18.5.09

Antes de decir


Coloco la palabra en su silencio
cuando es posible aún la incierta meta
en que habrá de quedar adjudicada.
De ella me fío más que de mis labios
para ver su papel en la quietud
antes de que unos brazos la recojan
o de que una blancura se entinte con su sombra.
Pero es difícil ver la mera idea,
la firma en niebla aún no conformada
y acabo en unas manos preparadas
con el hueco que habrá de recibirlas
y la forma que habrá de moldearlas.
Y del tacto a la vista hay sólo un paso,
o acaso un salto en el vacío,
y todo queda al fin en su lugar:
lo dicho ya entregado en un regazo
y una mirada ahora con más brillo.
Debe de ser que nada de lo dicho
se hace pleno sin nadie a quien decirlo.

29 Comments:

Blogger Athena said...

Como el estruendo del árbol que cae en mitad del bosque sin nadie escuchándolo.

Besos.

18/5/09 7:26 a. m.  
Blogger Amparo said...

Siempre hay alguien que escucha y a quien decirle.

Besos

18/5/09 7:31 a. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

Tus letras nunca caen en el vacío.
Un abrazo, hoy, triste.

18/5/09 9:00 a. m.  
Blogger Antón Abad said...

Imagínese una gota de lluvia cayendo eternamente; ¿qué sentido habría de tener?, si hay campos resecos y lenguas resecas
Las palabras no son nada, sin alguien que les dé sentido, las ordene cual rompecabezas que deleita...¡como en su caso!, por ejemplo.
Hoy habrán de cosechar su talento ojos ávidos; los dispondrán de modo que perfumen el día, que alegren la vista y la alacena vital, hasta que vuelva Ud. a florecer, y darnos el alimento que tantos nos niegan los que se empeñan en que todo puede ser un poquito peor cada día. Decididamente oportuna esta entrada, acabo de empatar con la vida en el último minuto, cuando íbamos perdiendo y expulsaron de mi equipo a uno de los buenos, ese yorugua que aunque viejo, alegraba a la grada con sus fintas y su don de gentes.

18/5/09 9:07 a. m.  
Blogger Gárgola said...

Mis palabras andan en silencio sin decidir adonde ir. No encuentro escusa ni anhelo inspiración. Lagrimas de lunes mojan el teclado que sólo releja letras, sin sentido.
Vocablos inexistentes o escurridizos. El Poeta ha marchado por veredas inescrutables.

Gracias Ybris por tornar a mis manos el plectro insumiso de la tristura y de la despedida.

18/5/09 10:16 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

¿A quién escribo, qué alojo encuentra este chispazo arrancado a la piedra de la
lengua?
¿Qué oídos invisibles prometen alojo a lo dicho y lo no dicho?Paul CelanEn mí haces pleno. Siempre.

Besos

18/5/09 10:43 a. m.  
Blogger Luzamarga said...

Ignoro el porqué de quedarse todo tan apretadito cuando utilizo la cursiva.
Ojalá supiera qué hago mal.
Lo siento.

Más besos.

18/5/09 10:47 a. m.  
Blogger Jin said...

muy bello, Ybris. y tus dos últimos versos son de puro oro

un beso, grande

18/5/09 11:18 a. m.  
Blogger impersonem said...

Es la necesidad de los seres de comunicarse...y a mí me interesa mucho lo que dices en tus letras, siempre inteligentes y llenas de contenido.

Abrazos.

18/5/09 11:35 a. m.  
Blogger Beauséant said...

todas las palabras que decimos y las hojas que escribimos nacen para alguien, es verdad.. Es terrible la soledad de una palabra sin nadie que la mire...

18/5/09 1:37 p. m.  
Blogger Humo said...

para mí es imposible que haya nadie a quien decírselo, pero que la palabra sea lo primero, que lo que sale primero es nuestro fruto, nos devolverá al fin a nosotros mismos, y yo estoy decidida a encontrarme.

18/5/09 5:13 p. m.  
Blogger koffee said...

Nunca tus palabras caerán en saco roto.
Un beso.

18/5/09 6:05 p. m.  
Blogger Mirada said...

Si, así lo siento yo también.
Hace nada lo comentaba con un amigo, las palabras nacen, crecen, se reproducen y se convierten en
libres cuando se entienden y nacen de nuevo en quién las cuida.
Una se siente bien cuando por fin quieren ser libres y entenderse en
otros y nacer de nuevo.

Muchas gracias por compartir así, Ybris. Te quiero mucho, corazonciño.

18/5/09 6:17 p. m.  
Blogger ZenyZero said...

Qué hay de cierto en todo si todo se acaba.
No debe ser mi día, pero aún es mi día, al menos. Y con ese don que me otorgó Dios, o los átomos de mis progenitores, y con los derechos adjudicados por ser persona, o humano, o animal de derecho, se lo regalo a don Mario.

Mi día con sus rimas y lágrimas, con su risa y su poesía; mi vida entregada a su pasado de palabras.

Queda. Soy ese futuro, el futuro que otros me regalaron con su pasado.

Un abrazo
Z.-

18/5/09 7:03 p. m.  
Blogger marisa said...

"Hoy estoy sin saber yo no sé como, hoy estoy para penas solamente..."
Me gustan tus poemas que llegan hasta el fondo, en tuétano metidos.Un beso

18/5/09 9:11 p. m.  
Anonymous haideé said...

Cuando uno descubre que en la honestidad, esa sensación de absoluta tranquilidad de conciencia, aparece la capacidad de comunicarse sin palabras, tan sólo hablan las emociones, y son estas las únicas comunicadoras... ¿curioso verdad? Seguro que lo has experimentado alguna vez, pero has creído que era fruto de la casualidad... bien, pues no hay tal casualidad...
Hablando de palabras y después de decir :) (no me lo tomes a mal, que sabes que te leo con atención) te informo que comienzo un ciclo sobre los chakras, información de como nuestro organismo evoluciona hacia la enfermedad. De todos modos el libro está en el mercado si quisieras, este y otros muchos que hablan de como las emociones se quedan grabadas en nuestro organismo... pero no añado más, ahí está, yo lo comparto, de tu mano queda acogerlo.
De nuevo un abrazo y esta vez con mucha energía fortalecedora :)

18/5/09 10:38 p. m.  
Blogger Tempero said...

Debe ser que, al menos, un interlocutor se hace imprescindible.
Decir para sí, silenciar un hecho en palabras: adjudicar una escucha, generosidad, sin duda.

18/5/09 10:54 p. m.  
Blogger gaia07 said...

Milagro que ocurre al margen de la idea este que cuentas cuando el que dice, piensa.

Un beso.

18/5/09 11:14 p. m.  
Blogger mangeles said...

¡Qué bonito¡...Yo creo que si supiera escribir, me compraría unas cuantas cuartillas de esas fantásticas, de papel muy elaborado, en las que la textura es especial...para los días en que las letras no quieren emborronar el papel, al menos "tocar y acariciar su textura"...

Un beso gran poeta

19/5/09 7:46 a. m.  
Blogger Laura said...

Y al final el propio silencio no cobra sentido si no es en el hueco del otro, y nada es sin otro que lo confirme...
Un besazo enorme, Ybris.
Gracias por acordarte de mí ayer.

19/5/09 10:34 a. m.  
Blogger Enrique Sabaté said...

Claro que nada puede completarse si no es compartido.

Un abrazo.

19/5/09 2:59 p. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

Porque lo que se dice tiene que ver siempre con una compañía, con una complicidad, incluso con un silencio pero un silencio humano tal vez.
Aunque esa compañía sea la del propio poeta, que también sucede a veces de esa manera.

19/5/09 7:11 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

"Debe de ser que nada de lo dicho
se hace pleno sin nadie a quien decirlo..."que hermosa frase Ybris .
Todos tus escritos son tan hermosos, te mando un beso !!

19/5/09 9:29 p. m.  
Blogger virgi said...

¡Precioso, Ybris! Te había visitado otras veces pero sin comentarios. Este texto es de una delicadeza muy honda, como un bisturí que llega al sitio justo, de la manera más precisa.
Un saludo encantado.

19/5/09 9:56 p. m.  
Blogger Filoabpuerto said...

Ybris hoy te expresas "artesanalmente", he podido ver como esas palabras que recogen el hueco de unas manos, son modeladas y toman forma en ellas, adquiriendo cuerpo, vida compartida entre quien la pronuncia y quien la recibe

Compartiendo Abrazos

Merce

19/5/09 10:07 p. m.  
Blogger Laluz said...

Yo a veces contemplo demasiado la palabra antes de lanzarla al aire.

Y en ese intervalo, el miedo se ´
hace con las riendas y cae el silencio, posándose así en algún rincón que su destinatario nunca descubrirá.

Y la verdad, es una auténtica lástima.

Gracias por regalarnos las tuyas.

19/5/09 11:14 p. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Bonita necesidad del otro. Debe ser...
Un abrazo

19/5/09 11:57 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Me inquieta esa sensación de orfebre que hay tras ese colocador de palabras fuera de toda certeza.
Me inquieta, para bien, pues cierto es que la palabra poética necesita tanto de su silencio como de su voluntad de fijación.

Besos.

20/5/09 7:35 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Siempre dije que cada palabra que escribias antes la acariciaba tu sentido...quizá son los ojos quien la rocen, pero antes en todo tu silencio fue concebida para decírnoslo.

Hay quien me absurdo, baldío o malintencionado y sucio todo ese fin, todo ese ejercicio de sacrificio (por que lo es), para mi es un regalo.

Mi beso agradecido.

Olimpia.

1/6/09 4:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home