15.12.06

Aquí un rincón amable donde lavar tristezas



Hay que reconocer que a veces los propensos a la poesía nos ponemos pesados como pidiendo constantemente a la tristeza los versos más tristes de la noche. Podríamos con ello dar la sensación de que no hay lugar poético a la risa distendida y al apacible refugio de las manos juntas sobre la intrascendencia.
Nada más falso.
Quizás sea éste el momento, si no de rectificar lo que de hecho fue así, sí de completar lo que un día ya escribí con el homenaje debido a la sonrisa como fuente de poesía.
Apelaré al recuerdo de un antiguo conocido de la época en que ambos frecuentábamos la Facultad y él se derretía en alabanzas de un profesor de indudable aliento poético pero de verso recio y machacón a lo Rubén Darío. En su búsqueda de inspiración literaria para su verbo barroco a veces me sorprendía con preguntas del tenor: “¿No podrías buscarme una palabra que no desdiga de ‘troika’ pero que le vaya bien al ritmo del trote de un caballo?”. O bien: “Sorpréndeme con una palabra ampulosa y pegadiza de no más de tres sílabas”.
Era notoria su capacidad de escribir artículos tremendamente sonoros pero absolutamente horros de contenido según él mismo confesaba: “No quiere decir nada, pero ¿a que suena bien?”.
Su extraña personalidad era una combinación de una voracidad sin límites –incomprensible para su extrema delgadez- que podría resumirse en una de sus frases gloriosas: “De una paella sólo temo la terrible equivocación de no acertar con el tenedor en la boca porque me taladraría el carrillo de parte a parte” y una habilidad ilimitada para sorprender con lo inesperado en medio de una conversación: “¡Qué asco! Acabo de imaginarme una caja de zapatos bullendo de cucarachas” o en medio de una visita a una catedral en la que unos trabajadores reparaban una cornisa altísima: “¿A que le sentaría fatal a uno de esos obreros si perdiera el equilibrio y se precipitara en el vacío con un gran grito que yo le dijera :’No grite por favor. Este es un lugar de oración?” o la interrupción de una discusión o un paseo con una frase inesperada: “Silencio, por favor, necesito un minuto para disfrutar del roce de los dedos con el forro de esta chaqueta”.

No estaba loco por más que lo pareciera y es probable que aún, con permiso de su hígado, ande por ahí rebuscando sorpresas entre copa y copa o entre comida y comida.
Confieso que a veces, en busca de inspiración para un poema, me pierdo en su recuerdo para tratar de encontrar una salida absurda e intrascendente a la rígida secuencia de conmociones anímicas que se me agolpan en su previsible cotidianeidad.
Así que hoy, en su memoria de estatua pertinaz señalando hacia el absurdo, el juego intranscendente de palabras sin tristeza ni desgarros, ni odios ni amores, pero con el juego de la duda de la duda como juego:

Alguien dijo:
Sólo el tonto
mira hacia el dedo
cuando señalas
una
flor.
Pero yo digo:
Sólo el tonto olvida
que el señalar es el
arte
de saber enseñar la flor.

20 Comments:

Anonymous Ybris said...

Lo siento, Zenyzero y mis queridos vascos todos, era de Irún...
y muy capaz de traspasar un muro si tras él existía la sospecha de un cochinillo asado (entero) o una ración de berberechos (de un kilo para arriba).

15/12/06 6:46 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Buenos días Ybris, aquí me tienes con lagrimilla camuflada entre legañas y sonrisilla. Lo tuyo es un coktel mañananero de los que quita el frío de golpe.
Muchos besos.

15/12/06 6:49 a. m.  
Blogger DaliaNegra said...

jaja, me ha encantado el retrato de tu amigo...sobre todo lo de la caída de la cornisa.Surrealista el hombre.
Gracias por arrancarme unas risas en esta mañana de fría lluvia:)
Besos,Ybris.***
Y en lo del dedo, tienes toda la razón;)

15/12/06 11:24 a. m.  
Anonymous Luisa said...

Francamente un buen elemento aquel amigo tuyo... Ja, ja, ja! Me he sonreído bien a gusto con las ocurrencias... Pero el señalamiento no me ha parecido sólo un juego, con ser ya éso mucho: hay allí una buena dosis de filosofía vital. Tú si que sabes enseñar, desde luego.
Besos, besos.

15/12/06 12:01 p. m.  
Blogger Isthar said...

Bajo la influencia de la tristeza no sólo se suelen escribir más versos, si no más letras en general. Pero desde luego no debería ser fuente de inspiración única. Es muchísimo más fácil escribir cuando la melancolía está de nuestro lado, el reto está precisamente en saber hacerlo cuando te inundan las sonrisas :)

15/12/06 12:31 p. m.  
Anonymous Zoe said...

Se me ha pegado ese dedo que señala al personaje.
Un minuto de silencio, por favor, para paladear agusto hoy no las palabras, si no las imagenes que desbordan la pantalla.

abrazos a tropel

15/12/06 2:27 p. m.  
Anonymous Fernando said...

Memoria, amigos, poesía, tiempo discurriendo por el río de la vida, recuerdos que se agolpan y nos hacen sonreír...es la vida amigo llena de tantas cosas!...por cierto mi reflexión sobre los poetas esta trayendo comentarios interesantes...fíjate que es lo que pretendía...un FUERTE abrazo de fin de semana.

15/12/06 4:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Puede que sean más ágiles los versos o la prosa en instantes de nostalgía, congoja...quizá por que aquellos donde la risa se desata pasan más desarpecibidos o son más efímeros...De lo que estoy segura es de afirmar en que la virtud se haya en el momento en que se distingue "la flor" de la imagén y querer compartir su visión...lo importante.

Asido a tus palabras mi beso.
Olimpia.

16/12/06 12:41 a. m.  
Blogger Sangre said...

...Interesante reflexión....quizás entre la bruma encontremos la respuesta...a veces la bruma esta mas clara que la nitidez a la que nos empeñamos en reducír todo...
Un abrazo amigo Ybris

16/12/06 1:27 a. m.  
Anonymous ipathia said...

Nunca afirmaré que la poesía amague un carácter tristón, la prueba eres tú, poeta redomado y con un finísimo humor. Me encantaría sentar en mi diván a tu amigo, para gozar del absurdo como me gustaba (y me gusta; pero siempre he necesitado de un partenaire para danzar en la locura).

Y hablando de narices... cómo siguen las tuyas??? Einn?.

16/12/06 11:52 a. m.  
Blogger Perséfone said...

Esta entrada me ha gustado mucho, el juego de palabras y las distintas emociones pueden mezclarse en una poesía. Y no sólo de amor (o desamor) vive el hombre, cada sensación merece una poesía.

Abrazos.-

16/12/06 3:19 p. m.  
Blogger thirthe said...

y yo que cuando alguien me habla y hace alusión a algo señalando con el dedo, miro como una tonta hacia allí, sí, a donde señala, que resulta ser a ninguna parte;-)

16/12/06 5:28 p. m.  
Blogger calanda said...

Genial post. Qué me vas a decir a mí, si soy melancólica y me abrazo a la tristeza demasiado amenudo para dejarme llevar, por la magia y por la poesía...soy así,pero la risa es muy muy importante, así que gracias por el ratito.

Un beso

17/12/06 12:23 a. m.  
Blogger Don Quijote y Sancho said...

Amable tristeza para lavar recuerdos de colores y tenderlos en la cuerda del pasado.
Tenía ganar de venir por aquí. y dejar un comentario. Pasaré más veces para seguir disfrutando y aprendiendo con tus letras.

Un abrazo.

17/12/06 2:25 a. m.  
Blogger Insanity said...

La poesía que te tiene.
Muerte
Amor
Y Vida

(El órden de los factores, en éste caso, altera el producto?)
Un gusto inmenso el de leerte nuevamente.
Salud, Ybris.

PD: Tu facilidad para escribir siempre me ha impresionado...
Felicidades.

17/12/06 10:46 a. m.  
Blogger Lunarroja said...

Me gusta leerte con la sonrisa puesta.
Me gusta leerte. Siempre.

17/12/06 11:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Wish you success with your site. If you need Travel Games information, check out my blog.

18/12/06 4:13 a. m.  
Blogger -Pato- said...

Aplausos, por vos, por el rescate que has ehco de tu amigo, por el humor absurdo que tanto me divierte, por gente así de linda.

Besos

18/12/06 2:14 p. m.  
Blogger libertad said...

Jajaja..muy bueno, Ybris. Muy bueno. Y muy cierto lo que cuentas. Siempre la tristeza y el bucle de la melancolía parecieron dar más rienda suelta a la imaginación y a la poesía que la alegría (bueno, recuerdo una excepción ahora mismo, la de uno, y la ciudad del Sol)
Un abrazo

19/12/06 6:12 p. m.  
Blogger manuel_h said...

mira que te prodigas poco en estas memorias que nos vas regalando con cualquier excusa, con lo que a algunos (por lo menos a alguno) nos gustan!

21/12/06 12:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home