27.4.09

La tristeza del museo


Pájaros o mosquitos las palabras
cuando dejo mis párpados cerrados
y me deslizo al borde tembloroso
en que vigilia y sueño se confunden.
Su cuerpo inconfundible, denso y claro
golpea los cristales de lo incierto
en que apoya mi frente la espera de su asombro.
A veces una sola se destaca,
otras me asaltan en tropel confuso.
No sé si yo las llamo o si me llaman,
lo que sí sé es que cuando intento
dejarlas como base de algún verso
me siento un entomólogo cruel
pinchando su belleza sobre un corcho
en vano intento de guardar su cuerpo
sin conservar su vuelo,
o retener el mío
sin dibujar mi asombro.

22 Comments:

Blogger Cecy said...

Entre la vigilia y el sueño, pueden ocurrir algunas cosas que quieren tomar vuelo y seguro lo toma, pero se escapa en el margen de uno y otro.

Sospecho.

Besos querido Ybris.

27/4/09 5:17 a. m.  
Blogger gaia07 said...

A diferencia de ellos, ellas no tienen vida propia, densas y claras seguirían inciertas de no ser porque acuden a ti, que provocas su vuelo en bellos versos, y quedan atentas, asombradas ante tu emoción y la nuestra. Y sonriendo traviesas al ver nuestras caras, haciendo desparecer la tristeza cuando acudimos a ellas.
Un beso.

27/4/09 10:59 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Ybris:

te veo más como lo que realmente es un entomólogo, un observador con continuos trasvases de palabras, es más, me arriesgo, déjame que te funda por unos instantes con Kafka y aceptes mi metáfora, escarabajo pelotero, la perfección, la rodadura, la palabra que amasas y que nos das. Eso sí, amplío el material del que puedas hacer la pelota.

Ybris, al acecho o al asalto de mata. Es más, también así, como entomólogo cruel.

Besos de avispa.

27/4/09 1:34 p. m.  
Blogger mangeles said...

He visto mariposas clavadas en alfileres sobre corchos de colores...y palabras volando...raro poema el tuyo, y más rara la visión que me ha venido a la mente al leerte. ¿Y el museo? ...ufff

Besos amigo.

27/4/09 2:56 p. m.  
Blogger Fermín Gámez said...

"guardar su cuerpo sin conservar su vuelo"Esta percepción de lo poético es estremecedora.
Aunque yo creo que logras conservar mucho de ese "vuelo" que precisamente temes no conservar.
Y creo, también, que eres más que un entomólogo.

27/4/09 5:57 p. m.  
Blogger IndeLeble said...

Creo que todas tus palabras tienen vuelo aún en la vigilia o en el sueño, sos un maestro Ybris , me encanta leerte!!

27/4/09 6:13 p. m.  
Blogger Noray said...

Querido Maestro, es un poema sublime.

Un abrazo

27/4/09 6:17 p. m.  
Blogger Jorge Arce said...

Acabo de llegar y estoy seguro que me quedaré. Tengo mucho por leer. Me gustó!

27/4/09 7:43 p. m.  
Blogger marea@ said...

Reconozco mi torpeza al tener q leer varias veces tus encadenadas palabras...

en el estado de vigilia, aún no se duerme... aún somos conscientes...

un abrazo amigo. Marea@

27/4/09 8:01 p. m.  
Blogger Ego said...

"Cuando dos quarks con el mismo spin o giro se separan, si se cambia el spin de uno, el otro cambia también instantáneamente sin importar la ‘distancia espeluznante’".

(Parece ser que esta es la teoría que explica el amor)

27/4/09 8:32 p. m.  
Blogger Insanity said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

27/4/09 8:48 p. m.  
Blogger Insanity said...

"La tristeza del museo...Su cuerpo inconfundible, denso y claro golpea los cristales de lo incierto en que apoya mi frente la espera de su asombro."

Un texto de rara belleza, Ybris.
Un abrazo.
In



-
Engarza en oro las alas del pájaro y nunca mas volará al cielo. Rabindranath Tagore

(No sé, a veces se me da por compartir frases así, Ybris; disculpa mis participaciones disparatadas)

27/4/09 9:00 p. m.  
Blogger Tempero said...

Quizás la clave esté en guardar su vuelo conservando su cuerpo, ¿no?

Todo un reto siempre la palabra.

Abrazos, Ybris.

27/4/09 11:48 p. m.  
Blogger cordelia said...

Se nos ocurren cosas magníficas en esos momentos, que o se escapan, o después no tienen tanto sentido.

27/4/09 11:58 p. m.  
Blogger impersonem said...

Había por ahí una anécdota (no recuerdo bien sobre qué era si sobre el surrealismo o sobre el aparente empirismo en la ciencia) sobre un Entomólogo que disecaba a los insectos para estudiar sus costumbres. Algo así era.

Pues bien ybris, nada que ver tu arte poética con tal anécdota, más bien es lo contrario, pues tus palabras en tus versos, en todo lo que escribes, tienen un vuelo amplio, exquisito, alto en los conceptos... en tus versos vuelan libres "mariposas de colores con múltiples matices" después de ser rescatadas por tu mente y por tus manos de la crisálida del diccionario.

Es un placer leerte... siempre que lo hago amprendo y me reconforto.

Abrazos.

28/4/09 11:00 a. m.  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

Es muy difícil fijar lo incorpóreo a una lámina de corcho; el asombro, en cambio, se queda sin necesidad de alfileres

28/4/09 12:28 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Las palabras que tu atrapas en tus poemas están lejos de ser insectos pinchados en un alfiler para ser examinados por los científicos o los curiosos. Porque no son las palabras lo que encierras en tus versos, sino los sentimientos y las emociones. Y los transmites maravillosamente bien. Un abrazo.

28/4/09 7:04 p. m.  
Blogger Athena said...

Se vienen a posar en tus dedos voluntariamente para adornarte.

Besos

P.S. Me he quedado sin habla al leerlo

28/4/09 8:05 p. m.  
Blogger koffee said...

Pinchar la belleza sobre el corcho...., como los coleccionistas de mariposas: me ha parecido atroz, querido escorpio.
Y bello.

28/4/09 8:22 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Crees entonces que cada palabra muere cual fosil al ser desprendida del pensamiento? quizá al darles formas vocal o gráfica pierdan parte de su esencia, quizá...pero ya dije una vez que acudian a ti para ser "compuestas"...hoy, sin dudas, me reitero.
Quizá pienses, que pierden su latido al escaparse de tu mano, que ya no poseen la vida que poseian en tu "adentro", quizá....supongo que por mucho que la escribas, nunca tendrán la belleza con que tu las has "cazado".
Triste? poiblemente....mucho, sobretodo cuando despues de que te han devorado, sólo nos dejan los restos.

OLimpia.

28/4/09 10:27 p. m.  
Anonymous haideé said...

Pensando, pensando, quizá no estés hablando de las palabras y si de tus dudas, alimentadas por las palabras, emociones puestas en alfileres para no dejarlas vivir... quizá sólo sea esto... si, un museo de lo desconocido para uno mismo... qué paradoja... uno escribe, pero en realidad ¿escribe o se escribe? Museo si...

29/4/09 5:31 p. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Revoltijo casi mezcla de admiración y tristeza la obra de los entomólogos, la soledad de los museos.
Un abrazo.

5/5/09 9:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home