28.8.09

Excesos


Para vivir, morir o transitar
basta sólo un pequeño recoveco.
El resto, acaso sea enorme exceso
para poder perdernos.
Extraño ese deseo de inmensas extensiones
cuando necesitamos nada más
el espacio exclusivo de vivir:
una mota de tiempo
en un trozo de suelo.
Quizás el resto sea
un ansia desmedida de horizontes.

31 Comments:

Blogger marisa said...

No tengo palabras...GRACIAS , por compartir tanta certera belleza.Un beso

28/8/09 12:31 p. m.  
Blogger Єѕтnoм said...

Vaya que sí...
Un besazo!

28/8/09 12:47 p. m.  
Blogger Juncal said...

El ansia desmedida de horizontes....
por donde dispersar los sentimientos
y acabar dando migajas
en lugar de concretar
crear,vivir lo intenso.

Un beso

28/8/09 3:25 p. m.  
Anonymous Isabel said...

Es a lo que nos han acostumbrado en esta sociedad... a necesitar demasiado, cuando la realidad es que con poquito se puede ser feliz, si uno se lo propone. Besos.

28/8/09 3:25 p. m.  
Blogger Fortunata said...

una ansia desmedida de horizontes...Ahí me reconozco.

Un abrazo

28/8/09 3:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me gusta la palabra quizás, porque es sinónimo de si y de no, algo incompleto para ser cualquiera de ellos, como esos horizontes que describes

Besos

28/8/09 4:47 p. m.  
Blogger mangeles said...

Yo necesito la inmensidad, las grandes extensiones, las grandes ciudades, los grandes bosques....horizontes amplios...

Y luego....la vida cotidiana, al rededor de un fuego pequeñito.

Besos, poeta.

28/8/09 5:05 p. m.  
Blogger Athena said...

Perderse de ven en cuando es un exceso necesario también.

Besos.

28/8/09 6:13 p. m.  
Blogger Tempero said...

Aparte de sentirme parte de esa cofradía del recoveco, que no confundir con el ansia de ver, que la tengo, pero dentro de los recovecos, esa palabra tuya -recoveco- me lleva al exceso de infancia que sí tengo y a una palabra: covanillo. Diminutivo de cuévano. Covanillo, donde se echaba la ropa sucia para luego lavar. Y todo sucedía dentro de esa pequeña extensión que no iba más allá de la casa.

Abrazos.

28/8/09 6:23 p. m.  
Blogger virgi said...

"una mota de tiempo
en un trozo de suelo"

Estimado Ybris, me cautiva tu hermosa lucidez.
Un abrazo

28/8/09 8:44 p. m.  
Anonymous Arya said...

.. y extraño mi pequeño recoveco,
que las extensiones no me sirvieron.

Que voy por mi trozo de suelo...

Buen fin de semana Caballero.

28/8/09 11:05 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

Ansiosos que somos, Ybris y además de ansiosos... tontos de capirote. Tú tienes razón, pues necesitamos muy poquito para ser felices.

El poema es bello y con mucha miga, felicidades.

29/8/09 12:07 a. m.  
Blogger Ego said...

El ansia desmedida de horizontes
me va a llevar a Litóchoro en Octubre.
Si Zeus me deja.

Ojalá tus excesos te pasen factura. Y sea a ganar.

Un abrazísimo

29/8/09 1:35 a. m.  
Blogger siempreconhistorias said...

Una mota de tiempo... Qué bello.
Gracias.
Un abrazo.

29/8/09 8:49 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

El deseo es el país más grande; la ambición, a patria más destructiva. Sólo somos pequeñas islas rodeadas.

UN abrazo
Chuff!!

29/8/09 10:50 a. m.  
Blogger Casilda said...

¿Una mots de tiempo en un trozo de suelo ?...hace tiempo que creo que solo necesito eso , pero el ansia, el asnia no soy capaz de quitarmela de encima ...
Un beso

29/8/09 12:14 p. m.  
Blogger -Pato- said...

¡¡Ayyy, siii!!

¿Qué puedo agregar a este pensamiento tan bien dicho?

Que si, que he vivido en un recoveco y allí he creado el mar, los cielos, todos los horizontes posibles, todos los tiempos que no viví.

Besos

29/8/09 2:30 p. m.  
Blogger Intro said...

"El espacio exclusivo"

ese espacio entre ellos, muy personal.

Solo se requiere un cantito de espacio, unos momentos, un tiempo, para el encuentro, ese encuentro de almas, que se hace eterno.

Un beso Ybris.

29/8/09 2:52 p. m.  
Blogger Isabel said...

Estoy ahora, en mi último día de vacaciones, en el jardín de una casa de pueblo. Un espacio donde no parece necesitarse nada más y que, sin duda, echaré de menos cuando vuelva a la vorágine del trabajo....
Ybris, pensé que te habias marchado cuando hace tiempo leí una entrada tuya. Veo que sigues por aquí regalándonos la belleza de tus sentires...Un beso
i.

29/8/09 5:14 p. m.  
Blogger Tinta de aterrizaje said...

Quizás, algun día, la costumbre sea la de vivir por defecto, tras nuestros excesos. Seguro.

29/8/09 6:36 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef said...

Si, un cubil y nada más.
Un abrazo!

29/8/09 9:59 p. m.  
Blogger iliamehoy said...

Esas motas que casi siempre nos parecen insuficientes, cuando en su inerior entrañan el misterio de sentir la vida en pequeño sorbos.
Puede que debamos desaprender a conquistar los espacios que por extensos casi siempre acaban resultando amargos.
Una sonrisa sin ansias.
P.D. tus textos, pequeños o extensos nunca caen en el exceso.

30/8/09 11:25 a. m.  
Blogger Fernando said...

lo es (un exceso).

abrazos

f.

30/8/09 5:16 p. m.  
Blogger UnaSirenaVarada said...

Sí, Ybris, nos bastaría con un pequeño recoveco. Acaso el deseo de horizontes, como dice la canción de Manolo García, sea:

Solo amar, soñar sobre corrientes.
Escapar del alma y sus escombros.
Soñar sobre corrientes alejadas.
Tan lejos del alma y sus escombros.
Soñar sobre corrientes, navegando.
Buscando aquella vida de agua mansa.


Besos

30/8/09 6:43 p. m.  
Blogger Sirena Varada said...

Ybris, la sirena de arriba y yo somos la misma.
La culpa es de la dirección de correo, que es una puñetera.

Besos

30/8/09 6:48 p. m.  
Blogger yraya said...

¡¡¡Sabias palabras!!!
Cuanta certeza hay en ellas.
Saludos

30/8/09 6:51 p. m.  
Blogger Loc@ said...

Ese ansia desmedida de horizontes... la tienen, la tenemos, los que queremos algo más, siempre algo más, aunque sea pequeño, efímero, económico, a disposición de cualquiera, de cualquiera que quiera tomarse la molestia de buscarlo.
Llegará un día, supongo que sí, en que ese ansia desaparecerá como por ensalmo, tan satisfechos nos encontraremos con estar, simplemente estar... aquí.
Besos. PAQUITA

31/8/09 2:32 p. m.  
Anonymous thirthe said...

un pequeño recoveco desde el que deleitarse en extensos horizontes...

1/9/09 10:36 a. m.  
Blogger irene said...

Así es, en la inmensidad nos podemos perder.
Preciosas y sabias tus palabras, como siempre.
Un abrazo, sólo uno, pero lleno de cariño.

4/9/09 12:54 p. m.  
Blogger ángel said...

Precioso poema, sin excesos visibles.


Saludos..

6/9/09 6:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ybris, he pensado dos veces y unos días que comentario dejar.
Es un bello poema...contenido y suficiente.
Hay a quien le gusta vivir perdido, por aquello de sentirse desorientado, por eso habita excesos en los que no existan puntos cardinales...yo me incluyo en esa vida que no quiere necesitar espacios....y reconozco que son desmedidos, que son excesos, que los deseo, sin necesitarlos para mi supervivencia pero quizá por eso mismo los reclamo.

Igual que tus besos..;))

Olimpia.

12/9/09 12:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home