24.11.06

Juntos

Descubres que quizás no son las cosas
las que señalan con su dedo al alma
el peso que sin duda has de guardar.
A veces es la prisa, a veces la quietud.
Pero otras veces son las manos enlazadas,
la honda sensación de coincidir
en el tiempo impreciso de la búsqueda
para tener un poco más que ver
en tardes quietas de evocar recuerdos
Pocos recuerdos quedan duraderos
sin manos amigas o miradas juntas
que hagan de la distancia otra conquista,
el sitio amable en que estuvimos juntos.

26 Comments:

Blogger Carz said...

A veces uno siente que sólo el pasado le queda por delante.
Otras veces el futuro late con la emoción de un ciego escuchando las olas batiendo en un acantilado.

La distancia pesa demasiado para ser tan leve.

Entonces,por sorpresa, una mirada nos reconcilia con el mundo.

Hermoso poema.

24/11/06 4:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

lindo poema, saludos desde chile

24/11/06 5:53 a. m.  
Blogger María Manuela said...

Precioso a los dos, ybris y carz; a veces hay respuestas que valen un post (fijaos, ya le pongo precio a los post).
Me has hecho pensar en esas distancias leves, pero distancias, que nos separan de las personas que tenemos cerca o lejos y en los recuerdos que compartes con ell@s, pero sólo los buenos, que tengo la facultad de no tener recuerdos malos, se me olvidan.

24/11/06 6:43 a. m.  
Anonymous Makkkafu said...

Hay veces que la distancia es un término subjetivo, dos personas pueden vivir juntas y en cambio estar tan distantes como la tierra lo está del sol, o puede ser que dos personas separadas por 3000 km. de distancia estén tan unidas como la piel a la carne.

Los recuerdos pueden ser engañosos, los manipulamos, los cambiamos a nuestro antojo, el pasado, presente y futuro pueden amalgamarse en determinadas condiciones, en fin que me lío.

Un besote chavalote.

C.A. Makkkafu.

24/11/06 8:50 a. m.  
Anonymous Fernando said...

Quiero recordar todos los días

que abrigamos el alma

con el calor de una caricia

o el latido de unos labios,

pero sin querer,

también recuerdo,

los días que el silencio

se hacía cargo de la vida.

......un abrazo amigo, yo no puedo dejarme la nostalgia en el armario.

24/11/06 10:52 a. m.  
Anonymous ipathia said...

Por vivir esos momentos hay que cuidar la memoria, aunque el cariño y esa facilidad para salvar las distancias silenciosas que se dan muchas veces son los verdaderos artistas en la escena. Precioso.

24/11/06 2:32 p. m.  
Blogger libertad said...

...Pero otras veces son las manos enlazadas, la honda sensación de coincidir...Preciosas y conmovedoras palabras, amigo.
Un beso fuerte

24/11/06 2:54 p. m.  
Blogger -Pato- said...

Que sos un genio a la hora de escribir ya te lo he dicho verdad?????

Bue, va de nuevo: genio!!!

La distancia es algo tan relativo, como dice makkafu, estoy cerca de gente que tengo tan lejos y lejos de gente que tengo tan cerca, que ya ni lo pienso.

"No entiendo la distancia, cómo existe y no es real" -Fito Páez- que me canta ahora al oído.

Abrazo de lejos que se siente cerca.

24/11/06 3:24 p. m.  
Blogger thirthe said...

cuánto pueden conseguir unas manos entrelazadas!

24/11/06 5:42 p. m.  
Blogger dulcinea said...

...palabras preciosas...preciosa imagen las manos enlazadas...hasta consigues que la distancia sea bonita, que por cierto, de vez en cuando lo es, al menos bajo mi punto de vista, claro¡¡

Besos.

24/11/06 6:40 p. m.  
Blogger desmartes said...

Yo últimamente quisiera poner distancia a cierta nostalgia de las tardes quietas, pero no puedo... no puedo porque no llego lejos, no puedo porque no me muevo.

Espero que estés recuperado Ybris, un beso.

24/11/06 8:43 p. m.  
Blogger María Manuela said...

Buenos días Ybris, ahora hablábamos de ti, esta suele ser la hora de ponerte en marcha, la gaviota y yo estamos de tertulia y nos vamos ya a dormir, pasamos para saludarte....
Buenos días...buenas noches...qué "narices" importa...
un muac

25/11/06 3:07 a. m.  
Blogger _gaviota_ said...

ufff, hemos cenado, hemos contuberniado y hemos compartido momentos...
Unos se acuestan, otros se levantan...imágenes que se repiten cada día y que carecen de importancia
Feliz fin de semana

25/11/06 3:17 a. m.  
Blogger manuel_h said...

uno acaba dudando del pasado (¿lo soñé? ¿sólo lo quise? ¿lo inventé?...) por eso alegra que alguien firme contigo el acta

25/11/06 11:45 a. m.  
Anonymous Eloísa said...

¡Cuántos rincones de amistosas charlas quedan por descubrir!
Y que agradable poder saber que una mano amiga allí estará y que no hay distancia que los separe, ni a los recuerdos, ni a los presentes y futuros venideros momentos de amistad.

25/11/06 4:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Una cicatriz....ilimitada.
Rincones que se tocan...
Sabiendote repuesto por tus palabras, no me resta más que de nuevo agradecerlas.
Olimpia.

25/11/06 7:15 p. m.  
Blogger Insanity said...

"Descubres que quizás no son las cosas
las que señalan con su dedo al alma
el peso que sin duda has de guardar"...

...

"Pocos recuerdos quedan duraderos
sin manos amigas o miradas juntas"...


Bello.
Un abrazo, Ybris

25/11/06 10:00 p. m.  
Blogger ferfo said...

Cuando las tardes quietas me hacen sentar a recordar, a mi lado viene la persona querida, para darme la mano y decirme: fue verdad.

26/11/06 2:32 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

Solo soportamos la soledad acompañados, aunque sea en la distancia. Lo único que nos da la dimesión de seres conscientes es el recuerdo de alguien. Su tacto, su olor, su timbre es con lo que nos comparamos para creernos libres y desear por momentos la placentera soledad. Juntos, siempre juntos.
Lo demás es soledad auténtica, la que angustia.

Chuff !!

26/11/06 3:02 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

Se me olvidaba: Espero que después del Knock Out técnico te encuentres bien. Creo que si.
Un abrazo.

26/11/06 3:03 a. m.  
Blogger ZenyZero said...

Otra vez yo. Pues mira que esoy albardao. He leído tu historia, ahora sí. Es increíble lo de las listas de espera... suena a películas de Himmler : ¿Cuánto puede soportar un hombre en tales condiciones?.
Espero por lo menos que te recuperes cuanto antes, seguro que sí. Yo te mando un raudal de energía.

Un abrazo y perdona.
Chuff!!

26/11/06 3:15 a. m.  
Anonymous Luisa said...

Tú lo has dicho muy bien... el tiempo y la distancia los hacen habitables los otros que amamos.

26/11/06 6:10 p. m.  
Blogger mamen somar said...

Qué razón hay en tus palabras Ybris, y son esas pequeñas cosas las que más añoramos en momentos rotos y días absurdos. Buscamos ese lugar amable en que estuvimos juntos y unidos por la vida que hoy se escapa por el reverso de la memoria.
Un beso muy grande. Te eché de menos.
Mamen

26/11/06 9:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

que la distancia sea amablesólo lo logras tú y tu poema: de hecho, creo que me has convencido que puede ser posible. precioso.

26/11/06 11:17 p. m.  
Blogger Manuela said...

Juntos, evocador como un suspiro , y juntos debe ser el final hermoso de todas las palabras.
Me ha gustado mucho, Ybris. Un abrazo

26/11/06 11:17 p. m.  
Blogger Perséfone said...

Pocos recuerdos son duraderos...

Estas palabras me dejaron detenida y pensando que de todo lo vivido es lo que se queda.

Abrazos.-

27/11/06 1:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home