20.4.09

Lucha por la paz


No se nos dieron armas suficientes
para esta dura lucha en la que andamos inmersos.
Sobre todo la del valor más alto
de abandonarlas todas en caso de peligro
de engañarnos creyendo
que la razón está del lado del más fuerte
o de tener la guerra preparada
cuando queremos paz
o de caer en el inmenso error
-por lo irreparable-
de confundir defensa con ataque.

31 Comments:

Blogger Athena said...

Y además vale también para las pequeñas batallas cotidianas.

Besos

20/4/09 7:19 a. m.  
Blogger PAOLA said...

qué cierta esa confusión, defensa por ataque y cuántas veces atacamos defendiéndonos de nuestra propia sombra.
besos
y extrañazos.....hace tiempo estábamos desencontrados. te espero siempre

20/4/09 7:23 a. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

¿Y no será, que estamos condenados a la confusión perpetua? Demasiados errores cometidos demasiadas veces, hace difícil imaginar que seamos capaces de lograr que todo suceda de una forma diferente y racional.

Ahora que he tenido un ratito, he leído los poemas anteriores y no puedo por menos que felicitarte por bordar unos versos llenos de sabiduría y buen hacer.

Beso muy grande, Ybris.

20/4/09 8:40 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Ybris:

Por un momento, o por dos, percibo tu poema como un eslogan necesario. Un largo eslogan donde el valor más alto aún está por ejecutarse.

Necesario tu poema.

Besos antibelicistas.

20/4/09 10:25 a. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

Vaya tela! y qué bien lo cuentas.

Besos de paz.

20/4/09 11:55 a. m.  
Blogger UMA said...

Estuve cavilando anoche por esos temas, Ybris..
Un abrazo.

20/4/09 12:17 p. m.  
Blogger Beauséant said...

la razón no suele estar del lado del fuerte, cierto, pero si la historia y, si esperas un buen rato, la historia se convierte en razón por la simple fuerza de la costumbre...

20/4/09 12:41 p. m.  
Blogger Cecy said...

Que buena reflexion.
Estamos tan indefensos siempre de cualquier ataque y cuando queremos defender a veces se confunden las armas.

Besos mi querido Ybris.

20/4/09 2:35 p. m.  
Blogger -Pato- said...

"abandonarlas todas en caso de peligro"

Qué claridad mental tenés siempre a la hora de escribir, qué bueno!

Vivo en un país donde la inseguridad ciudadana es algo que se está instalando entre todos, como si no quedara otra salida mas que armarse y vivir como en el lejano oeste y cada cual imponiendo su ley.

No estoy de acuerdo con eso. Las armas no detienen la violencia, por el contrario la hacen mayor.

Hace poco un vecino mío murió fusilado por un ladrón, porque tardó en gatillar, si no hubiera estado armado, posiblemente hoy seguía con vida.
Sin su auto, pero con vida.

Esto que cuento es en un orden menor, pero en el orden mundial sucede lo mismo.

Estamos en peligro, hay demasiadas armas como para que haya paz.

Un abrazo.

20/4/09 2:54 p. m.  
Blogger Sasian said...

Nunca pude estar más de acuerdo contigo. Durante estos últimos meses me he sentido así...y al final, opté por abandonar la lucha. vi el peligro, y sobre todo la soledad.
un abrazo

20/4/09 4:09 p. m.  
Blogger impersonem said...

Cierto ybris, "no se nos dieron armas suficientes" a quienes, rebelados con la conciencia sobre el puño, pretenden (pretendemos sin que quepa la arrogancia) convencer con la palabra a los armados de la inutilidad de las armas...

No sé quién dijo que "el primero que levanta el puño es al que primero se le han acabado las ideas", con tanto puño alzado para conquistar parcelas... ¿en qué situación quedan las ideas?... tal vez inermes e indefensas ante el ataque del "arma que no piensa"...e impone que la razón esté de parte de quienes las emplean.

Las guerras "preventivas", a las que intuyo que te refieres al decir "de confundir defensa con ataque"... sin duda alguna que son un error irreparable... aunque a mí se me ocurre otro nombre que pudiera ser susceptible de tratamiento en el Tribunal Internacional de la Haya. Pero...

Abrazos.

20/4/09 5:00 p. m.  
Blogger Filoabpuerto said...

Cierto, Ybris,

Nos defendemos continuamente, atacamos, nos "enrocamos" y estamos hechos unos estrategas de propiciar el conflicto más que de resolverlo y evitarlo.

Merce

20/4/09 7:09 p. m.  
Blogger Amparo said...

sera por que he abandonado la lucha que me siento en paz?

besicos Ybris, se acabaron las vacaciones, volver al trabajo tambien es una lucha perdida.

20/4/09 9:01 p. m.  
Blogger DKaW_ said...

es bello el soñar por la paz, aunque me temo que ese salvajismo arraigado que es la guerra aún perdurara por mucho entre nosotros, y no solo las guerras entre naciones o etnias, sino muchas otras (violencia callejera, domestica, terrorismo, etc.) pero no se puede bajar los brazos ni apuntarse al ojo por ojo diente por diente.
Saludos

20/4/09 9:10 p. m.  
Blogger mangeles said...

PUES LUCHEMOS POR LA PAZ, pero con POEMAS Y PALABRAS, nunca con armas.Una vida perdida, es una vida irrecuperable...y nada puede hablarse o acordarse desde la muerte. El derecho a la vida es el derecho más importante del ser humano. Sin él...no existe ningún otro derecho...

Besos y paz

20/4/09 10:59 p. m.  
Blogger Svor said...

en la defensa y el ataque la cosa puede llegar a confundirse, porque ambos lados luchan con las mismas armas que le han enseñado a manejar.

20/4/09 11:32 p. m.  
Blogger cordelia said...

ah, la defensa y el ataque!
¿cuántas veces se utilizará eso como pretexto?
me temo que demasiadas...

21/4/09 12:05 a. m.  
Blogger koffee said...

Ni se nos dieron armas suficientes, ni jamás aprendimos a empuñarlas... si no sabemos quien es nuestro enemigo!.

21/4/09 12:09 a. m.  
Blogger gaia07 said...

Con la maldad hay que aprender a convivir. Es innata en nosotros.
“No se nos dieron armas” tampoco para hacer daño, las inventamos, las construimos y las usamos.
Ha tenido más valor a lo largo de nuestra existencia lo material en el momento que el beneficio a largo plazo e indirecto.
Y hemos conseguido no saber en que lugar estamos, atacando o defendiendo, no nos hemos dado más opción.
Una buena reflexión Ybris.
Un beso.

21/4/09 12:33 a. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

me sumo voluntaria a esa paz y abandono, no me importa que me llamen cobarde, las armas todas de cualquier cotidiana batalla.
muy bello.
un abrazo.

21/4/09 6:38 a. m.  
Anonymous Isabel said...

Tú lo has descrito muy bien. No nos dieron armas suficientes para luchar por mantener la paz que nos hemos ganado después de siglos de instinto. Y aún persiste, a veces más fuerte que la razón. Besos.

21/4/09 9:42 a. m.  
Blogger Jin said...

leyéndote, y pensando en 'el viejo profesor': si quieres la paz...

no se nos dieron armas suficientes...? ¿o es que nos las quitan ya desde pequeños?

21/4/09 10:34 a. m.  
Blogger Tempero said...

Buena aceptación tuvo siempre la hipótesis de Vegecio.

Abrazos.

21/4/09 3:55 p. m.  
Blogger Mirada said...

Ybris, meu estimado amigo,
hasta el momento siempre valoré que por encima de la razón, la emoción positiva y la sensibilidad eran unas buenas "herramientas" para conseguir la paz, pensaba que con esa creencia que trae el amor, con esa luz y fuerza y una buena planificación podríamos alcanzar esa paz, incluida la personal. He obviado en esta reflexión personal la manipulación de las emociones por parte de algunos "listillos" que así han conseguido desestabilizar muchos gobiernos (de estado, de familia, de asociaciones, de persona...)
Una de las razones de por qué me gusta leerte está muy relacionado con lo que aquí estoy escribiendo, las emociones que plasmas en tus poemas, las imagenes que consigues proyectar, alimentan, enriquecen, consiguen que además de disfrutar con tan rica variedad utilicemos el lado izquierdo y razonemos.
Por todo ello y más...que todos y todas sabemos, gracias corazonciño.
Un abrazo enorme.

21/4/09 4:34 p. m.  
Anonymous haideé said...

Si quieres la paz aboga por la paz no contra la guerra, ¿nunca te había dejado esta frase? En nuestra ignorancia ponemos todo el empeño en negativo hacia aquello que queremos evitar, el universo es un lo más parecido a un holograma, o a un occeano, si algo hacemos hemos de hacerlo de modo que sea a favor, generar energía positiva, como la teoría del "efecto mariposa" puedes buscarlo por internet, así son nuestras acciones, todo aquello que hagamos será lo que afecte a las vibraciones, pues esto es lo que somos, y si, pudiera parecer que me estoy saliendo del tema y no es así, estoy dentro de el, ya que no hay modo de estar fuera de nada... pienso que entendiendo esto, nos haría recapacitar en cada una de nuestras palabras y acciones y por supuesto pensamientos.... , bueno esto es bastante más difícil, lo sé....
Gracias, te lo agradezco, digo, el que disfrutes con aquello que siento, pues lo que hago es lo que siento.
Un abrazo y una sonrisa :)

21/4/09 8:53 p. m.  
Blogger esperanza said...

Paradojas...luchar por la paz, cuando ésta llega al no estar en lucha. Y también para nosotros; no llega la paz interior luchando contra uno mismo.
Parece fácil?????
Saludos en son de paz.

21/4/09 9:33 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Ybris luchar por la paz por la justicia por los derechos de los mas desposeídos por...Cuantas materias pendientes amigo :)
Te mando un beso grande!!

22/4/09 2:11 a. m.  
Anonymous laMima said...

Confundir defesa con ataque. Si, siempre la misma piedra.
Besos.

22/4/09 10:49 a. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

En todo caso, la razón siempre estará del lado de la paz.
Aunque algunas luchas tengan sus razones. Que las hay.

Un abrazo.

22/4/09 9:01 p. m.  
Anonymous la-nata-contra-el-vidrio said...

Has dado con un gran tema Ybris, este de que aparentemente no se distinga entre ataque y ofensa; las + de las veces las nacionnes y los individuos atacan simulando haber sido ofendidos. Esto entenebrece nuestra convivencia, pisotea todo atisbo altruista y hace que uno sospeche que el infierno no es el descripto tantas veces sino que está entre nosotros, pertenece a la diaria.
Un abrazo de xavier.

27/4/09 8:35 p. m.  
Blogger Antón Abad said...

Leí esta entrada a una amiga muy querida esta mañana; lo hice como quien da los buenos días sentidos, y no por norma. Ahora sé que ella ya la había leído, porque me lo dijo, pero estoy seguro que después de mi saludo, puede ser realmente un buen día, en que nos sintamos menos huérfanos.
Buenos días también para Ud.

28/4/09 12:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home