien lo celebra flagelándose y sí, les respeto el gusto pero me aterra pensar que a estas alturas existan ese tipo de celebraciones. Creo que Amnistía debería pronunciarse y recoger firmas para que acabaran, fíjate!.
(Aún recuerdo los "sacrificios" que nos hacían "ofrecer" por nuestros "pecados" de la infancia...).
Feliz descanso!.

11/4/09 8:12 p. m.  
Blogger azpeitia said...

Detrás de cada fanatismo, existe una despiadada fe religiosa, que empuja hasta la muerte a sus fieles...hasta los nacionalistas tienen sus propios ritos y religiones...sus cultos a la personalidad.....malditos todos los que detrás de banderas, fes extrañas...humillan, roban y asesinan a sus semejantes...un abrazo de azpeitia

11/4/09 8:13 p. m.  
Anonymous laMima said...

No creo que debas pedir disculpas.
Tu ves la celebración de una muerte injusta: y si lo que nos cuentan es cierto eso es lo que hubo. ¿Por que no respetarte?...
A mi me parece que todo esto es algo más bien folclorico para la mayor parte de la gente. Si, de todo habrá pero el grueso mmmmmm.....

11/4/09 10:41 p. m.  
Blogger Loc@ said...

Cuando confesamos lo que íntimamente pensamos, respecto de algunos asuntos, algunos tememos herir gratuitamente a alguien y nos lanzamos a pedir disculpas anticipadas, porque ese no es el objetivo.
Estos días en mi infancia y juventud fueron de lo más siniestros, establecimientos cerrados a la espera de que pasara la procesión de turno, cines que ya no recuerdo si cerraban o exhibían películas tipo Moisés, televisión idem, mortales... ya lo digo. Besos repartidos. PAQUITA

12/4/09 12:12 a. m.  
Blogger Filoabpuerto said...

A mí tus palabras me parecen valientes y sinceras, Ybris, y por encima de todas las ideas, ideologías y creencias, debe estar la libertad de expresión.

Por otro lado, comparto estas reflexiones y me añado a la lista de "sorprendidos".

Merce

12/4/09 12:48 p. m.  
Blogger impersonem said...

ybris, comparto tu reflexión, e incluso yo iría mucho más allá...pues un análisis de los libros "sagrados" daría para muchas reflexiones y para, tal vez, si tenemos en cuenta el innúmero de interpolaciones que hay en ellos, más de un desengaño.

Yo invitaría a todos los que quieran que investiguen un poco sobre lo que pasó en el Concilio de Nicea (año 325 d.c) al dictado del emperador Constantino I el Grande... ese concilio es la clave de muchas cosas de las que se hacen ahora... No es cosa menor que el emperador Constantino profesara el culto a Mitra con lo que ello conlleva sobre las creencia y culto al Sol Invictus (tal vez una reflexión sobre la forma de la Hostia y la forma de las custodias que en días sellalados las albergan nos den una pista).

Lo que aquí digo también lo digo con absoluto respeto hacia todas y cada una de las creencias, respeto que de ningún modo puede conllevar el acatamiento indubitable de ellas.

Abrazos.

12/4/09 2:17 p. m.  
Blogger impersonem said...

quise decir "señalados"

12/4/09 2:19 p. m.  
Blogger libertad said...

Mi opinión no podías haberla expresado mejor. Estoy de acuerdo contigo, y te agradezco que con tu habitual respeto lo hayas expresado aquí.
Un abrazo, gracias

12/4/09 3:25 p. m.  
Blogger Jin said...

la crítica, si es respetuosa, siempre deberia ser bienvenida. y la tuya lo es. yo puedo ser mucho más bruta expresando opiniones, y luego me muerdo la lengua.

en todo caso, estoy profundamente de acuerdo contigo. y, para ir un poco más lejos, diría que cada vez entiendo menos el sentimiento de culpa, hacia Otro —y no me gustan las mayúsculas, pero por respeto...— o incluso hacia uno mismo: ¿cuándo dejaremos de juzgar y nos enfrentaremos con la realidad de lo que somos? la observación de uno mismo, sin parámetros ni comparaciones, es lo único que me vale...

12/4/09 5:18 p. m.  
Anonymous haideé said...

Ybris: ¿por qué dudaste? ¿Por qué pides disculpas? No estoy diciendo que no lo hagas, sino que te preguntes por qué... has dado una explicación pero se la has dado a aquellos a los que piensas vas a ofender. ¿Qué emoción alimentas con todo esto? Yo no necesito la respuesta, esta está en tu interior, y si la dejas, aparecerá.
Si Jesús dijo Yo soy, pero también dijo "Yo y el Padre somos uno" y por ello fue apedeadro, por blasfemar le respondieron cuando preguntó, contestando entonces, "No está escrito en vuestra Ley Yo os digo que sois dioses" ¿por qué decís que blasfemo cuando me proclamo Hijo de Dios? Pero los cristianos ególatras, y especialmente los bibliolatras fundamentalistas, exhortando a seguir el ejemplo de un fenómeno humano que gozaba de la extraordinaria ventaja de ser Hijo del Patrón, cuando de lo que hablaba era de la conciencia cósmica, Uno con Dios, o con el nombre que uno quiera ponerle. Confundir "Yo soy" con un monarca que todo lo sabe y puede, un tirano benévolo y autocrático entronizado por una corte de súbditos adoradores, están confundiendo completamente el sentido último de sus palabras que son la expresión de un entendimiento mayor. Regodearse en el sufrimiento es una forma más de crear confusión, y no entender que esta muerte habla de nuestra propia estupidez no del propio sufrimiento de Jesús, que lo tuvo, así como muchos otros y durante muchisimo más tiempo, algo que a día de hoy sigue ocurriendo, por ideas o cualquier otra cosa. Esto es lo que se nos escapa, que el derrochó amor y la Iglesia sólo le interesa el sufrimiento y la culpa que nosotros tenemos que sentir por ello, al igual que el pecado original. La interpretación que se hace de cualquier palabra viene dada por la sabiduría del que la escucha, si no hay sabiduría y si sólo egolatría aparecerá toda la confusión posterior, como así ocurre con todo fundamentalismo, dogmas, algo cerrado a cualquier interpretación posterior.
El perdón nace de la comprensión y de la compasión, pero esta sólo se alcanza cuando uno mismo se ha deshecho de todos los dogmas, sean estos cuales sean, así que, yo en mi compasión que está por encima de la empatía, pienso que es mejor dar amor, pero también hay que saber dar un palo cuando es necesario y aceptar a posteriori las consecuencias de ese acto, ni más ni menos que lo que hizo Jesús, para mi, insisto. Si generamos ídolos desvirtuamos sus enseñanzas y así lo ha hecho la Iglesia equivocadamente, y por conveniencia mayormente. Pero humanos somos, y por ello con la posibilidad de confundirnos y también de perdonarnos y no martirizarnos castigándonos como si fuéramos reos de alguien o de algo... en que gran mentira vive la mayoría de la sociedad y como me duele, mas lo superaré, y encontraré ese espacio de libertad en el que el sufrimiento se vuelve AMOR para poder darlo y expandirlo a mi alrededor sin imponérselo a nadie, sólo siendo :)
Bueno, ya ves yo también me he sincerado, jeje...
Esta vez si dejaré un enlace por si alguna persona quiere saber quien soy y por qué me expreso así y por ello decirme algo, sea esto lo que sea...responsabilizándome...
Un fuerte abrazo, en plenitud :)

12/4/09 5:29 p. m.  
Blogger manolotel said...

Yo creo que lo que hay que ser es buena persona y nada más. Todo lo demás, sobra.

Ser buena persona es intentar no ofender la sensibilidad (patriotica, religiosa, pugilística etc) de las personas que nos escuchan. Lo que pasa es que eso es un objetivo dificil de conseguir, por cuanto, hay personas que se sienten ofendidas solo con que opines de su barrio, equipo de fútbol, cantante favorito etc.

No digamos si lo que tratamos es de intentar defender un punto de vista político que discrepe con los postulados religiosos. Inmediatamente, los que hasta ese momento se definían como apolíticos, dirán que haces campaña contra "su" religión y te tacharán de nihilista.

Y son precisamente los mismos que un minuto antes, de forma más o menos sutil descalificaban a un gobierno, a una decisión administrativa, a una ley o un conjunto de ellas, a una educación no excluyente y en la que su religión no resulta privilegiada, etc.

Respeto: si.
Silencio: de ninguna manera.

En un lugar público (y la Red lo es) yo hablo de lo que me parezca, ya digo, tratando de no ofender, pero sin remilgos y por la misma razón acepto las críticas.

Por cierto. Las procesiones me parecen un espectáculo digno de vivir por lo impresionante y por la devoción, sea o no religiosa que consigue transmitir. Yo respeto a cualquiera que haga de su afición un rito imprescindible, sean los Carnavales, la Feria, el Rocío, el Camino de Santiago etc. Pero los respeto mucho más si a continuación emprenden una cruzada contra la injustica o contra el hambre o a favor de los emigrantes, o simplemente se preocupan por hacer que su pueblo, su barrio, disponga de los servicios que se necesitan. De que vale amar a un crucificado de madera si no hacemos nada por los crucificados de carne que tenemos a nuestro alrededor.

Buen poema, amigo. Un abrazo.





Gracias Ybris

12/4/09 11:00 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Di siempre y no te excuses.
Tenemos nuestro particular rezo.
Pasaremos ese viernes que otro vendrá.
Y siempre la denuncia, que no ha de faltar.

Besos.

13/4/09 12:58 a. m.  
Blogger irene said...

No creo que puedas ofender a nadie, tienes mucha delicadeza expresando sentimientos y puntos de vista.
Yo estoy contigo, y sobre todo, lo que más me... fastidia, son los fanatismos.
Un abrazo.

14/4/09 1:47 p. m.  
Blogger Shandy said...

Se trata de libertad de expresión. De la misma manera que quien quiera expresar y profesar su fe, debe hacerlo. El problema está en aquellos que piensan que están en posesión de la Verdad y los demás son los equivocados y por tanto hay que "perdonarlos" o llevarlos al redil. Líbranos, Señor, de estos últimos. Y lo pido yo que soy agnóstica o atea? Ya no sé.

18/4/09 1:15 a. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

Misericordia quiero, no sacrificio. Fue dicho y fue escrito.

Sin embargo, mucho de lo que hemos visto a lo largo de los años y de los siglos lo contradice.

5/7/09 10:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home